Entradas

El jarrón Pompom de cerámica, la cesta Kazi de rafia, las velas Baobab, el jarrón Louise Madagascar y el jarrón Mycenes son las piezas claves en la decoración de cara al verano, según Kika Payares y Ana María Sánchez, directoras de Incasa Studio. El jarrón Pompom de cerámica “es ideal para colocar cualquier planta en una terraza o área de la casa que se quiera resaltar”, comenta Kika. Incasa es el único proveedor en España de esta pieza, que también decora por sí misma sin necesidad de flores.

Las cestas Kazi de rafia, hechas a mano en Uganda, Ana María las recomienda por su versatilidad. “Son perfectas para exhibirse en una balda, sobre una mesa en una terraza e incluso, pueden colgarse en una pared”, apunta. Los aromas y olores son una de las claves de Incasa. Por eso, para el verano recomiendan un nuevo modelo de edición limitada de Baobab, las velas perfumadas de lujo por excelencia. Este modelo está elaborado a mano con rafia y aunque casan con cualquier época del año, su colorido refrescante las convierte en perfectas para el verano.

El jarrón Louise Madagascar, diseño de la artista plástica Pepa Reverter para Bosa, es una de las piezas favoritas de Kika y Ana María para la época estival. Está pintado a mano y con su diseño rinde tributo a la mujer de diferentes culturas. Por último, el jarrón de la colección Mycenes, diseñado por Jean Christophe Clair para la firma italiana Rometti, es una pieza perfecta para colocar en el salón de casa y darle así un toque original al espacio.

Aligerar los textiles, dejar el terciopelo a un lado y optar por el lino en objetos como cojines son otros de los consejos de Kika Payares y Ana María Sánchez para redecorar la casa en verano. Las directoras de Incasa Studio, la nueva área de Incasa dedicada exclusivamente al interiorismo, apuestan también por redistribuir las distintas estancias de la casa para aprovechar la luz. “Hemos de cambiar la posición de los muebles y crear espacios abiertos”, explica Kika Payares. “Abrir las casas a las terrazas y balcones”, añade. No obstante, para las responsables de Incasa Studio no basta con dar vida a la terraza. Hay que darles más valor decorándolas con banquitos y sillas.

Apostar por plantas como tulipanes, petunias y otras flores de temporada y adornar las estancias de la casa con cestos de mimbre, fruteros y jarrones de diseño son otros tips de Incasa Studio de cara al verano. Además, Kika y Ana María recomiendan aportar a las distintas estancias un aire estival con nuevos colores. Dan protagonismo al azul, rojo, verde y amarillo con telas, cojines y otros objetos de decoración como macetas o las propias velas. En cuanto al menaje del hogar, desde Incasa Studio se decantan por cambiarlo y acompañar así la mesa de tonos neutros y crudos.

Kika Payares y Ana María Sánchez, con el respaldo de María Eugenia Domínguez y Norah Payares, acaban de lanzar Incasa Studio como una evolución natural de Incasa. El objetivo de este nuevo proyecto, ubicado en el nº 5 de la calle Villanueva, es cubrir las necesidades actuales del mercado y posicionarse como un referente en el mundo del diseño de interiores.

Málaga y Madrid son algunos de los lugares donde Incasa Studio ya ha instalado su sello particular. Este sello de identidad viene definido por la trayectoria de Kika y Ana María, que pretenden atraer a su clientela internacional afincada en España. Aunque optan por espacios limpios y líneas rectas, estas profesionales de la decoración afirman que el minimalismo no les representa. “Nuestro estilo podría definirse como racionalista, ecléctico y con toques vintage a la vez que vanguardistas”, afirman. Además, apuestan por el protagonismo del color, la luz y las piezas de arte. “Somos muy conscientes de que diseñamos casas en las que la gente va a vivir”, cuentan las responsables de Incasa Studio. “Por eso, ante todo, somos realistas”. Por ejemplo, el amor por la luz y el color es una de sus señas de identidad. Sin embargo, evitan los colores fuertes porque la vista de los clientes se acaba cansando. “Hacemos casas para vivir, no para fotografiar”, argumentan.

El sello de Incasa Studio viene dado por la experiencia y el gusto de sus cuatro responsables: Kika Payares, Ana María Sánchez, Norah Payares y María Eugenia Domínguez. Las dos primeras lideran el proyecto en Madrid y las segundas en Caracas. Debido a que sus impulsoras han vivido en ciudades de diferentes países, Incasa Studio también conserva un toque internacional, un criterio distinto “a la hora de elegir las cosas”. Tanto Kika como Ana María se han criado en Venezuela y han tenido que adaptar su estilo y gusto al público español. Lejos de ser una desventaja, esta fusión les ha hecho evolucionar hacia un criterio más exquisito. Incasa Studio diseña en Madrid y cuenta con un estudio de diseño propio.

velas Baobab

Velas Baobab

jarrón Pompom de cerámica

jarrón Pompom de cerámica

Jarrón Louise Madagascar

jarrón Louise Madagascar, diseñado por la artista Pepa Reverter para Bosa

Cesta Kazi de Rafia

Cesta Kazi de Rafia, hecha a mano en Uganda.

