Entradas

  • La compleja situación actual está despertando el interés de los agentes inmobiliarios por utilizar las “visitas virtuales 360” como estrategia para aumentar la atracción por la vivienda de alquiler vacacional, residencial, bungalows con terraza o como inversión

Más de veinte agencias en las provincias de Las Palmas y Tenerife ya han realizado más de 1.000 tours virtuales
Las Palmas de Gran Canaria, 29 de julio de 2020. Con la llegada de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, el sector inmobiliario está teniendo que adaptarse a la nueva normalidad, tanto en el modo de operar, como en la manera de atraer posibles interesados en la compraventa o el alquiler de inmuebles.

Las Islas Canarias registraron 639 operaciones de compraventa de vivienda en mayo, un 69,5 % menos que en el mismo mes de 2019, una de las mayores caídas de España, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las agencias inmobiliarias de las Islas Canarias están adaptando sus estrategias a este contexto complejo con herramientas tecnológicas como las visitas virtuales a inmuebles. Esta tecnología, basada en “imágenes 360”, convierte las imágenes de vivienda en contenidos inmersivos de gran realismo. El objetivo es lograr una mayor atracción de los activos inmobiliarios que ofrecen.

Más de veinte agencias inmobiliarias, situadas en las provincias de Las Palmas y Tenerife, ya han realizado más de 1.000 tours virtuales, gracias a plataformas tecnológicas como Realisti.co que permite a los agentes inmobiliarios crear visitas “virtuales 360” de forma autónoma, utilizando cámaras especiales y una app móvil, o a través de la conversión de un plano de la vivienda en un contenido inmersivo renderizado.

Una vez creado el tour virtual, el agente inmobiliario puede integrarlo directamente en los principales
portales inmobiliarios de España y algunos del extranjero Pero también pueden compartirlo a través de
redes sociales como WhatsApp o Facebook y realizar con el clien te interesado una visita remota
controlando su pantalla para explicarle las características de la vivienda sin tener que desplazarse.

Carlos Carrión, country m anager de Realisti.co, apunta Renderizar inmuebles para generar visitas
virtuales, es una de las alternativas que los agentes inmobiliarios tienen a las visitas físicas al inmueble, o
como puerta de entrada inicial más atractiva a la comercialización de sus inmuebles que las fotografías
tradicionales. De esta manera, se mejora la experiencia, logrando un mayor realismo, ofreciendo una mejor
perspectiva de la disposición de la vivienda, aportando así mayor trasparencia e información.

Agentes inmobiliarios en Tenerife como Frankasa Inmobiliaria, JJB Inmobiliaria y Gestión, Doble A Gestiones y Servicios Inmobiliarios o Casas con Sol, e inmobiliarias de Las Palmas de Gran Canaria como Embassy Canarias, Pisos Vecindario, Maspalomas Real Estate o Busca Casa Canarias, ya están utilizando esta estrategia de captación de clientes.

Para Juan Luis García Gonzalez, de la agencia Maspalomas Real Estate, situada en Playa de Inglés de la provincia de Las Palmas, “los tours virtuales acercan más al cliente a los detalles significativos del inmueble ayudando a que pueda decidir si se adapta a su necesidad en líneas generales o, por ejemplo, si la decoración del inmueble va acorde a su gusto”.

García apunta, además, que “actualmente, los que más utilizan esta herramienta son los inversores, ya que quieren estar seguros antes de tomar la decisión final”. Por último, señala que “hay un gran interés en la demanda de bungalows con terraza debido, en gran parte, a la psicosis que hemos vivido durante el confinamiento. La gente busca espacios libres donde disfrutar de los rayos de sol y la libertad de no estar en un piso encerrado entre paredes. El futuro es incierto porque todo va a depender en gran medida del comportamiento de la población mundial en referencia a esta pandemia del Covid-19”.

Para la agencia Remax Lanzagorta Central, situada en Las Palmas de Gran Canaria, “los tours virtuales están suponiendo un avance tecnológico importante, más en los momentos que estamos viviendo”. En nuestro caso, apuntan, “aplicamos la realidad virtual al alquiler residencial y la vemos como una oportunidad para tratar de reactivar el mercado” ya que, por ejemplo, algunos complejos de apartamentos vacacionales permanecen aún cerrados.

 

  • Una compañía canaria oferta espacios de teletrabajo en pisos turísticos para que las empresas puedan garantizar a sus empleados lugares de trabajo seguros y cómodos

Conjugar el teletrabajo con la continuidad de un negocio en ocasiones no es tan sencillo como parece. Para cualquier empresa, en este momento es un desafío, ya que muy pocos negocios estaban preparados para afrontar con garantías la pandemia de la COVID-19 y sus consecuencias económicas.

