Entradas

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) avanza en la potenciación de las energías renovables en la edificación, como es el caso del proyecto INTGEOTHER, cuya plataforma informática desarrollada el año pasado con el objetivo del aumento potencial del mercado de la energía de geotermia somera en la Comunidad Valenciana, ha entrado ahora en una segunda fase gracias al respaldo de ayudas en el marco de una línea nominativa de financiación puesta en marcha por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la GVA.

Una vez obtenidos los resultados de la primera fase de la aplicación INTGEOTHER, y dada su excelente acogida tanto por parte del colectivo dedicado a la arquitectura como por parte de las empresas instaladoras de sistemas de geotermia somera, se han establecido una serie de objetivos para iniciar una segunda fase en INTGEOTHER II.

En primer lugar, desde el ITC han podido obtener retroalimentación por parte de los profesionales para poder mejorar la aplicación. Tras la realización de distintas jornadas demostrativas a los agentes de interés, se identificó la necesidad de darle un nuevo enfoque a la herramienta para mejorar su accesibilidad y simplicidad.

Por otra parte, se ha planteado la creación de un Espacio de Vigilancia de la Energía Geotérmica Somera para la Comunidad Valenciana. Con el objetivo de ayudar a las empresas valencianas colaboradoras en el proyecto INTGEOTHER II a llegar a sus clientes, este espacio permitirá mostrar el potencial de la geotermia somera, ya que se plantea una estructura muy visual que permitirá mostrar las instalaciones ejecutadas en la Comunidad Valenciana, siendo también un impulsor hacia la transición energética en los municipios de esta Comunidad.

Por último, se ha pensado en dotar de gran difusión a la herramienta INTGEOTHER para que llegue a todos los públicos, ya que, tanto por parte del colectivo dedicado a la arquitectura como por parte de las empresas instaladoras de este tipo de sistemas de geotermia somera, se ha expresado un ánimo general de acogida muy positiva puesto que les puede resultar un gran apoyo en su quehacer profesional.

En la Comunidad Valenciana muchos estudios indican que, debido a sus características, existe un gran potencial de implantación de la energía geotérmica. A pesar de ello, este tipo de energía renovable es, aún, la gran desconocida. Muchas veces, el problema está en la falta de información y en el desconocimiento de los resultados de las instalaciones que están en marcha.

Es por ello, que en esta segunda fase del proyecto INTGEOTHER II se busque el resurgir de la aplicación de esta tecnología en la Comunidad Valenciana, mejorando las lagunas existentes de información y conocimiento sobre esta energía renovable.

El martes, 19 de noviembre, el Paranimf de la Universitat Jaume I de Castellón acogió el acto conmemorativo del 50 aniversario del Instituto de Tecnología Cerámica (ITC), que contó con la presencia de la Rectora de esta Universidad y la presencia del Molt Honorable President de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig.

También intervino el Catedrático Agustín Escardino, Director Honorífico del ITC, quien trazó un recorrido de los orígenes, evolución y desarrollo de la institución, instaurada gracias al convenio entre la Universitat Jaume I y la Asociación de Investigación de las Industrias Cerámicas (AICE), quien también cumple este año 34 años de historia y agrupa actualmente a alrededor de 200 empresas.

El acto también contó con la intervención de D. José Duato, Catedrático del Departamento de Informática de Sistemas y Computadoras de la Universidad Politécnica de Valencia, Premio Rey Jaime I a las nuevas tecnologías en 2006 y Premio Nacional de Investigación Julio Rey Pastor en el año 2009, quien puso de manifiesto, a través de una conferencia la importancia de: “La Transferencia de Tecnología: de los Centros de Investigación a la Empresa”.

Al acto asistieron alrededor de 400 personas, entre las que se encontraban autoridades, miembros de la comunidad universitaria de las diferentes universidades valencianas, miembros del Consejo Rector de AICE y de las empresas asociadas o vinculadas al ITC, además de representantes de otras entidades relacionadas con el campo de la I+D+i, junto a personalidades de la sociedad castellonense, de Valencia y Alicante relacionados con la actividad del centro, sin olvidar todo el personal técnico y de investigación que integra la plantilla del ITC.

Datos históricos

El principio de lo que conocemos hoy como el ITC nacía, según está publicado en el BOE del 10 de septiembre de 1969 según la Orden del 16 de agosto de ese mismo año, por parte del Ministerio de Educación y Ciencia, en la Facultad de Química de la Universidad de Valencia, de la mano del profesor Agustín Escardino Benlloch.

En aquel entonces se denominó “Instituto de Química Técnica de Formación Profesional e Investigación” y su objetivo fundamental era el de aplicar los conocimientos obtenidos en la Universidad en la generación de servicios de apoyo a las industrias, ayudando a las empresas a resolver la problemática generada en los procesos de producción y tratando de buscar fórmulas innovadoras para promover su competitividad.

