Entradas

Si te decimos que la gran crisis económica que ha provocado el coronavirus ha dejado una de las miserias más grandes en muchos sectores. Pero se viven contradicciones como es el increíble boom inmobiliario que se está viviendo en muchos países del mundo. Y, por supuesto, se está empezando a ver en España.

La subida y bajada de precios va fluctuando, mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) habla de una contracción económica global que casi llega al 5%.

Pero no hablemos del pasado, sino del futuro próximo en el que muchas personas van a querer invertir en el mercado inmobiliario tras haber vivido una de las peores crisis en 100 años.

Y es que, aunque no te lo creas, pero el mercado inmobiliario ha podido resistir al impacto de la pandemia. De hecho, se prevé que el interés por la compraventa de viviendas seguirá igual, lo que destacará la financiación para los pequeños ahorradores.

Con un promotor inmobiliario

Y, por supuesto, una de las profesiones que también han resistido y muchos que se han quedado en paro están echando un ojo es el de promotor inmobiliario.

De hecho, para que no los sepan, el promotor inmobiliario es la persona o empresa privada/pública que tiene como objetivo promover la realización de una obra ya sea para sí mismo o para su venta.

Con un Promotor inmobiliario, mejore su productividad. Lo cierto es que si quieres ser promotor inmobiliario, necesitas capital para iniciar, pero no tiene por qué ser su propio capital dado que muchos de ellos financian los proyectos con un préstamo llamado promotor.

Pero, para ello, necesitas un plan de negocios que debas presentar al banco para que te puedan conceder esta financiación.

Un buen momento para comprar y vender

En este tiempo, según los especialistas, es un buen momento para comprar y para vender. Una de las cuestiones es la incertidumbre económica.

Lo cierto es que es, aunque se piensa que es así, pero esta crisis del coronavirus no ha hecho que los propietarios bajen los precios de las viviendas que venden.

¿Por qué? Porque el interés por comprar una vivienda sigue siendo elevado y el pequeño ahorrador tiene ahora la oportunidad de pedir una financiación ya que el euribor se encuentra en mínimos históricos, según los expertos en vivienda.

Pues sí, es el momento ahora de hipotecarse y adquirir la vivienda por la que siempre has soñado.

Y no solo eso, sino también de restaurar una casa y optar, por ejemplo, por un apartamento que no esté amueblado. Y es que en este sitio vas a poder encontrar diferentes objetos con los que decorar tu nuevo hogar.

¿No van a caer los precios?

Esta es la pregunta que se hace mucha gente a raíz de la crisis. Esperan y esperan para ver, mientras ven cómo otras personas van comprando las viviendas que habían guardado como favoritas en su listado.

Lo cierto es que desde que comenzó el estado de alarma en España en marzo de 2020, el precio medio de la vivienda terminada solo cayó un 1,6%, lo que supone un descenso del 0,4% respecto al año pasado.

Algo que no es realmente significativo y estando en una de las peores crisis. Es verdad que se trata de la primera caída interanual en el precio de la vivienda en España. Puede ser un cambio de tendencia en el sector, según algunos expertos.

Como antes se ha mencionado, los propietarios han optado por no bajar el precio de la vivienda. De hecho, los han dejado prácticamente congelados porque se resisten a la rebaja.

Son los propios propietarios que también están esperando para sacar el máximo rédito al precio de la venta. Esto se ha podido comprobar en esa especie de hibernación durante unos meses de las operaciones en el sector.

Teletrabajo

Aunque hay una cuestión que se debe tener en cuenta: el teletrabajo. Esta modalidad se va a mantener y muchas empresas han ofrecido incluso a sus empleados a que lo hagan para siempre.

Esto ha provocado que muchos de estos empleados hayan optado por dejar la gran ciudad, como Madrid, donde el precio está más elevado y se interesan por pueblos pequeños.

Esto, realmente, ha hecho la gran diferencia que continuará ya que a las afueras de las ciudades, todo es más barato y mucho más fácil para invertir en la vivienda.