Entradas

  • La rentabilidad bruta por alquiler se mantiene en línea con el año anterior pese al impacto del Covid, situándose a finales de septiembre en un 3,7%.
  • La inversión en construcción (FBCF), que incluye inversión en viviendas y otros edificios, comienza a moderar su bajada a partir del tercer trimestre del año, si bien continúa lejos todavía de los números del pasado año.

El grupo Gloval, firma de servicios integrales de valoración, ingeniería y consultoría inmobiliaria, ha presentado su primer GIX Gloval Index: un informe mensual de indicadores económicos y del sector inmobiliario en España que combina datos generados por la propia compañía y procedentes de fuentes oficiales con los que brinda una composición de lugar del contexto macroeconómico y del sector inmobiliario en nuestro país.

En esta primera edición destacan los siguientes aspectos:

  • La rentabilidad bruta por alquiler se mantiene en línea con el año anterior, situándose a finales de septiembre en un 3,7%: solo una décima por debajo de la registrada en 2019.
  • Si bien la inversión en construcción ha sufrido un lógico retroceso y continúa lejos de los números positivos del año pasado, comienza a verse una moderación en la caída a partir del tercer trimestre. La inversión entre los meses de julio y septiembre cayó un 13,5%, frente a la caída del 26,4% del trimestre anterior consecuencia del parón del confinamiento.
  • El número de transacciones de viviendas total ha alcanzado en el tercer trimestre del año un total de 132.006 operaciones, lo que representa un 67% de incremento respecto al trimestre anterior.
  • Los visados emitidos para la ampliación o reforma de edificios aumentaron un 18% en el tercer trimestre de 2020 respecto al anterior, registrando el mejor dato de lo que va de año con un total de 8.701 permisos.
  • En cuanto a los certificados de fin de obra, entre julio y septiembre se expidieron 12.171: la mejor cifra del año y un aumento del 24% respecto al segundo trimestre.
  • El valor tasado de la vivienda por metro cuadrado se mantiene en los mismos niveles de 2019, registrando incluso una leve variación a la baja con respecto a la cifra consolidada. Si a cierre de 2019 era de 1.641,2 euros por metro cuadrado, en el tercer trimestre de 2020 se ha situado en 1.619,6 euros por metro cuadrado, lo que representa una caída del 1,3%.
  • El número de tasaciones hipotecarias de viviendas en España entre los meses de julio y septiembre de 2020 ha alcanzado las 215.443, un 33% superior al trimestre anterior, lo que representa el mejor trimestre del año.

Según José María García, Director del área de valoraciones RICS/IVS y Research, “tras la caída de la actividad inmobiliaria durante la primera mitad del año como consecuencia de la pandemia, un notable número de indicadores han reflejado datos menos negativos durante el tercer trimestre, fruto de la mejora en las condiciones de movilidad y restricciones impuestas por las autoridades. A medida que se vaya afianzando el control de la misma y con la llegada de vacunas y responsabilidad de los ciudadanos, la economía irá mostrando datos más alentadores.

  • Se trata de un bien de primera necesidad, menos vulnerable ante la volatilidad del entorno que otros activos y con buenas opciones de rentabilidad, incluso en situaciones de incertidumbre.
  • La recuperación de la actividad inmobiliaria, el crecimiento del parque de viviendas disponible o la rentabilidad que ofrecen este tipo de activos, factores favorables para invertir en este sector.

 Si hablamos de activos populares a la hora de invertir, la vivienda aparece, sin duda, entre las primeras posiciones. Especialmente en España, donde la compra de un inmueble en el que residir es una de las preocupaciones más frecuentes de los ciudadanos, pues casi el 82% prefiere adquirir un inmueble en propiedad que alquilarlo, según refleja el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de junio de 2019.

Si bien en el segundo trimestre del año, como consecuencia de la pandemia, la actividad del sector inmobiliario se vio ralentizada, influyendo también en el tiempo de toma de decisiones y acción de los inversores para realizar operaciones, con la llegada de la “nueva normalidad”, las transacciones inmobiliarias se han ido incrementado mes a mes. Así lo demuestran los datos del Consejo General del Notariado, que reflejan una tendencia positiva en el número de compraventas realizadas en los últimos meses. Tanto es así que las transacciones aumentaron un 117% entre abril y agosto de este año, meses que registraron 15.277 y 33.201 operaciones, respectivamente.

Esta recuperación positiva que ha experimentado el sector en los últimos meses es tan solo una prueba más de que el activo residencial sigue posicionándose como un bien interesante para la inversión. Los expertos de Instituto de Valoraciones han analizado el panorama inmobiliario actual arrojando luz sobre algunas razones por las que tomar posición e invertir en un inmueble actualmente puede ser una buena decisión:

