Entradas

El 48% de los jóvenes madrileños necesita de la solidaridad familiar para comprar su primera vivienda

Los jóvenes madrileños tienen cada vez más complicado comprar una vivienda. En los dos últimos años, el porcentaje de jóvenes que precisa algún tipo de ayuda familiar para comprar su vivienda no ha dejad de crecer: ya son el 48%, 8 puntos porcentuales más que dos años antes. Esta una de las conclusiones del informe Los jóvenes madrileños y su acceso a la vivienda en propiedad, que el miércoles 18 de septiembre presentaremos en la Asociación de la Prensa (10:30 horas).

El informe analiza las peculiaridades y crecientes dificultades a las que se están enfrentando los jóvenes madrileños que desean adquirir una vivienda a partir del análisis de las siguientes variables: 1 Motivación para comprar una vivienda; 2 Período de búsqueda de una vivienda; 3 Plazos de intención de compra; 4 Presupuesto de compra; 5 Porcentaje de la compra a financiar; 6 Importe de la hipoteca; 7 Tipo de hipoteca que se está considerando contratar; 8 Probabilidades de que se conceda la hipoteca; 9 Porcentaje de ingresos que se deberá dedicar al pago de la hipoteca; 10 Consecuencias del pago de la hipoteca; y 11 Adecuación de la oferta residencial a las necesidades de los jóvenes.

El informe Los jóvenes madrileños y su acceso a la vivienda en propiedad ha sido elaborado por Planner Exhibitions, empresa promotora de las ferias inmobiliarias SIMA.

Pasar del alquiler a la propiedad de vivienda, el gran reto de los jóvenes

  • Como nativos digitales, las nuevas generaciones utilizan los portales de vivienda online a la hora de buscar inmuebles.
  • Tecnológicos, inconformistas, con bajas tasas de ahorro y más atraídos por las experiencias que por lo material. Así son los jóvenes que están cambiando el mercado inmobiliario.
  • Las zonas de la periferia y los barrios adyacentes de las grandes ciudades se presentan como zonas viables para inversión de viviendas de calidad a precios más asequibles que el centro.

Los jóvenes son el motor de la economía. Aquellos con edades comprendidas entre 25 y 35 años han entrado al mundo laboral con y tras la crisis de 2008, por lo cual, se han encontrado con muchos más obstáculos para ahorrar dinero y, en consecuencia, están más limitados a la hora de realizar inversiones inmobiliarias.

Según el censo del INE, en España son más de 5 millones de personas las que actualmente entran dentro de esta franja de edad y que presentan ciertas peculiaridades. Son nativos digitales, pues han crecido a la vez que el desarrollo tecnológico; son inconformistas y no tienen miedo a los cambios; prefieren invertir en experiencias que en bienes materiales y suelen tener tasas de ahorro muy bajas pues, entre otras cosas, siguen la filosofía “YOLO”, You Only Live Once, lo que se traduce en “solo se vive una vez”.

Ante este panorama y tomando en cuenta las características de la población joven, Vitrio, la plataforma que se está imponiendo entre los profesionales inmobiliarios como gestor integral de inmuebles, ha analizado las tendencias de comportamiento de este grupo nuevo en el mercado inmobiliario. Qué buscan, cómo lo buscan y cuánto están dispuestos a pagar por ello.

El extrarradio de las grandes ciudades atrae a los más jóvenes

Parte de esta población se ubica en las grandes ciudades del país por ser centros de alto desarrollo económico y por sus posibilidades de empleo y crecimiento profesional. Sin embargo, los elevados precios que presentan los inmuebles en estas urbes han hecho que este grupo de personas que buscan una primera propiedad para emanciparse o para formar una familia, se inclinen hacia las opciones más asequibles que ofrece el extrarradio, viviendas de mayor tamaño y obras nuevas en buen estado.

En el caso de Madrid capital, por ejemplo, el precio del suelo en el primer trimestre del 2019 se situó en 3.239,6€/m2, registrando una variación interanual del 10,8%, según el Ministerio de Fomento; lo que ha hecho que las viviendas en el centro puedan estar perdiendo atractivo frente a otros municipios periféricos o zonas adyacentes a la capital.

Más allá de las zonas donde buscan vivienda, otro de los aspectos que atraen la atención de esta nueva generación dependiente de las tecnologías es el aspecto “Smart” de las propiedades. Las viviendas inteligentes y equipadas con domótica podrían atraer más su atención pues cumplen con la necesidad de rapidez, inmediatez y agilidad de los jóvenes.

