Entradas

La realidad virtual y los vídeos 360 están ya al alcance de cualquier usuario. En los últimos años los precios de este tipo de tecnología han bajado a la vez que la oferta de estos productos ha aumentado.

Al grabar este tipo de videos la imagen pierde calidad ya que el resultado final es la composición final de varios videos esféricos. Dependiendo de la cámara y el objetivo que usemos los clips pueden estar compuestos por dos esferas de 180º cada una, haciendo un total de 360º, o por una única esfera de 235º, lo cual deja una zona en negro hasta cubrir los 360º. También existe la opción de realizar los videos en Full HD con planos en 4K, aun así la imagen seria de 1702×960 píxeles de resolución.

Los videos de 360, junto con las gafas de realidad virtual, se están utilizando en todo tipo de eventos para que la vivencia del usuario sea mucho más inversiva y realista. Por supuesto el mundo inmobiliario no se queda atrás y ha comenzado a usar este tipo de recursos para agilizar sus compraventas y hacer que la experiencia de los usuarios sea mucho más confortable.

Hasta hace poco el sector inmobiliario había funcionado siempre de una forma muy similar: anuncio del inmueble, el comprador busca ofertar y visita las viviendas acorde a su presupuesto y necesidades. Como ya hemos dicho antes las nuevas tecnologías están haciendo que esto cambie aportando a la compraventa nuevos recursos que aportarán nuevas experiencias mucho más completas a los clientes.

Todos estos recursos, los vídeos 360, la realidad virtual y las gafas VR 360 nos dan la posibilidad de visitar varias viviendas desde la comodidad de casa o desde la propia oficina. De este modo el cliente puede hacer vistas sin prisa, sin trasladarse hasta la ubicación del inmueble y sin perderse detalle de la vivienda, cosa que las fotos 2D si ocurriría. Todo esto también ayuda al cliente a tomar una decisión más rápida respecto a la compra o el alquiler de la propiedad, a través de los videos 360 puede apreciar la amplitud, la luminosidad de la vivienda y la comodidad.

Una de las ventajas que estos recursos es el ahorro de tiempo tanto al cliente como al propio agente inmobiliario al poder hacer una primera “visita” tan realista y envolvente de varios inmuebles desde el mismo sitio, ayudando a la vez a la toma de una decisión. La realidad virtual proporciona al cliente una experiencia única y un asesoramiento completo y novedoso desde la propia agencia y desde el primer momento.

Los clientes acogen estas nuevas tecnologías con los brazos abiertos, pero sobre todo sorprendidos y admirados, generando impacto positivo en ellos. Esto también hace que los propios clientes se sientan implicados en el uso de dichos dispositivos. Actualmente usar este tipo de tecnología es una forma de marcar la diferencia y una gran estrategia de marketing que no solo hará que los clientes queden más satisfechos sino que también atraeremos a nuevos clientes.

Por último y como hemos mencionado anteriormente, en los últimos años se ha producido un abaratamiento de este tipo de tecnología, por lo que queda al alcance de cualquier usuario.

¿Usar este tipo de tecnología funciona realmente?

Algunas de las agencias que ya usan este tipo de tecnología para la venta de sus inmuebles aceleran la compraventa de los mismos a la vez que mejoran el asesoramiento que reciben los clientes. A pesar de ser un buen recurso, no todas las viviendas pueden mostrarse a través de la Realidad Virtual o con vídeos de 360º ya sea por la iluminación que tienen o por ser espacios reducidos.

Otro de los factores en contra es que la primera impresión causada por la Realidad Virtual en el cliente del inmueble puede ser mayor que la visita real y que este se lleve una decepción, aunque también podemos encontrarnos con el caso contrario. A pesar de ello el uso de este tipo de herramientas agiliza la compraventa o alquiler de las viviendas. España, junto con Estados Unidos y México es uno de los países con mayor materia de Realidad Virtual y uno de los países con algunos de los mejores desarrolladores de Realidad Virtual según Virtualware.

Anais Ramos

  • “Una imagen vale más que mil palabras” y en el mundo inmobiliario las fotografías de una vivienda son la puerta de entrada a la futura venta de una propiedad.