  • Buenas oportunidades de inversión. La incertidumbre e inestabilidad provocada por la crisis sanitaria ha propiciado que algunos propietarios de inmuebles se encuentren ante la necesidad de vender sus inmuebles para obtener liquidez. Esta situación podría presentar una oportunidad para aquellos inversores o particulares que cuenten con los ahorros suficientes para comprar un inmueble, y que estén interesados en adquirir una vivienda tanto para uso propio como para obtener rentabilidad mediante el alquiler, formato que sigue generando gran interés. De hecho, el precio del alquiler de vivienda ha registrado un aumento del 5% en septiembre de este año en comparación con el mismo mes de hace 5 años, según los datos del Índice de Precios de Consumo (IPC) del INE. No obstante, a pesar de la situación en la que nos encontramos, uno de los factores claves en la decisión de comprar o alquilar una vivienda sigue siendo su ubicación, por tanto, la adquisición de un inmueble en áreas consolidadas y con una demanda constante en el tiempo seguirá siendo una inversión rentable en el largo plazo.
  • La demanda vuelve a la senda del crecimiento. Según los últimos datos publicados por el Consejo General del Notariado, en agosto se registraron un total de 33.201 transacciones de compraventa de vivienda, lo que supone un incremento del del 6,8% interanual. Así, agosto registra la primera variación interanual positiva del año, ante las bajadas de todos los meses anteriores. Esto es muestra de que existe un panorama positivo para los inversores, haciendo atractiva la compra de inmuebles para, por ejemplo, reformarlos y volverlos a vender, teniendo en cuenta que el ritmo de la actividad del sector es positivo y que existe un interés real por la adquisición de viviendas.
  • La vivienda es un bien imprescindible, y eso, asegura su valor. Si bien algunos sectores pueden ser más vulnerables a la fluctuación económica, el caso del mercado inmobiliario es diferente. Y es que la vivienda constituye un bien de primera necesidad, incluso en las situaciones de crisis, lo que lo posiciona como un valor refugio. Prueba de ello es la actividad que existe ahora de búsqueda de viviendas de reposición o de segundas viviendas, a fin de satisfacer las necesidades surgidas tras el confinamiento. Se buscan casas más amplias, con un mayor número de estancias y espacios exteriores, donde la luminosidad juegue un papel relevante. Este escenario, refleja que, a pesar de la incertidumbre económica existente, la vivienda sigue generando interés y registrando una actividad positiva. No obstante, cabe destacar que el valor económico de un inmueble y sus posibles variaciones de precios dependen de otros factores como su ubicación o el tipo de inmueble del que se trate.
  • Un sector que siempre se recupera y ofrece posibilidades de rentabilidad. Los bienes inmobiliarios son activos que, aunque su valor se pueda ver afectado en un momento dado, tarde o temprano siempre acaban recobrando su fuerza. Ejemplo de ello fue lo sucedido en la pasada crisis económica de 2008 en la que el valor tasado medio de vivienda libre llegó a descender casi un 30% entre 2008 y 2014, según los datos históricos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. En el 2014 el precio por metro cuadrado llegó a descender hasta los 1.455 euros, pero tras la crisis, el precio del metro cuadrado mostró una evolución positiva desde el 2015 hasta el 2019, alcanzando un máximo de casi 1.653 euros por m2. Así, ya sea desde la posición de un particular que invierte en un inmueble para su uso personal o desde el punto de vista de un inversor que adquiere un activo para obtener rentabilidad, el activo inmobiliario se posiciona como un valor seguro para la inversión.
  • La obra nueva se recupera, incrementando el parque de viviendas disponible. La actividad del sector inmobiliario se ha ido recuperando, pero ¿sucede lo mismo con la oferta disponible? Todo parece indicar que el camino que sigue también es ascendente, principalmente gracias al apoyo de las viviendas de nueva construcción. Y es que, en julio de este año, el número de visados de dirección de obra nueva para la construcción de viviendas alcanzó la cifra de 6.143, según el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Una cifra aún menor a los 9.086 visados otorgados en febrero, antes del estallido de la crisis sanitaria, pero superior a los 4.121 de abril, cuando estaba vigente el estado de alarma a nivel nacional. Si esta tendencia positiva continúa así en los próximos meses, podría tratarse de una gran oportunidad de inversión, sobre todo teniendo en cuenta que la obra nueva tiene mayores posibilidades de adecuarse a los nuevos intereses y hábitos sociales.
  • Muchas de las personas que habían paralizado la compra de un inmueble por el estado de alarma han retomado su actividad. Se unen a este grupo aquellos propietarios que buscan una vivienda más acorde con sus nuevas necesidades, o los interesados en segundas residencias.
  • Búsqueda de viviendas de reposición, auge de los entornos naturales y rurales o nuevas herramientas digitales de venta, entre las tendencias protagonistas del último trimestre del año.

Si bien el futuro del mercado inmobiliario depende, en gran parte, de cómo evolucione la crisis sanitaria y la situación económica, las cifras de la actividad del sector durante los últimos meses reflejan un panorama positivo para su reactivación. Según los datos ofrecidos por el Consejo General del Notariado, en el mes de julio la compraventa de vivienda se situó en 48.586 transacciones, con una caída interanual de tan solo 5%, una cifra bastante razonable en comparación con las caídas interanuales que se registraron en abril (71,3%), mayo (53,4%) o junio (20,9%). Así, julio se consolida, hasta la fecha, como el mes con mayor número de transacciones de compraventa de vivienda del 2020, manteniendo la tendencia de crecimiento que se ha ido registrando desde abril, mes en el que la actividad se vio drásticamente ralentizada por el período de confinamiento.

Muchas de las personas que habían paralizado la compra de un inmueble por el estado de alarma han retomado su actividad, y a este grupo de interesados, se unen también ahora aquellos que buscan una vivienda de reposición que responda a sus nuevas demandas y necesidades o los que, aprovechando las atractivas condiciones de financiación, se han interesado por la compra de una vivienda en sustitución del alquiler o la adquisición de una segunda residencia.

Los expertos de Instituto de Valoraciones han analizado cómo ha influido la llegada de la pandemia en la evolución y comportamiento del sector, arrojando luz sobre algunos factores que podrían impulsar la actividad inmobiliaria este otoño:

· Búsqueda de viviendas de reposición: con los cambios en el estilo de vida y hábitos que ha ocasionado la llegada de la pandemia, muchas familias se encuentran ahora en busca de un inmueble que sustituya su vivienda actual y que se adecúe en mayor medida a sus necesidades, como pueden ser espacios más amplios o exteriores, más luminosidad… Influye también la nueva concepción de vivienda que se tiene actualmente, la cual ha dejado de ser un lugar donde dormir para ser un lugar donde se pasa mucho tiempo teletrabajando, formándose… Sobre todo, teniendo en cuenta la incertidumbre sobre la duración de la situación actual y las medidas y restricciones que pueda conllevar.

