Entradas

5 razones por las que los inversores extranjeros invierten en España

  • El crecimiento del sector inmobiliario, las oportunidades que ofrece el mercado nacional a inversores patrimonialistas, el terreno que está ganando el alquiler de corta estancia, la rentabilidad de los ‘coworkings’ y la transformación del mercado son, según Javier Miñana, CEO de New York Business Group, las razones por las que España es atractiva para el mercado inmobiliario internacional.

New York Business Group, la prestigiosa consultora de inversiones y comercio especializada en conectar y educar inversores, sigue apostando por los grandes eventos y organiza el Spain Real Estate Investment Forum. Este congreso se celebra en Madrid el día 12 de junio en el Hotel Wellington. Según Javier Miñana, CEO de New York Bussines Group, la compañía ha elegido España por el buen momento que vive el mercado inmobiliario nacional de cara a inversores de todo el mundo. “El sector inmobiliario es uno de los más interesantes en nuestro país, con un crecimiento del 12.4% en 2018”, aclara Miñana. Y añade: “Se estima que seguimos en un ciclo expansivo lleno de oportunidades, donde la información y las relaciones son fundamentales. También, la gestión de riesgos y la influencia de la economía internacional”.

Las oportunidades que ofrece el mercado español a inversores patrimonialistas es otro de los motivos de dicho atractivo. Según Miñana, éstos se caracterizan por tener unas estrategias a largo plazo y sacrificar algo de rentabilidad a cambio de seguridad. “En términos generales, están cómodos con rendimientos entre el 2% y el 3%. Y es que, como viene insistiendo el sector desde hace tiempo, en el momento del ciclo en el que estamos poco a poco veremos más salidas de inversores oportunistas y entradas de inversores patrimoniales”, señala el CEO de New York Business Group. El terreno que está ganando el alquiler de corta estancia, sobre todo de cara a un inquilino corporativo que alquila una casa durante un periodo de tiempo por motivos de trabajo, es otro de los grandes atractivos del sector inmobiliario en España de cara al inversor internacional.

Ahora, los inversores buscan en España rentabilidades que les permitan tener un crecimiento ajustado a la inflación y al riesgo que asumen. Sigue habiendo rentabilidades muy interesantes en los coworkings, donde se saca un mayor rendimiento del metro cuadrado, y en las viviendas destinadas a alquiler vacacional o a clientes de grandes empresas.”, puntualiza Miñana: “Sigue habiendo activos interesantes en los que invertir, movimiento de dinero, liquidez buscando activos seguros o con altas rentabilidades, etc. No creo que estemos estancados. El crecimiento sigue, de manera diferente”.

New York Business Group reúne a más de 100 inversores para el intercambio de oportunidades de negocio en el mercado inmobiliario español. A esta compañía, dirigida por Javier Miñana, le avala una amplia trayectoria organizando todo tipo de encuentros de ejecutivos de primer nivel en Estados Unidos, América Latina, Europa e, incluso, África. Ahora, ha decidido poner el foco en España y realizar aquí su foro dedicado al mercado inmobiliario. “El sector inmobiliario es uno de los más interesantes en nuestro país, con un crecimiento del 12.4% en 2018”, explica Miñana. Y añade: “Se estima que seguimos en un ciclo expansivo lleno de oportunidades, donde la información y las relaciones son fundamentales. También, la gestión de riesgos y la influencia de la economía internacional”.

Así, Spain Real Estate Investment Forum aspira a consolidarse como una de las reuniones de inversores más importantes del sector inmobiliario. Alrededor de 150 inversores institucionales y privados venidos de España, Europa, Estados Unidos y otras partes del mundo intercambiarán oportunidades de negocio en el mercado inmobiliario español. De este modo, en este evento participarán fondos americanos, inversores chinos, de Reino Unido, y por supuesto, las principales compañías del sector en España. “Es una oportunidad ideal para fondos, bancos, desarrolladores, agentes y proveedores de todo tipo de servicios”, aclara Miñana: “Para conocer de primera mano la dinámica del mercado, establecer nuevas relaciones y acceder a grandes oportunidades de negocio”.

