Entradas

  • La situación provocada por la pandemia ha llevado a muchos españoles a replantearse cómo es su hogar ideal y donde ubicarlo. Pero las mudanzas no están al alcance de todos.
  • Desde créditos.com, canal de reformas y rehabilitación de UCI, han elaborado una guía de seis reformas clave para volver a “enamorarnos” de nuestro hogar y hacerlo más sostenible.

La crisis sanitaria y los meses de confinamiento han llevado a los españoles a replantearse cómo es su hogar ideal o dónde quieren tenerlo. Un hecho que ha impulsado la demanda de chalés, viviendas unifamiliares y pisos más grandes, con terraza o espacios ajardinados. Estas fueron algunas de las principales conclusiones de un estudio llevado a cabo por UCI, Unión de Créditos Inmobiliarios, y su canal de hipotecas online, hipotecas.com, a partir de 15.000 operaciones realizadas antes y después de la pandemia.

Los españoles tienen nuevas preferencias de vivienda, pero una mudanza no siempre es posible. Por este motivo, UCI, entidad especialista en financiación sostenible de la vivienda, a través de su canal de reformas y rehabilitación, créditos.com, plantea una guía con 6 reformas eficientes para “enamorarnos” de nuevo de nuestra vivienda y contribuir a la sostenibilidad del planeta.

  1. Luces led para lograr un mayor confort lumínico: sustituir lámparas tradicionales por luces LED o Sin Límite Tecnológico (SLT) es una de las mejores formas de mejorar el confort lumínico sin una gran inversión. Además de contribuir a la eficiencia energética, permite un ahorro de hasta el 80% con respecto a las lámparas clásicas incandescentes, halógenas y fluorescentes.

Asimismo, otras reformas, como sustituir colores oscuros en las paredes por blanco, tonos crudos, blancos rotos, grises neutros o beige, dan una mayor sensación de espacio y luz a la vivienda, mejorando así el confort.

  1. Invertir en aislamiento: la mayor parte de las obras de eficiencia energética están relacionadas con el aislamiento para eliminar fugas de calor y contribuir a mantener la temperatura de la casa estable durante todo el año. Reformas que van desde el cambio de ventanas, adición de aislamiento en el exterior o mejora del aislamiento en cajas de persiana.

En el caso de cambiar de ventanas, se puede ahorrar entre un 20-75% al año porque permiten crear una buena barrera para el aislamiento del exterior y mantener la temperatura del interior sin fugas. Existen multitud de materiales para la instalación de ventanas, aunque los más habituales son la madera, el acero, el aluminio y el PVC. En función de la perfilería, el cristal elegido o el tipo de apertura, el presupuesto para esta mejora en el hogar puede oscilar entre 200 y 400€.

Además, algunas regiones, como la Comunidad de Madrid o Castilla y León, disponen de ayudas para mejorar la eficiencia energética de las viviendas y edificios, siendo el cambio de ventanas una de las acciones subvencionables. En el caso de la Comunidad de Madrid, las subvenciones abarcan hasta 110 euros por metro cuadrado de vidrio. El objetivo de este plan es garantizar la calidad del suministro energético de la región, reducir la factura energética y mejorar las condiciones de confort de las viviendas.

Otras de las reformas más comunes es asilar las paredes de las viviendas con paneles decorativos aislantes. Permiten mejorar el confort térmico, acústico y evitar que penetre la humedad, además de dar un nuevo aspecto a la estancia. Estos paneles no requieren de un gran desembolso y se instalan de forma rápida, limpia y cómoda.

Los cajones de las persianas son uno de los puntos en los que hay que evitar pérdidas y ganancias de calor o corrientes de aire. En las construcciones más antiguas, estas zonas no se aislaban correctamente o incluso carecían de aislamiento, lo que propicia un gasto excesivo de energía o la aparición de humedades en pareces cercanas. Con independencia de su antigüedad, la mejor solución es colocar un aislamiento que evite los puentes térmicos y mejore el nivel de confort de la vivienda. Una mejora fácil de instalar y que cuesta como máximo unos 20 euros.

  1. El primer paso para tener una Smart Home: inversión en domótica: al contrario de lo que se suele pensar, dar los primeros pasos para una Smart Home con la introducción de sistemas de domótica es sencillo y no requiere de un gran desembolso.

Por ejemplo, con la domótica se pueden crear escenarios lumínicos para automatizar el apagado de las luces y ahorrar electricidad. También permite controlar la climatización de la vivienda para regular la temperatura en función de las necesidades de las estancias en cada momento del día. Y en cuanto a puertas y persianas, los sistemas de domótica hacen posible su programación automática para aprovechar la luz solar.

Otra de las fórmulas cada vez más extendida es la instalación de persianas eléctricas por una cuestión práctica y de comodidad. Una instalación sencilla y de bajo coste, puesto que no hay que eliminar las persianas actuales. Estas mismas se monitorizan, con una instalación que ronda 240 – 500 euros, y que aporta numerosas ventajas: aprovechamiento de la luz, aumento del valor de la propiedad y mejora estética.

Otra de las ventajas de la domótica es poder controlar los sistemas de seguridad como alarmas o cámaras de seguridad, así como aparatos eléctricos, electrodomésticos o el riego de plantas de forma automática. En estos casos, lo mejor es elegir un sistema escalable, que permita integrar dispositivos a medida sean necesarios, o invertir en ellos sin necesidad de un fuerte desembolso inicial. Existen sistemas como Amazon Echo o el sistema Tahoma de Somfy, a los que habría que sumar gadgets y complementos.