· España como destino para el turismo de salud: con la llegada de la pandemia y tras el período de confinamiento, ha cobrado importancia el cuidado de la salud física, mental y el bienestar en general. En este sentido, el turismo de salud se presenta para muchos como una gran opción para recuperar fuerzas, desconectar y descansar. Este tipo de turismo abre una posible vía para el crecimiento del sector inmobiliario, teniendo en cuenta que podría impulsar la compra de segundas residencias en entornos naturales y rurales, o el alquiler de pisos en zonas estratégicas para poder disfrutar de este turismo que ofrece buenas opciones para todo el año.

· Condiciones de financiación que incentiven la inversión: el mes de septiembre ha cerrado con una nueva bajada del euríbor, lo que plantea una buena oportunidad para todos aquellos interesados en pedir una hipoteca para la compra de una vivienda. A este factor se añaden las condiciones de financiación favorables que ofrecen en la actualidad los bancos, interesados por aumentar el número de operaciones y la mejora de sus márgenes, como pueden ser la eliminación de comisiones, condiciones flexibles de contratación o intereses atractivos.

· El clima, las costas y la naturaleza, un factor a favor: las buenas condiciones climatológicas de España, sus largas costas y sus enclaves naturales y rurales son un factor clave para la reactivación del sector inmobiliario. Las zonas con mayor potencial de costa y naturaleza son puntos de gran interés tanto para la inversión en segunda vivienda como para la inversión extranjera. No obstante, el comportamiento de estos públicos, en lo relativo a la compraventa de vivienda, dependerá de cómo evolucione la situación sanitaria a nivel global y las restricciones que pueda haber para viajar entre países.

· Nuevas herramientas, nuevas facilidades: las nuevas startups Proptech y los servicios digitales ofrecen a los diferentes players del sector mayores facilidades para realizar transacciones y operaciones de forma más cómoda, ágil y eficiente. Este es un factor que tendrá también un papel importante en el proceso de crecimiento del ladrillo. La posibilidad de visitar viviendas a distancia mediante tours virtuales y realidad virtual o la gestión de inmuebles sin contacto físico son solo algunas de las posibilidades que se abren gracias a la digitalización del sector.

  • All Iron RE I Socimi es una empresa inmobiliaria orientada a la adquisición y reposicionamiento de inmuebles destinados al alojamiento urbano de corta y media estancia alternativo a los modelos hoteleros tradicionales
  • La sociedad cuenta con una cartera de ocho inmuebles que suman en torno a 600 serviced apartments y 300 camas de hostel, valorada en más de 70 millones de euros
  • La estrategia de la compañía está centrada en la creación de valor a corto y largo plazo, mediante la inversión y reposicionamiento en inmuebles que se destinarán a su explotación apostando por la tecnología como palanca para optimizar la operativa

ALL IRON RE I SOCIMI, empresa impulsada por los empresarios Ander Michelena y Jon Uriarte, empezará a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MaB) en los próximos días, una vez ha recibido el Informe de evaluación favorable sobre el cumplimiento de los requisitos de incorporación por parte del Comité de Coordinación e Incorporaciones de dicho mercado. La empresa acaba de publicar el Documento Informativo de Incorporación al Mercado (DIIM).

La estrategia de la compañía está centrada en la creación de valor a corto y largo plazo, mediante la inversión y reposicionamiento en inmuebles, que se destinarán a su explotación como alejamientos urbanos alternativos a los hoteles tradicionales, y con una clara apuesta por la tecnología como palanca para optimizar la operativa.
Para ello, la empresa se basa en 3 pilares: i) cumplimiento estricto con la normativa; ii) gestión profesional y con escala; iii) apoyo en la tecnología como medio para maximizar la rentabilidad de la inversión.

Según el análisis de mercado de ALL IRON, la industria del alojamiento está atravesando una profunda transformación a nivel global apoyado en una creciente demanda por alojamientos que ofrecen nuevas experiencias tales como la de integrarse en la comunidad o beneficiarse de sentirse como en casa. Este proceso se está acelerando con el desarrollo de plataformas de internet que fomentan la economía colaborativa y, como consecuencia de ello, actualmente nos encontramos con una oferta de alojamientos urbanos alternativos fragmentada y sin escala, y generada en un marco normativo cambiante.

Frente a esta oferta actual, la propuesta de valor de ALL IRON RE I SOCIMI es muy diferencial. La empresa tiene como actividad principal la adquisición de inmuebles completos destinados a alojamientos urbanos alternativos a los hoteles tradicionales con un modelo de negocio basado en una oferta diferencial, principalmente de serviced apartments, destinados a cubrir estancias de corta y media duración tanto de clientes de negocios como de turismo.

ALL IRON RE I SOCIMI cuenta en la actualidad con un total de ocho activos, valorados en más de 70 millones de euros, en las ciudades de San Sebastián, Madrid, Bilbao (2), Vitoria, Valencia, Córdoba

En este sentido, su plan de negocio contempla una política activa de crecimiento mediante la adquisición de nuevos activos en las principales capitales españolas -con el foco en los núcleos urbanos de Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga y Valencia, entre otros-, así como su posterior expansión internacional.

La sociedad se estrena en el MaB con un capital social de 57,2 millones de euros, tomando como precio de referencia 10 euros por acción. Este capital está distribuido entre más de un centenar de accionistas privados. El código de negociación de la compañía será YAI1. VGM ha actuado como el Asesor Registrado de la compañía.