Una visión macroeconómica de los principales inversores institucionales y fondos de inversión; nuevas oportunidades de inversión y optimización de retornos; oportunidades alternativas en el segmento comercial; el impacto de la tecnología en el sector; inversores privados y fondos de pensiones; fondos de deuda y de equity y oportunidades en activos residenciales son sólo algunos de los temas que se tratarán durante la jornada que se celebra el Spain Real Estate Investment Forum. En definitiva, se tratarán los asuntos más actuales de mercado español, midiéndole así el pulso al sector. En total, alrededor de 30 altos cargos de las empresas más destacadas participarán en el encuentro como ponentes.

Crear un punto de encuentro donde se pueda conocer de primera mano la dinámica del mercado, establecer nuevas relaciones y acceder a oportunidades de negocio sin precedentes. Éstos son algunos de los objetivos fundamentales con los que New York Business trae Spain Real Estate Investment Forum a Madrid.

Metrovacesa invierte más de 8 millones de euros en su primera promoción en Tarragona

  • La compañía ha iniciado recientemente las obras de construcción de Residencial Torre dels Vents tras obtener la licencia de obras.
  • Esta promoción, que está previsto que culmine en el primer trimestre de 2021, cuenta con una ubicación privilegiada, cercana al centro de la ciudad y a todo tipo de servicios.

La promotora inmobiliaria Metrovacesa ha obtenido licencia de obra para la construcción de su primer proyecto en Tarragona, Torre dels Vents. Este complejo residencial consta de 38 viviendas de 2, 3 y 4 dormitorios distribuidos en un edificio de 7 plantas. Además, dispondrá de plazas de garaje y trasteros, así como 2 locales comerciales. El proyecto se ubica en una de las principales zonas de expansión de Tarragona, a escasos metros del centro de la ciudad, concretamente al final de la rambla President Lluís Companys, y a menos de 5 minutos a pie del Hospital Juan XXIII y zonas comerciales como El Corte Inglés.

Las obras de este proyecto, para las que la promotora realizará una inversión de 8,8 millones de euros, se han iniciado y está previsto que finalicen durante el primer trimestre de 2021. Con esta nueva promoción, Metrovacesa afianza su presencia en Cataluña y pone de manifiesto su apuesta por esta Comunidad, un mercado clave dentro del plan de negocio de la compañía y donde actualmente tiene bajo desarrollo cerca de 900 viviendas de obra nueva repartidas por varias localidades.

Metrovacesa, en línea con su compromiso con el diseño y la sostenibilidad, ha confiado en el estudio de arquitectura GBR, un equipo multidisciplinar especializado en urbanismo y arquitectura. Esta firma, con más de 30 años de experiencia a sus espaldas, ha intervenido en números desarrollos residenciales en Cataluña, tanto de carácter residencial como corporativo o comercial, entre los que destaca el Hotel Prestige Congress en Hospitalet de Llobregat, entre otros.

Para el desarrollo de este proyecto, GBR ha planteado una solución arquitectónica que se adapta perfectamente a las características del barrio en el que se ha proyectado esta edificación y que destaca sobre el resto de promociones de la zona.

Torre dels Vents cuenta con un diseño elegante centrado en la máxima luminosidad de las estancias y vistas panorámicas a la ciudad de Tarragona, ya que entre los servicios comunitarios que ofrece destaca la piscina situada en la cubierta de la última planta.

Vemta de pisos en Tarragona

 

Cat Real Estate invertirá 40 millones de euros en la Ciudad Condal

  • Según informan desde Cat Real Estate, consultora inmobiliaria que gestiona más de 650 millones de euros en administración de fincas, la positiva actividad del retail en high street de la capital catalana, está motivando una importante llegada de capital de inversores para comprar este tipo de activos

Actualmente la capital catalana continua siendo una ciudad muy atractiva para estos grupos, tanto para la apertura de tiendas tradicionales como para sus tiendas “flagship”. Y es que la ciudad es parada obligada de las marcas de retail, y muestra de ello es la calle Portal del Àngel, que cuenta con alquileres de 300 €/m2/mes, convirtiéndose de esta manera en la vía más cara de toda la Península Ibérica.