Las agencias inmobiliarias deben modernizarse ante el dominio online

Las tendencias de uso de Internet de los más jóvenes, que según Emarketer pasan más de 50 horas a la semana conectados, junto al auge de las Proptech están revolucionando el sector inmobiliario. Como nativos digitales, los jóvenes utilizan sus dispositivos electrónicos para buscar casas, tanto para alquiler como para compra, siendo el móvil el dispositivo que hoy en día genera más tráfico en la búsqueda de viviendas, gracias a las diversas apps disponibles para esta labor. Las plataformas inmobiliarias online les permiten explorar todas sus opciones desde la comodidad de su casa y contactar simplemente con aquellos propietarios o vendedores cuyas ofertas realmente les interesen.

Además, con las nuevas tecnologías de realidad virtual, como la que ofrece Vitrio, en muchos casos pueden ver exactamente cómo es la propiedad mediante un recorrido virtual sin tener que desplazarse a hacer una visita presencial de la vivienda, lo cual les facilita el proceso de búsqueda y les permite dedicar su tiempo a otras actividades de ocio.

Los jóvenes quieren rapidez en sus transacciones. En Internet la oferta es casi infinita, y es que con la constante actualización que permite esta herramienta, los que buscan una vivienda están expuestos a una gran cantidad de opciones. Ante esta amplia oferta, deberán filtrar cuáles son las opciones que realmente les interesan basándose en si cumplen con sus necesidades y el valor añadido y la facilidad de gestión que les ofrezcan.

Pagar el menor precio por la mejor opción disponible, ¿es posible?

Actualmente, los precios del alquiler están en constante aumento y no es sorpresa para nadie. Esta situación, junto con las facilidades hipotecarias que ofrecen los bancos actualmente, especialmente para jóvenes menores de 35 años, han hecho que algunos jóvenes, cansados de pagar alquiler y de las constantes subidas de precios en cada renovación, se decanten por la compra de viviendas, habiendo un 26,5% de aquellos entre 16 y 29 años en régimen de propiedad de vivienda, según datos de 2017 del INE. Sin embargo, con un salario de entre 16.000 y 20.000 euros al año, según la misma fuente, los jóvenes tienen cada vez más difícil el ahorrar para poder pagar la inicial de una propiedad y su consiguiente hipoteca.

Según datos del 2015 de Urban Institute, en el periodo de edades comprendido entre los 25 y 34 años, solo un 37% de los jóvenes de hoy en día poseen una vivienda, mientras que, de las generaciones anteriores, como los Baby Boomers o la Generación X, el porcentaje de propiedad de vivienda en ese periodo de edad era de 8 puntos más. Las preferencias de los más jóvenes por vivir en el centro de las grandes urbes, que son zonas más caras, es uno de los factores que influye en el retraso de este grupo de personas en dar el paso hacia la compra, según el informe.

Los jóvenes menores de 30 años destinan entre un 30% y 33% de sus sueldos al pago de la vivienda y gastos asociados, según indica un estudio de Habits Big Data. Ante este panorama, y frente a un mercado de altos precios, buscan opciones para vivir en el centro de la ciudad y en pisos en buenas condiciones a un precio asequible, ante lo que surge la solución de compartir piso. Con sus parejas, con amigos o incluso con desconocidos, el alquiler por habitaciones es cada vez más común y, para ello, han surgido diversas plataformas innovadoras que contribuyen a la economía colaborativa del sector inmobiliario, facilitando la conexión entre aquellos que buscan compañeros de piso y los que necesitan una habitación para vivir.

Los más afectados por las subidas del alquiler son los jóvenes de Cataluña, Madrid (9,3 €/m2.mes), País Vasco y Baleares (6,8 €/m2.mes), zonas que presentan rentas de alquiler más elevadas, según el “Observatorio de Vivienda y Suelo. Alquiler residencial 2018” del Ministerio de Fomento. Mientras que, por otro lado, las comunidades autónomas como Extremadura, Castilla La Mancha, Castilla y León y Galicia están entre las menores rentas de alquiler en España, con cifras medias iguales o inferiores a los 5€/m2.mes.