Cada vez el mundo gira más entorno a la imagen de las redes sociales, a la tecnología y la calidad. Al igual que todo, el mundo inmobiliario también va en esta misma dirección y poco a poco el anunciarse con una buena fotografía o un buen vídeo se ha ido convirtiendo en una parte fundamental de la venta.

Actualmente la oferta de viviendas en muy amplia, podemos encontrar plataformas de todo tipo donde encontrar viviendas e incluso donde podemos anunciarnos nosotros mismos. A pesar de ser mucho más sencillo, la cantidad de ofertas a las que puede acceder un usuario es mucho mayor, como consecuencia la forma de anunciarse ha variado.

Los usuarios echan un vistazo rápido a la oferta en diferentes plataformas, en esta primera visita hacen una selección de aquellas que más le hayan llamado la atención, ya sea por el precio la ubicación u otro motivo, pero el principal es la “imagen” que ofrezca la vivienda. Es decir, lo que le transmitan las imágenes que aparezcan en el anuncio de la vivienda. Estas deben contar una historia, transmitir sensaciones al cliente y hacer que este se imagine viviendo en ese espacio.

Usar fotografías de alta calidad

Los usuarios que visiten estas plataformas inmobiliarias lo harán desde dispositivos móviles, ordenadores e incluso puede que desde una SmartTV, por lo que las imágenes tienen que ser la mayor calidad posible ya que de no ser así el usuario entenderá que si el anunciante no tiene interés por anunciarse con una buena imagen él tampoco tiene porque interesarse en el venta o alquiler de la propiedad.

El usar imágenes de alta calidad nos ayudará a resaltar respecto al resto de ofertas, a mostrar interés por el alquiler o venta de nuestra propiedad marcando así la diferencia respecto al resto incluso antes de la cita previa.

La importancia de la luz

La iluminación en la fotografía es uno de los elementos más importantes sobre todo en la fotografía de interiores. En este tipo de imágenes tenemos que intentar que tengan la máxima luz natural posible, en el caso de no tener luz natural debemos usar luz artificial. Para una buena capturación de la imagen debemos usar un trípode con altos tiempos de exposición y objetivos luminosos.

El uso del gran angular

Los objetivos de gran angular nos permiten capturar imágenes amplias y panorámicas de los espacios y nos proporciona una profundidad de campo mayor, es decir, en la imagen podremos sacar mayor cantidad del espacio que queremos mostrar. Con este tipo de objetivos tenemos que tener en cuenta que en ciertas ocasiones se pueden distorsionar un poco las imágenes en los márgenes.

Una buena decoración

A la hora de hacer las fotografías debemos tener en cuenta la decoración, el cliente al ver las imágenes ha de poder imaginarse viviendo en ese espacio. Debemos eliminar de los espacios todos aquellos objetos que se identifiquen con el propietario y decorarlo de forma impersonal. Actualmente podemos encontrar tanto empresas como particulares que se dedican a redecorar las estancias para fotografiarlas y ponerlas a la vente, esto se conoce como Home Staging.

Todo esto nos permitirá que las fotografías de nuestro anuncio resalten más ante las miles de opciones que el usuario puede encontrar en las distintas plataformas. Muchos clientes basan sus decisiones en las imágenes que ven, por lo que el uso de unas buenas fotografías aportaran al usuario una buena representación de la propiedad sin la necesidad de tener que leer largas descripciones sobre el inmueble, aparte de poder resaltar las áreas más relevantes de la vivienda a nuestro gusto. Esto también aumentara el valor de la vivienda, a la vez que la confianza entre el cliente y el vendedor. En España se tarda una media de diez meses en vender o alquilar una vivienda, usando unas buenas fotografías, con buena luz, encuadre y decoración podremos reducir el tiempo de venta de nuestro inmueble ya que a través de la imagen y la preparación de la vivienda vendemos un producto de alta calidad que destaca por encima de otras propiedades que están anunciadas en las mismas plataformas.

Anais Ramos

Cómo vender pisos con las fotos

Fotos para vender casas rápidamente