Entradas

En la entrevista de hoy, conocemos de la mano de Linda Facchinetti el apasionado mundo de la realidad virtual y la realidad aumentada. Linda tiene una amplia carrera internacional en el mundo financiero y empresarial, que comenzó en Londres a principios de los años 90. Ha sido responsable del asesoramiento a gobiernos de países europeos, y organizaciones supranacionales a nivel global en su estrategia de financiación en los mercados de capitales. En Madrid desde hace una década, ha sido Directora General de la Fundación de microfinanzas Nantik Lum, así como miembro del consejo de la Red Europea de Microfinanzas, con base en Bruselas. A lo largo de su carrera Linda ha desarrollado relaciones extensas, al mas alto nivel, con la Dirección del Tesoro, el Banco Central y Ministerio de Economía de un amplio número de países. Gestora de una cartera internacional de propiedades inmobiliarias en ámbito residencial. Fundadora y CEO de Jump Into Reality desde 2017. Licenciada en Economía y Dirección de Empresas por la Universitá Bocconi en Milán.

¿Cómo surgió la idea de crear la empresa Jump into Reality? 

Jump Into Reality surgió de la pasión de sus fundadores Gustavo Díaz y yo por las tecnologías inmersivas como la Realidad Virtual y Realidad Aumentada y los beneficios que pueden aportar al día a día de las personas. Tuvimos la suerte de conocernos, casi por casualidad, en el momento mas propicio. Yo, con una larga trayectoria internacional en el sector financiero e inmobiliario, quería montar mi propia empresa tecnológica, y Gustavo, ingeniero informatico, y con mucha experiencia en la gestión de proyectos de software y de tecnologías inmersivas, buscaba un socio para expandir su negocio. En 2017 fundamos Jump Into Reality, nos instalamos en un centro de coworking en Madrid y empezamos a construir el equipo.

¿Cómo fueron los inicios?

Con mucho trabajo, mucho aprendizaje y un poco de suerte, en pocos meses conseguimos realizar proyectos muy interesantes con clientes muy diversos dentro y fuera de España. Y hace menos de un año ganamos nuestro primer galardón, el Premio Digital El Español en la categoría de Inteligencia Artificial.

¿Qué servicios ofrecéis en la empresa?

Somos una empresa tecnológica especializada en proyectos de arquitectura virtual (PropTech). Nuestro equipo de ingenieros combina los visuales en Realidad Virtual y Realidad Aumentada con elementos de Big Data e Inteligencia Artificial para crear aplicaciones que convierten las propuestas de interiorismo y de reforma en proyectos digitales interactivos y personalizables en tiempo real. Para simplificar, cogemos los planos reales, con las medidas reales, y recreamos por completo el 100% de la vivienda, en formato digital. Una vez montado el diseño, dispondremos de un tour virtual muy avanzado, donde el usuario podrá moverse libremente por toda la vivienda, interactuar al máximo nivel, cambiar el material del suelo, el color de las paredes, el mobiliario…, y valorar cómo quedaría todo eso en la futura vivienda, antes de comprometerse a un diseño concreto y antes de empezar la obra. Y no solo a través de gafas específicas, que aún no están al alcance de cualquiera, sino también llevamos estas aplicaciones al móvil (iOS y Android), aportando accesibilidad y portabilidad a un público mucho más amplio. Todo ello supone, para el profesional, un gran salto a la hora de comunicarse con sus potenciales clientes, y para el usuario una herramienta que resulta diferencial en esta importante decisión.

¿ Qué diferencia hay entre Realidad Virtual y Realidad Aumentada?

La Realidad Aumentada consiste en estar en un entorno real, como podría ser el salón de tu casa y, a través de un dispositivo (móvil, tablet o gafas), añadir a la realidad un objeto digital, como puede ser un personaje en 3D o una pieza de mobiliario y así visualizarlos como si estuvieran juntos.

Por otro lado, en el caso de la Realidad Virtual, todo es digital, es un software creado por ordenador y programado para hacer lo que quieras, como en un video juego. Este hecho genera una gran ventaja porque, a diferencia de la Realidad Aumentada, los entornos virtuales se pueden no solo inventar, si no cambiar en tiempo real, en directo, y todas las veces que quieras.

¿Qué tipo de clientes componen vuestro público objetivo?

Nos dirigimos a los profesionales del sector inmobiliario como promotoras, constructoras y arquitectos, además de la industria del mobiliario y del diseño, para acercar sus propuestas y proyectos a todas las personas que puedan estar interesadas en ellos.

¿Qué ventajas aportan estas tecnologías?