  • Dejar el terciopelo a un lado y optar por el lino, potenciar los aromas frescos con velas aromáticas, redistribuir los espacios para aprovechar la luz y apostar por plantas como tulipanes. Éstos son sólo algunos de los consejos de Kika Payares y Ana María Sánchez, directoras de Incasa Studio, para decorar tu casa este verano.
  • Las líderes de Incasa Studio, la nueva área dedicada al interiorismo de la tienda de decoración Incasa, recomiendan aportar a las distintas estancias un aire estival con nuevos colores. Aconsejan dar protagonismo al azul, rojo, verde y amarillo. También a tonos crudos y neutros en elementos como el menaje del hogar.

Aligerar los textiles. Dejar el terciopelo a un lado y optar por el lino en objetos como cojines. Éstos son sólo algunos de los consejos de Kika Payares y Ana María Sánchez para decorar la casa acorde con la época estival. Las directoras de Incasa Studio, la nueva área dedicada al interiorismo de la tienda de decoración Incasa, apuestan también por potenciar los aromas frescos con velas aromáticas –su marca por excelencia es Baobab- y redistribuir las distintas estancias de la casa para aprovechar la luz.Hemos de cambiar la posición de los muebles. Crear espacios abiertos”, explica Kika Payares: “Abrir las casas a las terrazas y balcones”, añade. No obstante, para las líderes de Incasa Studio no basta con dar vida a la terraza y ponerla en el lugar que merece decorándolas con banquitos y sillas.

Apostar por plantas como tulipanes, petunias y otras flores de temporada y adornar las estancias de la casa con cestos de mimbre y jarrones de diseño son otros tips de Incasa Studio de cara al verano. También con fruteros en los que exponer cítricos. Además, Kika y Ana María recomiendan aportar a las distintas estancias un aire estival con nuevos colores. Recomiendan dar protagonismo al azul, rojo, verde y amarillo con telas, cojines y otros objetos de decoración como macetas o las propias velas. En cuanto al menaje del hogar, desde Incasa Studio se decantan por cambiarlo y acompañar así la mesa de tonos neutros y crudos.

Kika Payares y Ana María Sánchez, con el respaldo de María Eugenia Domínguez y Norah Payares, acaban de lanzar este nuevo proyecto como una evolución natural de Incasa. El objetivo este estudio de interiorismo, ubicado en el nº 5 de la calle Villanueva, es cubrir las necesidades actuales del mercado y posicionarse como un referente en el mundo del diseño de interiores.

Marbella y Madrid son algunos de los lugares donde Incasa Studio ya ha instalado su sello particular. Este sello de identidad viene definido por la trayectoria de Kika y Ana María, que pretenden atraer a su clientela internacional afincada en España. Aunque optan por espacios limpios y líneas rectas, estas profesionales de la decoración afirman que el minimalismo no las representa. “Nuestro estilo podría definirse como racionalista, ecléctico y con toques vintage a la vez que vanguardistas”, afirman. Además, apuestan por el protagonismo del color, la luz y las piezas de arte. “Somos muy conscientes de que diseñamos casas en las que la gente va a vivir”, cuentan las responsables de Incasa Studio. “Por eso, ante todo, somos realistas”. Por ejemplo, el amor por la luz y el color es una de sus señas de identidad. Sin embargo, evitan los colores fuertes porque la vista de los clientes se acaba cansando. “Hacemos casas para vivir, no para fotografiar”, argumentan.

Los olores, las telas y los materiales naturales también son esenciales en los proyectos de Incasa Studio. Otro de los rasgos distintivos de Kika y Ana María, y que hacen de Incasa Studio un proyecto único, es su empeño por contar la historia de los espacios y de las personas que habitan en ellos. Lo hacen involucrando el pasado, seleccionando objetos antiguos que reforman y completan el diseño total. “Es una forma de dar calidez y personalidad a los proyectos que decoramos. Nos caracteriza un estilo moderno con toques clásicos”, afirma Ana María.

Otro de los sellos de Incasa Studio viene dado por la experiencia y el gusto de sus cuatro responsables: Kika Payares, Ana María Sánchez, Norah Payares y María Eugenia Domínguez. Las dos primeras lideran el proyecto en Madrid y las segundas en Caracas. Debido a que sus impulsoras han vivido en ciudades de diferentes países, Incasa Studio también conserva un toque internacional, un criterio distinto “a la hora de elegir las cosas”. Tanto Kika como Ana María se han criado en Venezuela y han tenido que adaptar su estilo y gusto al público español. Lejos de ser una desventaja, esta fusión les ha hecho evolucionar hacia un criterio más exquisito. Así, han traído de su país de origen su preferencia por espacios polivalentes y diáfanos, pensados para compartir estancias. Casas en las que los pasillos son más anchos y la cocina y el comedor, a veces unidos, son espacios grandes pensados para hacer vida en ellos.