ALL IRON RE I SOCIMI forma parte del GRUPO ALL IRON, fundado por Ander Michelena y Jon Uriarte, que en 2016 vendieron la empresa Ticketbis a Ebay. Con este track record emprendedor, los dos empresarios impulsan ahora un nuevo proyecto de inversión que, además de ALL IRON RE I SOCIMI, cuenta con un vehículo inversor de Venture Capital, ALL IRON VENTURES, cuya inversión comprometida en la actualidad es de en torno a 120 millones de euros en una veintena de start ups. El Grupo ALL IRON en su conjunto, pues, suma unas inversiones valoradas en estos momentos en cerca de 200 millones de euros.

La crisis económica, como consecuencia del impacto de la COVID-19, ha provocado que se generen nuevas incertidumbres que provocan algunos riesgos añadidos en las inversiones, pero también puede propiciar la aparición de oportunidades de inversión en diferentes ámbitos, incluido el inmobiliario, uno de los sectores preferidos por los españoles para canalizar sus ahorros, por la plusvalía que puede reportar, las ventajas fiscales y la posibilidad de contar con un patrimonio heredable.

El departamento de Educación Financiera de EFPA España ha elaborado una guía práctica que recoge algunos puntos que deben tener en cuenta los ahorradores particulares a la hora de invertir en el mercado inmobiliario español.

  1. Analiza tu objetivo de inversión, tu situación financiera y el horizonte temporal

Antes de invertir en cualquier activo inmobiliario, es importante analizar cuál es nuestro perfil de inversión y nuestros objetivos en el largo plazo, así como la cuantía de la inversión que podemos realizar o el tipo de activo inmobiliario que mejor se adapta a nuestras necesidades. Hay que valorar también el horizonte temporal de nuestra inversión, sin olvidar que la inversión inmobiliaria suele ser a largo plazo, al igual que la revalorización de estos activos.

Las inversiones en el sector inmobiliario suelen requerir inversiones altas, por lo que resulta recomendable tener una situación financiera estable y contar con un margen de seguridad para hacer frente a gastos imprevistos (concesión de licencias, incremento de precio de obras…).

  1. Ten en cuenta la fiscalidad de los vehículos inmobiliarios

La fiscalidad constituye otro apartado importante en la inversión en activos inmobiliarios. Debemos tener en cuenta impuestos a los que habrá que hacer frente como el IVA del 10% en viviendas de nueva construcción, el Impuesto de Transmisión Patrimonial para viviendas de segunda mano o el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, entre otros.

  1. Infórmate bien sobre la situación del mercado inmobiliario.

Antes de plantearnos invertir en cualquier tipología de activos inmobiliarios, tenemos que estar bien informados de la situación del sector, sus previsiones futuras, así como

todos los condicionantes que influyen. Además, la actual crisis de la COVID-19 nos obliga a tomar un periodo más amplio de reflexión antes de tomar cualquier decisión, teniendo en cuenta que todavía no sabemos la magnitud económica de la crisis, pendientes de posibles nuevos rebrotes, y los grandes cambios sociales que se pueden producir en el comportamiento de la sociedad, en relación con la extensión del teletrabajo o las nuevas preferencias a la hora de elegir el tipo de inmuebles donde queremos vivir y en qué ubicaciones.

La consultora CBRE pronostica que el precio de la vivienda bajará entre un 2% y un 7% en 2020, con mayores caídas en zonas turísticas, mientras que los precios en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona se mantendrán estables.

En todo caso, a la hora de comprar un activo inmobiliario para su posterior alquiler, debemos tener en cuenta la rentabilidad esperada de los diferentes activos que, en líneas generales, se sitúa por encima de otros productos financieros tradicionales como al deuda pública o fondos de inversión. En 2019, la rentabilidad media del alquiler se situó en el 9,9% en oficinas, 8,9% en locales, 7,4% en vivienda y 6,7% en garajes, según datos del portal idealista. No obstante, en el escenario actual, la morosidad es un factor que el inversor debe considerar, ante la posibilidad de que los impagos se disparen en un escenario de crisis.

  1. ¿Solo existen la inversión directa o también a través de otros vehículos?

Más allá de la inversión directa en diferentes activos del sector inmobiliario, que suelen estar acotados para inversores con una cierta capacidad económica, también tenemos la opción de invertir en inmobiliario a través de bolsa, fondos de inversión o en SOCIMIS o incluso a través de plataformas de financiación participativa que incluyen proyectos inmobiliarios, lo que nos permitirá diversificar nuestra cartera y encontrar opciones interesantes de rentabilidad. No obstante, es importante conocer cuáles son las características de estos vehículos financieros y las condiciones que traen aparejados, así como sus elementos fiscales.

  1. Pide ayuda a un asesor financiero.

Sin duda, será la mejor manera de planificar cuál es la inversión más ajustada a nuestras características, perfil de riesgo y horizonte temporal. Un asesor financiero puede trazar una estrategia para lograr las mejores opciones de inversión o incluso ayudarnos a saber cuál es la cantidad que podemos dedicar para la adquisición de un inmueble o algún otro activo.

  • El nuevo ciclo del sector impulsa la llegada a SIMA de marcas con productos y servicios profesionales que complementan la oferta residencial de promotoras y comercializadoras
  • Dos de cada cinco marcas de la feria ya operan en áreas complementarias a la promoción, comercialización e intermediación

SIMA sigue siendo el fiel reflejo del amplio proceso de innovación que esta modernizando el sector inmobiliario de nuestro país La recuperación de su actividad y de la demanda se ha traducido no solo en una mayor diversidad de los operadores en juego, sino también de los productos y servicios orientados a los profesionales y al comprador de una vivienda. Una realidad que cada vez resulta más visible en la nómina de expositores de la feria, que se celebrará en el pabellón 10 de Feria de Madrid del 7 al 10 de mayo.