Hay negocios que, por diversas razones, no pueden parar durante este periodo de confinamiento, y al mismo tiempo no pueden garantizar a sus empleados el teletrabajo. Y desde el punto de vista de los trabajadores, no todos tienen la libertad de teletrabajar, ya sea porque no cuentan con el equipo necesario, o porque no disponen de un espacio o entorno tranquilo y productivo. Entonces, ¿cómo conseguir mantener la actividad empresarial, con un teletrabajo realmente productivo y seguro para la salud?

Una empresa canaria ha encontrado la solución a este problema. Se trata de Spases, una compañía que ofrece a las empresas que necesitan seguir trabajando, espacios de trabajo individuales en el mismo barrio en el que vivan los empleados. Para ello se utilizan pisos turísticos de la zona. El objetivo no es otro que aumentar la productividad de los empleados, garantizando así la supervivencia del negocio, pero sin poner en riesgo la salud.

Con esta solución, los teletrabajadores evitan el caos del hogar fácilmente, ya que pueden elegir un lugar que esté cerca de su casa, donde tendrán un espacio de trabajo, una silla cómoda, una buena conexión Wifi, auto-acceso al inmueble y una máquina de café.

Según explican los responsables de esta iniciativa, con Spases “queremos apoyar a los empleados durante la crisis más importante de las últimas décadas”. La oferta de Spaces se resume en cuatro puntos básicos.

En primer lugar, un espacio, una persona: cada espacio estará a salvo de la contaminación sanitaria y respetará el confinamiento. El anfitrión lo preparará todo, y no volverá a entrar en él hasta la salida del trabajador. No habrá limpieza (a menos que se solicite) durante el alquiler.

En segundo lugar, un espacio cerca del hogar: cada espacio estará cerca de la ubicación de su empleado durante el confinamiento. No conducirán, ni tomarán el transporte público, sólo necesitarán caminar a su oficina temporal desde su casa.

En tercer lugar, una oferta de servicios simples: cada espacio tendrá un escritorio o mesa de trabajo, una silla cómoda, una buena conexión WiFi, entrada con auto-acceso y una máquina de café. El anfitrión proporcionará los suministros básicos para empezar (papel higiénico, jabón, café), pero no habrá recambios.

Y, por último, precio único por ciudad: cada espacio se usará para el mismo propósito, y tendrá el mismo precio. El precio será determinado por Spases considerando los precios normales de alquiler y las tarifas de las oficinas corporativas en el mercado. “No es el momento de hacer millones. Por ello cobraremos una comisión del 20% a los clientes (empleadores). Esto se destinará a cubrir el coste de nuestro personal (producto e ingeniería, marketing, soporte y ventas), y cualquier beneficio extra se destinará a apoyar a los administradores de las propiedades y a los anfitriones particulares.

En resumen, las principales ventajas de la solución ofertada por Spases como alternativa al teletrabajo son el precio, con tarifas similares a las de una oficina individual en el mercado actual; la seguridad, ya que garantiza que en cada espacio de trabajo solo habrá una persona en todo momento; y la proximidad a la casa del empleado para que no necesite transporte público o privado.

  • El índice general, que todavía no refleja los efectos de la crisis del coronavirus, muestra un incremento del 3,5 % en tasa interanual, con una subida del 1,1 % respecto al mes anterior.
  • La costa mediterránea y el grupo Baleares y Canarias incrementan por encima del 5% el precio medio en marzo respecto a febrero.
  • Las islas y las áreas metropolitanas destacan con los mayores incrementos en tasa interanual en el mes de marzo: un 9,8 % y un 5,5 %, respectivamente
  • El valor medio en España se ha incrementado un 17,8 % desde mínimos y acumula una caída del 32,4 % desde los máximos de 2007.

Los últimos datos de la estadística IMIE General y Grandes Mercados, correspondiente al mes de marzo, no recogen todavía variaciones de precio causadas por la actual crisis, enmarcándose en la coyuntura observada durante los últimos meses y reflejando la situación del mercado residencial inmediatamente previa al impacto de la emergencia sanitaria en España.

La perspectiva actual es que la crisis sanitaria afecta ya de manera drástica al sector inmobiliario residencial. Aún a falta de datos actualizados, asumimos una caída extrema a corto plazo de las cifras de demanda. “Esta situación y la paralización reciente de la actividad promotora conllevará más que probables ajustes en los precios medios de la vivienda, que comenzarán a reflejarse en las estadísticas de los próximos meses. La duración y, por tanto, la intensidad de esta situación de excepción marcará la evolución futura del mercado”, afirma Rafael Gil, director del Servicio de Estudios de Tinsa.