  1. Actualizar el cuarto de baño: es una de las estancias de la vivienda que más se suelen reformar debido a su uso continuo y al desgaste por humedad. Una de las reformas más comunes es el cambio de la bañera por un plato de ducha, una obra que requiere trabajos de fontanería y albañilería y que aporta numerosas ventajas en términos de funcionalidad, accesibilidad y sostenibilidad.

El importe estimado de sustituir una bañera por un plato de ducha puede oscilar entre 700 y 4.000 €, en función del tipo de reforma y las dimensiones de la ducha. Así mismo, sustituir la grifería por una termostática supondrá entre 30 y 120€ y puede ayudar a ahorrar entre un 15 y un 20% de agua y entre un 5 y un 20% de energía. También orientado al ahorro de agua, es recomendable instalar reguladores de caudal o reemplazar la cisterna de los sanitarios por otra de doble pulsador, con un coste y requerimiento de obra menores.

  1. Electrodomésticos: en los últimos meses, las cocinas se han convertido en una de las estancias con más actividad, especialmente durante el confinamiento. Darle un aire más actual, a la par que sostenible, sin acometer obras, pasa por reemplazar paulatinamente los aparatos electrodomésticos por nuevos modelos con etiqueta ecológica A+++. En esta línea, es importante, prestar atención a su ubicación para que los electrodomésticos fríos, como la nevera, no estén cerca de las zonas de calor (horno o calefacción).

También es una buena práctica pequeños gestos como instalar aireadores en los grifos o colocar un contenedor de reciclaje para separar los residuos.

  1. Sistemas más eficientes: según un informe del portal inmobiliario Idealista, alrededor de un 80% de los tejados de vivienda en España son viables para la instalación de placas solares, que contribuyen a disminuir notablemente la dependencia de la red eléctrica. Una tipología de instalación que cuenta con subvenciones autonómicas de entre el 25% y hasta el 90%, dependiendo de cada comunidad.

Otro sistema eficiente es la aerotermia, que actúa como sustituto del gas o de las calefacciones por combustión. Una energía renovable que genera calor entre un 25-50% más barato que el gas natural o gasoil, y contribuye por tanto a reducir la factura. Instalar este parte de los 2.000€ y depende de las condiciones concretas de la vivienda. En cualquier caso, se trata de una inversión rentable en el tiempo.

Otra de las reformas que suponen un importante cambio en el hogar es instalar un sistema de calefacción por suelo radiante, también conocida como “calefacción invisible”. Aporta confort y eficiencia a partes iguales, especialmente cuando funciona por bomba de calor. La instalación suele costar entre 30 €/m2 y 80 €/m2. Por ejemplo, poner suelo radiante en un piso de 100 m2 podría salir entre 3.000 y 8.000 €.

Nota: los precios indicados son orientativos y pueden variar.

  • De las 400.000 operaciones de compraventa de inmuebles con las que cerrará este año, un 39%, el equivalente a 156.000 viviendas, son de tipo unifamiliar, un 5,7% más que en la era pre Covid.
  • Aumenta también un 5,3% el interés por viviendas en poblaciones de menos de 25.000 habitantes, a la vez que desciende 4,6 pp en grandes núcleos urbanos.
  • Estas son algunas de las principales conclusiones de un estudio realizado por UCI y su canal online, com, a partir del análisis de más de 15.000 operaciones realizadas antes y después de la pandemia.

Este 2020 nos deja una nueva visión de los hogares a raíz de la pandemia del Covid-19, que ha puesto de manifiesto la existencia de viviendas pequeñas, con poco espacio exterior y condiciones lumínicas mejorables. Factores que, dado el mayor tiempo pasado en casa este año, han llevado a los españoles a replantearse cómo es su hogar ideal y dónde quieren tenerlo.

Uno de los principales cambios que refleja esta nueva concepción del hogar es el crecimiento de la demanda de chalés y viviendas unifamiliares, que, entre marzo y septiembre de 2020, ha aumentado un 5,7%. Así, el mercado inmobiliario de este año cerrará con la venta de un 39% de chalés o viviendas unifamiliares, el equivalente a 156.000 propiedades.

Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por (Unión de Créditos Inmobiliarios), entidad especialista en la financiación sostenible de la vivienda, y su canal online, hipotecas.com, a partir del análisis de más de 15.000 operaciones realizadas antes y después de la pandemia.

Además de la demanda de chalés y viviendas unifamiliares, tras estallar la pandemia los españoles han buscado viviendas más grandes. Si de media los hogares tenían una extensión de 90,4 m2 en la era pre-Covid, esta cifra ha subido 6,4 puntos porcentuales, hasta una media de 96,8 m2.

No es de extrañar, por tanto, que el cambio de predilección por viviendas más amplias y con más espacio exterior, sumado a la modalidad exclusiva de teletrabajo o un modelo de trabajo mixto, haya llevado a muchos españoles a alejarse del centro de las ciudades. Así, ha aumentado un 5,3% la compra de propiedades en poblaciones de menos de 25.000 habitantes.

 

 

 

 

 

 

En paralelo, se observa un descenso en los últimos meses en la adquisición de viviendas en ciudades de más de un millón de habitantes. Antes de marzo de 2020, se compraban de media 26,3% hogares (casi 5 millones de viviendas) en los grandes núcleos urbanos. Una cifra que ahora ha descendido 4,6 pp (un millón menos).