Si hasta hace unas pocas ediciones, la inmensa mayoría de las marcas que acudía a SIMA se dedicaba a la promoción, comercialización e intermediación, en la de 2020 dos de cada cinco tendrán actividades en otras áreas complementarias. Una tendencia que comenzó a apuntarse en 2016 y que eclosionó definitivamente en la feria del pasado año. En cuanto a la situación de los inmuebles en venta, veremos en su gran mayoría casas en venta en España, pero también en otros países latinoamericanos como México donde existe una fuerte oferta de venta de casas en Playa del Carmen.

Las reglas del sector han cambiado radicalmente”, afirma Eloy Bohúa, director general de Planner Exhibitions, empresa organizadora de las ferias SIMA. “En la actualidad, es un sector modernizado y abierto a nuevos nichos de negocio con los que esta respondiendo satisfactoriamente a sus dos retos clave: la tecnologización de sus procesos operativos y la satisfacción de un cliente empoderado, informado y exigente. La creciente variedad en la oferta de la feria es resultado de este renovado compromiso sectorial, que, con toda seguridad, seguirá acentuándose en el futuro”, continúa Bohúa.

De las 154 marcas que hasta el momento han confirmado su asistencia a SIMA el 49% ha señalado la promoción residencial como su actividad principal en la ficha de registro de la feria (las opciones de respuesta son múltiples). La segunda actividad más frecuente es la comercialización e intermediación, con el 20% de los expositores. Con ligeras variaciones, son cifras similares a las de 2019. Los incrementos respecto a la edición pasada se registran en el resto de las actividades, sobre todo las especializadas en gestión de activos inmobiliarios, que ya suponen el 23% de las empresas que han contratado espacio.

Por su parte, las cooperativas y gestoras de cooperativas, con un 12%, prosiguen ganando cuota en la oferta de SIMA. A continuación, con un 8% se sitúan constructoras; con un 5% financieras, fondos de inversión inmobiliaria y aseguradoras (5%); con un 4% estudios de arquitectura y urbanismo; y con un 3% tasadoras, patrimonialistas, asesoras legales e ingenierías (3%). Por debajo de este último porcentaje, hasta un total de 9 actividades más.

“SIMA es el punto de encuentro de los verdaderos protagonistas de nuestro sector. Asistir a la feria, ya sea como expositor o visitante, constituye una oportunidad única para acceder a una visión en conjunto de un mercado en expansión. El sector inmobiliario se mueve en un entorno cada vez más complejo y SIMA es la herramienta más adecuada para conocerlo”, concluye Eloy Bohúa.

Relación provisional de marcas de SIMA 2020

ABC CAPITAL INVESMENT, ACCIONA INMOBILIARIA, ACIERTA ASISTENCIA, ACTIVITAS, AEDAS HOMES, AELCA, AEO-ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE OFICINAS, AGENCIA INMOBILIARIA SUR DE ANDALUCÍA, ALGECO CONSTRUCCIONES MODULARES, ALIARIA ASESORAMIENTO Y GESTIÓN, ALIBUILDING, ALIMARKET CONSTRUCCIÓN, ALTAMIRA & SINGULARITY, ALTAMIRA ASSET MANAGEMENT, AMADEI, AMENABAR PROMOCIONES RESIDENCIALES, ANCAMAR INVERSION Y GESTION, APPII-ASOCIACIÓN PORTUGUESA DE PROMOTORES E INVERSORES INMOBILIARIOS, APR-ASSOCIAÇÃO PORTUGUESA DE RESORTS, ASENTIS, ASG HOMES, ASOCIACIÓN DE AGENCIAS Y AGENTES INMOBILIARIOS AIM, ASPRIMA-ASOCIACIÓN DE PROMOTORES INMOBILIARIOS DE MADRID, ASTER DISTRICT, ÁUREA HOMES, AVANTESPACIA, AYUNTAMIENTO DE MADRID, BÁSICO HOMES, BELBEX.COM, BONDSTONE, BROSH, C Y C DESARROLLO INMOBILIARIOS, CALEDONIAN, CASAFARI, CBRE RESIDENCIAL, CBRE VALUATION ADVISORY, CENTURY 21, CHAMARTÍN, CHG, COAPI DE MADRID, COMAMSA, COMUNIDAD DE MADRID, CONCOVI, CONFIDENCIAL IMOBILIÁRIO, CONTACTO ATLANTICO, CONVEY INVESTMENTS, COSTAR GROUP, EBROSA, EDIFICIO INTEMPO, EL INMOBILIARIO MES A MES, ENDESA ENERGÍA SOLUCIONES INMOBILIARIAS, ENGEL & VÖLKERS, ENGEXPOR, FOTOCASA, FUNDACIÓN ASPRIMA, GESTILAR, GESTIONO, GETSA, GILMAR CONSULTING INMOBILIARIO, GLOBAL ARCHITECHTURE LOCAL OFFICE, GLOOBEE.COM, GRAN CANET RESIDENCIAL PLAYA, GRUPO CASER, GRUPO IBOSA, GRUPO INMOBILIARIO FERROCARRIL, GRUPO INSUR, GRUPO LOBE, GURU 360, HABITACLIA, HABITAT INMOBILIARIA, HABITAT INVEST, HI! REAL ESTATE, HIPOGES IBERIA, HOMESERVE, HOMYHUB, IAHORRO, IBERDROLA INMOBILIARIA, IBERIAN REAL ESTATE, IBERIAN.PROPERTY, IBERINMO GRUPO, IDEALISTA, IKASA, IMMOSERVICE, IMMOSERVICE, COSTA BLANCA Y COSTA CÁLIDA, IMPULSA PROYECTOS INMOBILIARIOS, INMOBLOG.COM, INMOGLACIAR, INVERSIONES CANTO REDONDO, IV PROPERTY, JPS GROUP, KASAZ, KASAZ.COM, KRONOS HOMES, KUTXABANK, LEVEL, MAGNUM & PARTNERS, MARINA D´OR, MASA, METROS 2, MODEL GROUP, MURELLI, NEINOR HOMES, NEWKER, OBSERVATORIO INMOBILIARIO, OLIVA NOVA BEACH & GOLF RESORT, PERSUADIS MARKETING INMOBILIARIO, PISOS.COM, PORCELANOSA GRUPO, PORTUGAL, PARTNER COUNTRY, POSCAM GESTIÓN INMOBILIARIA, PRECIOSDEVIVIENDA.ES, PREMIER ESPAÑA, PRINEX REAL ESTATE SOFTWARE, PROEL, PROPERTY BUYERS BY SOMRIE, QUABIT INMOBILIARIA, QUABIT LAS SUERTES, QUADRATIA, QUALISUR SEGUROS, REAL ESTATE CAPITAL, RENTALIA, RESIDENCIAL GESTION NORTE, REVISTA CENTROS COMERCIALES, SAREB, SDIN RESIDENCIAL, SERPROCOL, SERVICOOP GESTIÓN, SERVICOOP MANAGEMENT, SG VILLAS ALCALÁ, SH WALTERS, SINGULAR HOUSES, SKYLINE MADRID, SONAE SIERRA, SPIDER, ST SOCIEDAD DE TASACIÓN, STOCKCROWD IN, STONEWEG LIVING, STYLE COOPERATIVAS BY QUABIT, TAAF, TARGOBANK, TEKDOM, TM GRUPO INMOBILIARIO, TOP GESTIÓN, VÍA CÉLERE, VIA MAGNA S..COOP, VIDA IMOBILIÁRIA, VIRTUAL KING, VITRINEMEDIA IBERIA, VITRIO VR, VIVIENDA2, VIVIENDAS PARA TI, WIRES-WOMEN IN REAL ESTATE, WOSS y ZENNIO.