Con este apunte previo como punto de partida, la evolución del mercado de vivienda nueva y usada en el mes de marzo recogida en la estadística IMIE General y Grandes Mercados refleja un crecimiento del precio medio del 3,5 % en tasa interanual, que deja el avance medio en lo que llevamos de año en un 2,5 %. Si se compara con el mes precedente (febrero), el índice general registró un ligero aumento del 1,1 %.

A diferencia del estancamiento reflejado en las capitales y grandes ciudades, donde el precio medio se redujo un 0,7 % en tasa intermensual, tanto en la costa mediterránea como en las islas la estadística muestra un incremento superior al 5 % respecto al mes de febrero, aunque con un escenario desigual en el balance de los últimos 12 meses: mientras que en ‘Baleares y Canarias’ el precio medio es un 9,8 % superior al registrado un año antes, en la costa mediterránea el aumento se modera al 3,9 %.

Las áreas metropolitanas registraron el mayor incremento interanual tras las islas, un 5,5 %, mientras que tanto en las capitales y grandes ciudades como los municipios pequeños de interior (‘Resto de municipios’) la evolución estuvo por debajo de la media nacional, con un aumento anual del 2,3 % y del 1,7 %, respectivamente.

Variación desde mínimos y máximos

Las islas y las capitales y grandes ciudades son los grupos donde más se ha incrementado el precio de la vivienda desde sus respectivos mínimos en la crisis inmobiliaria, con un incremento del 34,1 % y del 26,2 %, por encima del 17,8 % que se ha incrementado el precio medio en España desde su mínimo de febrero de 2015. Las localidades más pequeñas agrupadas en ‘Resto de municipios’ han subido apenas un 6% desde el nivel más bajo de la última década.

Pese a la revalorización experimentada en los últimos años, el precio medio de la vivienda nueva y usada en España muestra todavía una caída del 32,4 % desde los máximos registrados en el año 2007. La costa mediterránea y las áreas metropolitanas arrastran los mayores descensos acumulados desde máximos, con un 40,8 % y un 38,3 %. En el extremo contrario, ‘Baleares y Canarias’ es el grupo donde la brecha respecto a 2007 es más reducida: un 12,2 %.

Otros indicadores

El índice Tinsa IMIE General y Grandes Mercados incluye una selección de otros indicadores inmobiliarios y económicos relevantes para analizar la evolución y perspectivas del sector residencial. Este es el Flash de Mercado con los últimos datos disponibles hasta el día de hoy.

*Evolución interanual, excepto en la oferta neta en portales inmobiliarios (trimestral), Euríbor y tasa de dudosidad.

Los datos absolutos de cada indicador y su variación, así como la perspectiva histórica de los datos de precios medios, están disponibles en la ficha IMIE General y Grandes Mercados en la siguiente dirección:

https://www.tinsa.es/wp-content/uploads/informes/2020/1-ficha-imie-marzo-2020.pdf

 

BOD Arquitectura ha realizado para el Cabildo de Fuerteventura, promovida por el Área de Política Social, Formación y Recursos Humanos, el diseño de una residencia y centro de día para personas mayores dependientes en Puerto del Rosario. BOD ha asumido este proyecto conjuntamente con OHL, S.A, tras ganar el concurso público para la redacción de proyecto y ejecución de las obras. El inicio de su construcción está previsto en el primer trimestre de 2020.

El proyecto, modelado con tecnología BIM, en la que BOD posee una dilatada experiencia, tiene la más alta calificación energética (A). En su desarrollo, BOD ha trabajado con un equipo especializado interdisciplinar en el que han intervenido, junto a profesionales de la arquitectura y la ingeniería, profesionales sociosanitarios expertos en el diseño y gestión de centros de atención para personas mayores dependientes.

El edificio tiene una superficie de 6.500m2 construidos distribuidos en dos plantas sobre rasante y un sótano. Consta de un centro de día con puestos de atención sociosanitaria y una residencia de 107 camas diseñada con el concepto de “unidad convivencial” o “atención centrada en la persona” con 8 unidades de 7- 8 habitaciones con salones independientes, una de ellas destinada a psicogeriatría.

Todo ello se complementa con un programa comunitario con comedor, cafetería, salas de estar y lectura, de terapia ocupacional, gimnasio y un jardín descubierto.