Esta atracción de las marcas por Barcelona la estamos viviendo de manera muy positiva desde Cat Real Estate. Estos últimos años, grandes marcas de retail han abierto tiendas en #Barcelona, y nosotros hemos tenido la oportunidad de asesorar a diferentes grupos en las aperturas de sus locales”, añade Nacho Castella,  CEO de Cat Real Estate.

De hecho, la consultora ha cerrado más de 50 operaciones de este tipo en los últimos cuatro años, siendo la rentabilidad media del 5%, pero actualmente están cerrando operaciones en el 4% y disponen de mandato de 40 millones de euros para invertir este año en la ciudad catalana. En un entorno de baja rentabilidad en otras opciones de inversión, está provocando que un gran flujo de capital vaya hacia el inmobiliario. En este sector, el segmento de high street (locales en los ejes más comerciales), en este caso en la ciudad de Barcelona, están atrayendo a los inversores.

Las marcas de retail que han apostado por Barcelona

Asimismo, entre los grupos asesorados por la consultora cabe destacar la marca de moda femenina, Sita Murt, con su última apertura en la calle Rec 34 del Born.

Otro de los grupos asesorados ha sido Calzedonia, en su local de Rambla Catalunya 61. Esta marca se caracteriza por buscar locales en las mejores ochavas de la ciudad. Y es que, si las marcas se quieren diferenciar del resto y vender, uno de los puntos más importantes es la ubicación de sus tiendas. Las grandes compañías tardan incluso más de un año en escoger una ubicación perfecta para sus tiendas. Estas buscan locales que cumplan dos grandes requisitos para abrir una nueva tienda: la visibilidad del local y la ubicación en una zona con un alto tránsito de gente.

Zonas como la Rambla, Portal del Ángel, Plaza Cataluña, Paseo de Gracia o Rambla Cataluña, son zonas céntricas, muy bien valoradas por su ubicación de locales comerciales, ya que estos cumplen con ambos requisitos. La gran mayoría de espacios comerciales son locales espaciosos, con grandes aparadores y aceras amplias por las que circulan un importante número de peatones.

En el año 2018, la consultora creó Cat Real Estate Proptech, una incubadora de startups inmobiliarias que busca dar cobertura y apoyo a nuevos modelos de negocio en sus primeras etapas de vida (fase pre-seed o semilla). Actualmente se encuentran tres nuevas empresas dentro de la incubadora: Melibero, Rentando y Yourhoming.

El 10% de los españoles que tiene intención de comprar una vivienda lo haría con el objetivo de invertir

  • Según los datos del IV Estudio de Casaktua, las opciones mejor valoradas por los compradores son: adquirir un inmueble para alquilarlo a largo plazo (33%), para el arrendamiento vacacional (14%) o para reformarlo y venderlo posteriormente (12%).
  • Tener claro el tipo de beneficio que se quiere obtener, elegir grandes ciudades y barrios consolidados o calcular previamente la rentabilidad que se obtendría, algunos consejos para el inversor inmobiliario.

La vivienda es actualmente la inversión de moda gracias al crecimiento de la economía, al incremento de los precios del alquiler, a la revalorización progresiva de las propiedades y al auge del turismo.

Según el IV Estudio de Casaktua.com, el 10% de los españoles que busca actualmente una nueva vivienda en propiedad lo hace para invertir en el sector inmobiliario. El perfil de estos compradores es el de trabajador por cuenta ajena, de entre 45 y 54 años y con unos ahorros para la inversión de entre 100.000€ y 150.000€. En cuanto a las opciones, para la totalidad de encuestados españoles lo mejor es adquirir un inmueble con el fin de alquilarlo (33%), el arrendamiento vacacional (14%) o reformar y vender posteriormente (12%).