  • Crecimiento exponencial de SILICIUS que ha incrementado el valor bruto de sus activos un 386%, pasando de los 110 millones de euros a principios de año hasta superar los 440 millones de euros a cierre del ejercicio
  • La socimi realizó, durante 2019, 9 ampliaciones de capital y 8 compraventas, pasando de 9 a 35 inmuebles a 31 de diciembre
  • Concluye con éxito la primera fase de su plan de crecimiento definido para el pasado ejercicio y entra en la segunda fase para superar los 1.000 millones de euros de valor bruto de activos previo a la cotización

SILICIUS Real Estate, SOCIMI especializada en la gestión de inmuebles a largo plazo y con rentas estables, ha concluido con éxito su plan de crecimiento aprobado por los accionistas para el 2019, cerrando el pasado ejercicio con un total de 35 activos en cartera, con un valor bruto superior a 442 millones de euros y 38 nuevos accionistas.

El Plan de Negocio de la Sociedad aprobado por los accionistas se ha basado en la aportación y adquisición de inmuebles que encajarán con la política de inversión para seguir construyendo una cartera diversificada de activos de diferentes tipologías (hoteles, oficinas, comercial y High Street) con generación estable de rentas; con el objetivo de alcanzar el tamaño adecuado y la estructura óptima.

La incorporación de nuevos accionistas e inmuebles a SILICIUS comenzó en enero de 2019 partiendo de un porfolio de 9 activos y 110 millones de euros. Las ampliaciones de capital han tenido lugar a través de aportaciones no dinerarias provenientes de diferentes grupos empresariales y Family Offices que se han sumado al proyecto de SILICIUS y que ahora forman parte de su accionariado. Con estas aportaciones la socimi ha aumentado su capital unos 320 millones de euros y ha adquirido diversos inmuebles “prime” como el ubicado en la Calle Carretas 10 de Madrid (próximo Iberostar Selection Teatro Albéniz), la sede de Siemens-Gamesa en el Parque Tecnológico de Zamudio (Bilbao) o el Centro Comercial Bahía Plaza en Cádiz.

Además, en el mes de diciembre la compañía cerró una ampliación de capital mediante aportación dineraria por valor de 22 millones de euros con propósito de ejecutar compraventas de inmuebles del pipeline durante los próximos meses.

Con la compra del 29% de Shark Capital, vehículo de inversión patrimonial con inmuebles en rentabilidad en Europa, SILICIUS entra en el mercado Europeo dando así respuesta a su estrategia de diversificación geográfica de activos.

A lo largo de 2019, la compañía también ha llevado a cabo 9 operaciones de compraventa de inmuebles, entre ellos, un local comercial en Vitoria con una valoración superior a los 10 millones de euros y que actualmente se encuentra alquilado a BBVA o 4 inmuebles ubicados en la calle Los Madrazo en el centro histórico de Madrid valorados en más de 35 millones de euros.

En cuanto a la ocupación de sus activos, con el alquiler del edificio de oficinas de 5.800m2 sito en la calle Obenque (Madrid) a Arriaga&Asociados, finalizó el año con un ratio de ocupación superior al 89%.

Próximamente se presentará en la Junta de Accionistas el plan para 2020 que supone crecer por encima de los 1.000 millones de euros de valor bruto de sus activos previos a la salida a cotización al Mercado de Capitales. Para tal fin, se presentará a los accionistas varias operaciones de aportación en curso, así como un pipeline de aproximadamente 300 millones de euros que la compañía ha identificado y que encajan con la política de inversión aprobada.

A lo largo del pasado año, SILICIUS también ha participado en diferentes actividades deportivas donde valores como la perseverancia, la dedicación y el trabajo en equipo se ponen de relieve, tal es el ejemplo de la vela y el rugby. La socimi apoyó durante la Copa del Rey MAPFRE 2019 a la embarcación M&G Tressis Silicius GC32, cuyo patrón fue Iker Martínez, y patrocinó el XIII Torneo Internacional de Rugby Infantil.