  • El sector construcción y reformas del hogar, oficinas e industrial está capeando mejor la crisis que sus compañeros de retail y hotelero. La necesidad de tener espacios más adaptados al teletrabajo y pasar mayor tiempo en casa, son algunas de las razones que están favoreciendo la reactivación de los negocios del sector.

La crisis del coronavirus está teniendo efectos inciertos en diferentes sectores del tejido empresarial, y también en las startups. Los negocios relacionados con las reformas y la construcción están creciendo a raíz de la crisis por el coronavirus. Lo contrario sucede en retail y el sector hotelero que han sufrido caídas importantes al ver cesadas sus actividades.

Según explican desde Splacing.com, Marketplace especializado en conectar proyectos de espacios interiores y profesionales, despachos de arquitectura, ingenierías y especialmente decoradores e interioristas constatan que su nivel de trabajo se ha incrementado en los escenarios más favorables, o bien se han “congelado” en los casos más desfavorables pero sin llegar a caerse un importante número de pedidos u obras en marcha.

El sector en general

De hecho, el sector en general se ve reforzado por la necesidad de contar con espacios más adaptados al teletrabajo y porque se pasa mayor tiempo en casa que antes de la pandemia. A nivel de oficinas está habiendo un movimiento importante de los espacios laborales tradicionales más “estáticos” como son las oficinas convencionales hacia los modelos coworking que son mucho más flexibles en espacio y presupuesto. La parte industrial se está manteniendo constante especialmente aquellas enfocadas a sectores como alimentación, farmacia, química o laboratorio.

Por categorías

Desde Splacing.com se ha detectado un incremento muy pronunciado en algunas categorías en los últimos meses como puede ser:

  • Pintura con incrementos del 35%.
  • Reformas del hogar con incrementos del 10% mensual consolidado.
  • Pequeñas reparaciones (eléctrico, clima) con incrementos del 45%. Esta categoría ha crecido bastante durante la pandemia.
  • A nivel de categorías, más enfocadas a servicios, valorar algunas como nutricionista o entrenador personal, que se han incrementado debido en parte a la falta de poder hacer ejercicio en el exterior y por tanto de mantenerse en forma.
  • Los hoteles han pivotado hacia otras actividades como puede ser alquiler de oficinas o espacios laborales en un porcentaje muy elevado en los últimos meses.

Por zonas

  • Se resienten especialmente las zonas costeras norte y sur en el caso concreto de Cataluña (Girona y Tarragona) debido al parón de la parte de hostelería y turismo, donde las mismas categorías han caído un 14%. Desde la empresa, no cuentan con datos de las zonas más rurales, sin embargo, auguran un invierno complicado en el que algunas zonas se verán obligadas a disminuir la actividad.
  • Se mantienen zonas céntricas (Barcelona) con datos similares durante los meses de pandemia.
  • Se han “despertado” algunas zonas de mayor poder adquisitivo (Barcelona, Terrassa, o Sant Cugat), especialmente en la categoría de reformas de hogar e instalación de carpintería, debido a la previsión de un invierno en el que se pasará más tiempo en casa.

Actualmente, Splacing.com, que se consolida en el sector de las reformas de espacios gracias a su política de innovación y desarrollo, cuenta con una previsión de crecimiento superior al 18% de la facturación y un 25 % de profesionales inscritos en su plataforma para el ejercicio 2021.

  • Si quieres alquilar o vender una casa vas a necesitar un certificado de eficiencia energética. Te contamos para qué sirve este documento oficial y las características que posee

El certificado de eficiencia energética nació para favorecer a aquellos edificios con una alta eficiencia energética, para destacarlos sobre el resto y facilitar que la gente los compre, promocionándose así un mundo más sostenible.
El certificado energético es obligatorio en España desde el 1 de junio de 2013 para poder alquilar o vender un inmueble o local.

La responsabilidad de obtener este certificado energético es del propietario de la vivienda, quién debe contratar el servicio de un técnico certificador para obtener su certificado energético, por lo que el certificado es imprescindible para vender o alquilar un inmueble.

El certificado energético informa sobre el consumo energético y sobre las emisiones de CO2 de un inmueble que se anuncia en venta o en alquiler.

ETIQUETA ENERGÉTICA

El contenido del certificado energético se resume en la etiqueta energética. Esta etiqueta, de aspecto parecido a la etiqueta energética presente en electrodomésticos, indica las calificaciones de emisiones y de consumo que el inmueble ha obtenido en su certificado energético, en una escala de colores que va de la A, la más eficiente, a la G, la menos eficiente.

Hay que destacar que en caso de venta de un inmueble el propietario debe entregar el certificado energético al comprador. Además el certificado energético debe incluirse en el contrato de compraventa.

En caso de alquiler se debe mostrar y entregar una copia del certificado energético al inquilino. También se solicitará el certificado energético a la hora de depositar la fianza de un alquiler en el organismo oficial que corresponda.

Anuncio del certificado energético

La calificación energética indicada en el certificado energético debe figurar en cualquier anuncio o acto publicitario del inmueble. El propietario debe facilitar su certificado energético a su agencia inmobiliaria e incluirlo en su anuncio en portales inmobiliarios.