Así, aquel incipiente ITC comenzó a preparar, desde la Universidad, a especialistas en Química Técnica, además de promover la colaboración con las industrias químicas de la Comunitat Valenciana, crear las bases de un servicio de documentación e información químico-técnica y promover líneas de investigación y experimentación que pudieran ayudar a las empresas a crecer.

En 1970 ya se firmaron dos convenios de investigación con empresas cerámicas, y en 1975, la actividad investigadora, que además del ámbito de la tecnología cerámica abarcaba otros ámbitos, se centró exclusivamente en la industria cerámica. Justo en ese año, se llevó a cabo con la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (ASCER), orientado a la localización y caracterización de arcillas para ser utilizadas como materias primas para la industria cerámica en la Comunitat Valenciana.

Al centrar todas sus actividades en el ámbito cerámico, en 1983 se adoptó la denominación: Instituto de Química Técnica (Tecnología Cerámica) para comenzar a desarrollar parte de las actividades de investigación en el campus universitario de Castellón.

Por otra parte, en 1984 se creó la Asociación de Investigación de las Industrias Cerámicas (AICE), por iniciativa de la Generalitat Valenciana, a través del entonces conocido por IMPIVA, y hoy en día Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), en colaboración con varias empresas del sector cerámico, ubicándose en el seno del propio Instituto. En ese año se estableció también el primer convenio de colaboración entre la Asociación de Investigación y el Instituto de Química Técnica (Tecnología Cerámica).

En 1990 se instaura, según el Decreto 27/1990 del 12 de febrero del Consell de la Generalitat Valenciana, el Instituto Universitario concertado de Tecnología Cerámica entre la Universidad de Valencia (Estudi General) y la Asociación de Investigación de las Industrias Cerámicas.

El ITC ha actuado desde su creación como motor y dinamizador del avance tecnológico del sector de fabricantes de pavimentos y de revestimientos cerámicos.

La evolución que ha experimentado el sector a lo largo de los últimos años ha abarcado todos los aspectos del sistema de producción de baldosas cerámicas (materias primas, etapas de proceso, propiedades del producto acabado), tanto en lo que se refiere a la profundización en los conocimientos que los sustentan, como a la aplicación a nivel industrial de los mismos, tomando además en consideración todas las mejoras o innovaciones que se han realizado con respecto a equipamientos, metodología de trabajo, etc.

En sus 50 años de historia, el objetivo del ITC ha sido apoyar y potenciar la competitividad del sector cerámico español, cubriendo las necesidades de las pequeñas y medianas empresas cerámicas que forman en su mayor parte el tejido empresarial de este sector, y que, salvo contadas excepciones, no pueden generar siquiera una pequeña parte de la tecnología que necesitan para mantener su competitividad en los mercados nacional e internacional.

  • A través del proyecto Slalom: soluciones avanzadas aplicadas a la obtención de nuevas funcionalidades superficiales mediante la confección de nuevas tintas digitales inkjet a partir del desarrollo de nuevos materiales

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) está trabajando en la obtención de nuevas propiedades funcionales en la superficie de materiales de construcción, fundamentalmente cerámica y vidrio, a partir del desarrollo de nuevos materiales que se incorporarán a las tintas Inkjet de decoración digital. Esta investigación se está llevando a cabo a partir del proyecto Slalom: soluciones avanzadas aplicadas a la obtención de nuevas funcionalidades superficiales mediante la confección de nuevas tintas digitales inkjet a partir del desarrollo de nuevos materiales, que cuenta con el apoyo del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) a través de los Fondos europeos FEDER de Desarrollo Regional.

Los resultados que se esperan obtener con la ejecución del proyecto Slalom se centrarán en el desarrollo de tintas, que, adaptadas a los sistemas de decoración digital inkjet y aplicadas sobre sustratos destinados a la construcción, proporcionen unas propiedades funcionales que les aporte unos elevados índices de innovación y valor añadido. Así será posible aumentar el grado de diferenciación de los productos obtenidos, lo cual repercutirá en una mayor competitividad en los mercados, destacando que estos nuevos productos mantendrán en todo momento sus propiedades técnicas y estéticas inherentes y cumpliendo los objetivos de la mejora y fomento de la sostenibilidad, el bajo impacto medio ambiental y economía para el bien común.