Familias y jóvenes protagonizan el crecimiento de la compraventa de vivienda en la periferia de Madrid

  • Crece el interés por adquirir inmuebles de obra nueva en los municipios y barrios periféricos de Madrid: Municipios como Majadahonda o Colmenar Viejo han registrado el triple de compraventas que en el año anterior.
  • La tranquilidad de estos municipios frente al bullicio de la capital, así como una red de transporte público cada vez más eficiente, las claves del interés de los compradores.
  • La oferta de IV Property en SIMA se alinea con esta demanda y concentra en una cartera de inmuebles exclusivas en zonas como Aravaca o Arroyo de la Vega.

La periferia está de moda. Esta tendencia se hace especialmente notable en las casas de nueva construcción. La limitada oferta de vivienda nueva en la capital ha redirigido la demanda de este tipo de inmuebles a los municipios periféricos de Madrid.

Además, la tranquilidad de estos municipios frente al bullicio de la capital, así como una red de transporte público cada vez más eficiente y una amplia oferta de servicios, hacen que el interés por las zonas de “las afueras” vaya en aumento.

Las necesidades de viviendas de mayor tamaño y la preferencia por el buen estado que asegura la obra nueva, llaman la atención de familias que buscan una vivienda por reposición o jóvenes que adquieren un inmueble para independizarse. También, la creciente concesión de crédito hipotecario por parte de los bancos, que en Madrid aumentó un 12,7% a inicios de 2019, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), supone un aliciente para estos potenciales compradores.

Ante este escenario, poblaciones como Majadahonda, Fuenlabrada o Colmenar Viejo han visto como la compraventa de esta obra a estrenar aumentó considerablemente a lo largo de 2018, hasta triplicarse en el caso de Majadahonda. Pero no son casos excepcionales, el Ministerio de Fomento en sus estadísticas además recoge cómo otros municipios como Alcobendas, Getafe o Alcorcón también crecieron por encima del 16,3% registrado en el centro.

También hay que tener en cuenta que el incremento del precio del suelo en Madrid capital se situó en 3.013€/m2 en 2018, registrando una variación interanual del 8,4%, según datos del Ministerio de Fomento; lo que ha hecho que la oferta de viviendas en el centro haya perdido atractivo frente a los municipios periféricos.

Alienados con este tipo de demanda, IV Property ofrece en SIMA una cartera de inmuebles exclusivas en algunas de estas zonas periféricas. Viviendas plurifamiliares en Arroyo de la Vega en la urbanización Jardines del Juncal; casas unifamiliares y plurifamiliares en Majadahonda en Finca La Favorita y Pinnea Residencial; y viviendas plurifamiliares en una de las urbanizaciones más exclusivas de Aravaca, Mirador de Aravaca.

Siete municipios periféricos de Madrid registran un crecimiento de compraventas de vivienda mayor que la propia capital

IV Property ha analizado, en base a los datos del Ministerio de Fomento, la evolución de las compraventas y de precios en doce de los principales municipios de la periferia de Madrid en 2018. Del mismo modo, se ha calculado la variación porcentual de población en cada una de estas zonas.

En comparación con el municipio de Madrid, que en 2018 vio como el número total de compraventas de vivienda aumentó un 5,6%, siete de los municipios analizados superaron esta cifra: Alcobendas, Colmenar Viejo, Pozuelo de Alarcón, Getafe, Fuenlabrada, Coslada y Torrejón de Ardoz.

De igual forma, en términos de transacciones de vivienda de obra nueva, Alcobendas, Colmenar Viejo, Majadahonda, Getafe, Alcorcón, Fuenlabrada y Torrejón de Ardoz, crecieron también más que la capital.

En cuanto a población, cuatro de estos municipios registraron crecimientos por encima de lo contabilizado en la capital (1,2%) en el último trimestre del año pasado: Rivas-Vaciamadrid se sitúa a la cabeza de esta lista (2,53%), le siguen Colmenar Viejo (1,8%), Getafe (1,4%) y Torrejón de Ardoz (1,3%).

Los barrios colindantes al centro de Madrid también cogen fuerza

De la misma forma que los municipios de los alrededores de Madrid, los distritos adyacentes al centro, fuera de la M-30, también están generando interés entre los que buscan viviendas. Por ser zonas con inmuebles a precio asequible, en comparación con los barrios más céntricos de la capital, y en auge de desarrollo urbanístico, algunos distritos como Usera, Carabanchel o Puente de Vallecas han visto como en los últimos años las transacciones de vivienda han aumentado 41,4%, 26,6% y 29,5% respectivamente, según los últimos datos del Ayuntamiento de Madrid (2016-2017). Los precios también se han visto repercutidos por este aumento de la demanda, con incrementos del 17,4%, 12,1% y 18,4%, respectivamente.