Con vistas a su nueva situación, SILICIUS ha desarrollado una nueva herramienta de comunicación online con la información más relevante orientada a los socios y a los futuros accionistas además de toda la información corporativa y de los activos inmobiliarios de su cartera.

  • Su actual portfolio en España y Portugal, de más de 1.300 millones de euros en activos bajo gestión, crecerá significativamente este año.
  • Las últimas operaciones formalizadas el pasado año incluyen activos logísticos por toda España, residenciales y de oficinas en Barcelona y un hotel en Lisboa.
  • El volumen total de operaciones de PATRIZIA en toda Europa ha superado los 8.000 millones de euros en 2019.

PATRIZIA AG, socio global para la inversión pan-europea en el sector inmobiliario, anuncia que ha firmado operaciones por valor de más de 500 millones de euros en 2019 en la península ibérica, lo cual supone un aumento significativo respecto a las formalizadas en 2018 en la demarcación, que ascendieron a alrededor de 126 millones de euros.

A cierre de 2019, el portfolio de activos de PATRIZIA en España y Portugal ascendía a 1.300 millones de euros: un 65% más que en 2018.

Eduardo de Roda, Country Manager para Iberia de PATRIZIA, ha afirmado que “estas cifras confirman la sólida posición que ocupamos en España mientras seguimos haciendo crecer nuestra plataforma. Haber alcanzando estos niveles transaccionales demuestra el profundo conocimiento del mercado de PATRIZIA, nuestra experiencia sobre el terreno y nuestra capacidad de estructurar operaciones. No podríamos estar mejor posicionados para capitalizar el vibrante pipeline que estamos analizando actualmente para nuestros inversores”.

El portfolio de la firma en España a cierre de 2019 incluye activos en Madrid y Barcelona. Se reparte además por los segmentos de oficinas, retail, logística, hotelero y residencial, y el 75% del mismo tiene un perfil estratégico core-plus o de valor añadido.

Entre las adquisiciones más recientes de PATRIZIA en España cabe destacar dos activos logísticos en Madrid que suman más de 96.000 metros cuadrados. El primero, situado en el municipio Ontígola, está íntegramente alquilado, mientras que el segundo es un desarrollo especulativo de Grado A ubicado dentro del polígono industrial de Los Gavilanes. En Barcelona, la firma ha incorporado una cuarta remodelación de oficinas en el distrito 22@ a su portoflio, que, sumada a las otras tres que ya estaba desarrollando, brindará 25.800 metros cuadrados de oficinas modernas y centradas en ofrecer las mayores comodidades al mercado entre 2021 y 2022.

En Lisboa, PATRIZIA también ha firmado la adquisición de un desarrollo hotelero de 6.200 metros cuadrados en una ubicación emblemática.

PATRIZIA ha aumentado su volumen de operaciones en el mercado europeo del real estate de 4.900 millones de euros en 2017 a 6.800 millones en 2018, y, ahora, por encima de los 8.000 en 2019. En los últimos tres años, PATRIZIA ha firmado alrededor de 20.000 millones de euros en operaciones inmobiliarias para sus clientes; en su mayoría, adquisiciones.

  • Actualmente, el precio por metro cuadrado de la vivienda libre en España se sitúa en torno a los 1.600€, muy por debajo de los 2.100 € que se registraban en el año 2008. 
  • La compraventa de viviendas llegó a superar en 2006 las 950.000 transacciones. Una cifra a la que solo se acercó el ejercicio 2018 con sus casi 583.000 operaciones. 
  • Los bancos son mucho más estrictos y previsores durante la concesión hipotecaria, hay mayor transparencia y se están regularizando las cláusulas abusivas.

Durante los últimos cinco años de recuperación inmobiliaria, se ha estado especulando sobre la posibilidad de que el mercado estuviese cometiendo los mismos errores del pasado. Una afirmación con la que, según el último estudio de Casaktua.com, está de acuerdo el 87% de la población española. Sin embargo, a pesar de que las ventas, los precios, la concesión hipotecaria o la construcción de viviendas hayan repuntado respecto a la época de crisis, sus cifras todavía se encuentran muy lejos de lo registrado durante los años más desenfrenados de la burbuja, según lo que demuestran los datos oficiales sobre el mercado actual.

Para demostrarlo, Casaktua.com ha analizado las similitudes y diferencias del panorama inmobiliario de hace más de una década con la situación actual:

  • El precio crece, pero no alcanza los máximos del boom. Aunque hay ciudades y localidades que han estado muy cerca del valor máximo alcanzado en el ciclo anterior, actualmente, el precio por metro cuadrado de la vivienda libre en España se sitúa en torno a los 1.600-1.700€, muy por debajo de los 2.100€ que se registraban en el año 2008, tal y como indican los datos del Ministerio de Fomento. Además, nos encontramos en un periodo de estabilización del valor de la vivienda en el que la oferta comercial de players inmobiliarios como com incluyen viviendas con precios asequibles para cualquier tipo de comprador.
  • Aumenta la compraventa de inmuebles, pero con cifras más moderadas. El Ministerio de Fomento refleja que la compraventa de viviendas llegó a superar en 2006 las 950.000 transacciones, una cifra a la que solo se acercó el ejercicio 2018 con sus casi 583.000 operaciones. De enero a julio de 2019, esta estimación rondaría las 312.000 compraventas (INE). Estos dos últimos datos manifiestan que todavía estamos muy por debajo de los años del boom. En este caso, ocurre como con el precio: la demanda respecto al ejercicio anterior también se está moderando.
  • Dificultad de acceder a un préstamo hipotecario. Durante el auge inmobiliario, los bancos concedían préstamos e hipotecas con facilidad. Actualmente, y a pesar de que en los últimos años se ha producido una flexibilización en las condiciones con respecto a la crisis (2008-2014), los bancos son mucho más estrictos y previsores. Sobre todo, tras la aprobación de la nueva Ley Hipotecaria y por el riesgo ante un cierto deterioro económico.