Multas por alquilar o vender sin certificado energético

Vender o alquilar sin disponer de certificado energético supone una infracción y está sancionado con multas que oscilan entre los 300 y los 600€

La Ley 8/2013, de 26 de junio, establece las sanciones por incumplimiento de la normativa de certificación energética. Estas sanciones se dividen en tres grupos según la gravedad de la infracción, desde no mencionar la calificación energética obtenida en los anuncios del inmueble en venta o alquiler, a vender sin haber realizado previamente el certificado energético o falsear el resultado del mismo. Pueden darse tres tipos de infracciones:

  • Las infracciones leves, se multaran con cantidades entre 300€ a 600€.
  • La infracciones graves llevan asociadas multas de 601€ a 1000€.
  • La infracciones muy graves conllevan multas de 1001€ hasta 6000€.

Características del certificado energético

El certificado energético es un informe que consta de varias páginas. Contiene abundante información sobre la orientación, la situación, la envolvente, la iluminación y los sistemas de producción de energía del inmueble:
En la primera página del certificado energético contienen los datos generales del inmueble, además de los datos del técnico certificador. En la parte inferior se indica la calificación energética global del inmueble, en términos de emisiones de dióxido de carbono liberado a la atmósfera. Se expresa en una escala de la A a la G.

Esta calificación aparecerá en la etiqueta de eficiencia energética, cuando se registre el certificado energético. También aparecerá en la etiqueta energética la calificación de consumo de energía (Kw h/m2•año) indicada en el Anexo II de este informe.

Además de esta primera página, el informe dispone de cuatro anexos donde desglosa la información:

  1. Anexo I, describe las características térmicas del inmueble.
  2. Anexo II, desglosa la calificación energética del inmueble en la calificación de las diferentes demandas y consumos energéticos.
  3. Anexo III, referente a las recomendaciones de mejora.
  4. Anexo IV, el técnico describe las pruebas, comprobaciones e inspecciones llevadas a cabo durante el proceso de toma de datos.
  • Entre marzo y agosto se han destruido 74.300 empresas, lo que ha provocado que el número de locales disponibles o a la venta se haya incrementado.
  • Dado que las estimaciones apuntan a que el sector empresarial se irá recuperando lentamente, esta situación podría llevar a un notable aumento en la conversión de estos espacios comerciales en viviendas, al obtener un producto residencial a un precio muy competitivo.
  • Aunque es una opción muy atractiva, no es un proceso sencillo: hay que cumplir una serie de requisitos, pedir permisos, realizar reformas y, lo más importante, asegurarse de que el cambio de uso es factible.

Los pequeños y medianos comercios a pie de calle han sido uno de los principales afectados por el estallido de la pandemia de la Covid-19 en España. Las medidas de confinamiento impuestas entre marzo y junio, sumadas a las recomendaciones de distanciamiento social y restricciones de desplazamiento, han hecho que muchos negocios hayan tenido que cerrar ante la pérdida de ingresos. Prueba de ello es que, entre marzo y agosto de este año, se hayan destruido 74.300 empresas en España, según los Códigos de Cuenta de Cotización de la Seguridad Social.

Este escenario ha propiciado, inevitablemente, que ahora haya muchos más locales disponibles o en venta. Sin ir más lejos, tal y como muestra el censo de locales del Ayuntamiento de Madrid, el número de espacios comerciales cerrados en la capital ha crecido un 14% desde febrero. Dado que las estimaciones apuntan a que el sector empresarial se irá recuperando muy lentamente, esta situación podría llevar a un notable aumento de la conversión de estos espacios comerciales en viviendas habitables al obtener un producto residencial a un precio muy competitivo, una tendencia que antes de la pandemia ya estaba en auge y que podría aumentar considerablemente en los próximos meses.

Aunque es una opción atractiva, aplicar este cambio de uso no es una tarea sencilla, ya que hay que contar con una serie de permisos, realizar reformas… Y, lo más importante, no todos los locales comerciales pueden convertirse en vivienda. Ante esta situación, los expertos de Solvia dan respuesta a las principales preguntas que conlleva una decisión como esta:

· ¿Cuáles son los requisitos imprescindibles para formalizar el cambio de uso? Legalmente, una vivienda mínima tiene que contar con una superficie útil de, al menos, 38m2 (25 si se trata de un estudio), por lo que todo espacio comercial que sea inferior a esas medidas no puede habilitarse para crear una vivienda. Además, es imprescindible que el inmueble esté construido sobre suelo urbano, algo que casi todos cumplen, ya que la mayoría de los comercios se encuentran dentro de las ciudades y pueblos. El resto de los requisitos varían dependiendo la comunidad autónoma y el municipio, aunque la mayoría coinciden en el nivel del suelo -no se pueden construir espacios habitables por debajo del nivel de la acera-, necesidad de luz natural -todas las habitaciones deben estar iluminadas durante el día, excepto pasillos, baños y el recibidor- y en las instalaciones mínimas -fontanería, desagües, telecomunicaciones y electricidad-. Por último, es necesario que los estatutos de la comunidad del inmueble no prohíban esta operación y que el barrio o distrito donde se localiza el edificio no supere el número de viviendas por hectárea.

· ¿Cuál es el procedimiento a seguir? Lo primero de todo es contactar con un arquitecto que compruebe que el cambio de uso sigue todas las normas urbanísticas municipales. Tras ello, éste se encargará de elaborar un proyecto que, una vez diseñado, presentará al Ayuntamiento. Una vez que el proyecto técnico esté aprobado por el consistorio, hay que realizar la declaración catastral de alteración de bienes inmuebles, a fin de que en el Catastro conste que ese local pasará a ser una vivienda. Tras ello, solo queda pagar las tasas de la licencia de obra, contratar a un equipo para que haga las reformas pertinentes y registrar la nueva vivienda ante un notario.