Pese a ser una muy buena alternativa, la inversión en el sector inmobiliario requiere de un conocimiento previo del mercado y de asesoramiento de expertos del sector. Para ayudar durante el proceso, Casaktua.com expone seis claves para acertar y obtener mayores beneficios:

  • Sopesar ventajas: ¿comprar para alquilar o comprar para vender? Adquirir un inmueble para ponerlo en alquiler tiene el beneficio de disponer de unos ingresos mensuales fijos y de una vivienda en propiedad en progresiva revalorización. También está la opción del alquiler vacacional, cuyas ventajas se fundamentan en unos ingresos mayores al arrendamiento tradicional, en el cobro asegurado (el pago suele realizarse por adelantado) y en una mayor disponibilidad para disfrute propio. Por su parte, el hecho de comprar para vender posteriormente se caracterizará por un riesgo financiero menor si se vende a mayor precio, y por la obtención inmediata de grandes beneficios.
  • Elegir inmuebles adaptados al objetivo de inversión. El tipo de inmueble a adquirir cambiará según la opción de inversión. Las viviendas amuebladas de uno o dos dormitorios son ideales para alquileres a corto plazo, como el vacacional o el enfocado a un target más ejecutivo y con movilidad laboral. De cara al arrendamiento a largo plazo o a una venta posterior, lo más adecuado será apostar por viviendas bien distribuidas, de 2 o 3 dormitorios, exteriores y con ascensor y garaje.
  • Optar por las grandes ciudades y enclaves turísticos. En el caso de que se compre con intención de vender, lo mejor es optar por ciudades como Madrid y Barcelona, donde el mercado es más dinámico. Dado que la vivienda no está subiendo de forma homogénea, también conviene apostar por capitales como Santa Cruz de Tenerife, Palma de Mallorca, Valencia, Málaga, Alicante, Pamplona, Guipúzcoa o Murcia, zonas que más se están revalorizando. La ubicación también es importante en la inversión para alquilar. Madrid, Barcelona o San Sebastián son las urbes más caras. Los enclaves más turísticos, como la Costa del Sol, también resultan una opción a valorar en ambos tipos de inversión. La razón está en el crecimiento de la demanda de segunda vivienda en zonas de playa y la proliferación del alquiler en época de vacaciones.
  • Apostar por zonas consolidadas. Lo ideal es buscar viviendas en barrios consolidados con precios asequibles, gran demanda de alquiler, buenas comunicaciones y servicios cercanos. En Madrid, por ejemplo, los barrios limítrofes a la M30 están resultando una elección interesante. También es buena idea apostar por grandes centros de negocios o zonas universitarias, ya que siempre tendrán demanda. No obstante, la mejor alternativa es la zona centro, pero la inversión inicial será mucho más elevada.
  • Inmuebles en buen estado de conservación. En el caso del alquiler, es importante tener en cuenta que el inmueble tiene que estar en buen estado de conservación para captar inquilinos. Si se quiere hacer reforma tras la compra, se deberá procurar que el precio de adquisición sea lo suficientemente bajo y que el inmueble no presente una distribución complicada. Solo así la obra resultará más asequible. El coste medio de una rehabilitación total puede rondar los 450-500 euros/m2. También es importante considerar el estado del edificio para no encontrarse posteriormente con derramas imprevistas.

 ¿Cómo calcular la rentabilidad?

Para estimar la inversión inicial hay que sumar al precio de compra, los impuestos, los gastos de la operación y el desembolso para la puesta a punto de la vivienda (pintura, electrodomésticos, muebles, reforma, etc.). Una vez que se tiene este dato, se podrá calcular la rentabilidad. Por ejemplo:

  • En el caso de realizar una venta posterior: hay que calcular el precio por el que se podría vender el inmueble y restarle los gastos de transacción. Si se divide esta cantidad entre la inversión inicial y se multiplica por 100, se obtiene el porcentaje de rentabilidad.
  • Optar por un arrendamiento continuo o vacacional: a la renta anual esperada se le han de descontar los gastos anuales de mantenimiento del inmueble. El resultado de esta operación se divide entre la inversión inicial y se multiplica por 100.