Retrato robot del comprador de una vivienda en SIMA

  • El 50% de los visitantes registrados en la web de #SIMA2019 tiene entre 36 y 55 años
  • El 18% tiene un presupuesto entre 240.000 y 360.000 euros, mientras que otro 20% cuenta con más de 360.000 euros
  • El 73% de los visitantes buscará una vivienda principal, el 8% una vivienda en costa y el 13% una vivienda como inversión

La feria inmobiliaria SIMA es una fuente de información muy útil sobre las características del potencial visitante de la feria, sobre todo en aspectos tan cruciales como su edad, el presupuesto que tiene para adquirir una vivienda, su tipología o el distrito de Madrid o la localidad de la Comunidad donde se busca. La siguiente información está actualizada a 23 de mayo de 2019.

Qué edad tienen

La mitad de los visitantes pre registrados en la web de #SIMA2019 tiene una edad comprendida entre los 36 y 55 años [un 33%, entre 36 y 45 años y un 17%, entre 46 y 55 años]. El segundo grupo en importancia lo constituyen los millennials (hasta 35 años), que ya suponen un 37% de los pre registrados. Por su parte, los mayores de 55 años suman el 14% del total de registrados en la web de la feria.

Por qué acuden a la feria

La compra de una primera vivienda es la motivación principal para acudir a la feria. Así lo manifiesta el 73% de los pre registrados a #SIMA2019. Se trata de un porcentaje 8 puntos menor que en la edición del pasado año. Por su parte, la compra de una vivienda turística es la razón para acudir a la feria del 8% de los pre registrados, 3 puntos porcentuales más que en 2018. Además, el interés por comprar como inversión sigue aumentando entre los pre registrados a #SIMA2019: en la edición de este ya son el 13%, tres puntos porcentuales más.

Qué tipología de vivienda buscan

La vivienda en altura sigue siendo la favorita de los pre registrados, el 82%, con un descenso de tres puntos porcentuales con respecto a 2018. La vivienda unifamiliar es la preferia por el 18% de los pre registrados. El objeto del deseo residencial de los potenciales visitantes registrados en la web de SIMA es una vivienda en altura, que es la tipología preferida por el 85%. El 15% restante se decanta por una vivienda unifamiliar.
En el 58% de los casos, los pre registrados busca una vivienda con 3 habitaciones. Es un porcentaje que multiplica por algo más de dos veces el siguiente, que corresponde a los pre registrados que buscan una vivienda de 2 habitaciones, el 25%, y por cuatro veces el de quienes buscan cuatro habitaciones, el 14%. Los demandantes de viviendas con una sola habitación o con más de cuatro son residuales, el 2 y el 1%, respectivamente.

Qué presupuesto tienen

El 18% de los pre registrados en #SIMA2019 afirma tener un presupuesto entre 240.000 y 360.000 euros. Además, una quinta parte de los pre registrados cuenta con un presupuesto superior a 360.000 euros: el 9% hasta 45000 euros y el 4% hasta 540.000 euros. Además, otro 27% de los pre registrados acude a #SIMA2019 con un presupuesto entre 180.000 y 240.000 euros.

Dónde están buscando casa

Madrid capital es la opción preferida para encontrar su casa por el 78% de los pre registrados en la web de la feria, doce puntos porcentuales más que el pasado año. El restante 22% se decanta por cualquier otro municipio de la Comunidad de Madrid.
Entre quienes buscan vivienda en Madrid capital, el 88% desea encontrarla en alguno de los distritos de dentro de la M-30, mientras que el 12% prefiere un distrito fuera de la M-30. Hortaleza (11% de los pre registrados), Fuencarral (9%), Chamartín (7%), Arganzuela (7%) y Vicálvaro (6%).

Fuera del municipio de Madrid, Alcobendas, con un 9% de los pre registrados, es la localidad de Madrid preferida. Le siguen, a continuación, Getafe (7%), Torrejón de Ardoz (7%), Rivas-Vaciamadrid (5%), Móstoles (5%) y Arroyomolinos (5%).

