Entradas

Beneficios de usar pisos vinílicos en los hogares y oficinas

Es increíble cómo, gracias a la evolución tecnológica, el vinilo ha pasado de ser uno de los materiales más denostados para cubrir nuestros suelos, al material de moda, envidiado por su versatilidad y su durabilidad. Los pisos vinílicos son un tipo de acabado plástico que se puede llegar a utilizar en lugares con altos tráficos y que puedan necesitar limpieza continua. Los pisos vinílicos son ideales para hogares, oficinas o comercios con gran flujo de personas; son duraderos y ofrecen garantía contra manchas, desgaste y decoloración.

Por el tipo de material no es necesario preocuparse por las patitas de tus mascotas, por el tráfico alto de personas o por si algún juguete se cae al piso. Las varias capas de vinilo hacen que el producto no se desgaste fácilmente.

Transforma tus espacios en ambientes armónicos y elegantes; los pisos vinílicos te ofrecen la misma belleza que un piso de madera o de mármol, además de ventajas como:

Instalación sencilla

La colocación de los v es bastante sencilla, pero el requisito más importante para que quede bien la colocación es que el firme en donde se instale venga bien nivelado. Esto debido a que el material va pegado directamente. El vinilo se puede colocar directamente sobre el suelo anterior, así que no hace falta hacer obra para darle una vuelta radical al aspecto de tu casa o de cualquier estancia en ella. ¿El resultado? Ahorro de tiempo y dinero a la vista.

Cualquier persona con conocimientos básicos y un poco de paciencia puede realizar la instalación, sin necesidad de ser profesional.

Limpieza y mantenimiento fácil y económico

El mantenimiento de un piso vinílico es una tarea mucho más relajada y sencilla que con la gran mayoría de los suelos: pasarle un simple trapo húmedo bastará para dejarlo como nuevo.

Resistentes a los golpes. al desgaste y al agua

El vinilo es un material muy sufrido, que aguanta bien roces, arañazos y caídas de todo tipo de fluidos. No todos los vinilos duran lo mismo. Aunque en general todos son muy resistentes al agua, a la abrasión y a un desgaste comedido.

Los pisos vinílicos son ideales para cambiar, de forma rápida y sin obras, espacios húmedos como cocinas y baños ya que son resistentes al agua.  Los pisos de vinilo se componen de varias capas, que es uno de los factores que determinan su calidad y su precio.

Calidez y comodidad

Los pisos vinílicos, al tener un soporte amortiguado, tienen un plus de confort y calidez. Si los comparamos con los suelos de cerámica, de madera o los laminados, sin duda proporcionan un mayor grado de comodidad. Que sean aislantes térmicos y acústicos hacen que el usuario pueda disfrutar de un entorno silencioso y agradable térmicamente. Muchos modelos permiten también la instalación de calefacción radiante.

Variedad de colores, acabados y texturas

El vinilo adquiere la apariencia que tú desees. Existen mil y un diseños, patrones, colores, texturas y acabados para que encuentres justo el estilo que buscas imprimir en tu hogar. En pisos vinílicos existen multitud de diseños, patrones, colores, texturas y acabados para que cada persona encuentre el estilo que busca para su hogar o su local comercial. Además, gracias a las últimas tecnologías de fabricación, su aspecto final es extremadamente realista.

Piso higiénico y seguro

Su composición impide el crecimiento de hongos y bacterias, lo que lo hace estupendo para suelos de habitaciones infantiles o lugares en que reine la humedad. Sus materiales también impiden la acumulación de ácaros, lo que los hace ideales para hogares con alérgicos y asmáticos. Y encima, imposibilita la formación de electricidad estática.

Si desea ver un buen catálogo de pisos vinílicos, los puedes conseguir aquí.