· ¿Cuánto cuesta realizar toda esta operación? Antes de resolver esta pregunta, hay que tener en cuenta que, aunque el coste para un cambio de uso de este estilo variará en función de las especificaciones de cada inmueble, no se trata de una inversión barata. Solo entre el proyecto de cambio de uso y la cédula de habitabilidad, el coste puede ascender a los 3.000 €, y eso sin contar con los gastos de la licencia de obras y las reformas propiamente dichas. En total, y tomando como referencia un inmueble de unos 80 m2, no es raro que una de estas operaciones alcance los 35.500€ de inversión, según Habitissimo.

· ¿Qué debo tener en cuenta para suponga una buena inversión? Aunque, en general, esta operación suele traer beneficios, ya que el precio de un local suele estar más ajustado que el de una vivienda, se recomienda apostar por invertir en aquellas ubicaciones donde no hay mucha actividad comercial pero sí bastante demanda de vivienda. Y es que, así, en caso de que el propietario quiera -después del cambio de uso y realización de las reformas- venderlo o alquilarlo, obtendrá un beneficio extra, ya que habrá comprado a precio de local y lo estará alquilando o poniendo a la venta a coste de vivienda.

· ¿La hipoteca para un local es similar a la de una vivienda? Las hipotecas para comprar un local funcionan de forma distinta a las de una vivienda. Habitúan a tener más intereses, el porcentaje de concesión no suele llegar a más del 60%, sus plazos de devolución son más limitados (en general, no superan los 20 años) y se exige una capacidad de ahorro y de gestión de fianzas demostrable.

· ¿Cómo se puede aprovechar de la mejor forma el espacio del inmueble? Si cumple las indicaciones mínimas, un local comercial que se vaya a transformar en un hogar debe tener el espacio mínimo para construir un salón, una cocina, un baño y un aseo. Por supuesto, si el local es mucho más grande del mínimo establecido, siempre se puede aprovechar para construir más habitaciones, baños o cambiar totalmente la disposición del inmueble. Por ejemplo, si se trata de un espacio comercial amplio, se puede reacondicionar para convertirlo en varias viviendas de tamaño medio o unas pocas de mayor tamaño.

Los españoles están más dispuestos a hacer reformas que sus vecinos europeos, según la patronal de la reforma Andimac a partir del informe de USP, del que se desprende que el porcentaje de interesados en mejorar sus viviendas en nuestro país supera en 10 puntos la media comunitaria, alcanzado al 61% de los hogares de España.
Asimismo, el 91% de los encuestados afirma pasar más tiempo en casa del que pasaría en circunstancias normales. Por ello, la patronal sostiene que los españoles han podido percatarse de las deficiencias en sus viviendas y plantearse futuras mejoras, al margen de que posiblemente su uso intensivo haya deteriorado el estado de determinadas estancias. Asimismo, añade que si tradicionalmente el periodo estival es el más propicio para llevar a cabo las reformas, al coincidir con las vacaciones, este año podrían aumentar estos trabajos debido también a la pretensión de recuperar viviendas de campo o casas de familia poco utilizadas para disfrutar de las vacaciones, además de al mayor tiempo que pasaremos en casa y en segundas residencias.

Andimac advierte de que el temor a futuros rebrotes está impulsando, mayoritariamente, actuaciones relacionadas con las piscinas, los aires acondicionados y la jardinería, además de las principales reformas de interior como los baños y acondicionamientos de fachadas y ventanas. En este sentido, los resultados de un reciente informe sitúan las terrazas y los espacios abiertos y recreativos entre las principales preferencias para las viviendas españolas posconfinamiento.

Comportamiento mejor del esperado

En cualquier caso, la patronal sostiene que el sector de los materiales de construcción registró un comportamiento mejor del esperado durante el primer semestre del año, pese a sufrir una caída media del 10% como consecuencia de la temporal paralización de la actividad.

Prueba de ello es que si en pleno confinamiento la intención de hacer reformas en mayo escaló 9 puntos, llegados a este mes se incrementó en 10 puntos la previsión para junio. Un mes en el que el volumen de negocio del mercado alcanzó los niveles de años anteriores, incluso superándolo en algunas categorías. Esta mayor disposición a llevar a cabo obras de mejora y mantenimiento contrasta con los datos registrados en el trimestre anterior, en el que el sector sufrió abultadas caídas continuadas del 35% en marzo y del 75% en abril, que se suavizaron hasta el 10% en mayo.

De cara al futuro, la patronal supedita el comportamiento del mercado a la evolución de la pandemia, al control de los rebrotes y a la situación del mercado laboral una vez finalizada la prórroga de los ERTE. Sea como fuese, para avivar el sector, Andimac considera importante agilizar la concesión de licencias de obra nueva y rehabilitación a nivel municipal con medidas limitadas en el tiempo, respetando siempre las medidas de prevención, y a impulsar y fomentar los programas de rehabilitación y reforma: sectores que representan más del 40% del valor de los materiales del conjunto de la construcción.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “esta tendencia pone sobre la mesa la importancia de generar instrumentos prácticos como el implementado por la Comunidad Valenciana bajo el denominado Plan Renhata”.

  • En el Día Mundial del Medio Ambiente, la división Green de UCI destaca las reformas clave en las viviendas para contribuir a la sostenibilidad ambiental, que van desde la sustitución de los antiguos sistemas de calefacción, al sellado de puertas y ventanas, el uso de energías limpias o el cambio de electrodomésticos y aparatos electrodomésticos por aquellos de menor consumo.
  • Según un estudio de UCI de 2019, casi la mitad de los españoles estaría dispuesto a realizar reformas en sus viviendas para hacerlas más eficientes.