Los millennials rompen tabués: también ellos quieren compran viviendas

¿Hedonistas y reacios con los compromisos? La mayor feria inmobiliaria de nuestro país desmiente algunos de los clichés en torno a los millennials: el 38% de quienes han descargado una entrada gratuita para visitar el Salón Inmobiliario Internacional de
Madrid [SIMA] son menores de 35 años.

La supuesta y siempre afirmada aversión de los millennials a los compromisos a largo plazo, en especial los económicos, comienza a hacer agua. Al menos, en lo que a la compra de una vivienda se refiere. ¿Un signo de que los tiempos están cambiando?

SIMA 2019

Los jóvenes y su dificil acceso al alquiler de viviendas

Los jóvenes no tienen fácil el acceso al alquiler en España, algo que choca, ya que nos encontramos con la generación de jóvenes mejor preparada de nuestro país, con más oportunidades, y como todo joven, sin importar de qué época sea, con ganas de volar, de tener su espacio, su casa, su independencia, pero esto sin embargo es una utopía, que solo unos pocos afortunados pueden lograr.

El panorama es desolador, dejan de lado los llamados “ni-ni”, los jóvenes cualificados y con ganas de ser independientes en todos los aspectos de su vida, tanto personal como profesional, se encuentran con grandes problemas. El paro se presenta como uno de los principales obstáculos, y es que uno de cada cuatro jóvenes españoles está en situación de desempleo. Esto se debe a dos factores principales, por una parte, la pasada crisis económica ha menguado las oportunidades laborales y por otra parte está la llamada “pescadilla que se muerde la cola” por la que para el acceso a un trabajo, la mayoría de las empresas demandan experiencia laboral, por lo que es muy difícil acceder al mercado laboral.

La consecuencia es que España cuenta con la mejor generación de jóvenes preparados de su historia, que ante tantas trabas para lograr trabajar, siguen acumulando masters, cursos…para finalmente tener que verse obligados a abandonar su país en busca de un futuro mejor o bien se ven obligados a aceptar puestos de trabajo, que se encuentran fuera de su ámbito de estudios, desaprovechando su formación y su capital intelectual.

Pero el problema no acaba aquí; a los altos precios de los alquileres, ya que la opción a adquirir una vivienda en propiedad es algo impensable o mejor dicho misión imposible, se unen los bajos salarios y malas condiciones laborales en general. El empleo que tienen los jóvenes se define como precario, con la temporalidad y la rotación de puestos. La palabra contrato fijo suena a cuento chino, ya que nos encontramos en el reinado del contrato temporal, el gran triunfador, con el 73.3% de los jóvenes, entre 16 y 24 años, con este tipo de contrato.

Los jóvenes que logran quedarse a trabajar en España y en su ámbito de estudios tampoco tienen un panorama mucho más alentador. Los grandes núcleos urbanos, como son Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia, son las ciudades que ofrecen más oportunidades laborales, sin embargo, los precios de los alquileres de estas grandes urbes no se lo pone nnada fácil. Actualmente se encuentran con precios que superan los techos previos a la crisis.

Además, el centro de las grandes ciudades, se está quedando restringido para las rentas más altas, dejando las afueras como los únicos lugares donde los jóvenes, con mejor suerte, logran optar al alquiler y pueden comenzar su proyecto de vida y por fin independizarse. Los altos precios de la vivienda se explican por dos factores principalmente, por un lado está la reducida oferta de vivienda de alquiler y por otro lado, los diferentes usos que se dan a las viviendas disponibles para su alquiler, como son los pisos de alquiler enfocados al turismo.

Todo ello ha fomentado que los jóvenes en España sean el colectivo  social con mayor riesgo de exclusión. Los datos lo ratifican, la precariedad laboral y salarial, de la que anteriormente hablábamos, produce qué los jóvenes que vivan solo deban invertir el 80% de sus salarios para pagar una vivienda propia, y un 60% si comparten piso. La consecuencia es que España tiene una de las tasas de emancipación de la Unión Europea más tardías, sin embargo este hecho tiene un factor cultural al mismo tiempo. España tiene una cultura familiarista y de búsqueda del bienestar, por lo que los jóvenes y sus familias son reticentes a que estos abandonen la casa familiar, abandonando al mismo tiempo todas las comodidades, lo contrario ocurre en otros países Europeos, donde se entiende el esfuerzo y sacrificio para conseguir sus objetivos personales.