Entradas

  • La compañía global, que opera en 24 países en todo el mundo, ha conseguido una reducción de emisiones de CO2 de casi un 3% en comparación con el año anterior.
  • El consumo de agua cayó un 6,1% durante el último ejercicio.

Por noveno año consecutivo Grupo ista, compañía especializada en servicios de medición y liquidación individual de consumos de energía y agua, ha publicado su Informe Anual de Sostenibilidad.

Entre los hitos conseguidos por la empresa, que opera en 24 países y gestiona el ahorro energético de más de 13 millones de inmuebles en todo el mundo, destacan la reducción de un 2,8% de emisiones de CO2, el incremento del uso del papel reciclado en casi un 13% y la reducción del consumo de agua en un 6,1% con respecto al ejercicio anterior.

Asimismo, ista ha completado con éxito el uso de energías renovables en sus sucursales de Suiza, Luxemburgo y Noruega, siendo reseñable el caso de ista España, donde el 73% del consumo eléctrico ya procede de fuentes renovables.

En este último informe se detalla el compromiso del grupo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en cinco campos fundamentales de actuación: en la promoción de la protección del clima en todas las áreas de la empresa; en los mercados a través de la venta de productos y servicios innovadores que hacen que el consumo de energía sea transparente; en la empleabilidad favoreciendo condiciones de trabajo flexibles y sostenibles; en la colaboración estrecha con los proveedores para mejorar continuamente las ofertas de producto y avanzar en la sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de valor; y, finalmente, en la concienciación energética en sociedad.

“A partir de 2020, ayudaremos a los consumidores, a través de nuestros productos y servicios, a reducir un 10% de emisiones de CO2 marcándonos como horizonte 2030”, ha señalado Thomas Zinnöcker, CEO del grupo ista.

Para 2027, la compañía se ha fijado como objetivo instalar dispositivos de lectura remota en todos los hogares de Europa. “Tenemos ya instalados 25 millones de estos dispositivos remotos en propiedades de todo el mundo, a los que se van sumando casi 400.000 más cada mes”, cita el informe.

 

Con unas ventas mundiales superiores a los 887 millones de euros en 2018, un incremento del 1,2%, ista está fortaleciendo su valor de marca sostenible gracias a sus más de 5.500 empleados.

Prueba de ello es que sus trabajadores han contribuido al éxito del proyecto de escuelas de eficiencia energética realizado por ista junto con la ONG BildungsCent, que ha posibilitado que más de 100 colegios alemanes dispongan de las llamadas cajas climáticas (contienen materiales de aprendizaje, dispositivos de medición y consejos prácticos para una mayor eficiencia y sostenibilidad).

También esta compañía está promoviendo activamente el compromiso ecológico y social de sus empleados con iniciativas corporativas como el Día Social de ista. Solo en 2018, se implementaron en las sucursales internacionales 32 proyectos para fortalecer la comunicación y la colaboración entre los trabajadores, desarrollando sus habilidades y fomentando su concienciación medioambiental.

“Crearemos oportunidades para que nuestros empleados inviertan al menos 5.000 horas al año para promover la protección del clima en la sociedad”, ha destacado Zinnöcker en referencia a este tipo de iniciativas.

El informe de sostenibilidad completo puede descargarse aquí.

  • Para el 2050, el Gobierno pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 90% y lograr el 100% de energías renovables
  • Compensación al consumidor por el excedente eléctrico del autoconsumo: el precio se ha estimado en 53 euros el megavatio

Desde el pasado mes de abril, el autoconsumo energético ya lo tiene mucho más fácil en España. Con la nueva normativa, se esperan implementar una serie de medidas para una transición del modelo energético, para que todos los ciudadanos puedan beneficiarse de las ventajas que puede acarrear esta actividad, en términos de menores necesidades de red, mayor independencia energética y menores emisiones de gases de efecto invernadero, todo con la idea de explotar de forma más eficiente las posibilidades que ofrece la industria del sol en España.

De hecho, desde que se comunicaran las nuevas medidas y la derogación del impuesto al sol, se han incrementado un 140% las peticiones de información para pasarse al autoconsumo, según indica la compañía especializada en energía procedente del sol y en autoconsumo eléctrico, SotySolar. La compañía, además, ha realizado un estudio acerca del conocimiento que existe sobre el precio y rentabilidad de una instalación fotovoltaica. Ante la pregunta de cuanto creen los españoles que puede costar un sistema de autoconsumo fotovoltaico, casi la mitad de los españoles (45%) opina que ronda entre 3.000 y 6.000€. En cuanto a la rentabilidad de la inversión, seis de cada diez españoles creen que está entre 5 y 7 años.

No van desencaminados, ya que el coste de una instalación fotovoltaica destinada al autoconsumo de una vivienda media de 100 m2 viene a rondar los 4.000€, que se rentabilizan de media entre 5 y 7 años, según SotySolar. Y es que una instalación de autoconsumo viene a ahorrar de media un 50% en la factura de la luz.

La realidad es que a la hora de estimar el coste de una instalación de autoconsumo eléctrico hay que tener en cuenta varios factores, y cada caso es único. “Dar un precio por m2 no tiene sentido, ya que los precios oscilan en función del tamaño de instalación. El tamaño de instalación depende del consumo de cliente y del espacio disponible para instalar placas solares, entre otros muchos factores”, señala Edgar Imaz, cofundador se SotySolar.

La nueva situación que se da en España es propicia para el desarrollo de las energías renovables. Según datos estatales, se pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 90% para 2050, sobre los niveles de 1990, y lograr el 100% de energías renovables ese mismo año.

Compensaciones económicas para autoconsumidores con excedentes de energía
Otra de las novedades anunciadas recientemente en España, ha sido la fijación del precio para el excedente eléctrico del autoconsumo. Los particulares que tengan instalado un sistema eléctrico autoconsumible, podrán recibir dinero por el cada megavatio que no consuman y que viertan a la red. El precio medio de la energía excedentaria del autoconsumo para el mecanismo de compensación simplificada (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor o PVPC) está estimado en unos 53 euros el megavatio en las horas centrales del día, según figura en la web eSios de Red Eléctrica de España.

Con este cambio, se pretende compensar a los autoconsumidores por la energía excedentaria que viertan con una reducción de su factura de electricidad al autoconsumidor que integre su energía generada y no consumida en la red. Para poder recibirlo, deben tener un contrato de tarifa regulada o PVPC con una comercializadora de referencia, así como estar acogido al mecanismo de compensación simplificada definida en el Real Decreto aprobado el pasado mes de abril.

“En SotySolar, como expertos en autoconsumo, estamos convencidos de que, tras esta nueva situación y compensaciones al consumidor, empezaremos a ver ya azoteas llenas de paneles solares disfrutando de las bondades del autoconsumo”, declara Edgar Imaz cofundador de SotySolar.