El confinamiento a causa del covid-19 ha provocado un cambio en las preferencias de vivienda de los españoles, que valoran más la luminosidad o espacios al aire libre, aunque ello suponga renunciar a vivir en el centro de las ciudades. Sin embargo, no siempre es posible plantearse un cambio de vivienda y vivir encerrados en casa durante semanas también ha puesto de manifiesto la necesidad de acometer reformas. Coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, UCI, Unión de Créditos Inmobiliarios, entidad experta en financiación de la vivienda, a través de su división Green, especializada en financiación sostenible y rehabilitación, ha realizado un análisis sobre las reformas más beneficiosas para el medio ambiente, que se podrán llevar a cabo en los próximos meses.

Los meses de primavera y verano suelen ser el mejor momento para realizar trabajos en viviendas e inmuebles. Pero este año, la suspensión de obras de rehabilitación y reforma en edificios habitados ha supuesto un frenazo para estas actividades, que no se han podido llevar a cabo en viviendas particulares habitadas entre el 4 de abril y el 23 de mayo.

Desde el 25 de mayo, la publicación de una Orden Ministerial relaja las medidas con respecto a las obras y reformas, siempre y cuando se mantengan las protecciones adecuadas de higiene y distancia mínima de seguridad de dos metros entre personas.

Este nuevo capítulo en la desescalada permitirá que muchas personas adecúen sus viviendas a nuevas necesidades, como el teletrabajo, o hacerla más sostenible para reducir así el gasto doméstico, ahora que se pasa más tiempo en casa.

Sin duda, optar por una reforma integral permite hacer la vivienda más eficiente y confortable. Pero los precios de este tipo de obras oscilan entre los 30.000 y 40.000 euros de media en un piso de 100m2. No obstante, aunque la reforma integral puede suponer un coste elevado, si podemos acometer pequeñas obras para conseguir un ahorro energético de hasta el 50% y que resulten beneficiosas para el medio ambiente. Entre las más destacadas, la división Green de UCI apunta las siguientes:

  • Sistema de calefacción: sustituir los antiguos sistemas de calefacción de carbón o gasoil por uno de gas o bomba de calor (aerotermia) es imprescindible para mejorar la eficiencia energética de la vivienda. El nuevo Código Técnico de la Edificación impulsa el uso de energías renovables en las viviendas como sustitución de calderas, por lo que los sistemas de aerotermia o bombas de calor estarán en pleno desarrollo en los róximos años y permitirán ahorrar hasta un 35% en las facturas energéticas o hasta un 70% en el caso de hipotéticas subidas del gasóleo. También existen alternativas más eficientes como instalar el suelo radiante. Además, emplear domótica con termostatos inteligentes puede permitir ahorros en la factura de hasta un 30%.
  • Sellado de puertas y ventanas: la mayor parte de las filtraciones de frío y calor se producen en los cierres de puertas y ventanas. La instalación de ventanas con rotura de puente térmico supone un coste de alrededor de alrededor de 700 euros por ventana y evitan hasta un 30% de pérdida de calor. Además, los cristales dobles permiten aislar tanto de la temperatura como de la contaminación acústica del exterior.
  • Iluminación: Sustituir la instalación eléctrica por una más moderna puede suponer en torno a 2.000 o 3.000€ en un piso de 100 metros cuadrados. Obviamente, una vez sustituida es muy recomendable utilizar bombillas LED.
  • Agua: instalar reductores de caudal y sustituir los grifos de frío y calor por monomandos puede suponer un coste de entre 30 y 200€ si elegimos grifos con termostato. No será muy costoso y será un primer paso para aumentar la eficiencia de la vivienda.
  • Aislamiento térmico: esta reforma podría incluirse dentro de las clasificadas como integrales, pero es una de las grandes mejoras de eficiencia energética en una vivienda, con un coste estimado de entre 2.000 y 3.000 euros. Instalar suelos de madera y colocar una base de aislante térmico es la mejor solución para aislar el suelo. En el caso de paredes y techos, una solución rápida y asequible puede ser el empleo de pinturas térmicas, que podrían mejorar el aislamiento hasta en un 25%.
  • Energía limpia: para hacer aún más eficiente la vivienda es recomendable utilizar energías renovables. En concreto, la opción más habitual son las placas fotovoltaicas. Según un reciente estudio del portal inmobiliario Idealista, el 78% de los edificios de nuestro país son viables para la instalación de placas fotovoltaicas.
  • Renovar aparatos eléctricos y electrodomésticos: la sustitución de electrodomésticos por aparatos de bajo consumo y eficientes es una de las renovaciones más sencillas y que supone un gran beneficio para el ahorro doméstico y el medio ambiente. Pasar de una etiqueta “D” a una A+++ supone un 25% menos de consumo.

Acometer alguna o varias de estas reformas contribuirá al ahorro doméstico y beneficiará también al medio ambiente. De hecho, los expertos calculan que aproximadamente 26 millones de viviendas pierden cada año más de 12.000 millones de euros en un derroche energético que podría evitarse con soluciones de rehabilitación energética adecuadas.