Incasa Studio diseña en Madrid y cuenta con un estudio de diseño propio. Ana María Sánchez y Kika Payares son la segunda generación de una familia que lleva más de 30 años dedicada al interiorismo en Venezuela. A Ana María le avala una trayectoria de más de 15 años en el diseño de interiores. Kika Payares, la última del clan en incorporarse al estudio de interiorismo, ha estudiado Fashion Market en la Escuela de Diseño Parsons, en Nueva York, y Desarrollo de Producto en la Universidad de San Francisco. Aunque Incasa Studio arranca ahora de manera oficial, Kika Payares y Ana María Sánchez ya han llevado a cabo varios proyectos de interiorismo en las ciudades de Miami, New York y Madrid.

Lino, mimbre y aromas frescos, las propuestas de Incasa para redecorar tu casa este verano 2019 Lino, mimbre y aromas frescos, las propuestas de Incasa para redecorar tu casa este verano 2019

  • Con la celebración de su primer aniversario, la tienda de decoración Incasa inaugura su nueva área dedicada al interiorismo: Incasa Studio. Las directoras de este proyecto, Kika Payares y Ana María Sánchez, buscan cubrir las necesidades del mercado actual y posicionarse como un referente en el mundo del diseño de interiores en toda España.
  •  Marbella y Madrid son algunos de los lugares donde Incasa Studio ya ha instalado su sello particular. Las piezas de arte, los espacios limpios, las líneas rectas y el protagonismo del color y de las telas son las señas de identidad con las que Incasa Studio pretende atraer a su clientela internacional afincada en España.

La tienda de decoración por excelencia de Madrid, Incasa, inaugura Incasa Studio, su nueva área enfocada al interiorismo. Las responsables, Kika Payares y Ana María Sánchez, con el respaldo de María Eugenia Domínguez y Norah Payares, desarrollan este nuevo proyecto como una evolución natural de Incasa, el enclave del nº 5 de la calle Villanueva. Su objetivo es cubrir las necesidades actuales del mercado y posicionarse como un referente en el mundo del diseño de interiores.

Incasa Studio no es fruto de la casualidad. Las líderes de la tienda de decoración Incasa, que acaba de cumplir un año en el Barrio Salamanca, tienen más 30 años de experiencia en el sector. El concepto Incasa nació en Venezuela como estudio de interiorismo para acabar diversificándose y convirtiéndose también en una tienda de decoración. “Tuvimos dificultades a la hora de encontrar piezas especiales que se necesitaban para la reforma de un piso de una clienta de Caracas. Por eso, nació Incasa en el país latino”, explica Payares. Aquí en España el proceso ha sido el inverso. Al ver que abundaban las tiendas de muebles de diseño, pero sin objetos especiales, se decidieron a abrir Incasa. “El valor de la tienda reside en que ofrecemos piezas exclusivas”, aclara Ana María Sánchez. Piezas que son obras de arte, pero muy enfocadas al consumidor final. “Nuestro proceso de selección es muy minucioso”.

Incasa Studio, que “nació en el mismo momento que la tienda”, se consuma ahora como estudio de interiorismo. Marbella y Madrid son algunos de los lugares donde Incasa Studio ya ha instalado su sello particular. Este sello de identidad viene definido por la trayectoria de Kika y Ana María, que pretenden atraer a su clientela internacional afincada en España. Aunque optan por espacios limpios y líneas rectas, estas profesionales de la decoración afirman que el minimalismo no las representa. “Nuestro estilo podría definirse como racionalista, ecléctico y con toques vintage a la vez que vanguardistas”, afirman. Además, apuestan por el protagonismo del color, la luz y las piezas de arte. “Somos muy conscientes de que diseñamos casas en las que la gente va a vivir”, cuentan las responsables de Incasa Studio.

Los olores, las telas y los materiales naturales también son esenciales en los proyectos de Incasa Studio. Otro de los rasgos distintivos de Kika y Ana María, y que hacen de Incasa Studio un proyecto único, es su empeño por contar la historia de los espacios y de las personas que habitan en ellos. Lo hacen involucrando el pasado, seleccionando objetos antiguos que reforman y completan el diseño total. “Es una forma de dar calidez y personalidad a los proyectos que decoramos. Nos caracteriza un estilo moderno con toques clásicos”, afirma Ana María.

Otro de los sellos de Incasa Studio viene dado por la experiencia y el gusto de sus cuatro responsables: Kika Payares, Ana María Sánchez, Norah Payares y María Eugenia Domínguez. Las dos primeras lideran el proyecto en Madrid y las segundas en Caracas. Debido a que sus impulsoras han viajado por todo el mundo, Incasa Studio también conserva un toque internacional, un criterio distinto “a la hora de elegir las cosas”. Tanto Kika como Ana María se han criado en Venezuela y han tenido que adaptar su estilo y gusto al público español. Lejos de ser una desventaja, esta fusión les ha hecho evolucionar hacia un criterio más exquisito. Así, han traído de su país de origen su preferencia por espacios polivalentes y diáfanos, pensados para compartir estancias. Casas en las que la cocina y el comedor están unidos y en las que los pasillos son más anchos.