Tecnologías como la Realidad Virtual, la inteligencia artificial, el big data, la nube o el blockchain son, ciertamente, un desafío, pero también una enorme oportunidad para ahorrar costes, diferenciarse de la competencia y ofrecer una experiencia mucho más transparente y atractiva para los consumidores. Destacaría cinco ventajas principales de las tecnologías inmersivas: en primer lugar, la interacción, que permite elegir y hacer pruebas con diferentes materiales y objetos; en segundo lugar, el tiempo real, la posibilidad de realizar esas pruebas sin tiempos de espera y sin costes; otra ventaja es la personalización, es decir, poder tener un proyecto a medida y exclusivo para un cliente concreto; además la accesibilidad, independientemente del dispositivo y del lugar, atributo clave en nuestra sociedad cada vez mas conectada; y finalmente la mejora exponencial en la eficiencia de los procesos de decisión gracias a la combinación de estas tecnologías con la inteligencia artificial, que nos permite conocer a los usuarios y reaccionar a su comportamiento prácticamente en tiempo real.

¿Qué es necesario para poder realizar un proyecto con estas tecnologías?

Antes de todo hay que superar las barreras culturales y de actitud. Las tecnologías inmersivas suponen un cambio importante en la forma de hacer las cosas y en algunos entornos empresariales todavía hay resistencia al cambio.
Los recursos necesarios siempre dependen del alcance del proyecto. Algunos proyectos llevan pocos días y cuestan poco y otros pueden llevar meses de desarrollo y costar muchos miles de euros. Estas tecnologías son muy versátiles ya que permiten vivir experiencias desde en un móvil (que ofrece la máxima portabilidad) hasta con gafas de realidad virtual (la experiencia mas inmersiva) o en una gran pantalla. Lo que va a marcar un antes y un después en la Realidad Virtual es la llegada del 5G y el Cloud Computing porque nos van a permitir disfrutarla en Smart TVs, consolas, sistemas de info, entretenimiento en vehículos y aviones e incluso en wearables.
Lo destacable es que estas tecnologías permiten adaptar al máximo cualquier proyecto a las necesidades concretas de cada cliente, llegar a los usuarios que se quiera y además en el soporte que ellos prefieran.

¿La realidad virtual ha llegado para quedarse?

En el Mobile World Congress del pasado febrero, pudimos ver en persona numerosas apuestas por soluciones y dispositivos de RV y RA. Su aplicación en cualquier ámbito de la vida cotidiana, y con más calidad, está cada vez más cerca, por la inminente llegada del 5G. Creemos que es cuestión de menos de cinco años. TechCrunch, el portal de información sobre el sector tecnológico, calcula que ya en 2021 el mercado global de la Realidad Virtual y Realidad Aumentada se situará en los 108.000 millones de dólares.

En cuanto al sector inmobiliario, hasta ahora los arquitectos y las promotoras han utilizado sobre todo herramientas que son más bien técnicas y, a veces, muy caras, como dibujos en 2D o imágenes estáticas. Estas herramientas son insuficientes para que el usuario comprenda el proyecto propuesto. Las nuevas herramientas visuales, como la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada, que son interactivas y dinámicas, además de fáciles de entender y usar, ayudarán mucho al profesional a trasladar su idea al cliente final y a generar mucha más confianza en su propuesta de proyecto.

¿Qué es el virtual staging?

Con estas potentes herramientas, decorar un espacio puede ser ahora muy fácil y rápido. El virtual staging permite ammueblar y decorar un espacio sin el coste y la logistica asociados al transporte de muebles y objetos reales de un sitio a otro, porque todo es digital. Además, si se realiza utilizando aplicaciones en Realidad Virtual o Realidad Aumentada, se pueden cambiar y personalizar los ‘decorados’ todas las veces que se quiera o realizar capturas y vídeos para compartirlos en redes o subirlos a páginas web. Gracias al virtual staging resulta posible por ejemplo, transformar un piso singular en una vivienda moderna, o vender una propiedad a un cliente lejano que la quiere ver completamente amueblada antes de decidir si comprarla.

¿Qué factores facilitaran la adopción de estas tecnologías?

La clave para el éxito de cualquier innovación tecnológica es la medida en que ésta esté dirigida a solucionar necesidades reales y tangibles, más que al hecho de utilizar la tecnología en sí misma. Es fundamental además, que los usuarios se dejen aconsejar por los expertos que conocen de verdad estas tecnologías. Es decir, no se trata de abrazarlas sólo porque sea la tendencia, sino de utilizarlas para abordar nuestros problemas reales: diseñar mejores proyectos, llegar a mas clientes, diferenciarnos de la competencia y ser mas eficientes y sostenibles. Estoy convencida de que a lo largo de los próximos cinco años las tecnologías inmersivas van a contribuir de forma exponencial a resolver estos y mas problemas y muy pronto todos los actores del sector van a aceptar esta nueva realidad. Esto es, en suma, entender de verdad la escala e influencia de las tecnologías inmersivas en la industria inmobiliaria global.