El 46% de los españoles realizaría mejoras en su vivienda para hacerla más eficiente

A finales de 2019, UCI realizaba un análisis sobre cómo se percibe la eficiencia energética de las viviendas. Sobre la posibilidad de realizar mejoras en su vivienda, un 46% de los españoles consultados aseguraba que sí realizaría mejoras, mientras que un 8% no realizaría ninguna. En cuanto a la financiación para las obras de rehabilitación, un 54% estaría dispuesto a contratar un préstamo para realizar mejoras en su hogar.

En este estudio, también se ponían de manifiesto las razones por las que los compradores descartarían contratar un préstamo para mejorar la eficiencia energética de su vivienda: el principal obstáculo es no querer asumir un préstamo adicional (21%), seguido de la preocupación por tener que asumir un mayor gasto mensual en su economía doméstica (8%), no poder asumir un préstamo (8%) o porque ya tienen planificada la compra de una vivienda eficiente (8%).

Otras razones son no querer reducir el consumo energético de la casa (5%) porque resulta complejo (3%) o porque sería complicado realizar una reforma (3%).

 

Esta nueva década no se ha abierto de la mejor manera posible, pero para millones de personas la cuarentena forzada ha dejado aún más claro lo importante que es invertir en decorar y amueblar sus interiores.

Obligados a mirar las paredes de nuestras casas desde la mañana hasta la noche, todos nos dimos cuenta de cómo un toque de color e imaginación puede ser de gran ayuda para superar estos momentos oscuros.

Los primeros meses de este 2020 ya han definido claramente las pautas a seguir en términos de diseño y color. Y en esta nueva década el papel pintado seguirá experimentando el reconocimiento que, como elemento decorativo versátil e imprescindible, hemos visto en los últimos años.

A medida que avanzamos en el verano, está claro que las tendencias de los papeles pintados siguen siendo increíblemente originales y con un toque de extravagancia. La gran variedad de colores facilita la creación de un diseño que se adapte a tu interior y que sea a la vez exclusivo y llamativo.

De hecho, el papel pintado tiene la capacidad de hacer que los espacios sean más acogedores, transmitiendo una atmósfera cálida y confortable. Puedes usar el papel pintado para definir diferentes áreas dentro de una misma habitacióne, lo cual es muy útil si vives en espacio pequeños o abiertos. Un papel tapiz cuidadosamente elegido también puede expandir visualmente el espacio, dando la ilusión de vivir en un lugar más grande de lo que realmente es.

¿Cuáles son las tendencias para el verano y otoño de este 2020?

Azul marino

El azul siempre ha sido el color del mar y del verano. Se asocia con pensamientos positivos, lo que lo convierte en un tono absolutamente necesario en este extraño período que todos estamos viviendo.

No es sorprendente que los papeles azules estén absolutamente en boga este año, en todos sus matices. Ya sea monocromo, a rayas o con motivos marítimos, estos versátiles papeles pintados son perfectos tanto para alegres salas de estar como para los frescos y relajantes baños o dormitorios.

papeles pintados años setenta

Vintage moderno

La interpretación moderna del look vintage sigue marcando tendencia, y quizás sean las numerosas series de televisión de Netflix de los años 70 y 80 las que han vuelto a poner de moda el estilo de esas décadas.

En la segunda parte de 2020 este aspecto seguirá evolucionando más, mezclando muebles retro creados con materiales modernos y usando diseños vintage con colores actuales. Este contraste de estilos funciona perfectamente con un un papel pintado vintage elegido para destacar el conjunto y creando la base para un diseño interesante y, por qué no, con un toque extravagante.

papeles pintados años setenta

Botánico y floral

Los diseños que nunca parecen pasar de moda son el botánico y el floral. El verano de 2020 no será una excepción y se espera que sigan luciendo en las paredes de los hogares de toda Europa también este año.

La idea sigue siendo llevar la belleza del mundo exterior al interior de la casa, con guirnaldas florales y cortinas en cada habitación, por ejemplo. Los motivos de hojas, flores e insectos aparecen cada vez con más frecuencia en las paredes, muebles y accesorios y, por supuesto, en el papel pintado.

Hay un sinfín de variedades de este diseño, de todos los colores, materiales y texturas, por lo que te será fácil encontrar el modelo que mejor se adapte a u concepto de mobiliario y diseño.

papeles pintados años setenta

  • La patronal advierte de que en estas semanas se están poniendo de manifiesto las debilidades de nuestras viviendas
  • Andimac lanza la nueva “Guía de la Reforma” para aprovechar el confinamiento y mejorar la calidad de vida dentro del hogar

La Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) ha lanzado una nueva edición de su “Guía de la Reforma”. Con este manual los españoles pueden aprovechar el confinamiento para detectar las deficiencias más habituales de sus hogares y concienciarse de que se puede vivir mejor en el interior, ahora que pasamos mucho más tiempo en casa en la lucha contra el COVID-19.

Esta guía ayuda a descubrir sencillas obras con las que mejorar sustancialmente las condiciones de las que se disfrutan dentro del hogar y, a través de fáciles preguntas que se formulan en la encuesta Quiero Vivir Mejor, carencias relacionadas con el confort térmico, acústico y lumínico; con la accesibilidad y la seguridad; con el bienestar y la salud; con el ahorro energético o el rediseño de espacios.

De esta manera, la patronal muestra las principales obras que se pueden llevar a cabo y que se incluyen en el programa de ayudas del vigente Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, que por primera vez incluía fondos para las reformas en el interior de los inmuebles, no sólo para actuaciones en el exterior de los edificios.