En estos más de diez años, también se ha ganado en transparencia a la hora de contratar una hipoteca, se están regulando las cláusulas abusivas, se ha producido un nuevo reparto de gastos al escriturar e inscribir un préstamo hipotecario y los plazos de amortización son mucho más cortos (en la época del boom se llegaron a conceder préstamos de hasta 40 o 50 años).

  • Euribor a nivel cero. Las cifras actuales del Euríbor están en -0,325€. Unos niveles que distan mucho de los alcanzados en 2008, cuando, tal y como muestran los datos del Banco de España, llegó a situarse por encima del 5%.
  • Las hipotecas a tipo fijo se ponen de moda. La firma de hipotecas a tipo fijo está batiendo récords. Los últimos datos del Colegio de Registradores indican que estas alcanzan el 41% de todas las nuevas hipotecas contratadas, y, según los datos que maneja com, el 64% de los futuros compradores se inclinará por esta opción. Antes de 2008, las hipotecas de interés variable eran las preferidas.
  • Se conceden menos visados de obra nueva. Partiendo de que ahora se construye de forma más razonada, con financiación restrictiva y controlada, los permisos para construir están aumentando. Durante los primeros meses del año, se han concedido 47.119 licencias para levantar viviendas nuevas, un 16,9% más que un año antes (Ministerio de Fomento). No obstante, estas cifras están muy lejos de las concedidas durante el pico de la burbuja, ya que, por ejemplo, en septiembre de 2006 se tramitaron cerca de 127.000 permisos.
  • Más inclinación por el alquiler. Aunque la propiedad sigue siendo la opción mayoritaria, actualmente el 16,9 % de los hogares vive en alquiler (INE). Antes de 2008, este porcentaje no superaba el 14%. El alza de los precios en el arrendamiento demuestra que la demanda de esta opción ha ido creciendo por la dificultad de acceder a una vivienda en propiedad. De hecho, los datos del estudio del portal inmobiliario reflejan que el presupuesto actual de mudarse de alquiler es un 11% superior al de 2018.
  • Perfil del comprador: los jóvenes se ven desplazados de la compra. La facilidad de concesión hipotecaria durante los años previos a 2008 permitió a los jóvenes con salarios bajos endeudarse a muy largo plazo. Debido al mencionado endurecimiento de las exigencias a la hora de pedir un préstamo de los últimos años y a los precios de vivienda, la composición de las familias hipotecadas es diferente. Se trata de compradores de más de 40 años y con un nivel de renta elevado.
  • Esfuerzo económico para pagar una nueva vivienda. En la época del boom, un español tenía que destinar su renta de 13,6 años para comprar una vivienda. Actualmente, el esfuerzo es mucho menor: 9,7 años. Además, con el objetivo de favorecer el acceso a la vivienda, portales inmobiliarios como com han ajustado su oferta inmobiliaria lanzando campañas a precios por debajo del mercado y con óptimas condiciones de financiación.
  • La compañía ha iniciado recientemente las obras de construcción de Residencial Torre dels Vents tras obtener la licencia de obras.
  • Esta promoción, que está previsto que culmine en el primer trimestre de 2021, cuenta con una ubicación privilegiada, cercana al centro de la ciudad y a todo tipo de servicios.

La promotora inmobiliaria Metrovacesa ha obtenido licencia de obra para la construcción de su primer proyecto en Tarragona, Torre dels Vents. Este complejo residencial consta de 38 viviendas de 2, 3 y 4 dormitorios distribuidos en un edificio de 7 plantas. Además, dispondrá de plazas de garaje y trasteros, así como 2 locales comerciales. El proyecto se ubica en una de las principales zonas de expansión de Tarragona, a escasos metros del centro de la ciudad, concretamente al final de la rambla President Lluís Companys, y a menos de 5 minutos a pie del Hospital Juan XXIII y zonas comerciales como El Corte Inglés.

Las obras de este proyecto, para las que la promotora realizará una inversión de 8,8 millones de euros, se han iniciado y está previsto que finalicen durante el primer trimestre de 2021. Con esta nueva promoción, Metrovacesa afianza su presencia en Cataluña y pone de manifiesto su apuesta por esta Comunidad, un mercado clave dentro del plan de negocio de la compañía y donde actualmente tiene bajo desarrollo cerca de 900 viviendas de obra nueva repartidas por varias localidades.

Metrovacesa, en línea con su compromiso con el diseño y la sostenibilidad, ha confiado en el estudio de arquitectura GBR, un equipo multidisciplinar especializado en urbanismo y arquitectura. Esta firma, con más de 30 años de experiencia a sus espaldas, ha intervenido en números desarrollos residenciales en Cataluña, tanto de carácter residencial como corporativo o comercial, entre los que destaca el Hotel Prestige Congress en Hospitalet de Llobregat, entre otros.

Para el desarrollo de este proyecto, GBR ha planteado una solución arquitectónica que se adapta perfectamente a las características del barrio en el que se ha proyectado esta edificación y que destaca sobre el resto de promociones de la zona.

Torre dels Vents cuenta con un diseño elegante centrado en la máxima luminosidad de las estancias y vistas panorámicas a la ciudad de Tarragona, ya que entre los servicios comunitarios que ofrece destaca la piscina situada en la cubierta de la última planta.

Vemta de pisos en Tarragona Metrovacesa invierte más de 8 millones de euros en su primera promoción en Tarragona