Y es que, según comunica el ITC, a través del investigador principal del proyecto, Jorge González: “viendo el transcurso de los años, actualmente ha sido posible evidenciar cómo en todos los sectores industriales, la apuesta, inversión e implantación de las tecnologías digitales ha cobrado un gran protagonismo. Ha sido precisamente en el sector de la construcción, concretamente en cerámica y vidrio, en el que estas tecnologías han adquirido una mayor relevancia, llegando incluso a experimentar un elevado crecimiento y una gran expansión, lo que ha provocado que prácticamente ya no sea posible entender sin ellas el actual proceso de fabricación de estos materiales. Este hecho se ha visto confirmado como consecuencia del “sorpaso” y sustitución de las técnicas de decoración tradicionales por los sistemas digitalizados”.

Y añade: “como bien es sabido, los soportes de cerámica y de vidrio son algo más que una superficie sólida, fría, dura y resistente. La cerámica y el vidrio son la suma de aspectos tales como texturas, contrastes, colores, brillos, funcionalidades, tecnología y armonías estéticas que es posible obtener aportando materia sobre las superficies de trabajo. De acuerdo con esto, la investigación Slalom lleva a cabo el desarrollo y síntesis de nuevos materiales incorporados en la formulación de tintas inkjet con el objetivo principal de obtener nuevas propiedades funcionales innovadoras, completamente controladas, aplicadas sobre superficies de cerámica y vidrio que seguirán manteniendo sus prestaciones técnicas y estéticas sin alteraciones sobre el producto acabado”.

Así, Slalom se aborda desde una perspectiva integral, puesto que considera y analiza el efecto de diferentes materias primas de síntesis y formulaciones digitales, además de centrarse en las condiciones de trabajo y en cómo influyen sobre las propiedades y características globales a lo largo del proceso de fabricación cerámica y del vidrio. De esta forma, se busca la obtención de nuevas conclusiones de gran fiabilidad en el ámbito de la generación de nuevas funcionalidades superficiales.

 

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) está desarrollando el proyecto PRESTILE: Mejora de las prestaciones de baldosas cerámicas para rehabilitación de pavimentos interiores, apoyado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) de la Generalitat Valenciana a través de a través de una línea nominativa de financiación.

El objetivo de este trabajo es analizar qué tipo de prestaciones son más valoradas en el proceso selección del material a utilizar para la renovación de pavimentos interiores, y estudiar la optimización de dichas características con objeto de mejorar la competitividad de las baldosas cerámicas en estas aplicaciones.

El estudio incluye una evaluación comparativa frente a otros productos competidores en este ámbito, para definir los niveles requeridos de las distintas prestaciones, tanto mediante la caracterización en laboratorio como en estudios de campo en condiciones reales de uso.

Asimismo, la investigación abarca todos los aspectos considerados relevantes por parte del consumidor, incluyendo las características funcionales, de higiene y seguridad, así como el comportamiento medioambiental, este último evaluado mediante el análisis del ciclo de vida del producto (ACV).

Los resultados de este proyecto serán trasladados a los organismos de normalización competentes, al objeto de mejorar los métodos de evaluación y los criterios de clasificación según uso de los pavimentos.

Pavimentos interiores de cerámica El ITC investiga para mejorar la competitividad del producto cerámico en la rehabilitación de pavimentos interiores

(Fotos por gentileza de ASCER-Cerámica de España)

 

La organización del Salón BBConstrumat 2019, un relevante certamen dedicado a la arquitectura y construcción que este año se ha celebrado del 13 al 17 de mayo en Barcelona, hacía público ayer un comunicado en el que anunciaba que “la arquitectura más social y la más respetuosa con el medio ambiente han sido las grandes ganadoras de la 18ª edición de los Premios Barcelona Building Construmat que, comisariados por la Fundació Mies van der Rohe por segunda edición, se dieron a conocer ayer por la noche en una gala celebrada en el espacio Roca Gallery de Barcelona”.

Y, junto a proyectos como la Cooperativa de Viviendas La Borda y el aparcamiento de Les Hortes de Caldes, según el comunicado: “han obtenido el premio en la categoría de Producto/Material, los sistemas SUDS de la empresa Trencadís de Sempre, S.L., por crear un pavimento para espacios urbanos que se fabrica a partir de la reutilización de cerámica almacenada de bajo valor comercial aprovechando los cantos de las baldosas para crear un nuevo pavimento altamente drenante y de fácil puesta en obra”.

El demostrador está instalado en la C/ Torre San Vicente de Benicàssim (Castellón) y es transitado y puede ser visitado por la ciudadanía.

Por otra parte, en la reciente edición de la Feria Tektónika 2019, celebrada en Lisboa (Portugal) del 8 al 11 de mayo, el Sistema Urbano de Drenaje Sostenible LIFE CERSUDS ha logrado una Mención de Honor en el marco de los Premios a la Innovación convocados por este certamen, al que se presentaron 31 candidaturas, según la organización de la feria portuguesa más importante en este sector.