El relanzamiento de la “Guía de la Reforma” en mitad del confinamiento forma parte de la estrategia que está siguiendo la patronal para reforzar la apuesta online del sector y animar a los almacenes de materiales de construcción a fortalecer sus canales digitales para comunicarse y ofrecer servicio a su entorno, después de que el reciente acuerdo alcanzado con AliExpress pueda marcar un punto de inflexión para impulsar la presencia en la red del comercio especializado.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “estamos ofreciendo a las tiendas de materiales de construcción diversos recursos que les ayuden a trabajar, a acercarse a sus clientes, a descubrir las carencias más habituales que presentan sus viviendas y a recomendarles objetivamente soluciones a medida para mejorar su calidad de vida; como una aplicación específica para valorar las casas y tener línea directa con asesores que puedan orientarles en lo que precisen”.

  • Loxone, firma de soluciones para la automatización de edificios y viviendas, explica cómo acondicionar espacios de trabajo en el hogar para un buen rendimiento laboral

Para evitar la propagación de la COVID-19, muchas empresas se aseguran de que sus empleados puedan trabajar desde sus casas. En estas circunstancias, facilitar el teletrabajo es muy importante para poder continuar dando servicio a los clientes.

Loxone, fabricante de soluciones completas para automatizar edificios y viviendas, explica cómo, con tecnología inteligente como la suya, se puede organizar de manera óptima el lugar de trabajo dentro de una vivienda. Según explican los expertos de la firma, hay dos elementos claves para obtener más productividad y bienestar: iluminación y climatización.

La iluminación

Los lugares o espacios de trabajo deben tener suficiente brillo y buenas condiciones de iluminación. Las grandes ventanas o estancias con luz natural son recomendables. Por lo general, combinamos luz natural y luz artificial para proporcionar una iluminación adecuada en la oficina en casa. Los expertos recomiendan una iluminación de al menos 500 Lux para trabajar en la oficina (medido a la altura de la mesa, aunque puede variar según la actividad).

Control de luz constante: gracias a los sensores de luminosidad integrados en los detectores de movimiento, se puede medir la cantidad de luz y así encender o atenuar la luz artificial en caso de que esté demasiado oscura. En términos técnicos, esto se llama control de luz constante. Esto se puede configurar fácilmente en el Loxone Config, el software que permite automatizar una casa o un edificio inteligente.

Iluminación circadiana: es la luz artificial basada en la luz natural del sol y que influye en el biorritmo humano. Las luminarias cambian la temperatura de color durante el día y pueden, por ejemplo, imitar el amanecer de la mañana con luz rojiza y durante el día con una mayor proporción de azul. Esto promueve la atención y la concentración y previene la fatiga.

Temperatura de color: las luminarias que pueden cambiar la temperatura de color son muy caras y apenas se utilizan en oficinas y hogares. Con los focos LED Spot RGBW de Loxone o el plafón LED RGBW de techo, se pueden crear efectos similares mezclando luz blanca cálida y luz de color sin aumentar el coste de la iluminación. Además, sus aplicaciones ofrecen su propio espectro de luz diurna, con el que se puede elegir el color de la luz, desde el azul hasta el amarillo/rojizo de la luz diurna y definir las secuencias de colores.

La climatización

El clima interior tiene un gran impacto en nuestro bienestar y rendimiento. Se recomienda una temperatura ambiente de 19 a 25 °C para el trabajo sedentario con poco esfuerzo físico. La humedad relativa en el lugar de trabajo debe ser del 40 al 70 por ciento. El control de clima Loxone aprende y sabe cuándo dar la orden al sistema de calefacción para que se alcance la temperatura ambiente en el momento deseado. Solo tienes que indicar una vez el valor deseado de la temperatura en la oficina de casa y queda almacenado.

Suministro de aire fresco: contribuye significativamente al clima interior de la sala. Si el contenido de dióxido de carbono (CO2) en el lugar de trabajo es demasiado alto (>1000 ppm), pueden aparecer síntomas como cansancio, dolor de cabeza y una disminución de la concentración. Según el estándar de la UE, un contenido de CO2 inferior a 800 representa una alta calidad de aire interior.

El Sensor Confort Tree se utiliza para determinar el momento adecuado para la ventilación en la oficina doméstica. Mide con precisión la temperatura, la humedad y el contenido de CO2 y transmite la información al MiniserverEl Sensor Confort Airel Touch y el Touch Pure también proporcionan la temperatura y la humedad ideales en el lugar de trabajo.

Ventilación básica: Para un clima óptimo en la oficina de casa, también se recomienda aumentar la ventilación básica durante nuestra presencia. El Miniserver de Loxone lo hace automáticamente: cuando se detecta la presencia en la oficina (mediante un detector de movimiento), la ventilación se regula en consecuencia.

Elementos de control en la oficina de casa

Touch Pure AirTouch Nightlight Air y Remote Air se pueden colocar fácilmente en el escritorio o mesa de trabajo como elemento de control. Aunque la Smart Home te ahorra todo el trabajo porque realiza muchas funciones automáticamente, en algunas situaciones un control variable puede ser útil. Naturalmente, la App de Loxone para tablet o smartphone también es adecuada para esto. ETouch Surface se integra perfectamente en muebles o superficies de piedra, madera, cerámica y vidrio. Esto convierte cada mesa o escritorio en un elemento de control único casi invisible.

Música para trabajar

¿Lo positivo de trabajar desde casa? La lista de reproducción. Te recomendamos una lista de reproducción del género «concentración» en Spotify, que se puede integrar en el Music Server en solo unos pocos pasos.