  • En las principales ciudades europeas la población sigue creciendo, este
    hecho supone una demanda mucho mayor a la oferta de viviendas, ante
    este escenario, el sector inmobiliario necesita dar una respuesta
  • Una solución lógica es aprovechar las ventajas y oportunidades que nos
    ofrece el uso de la tecnología y la Inteligencia Artificial

La tecnología y la Inteligencia Artificial (IA) cada vez más forman parte de nuestra vida cotidiana transformando nuestros hábitos de conducta y mejorando nuestra calidad de vida. Badi, la app de alquiler de habitaciones a largo plazo, se basa en estas dos innovaciones tecnológicas para proporcionar una solución más precisa, única y rápida a las crecientes necesidades de vivienda en las grandes ciudades.

Los modelos anteriores que facilitan el alquiler de habitaciones se han centrado en el
inquilino y en el potencial del piso, dejando de lado la importancia de la convivencia
entre las personas. Pero el éxito de los pisos compartidos suele estar determinado por
las personas, más que por las características del piso. Por ello, Guillem Pons, CDO de
badi, y Miguel Andrés, CTO de badi, explican qué tecnología se ha desarrollado desde
la plataforma para estar a la cabeza de la evolución natural que el sector necesita.

La tecnología que transforma el sector inmobiliario

Badi surgió de la idea de estimar las probabilidades de match entre los inquilinos y
propietarios, incluso antes de interactuar o conocerse entre sí. Por ello, la plataforma
desde sus inicios desarrolló e implementó 8 algoritmos de machine learning con la
finalidad de maximizar la probabilidad de coincidencia entre los propietarios y los
inquilinos.

Con esta tecnología, han conseguido generar casi 20 millones de exitosas
recomendaciones por parte de sus usuarios. Sin embargo, siempre van un paso más
allá puesto que, constantemente están desarrollando ingeniería basada en
características de los usuarios para mejorar las predicciones. Una de las últimas
características que badi ha incluido es la dinámica de la coincidencia en el tiempo,
que analizando los datos históricos llegan a entender mejor y a estimar las
probabilidades de match en un futuro. Este sistema de recomendación
puede predecir los “matches” antes de que ocurran agilizando el proceso de la
búsqueda de habitaciones.

Inteligencia Artificial (IA)

Esta tecnología nunca ha intentado profundizar sobre el comportamiento colectivo,
pero ha resultado ser la manera más eficiente para hacerlo. La sociedad se encuentra
en la era de la regulación general de protección de datos (GDPR), por ello, el
comportamiento colectivo es la manera a través de la cual se pueden comprender las
preferencias del consumidor y la IA es lo que permite sin interferir con el
comportamiento individual.

Una de las áreas en la que la IA ha sido particularmente beneficiosa es conectando a
las personas entre sí en base a sus intereses. Mientras que antes dos personas se
debían de conocer para unirse, la tecnología ofrece la opción de ir más allá, uniendo a
personas que tienen afinidades comunes, pero no se conocen entre sí.

En badi utilizan algoritmos inteligentes para asociar a propietarios e inquilinos. Tras el
análisis de los datos la app muestra una versión más verdadera de cuáles son las
preferencias. Por ejemplo, una persona puede pensar que prefiere vivir con un hombre
que trabaja, pero en realidad sus peticiones muestran que prefiere vivir con una mujer
que trabaja. Cuando se trata de emparejar a los compañeros de piso; el hecho de
entender cómo y por qué se empareja la gente, permite que la plataforma modifique
aún más la IA y se dirija a personas que sabe que serán un buen compañero de piso
para los demás.

A pesar de que desde sus inicios el propósito de la disciplina no es proporcionar datos
sobre preferencias de la sociedad, las respuestas individuales ‘anónimas’ permiten
conocer el comportamiento de los colectivos y definir nuevas tendencias.

La lucha contra el fraude

El entorno digital ha propiciado nuevas e ingeniosas prácticas para cometer fraude a
empresas y ciudadanos. Para badi uno de los objetivos es erradicar todas las
actividades fraudulentas de la app y proteger a sus usuarios. Su Sistema de Fraude
está compuesto por dos piezas tecnológicas diferentes para prevenir este tipo de mal
comportamiento, cada una de ellas enfocada en una etapa diferente del viaje del
usuario.

La plataforma ha desarrollado un sistema de detección que utiliza datos históricos
sobre estafadores (desde IP y dominio de correo electrónico hasta datos de
comportamiento) para interferir en la probabilidad de que un nuevo usuario sea
fraudulento desde la fase inicial (registro/identificación).