Entradas

  • El IV Barómetro Inmobiliario – ‘El sentimiento de mercado de los profesionales inmobiliarios’, realizado por UCI y SIRA, pone de manifiesto que la nueva normalidad ha traído consigo la estabilidad y moderación de las variables que marcan el sector.
  •  A ojos de los profesionales inmobiliarios aumenta el número de vendedores: la mitad apunta a la estabilidad o al crecimiento moderado de clientes de este perfil. Incremento que se espera sea aún mayor en los próximos meses
  • El componente presencial sigue siendo clave para el sector inmobiliario: más de la mitad de los profesionales inmobiliarios realiza menos del 25% de su actividad en teletrabajo

El sector inmobiliario mantiene su tendencia a la estabilidad desde la recuperación paulatina de la actividad a partir de las diferentes fases de la desescalada. Esta es una de la principales conclusiones del IV Barómetro Inmobiliario – ‘El sentimiento de mercado de los profesionales inmobiliarios’, que acaban de presentar UCI y SIRA para analizar la percepción y evolución del sector de la compraventa de inmuebles durante el último mes, marcado ya en gran parte por la vuelta a la ‘nueva realidad’.

Las diferentes oleadas de este Barómetro permiten ver la evolución del mercado de compraventa de inmuebles desde el pasado mes de abril, en pleno periodo de confinamiento, hasta inicios del mes de julio. Además de incluir una proyección de perspectiva futura del sector a ojos de sus profesionales.

El precio de la compraventa de viviendas representa uno de los puntos de análisis y debate por parte del sector. Según este IV Barómetro Inmobiliario, los profesionales apuntan mayoritariamente a la estabilidad (45%) o al descenso moderado (37%); una visión que coincide con la anterior edición de este estudio, centrada en el periodo de desescalada.

En cuanto al pronóstico de precios en los próximos meses, 4 de cada 10 profesionales apuntan a un descenso moderado y 1 de cada 5 a un descenso mayor, de entre un 10-15%; mientras que un 25% cree que se mantendrán estables. Únicamente un 4% considera que los precios aumentarán de forma moderada o alta.

Según este IV Barómetro Inmobiliario, en este último mes, el número de compradores se ha mantenido estable (25%) e incluso ha aumentado de forma moderada (14%). Una situación que prevén se mantenga igual en los próximos meses.

Por la parte de los vendedores, más de la mitad de los inmobiliarios apunta a la estabilidad y moderación de este perfil, sin radicales descensos ni aumentos. No obstante, para los próximos meses, sí esperan un mayor número de vendedores: la mitad de los profesionales inmobiliarios pronostica un aumento en torno a un 5-15%.

A la vista de estos resultados, los profesionales inmobiliarios son optimistas respecto al stock de inmuebles en su cartera. Casi 6 de cada 10 profesionales inmobiliarios apuntan a la estabilidad o a un incremento moderado de su oferta de inmuebles durante este último mes. Incluso son más optimistas de cara a los próximos tres meses, pues la mitad apunta a un aumento moderado.

En cuanto al análisis de operaciones, los profesionales inmobiliarios se muestran más optimistas con la ‘nueva realidad’: un 21% apunta ya a un crecimiento moderado en ofertas tramitadas y casi un 30% se reafirma en la estabilidad.

Respecto al cierre de operaciones, 5 de cada 10 profesionales creen que se ha mantenido estable o aumentado ligeramente en este último mes; constante que se mantendrá en los próximos 3 meses.

Los profesionales se muestran optimistas

A tenor de los datos recogidos, la evolución del mercado inmobiliario refleja una tendencia positiva que coincide con la percepción de los profesionales del sector. Así, en una escala sobre 10 puntos, los profesionales puntúan con un 6,7 su grado de optimismo.

Por comunidades, los profesionales inmobiliarios de Canarias (7,6), Extremadura (7,4) y la Comunidad de Madrid (6,9%) se muestran más optimistas que la media nacional. En el extremo opuesto, los profesionales de Castilla y León (6,0), La Rioja (6,0) y Baleares (6,1) son quienes apuntan un menor grado de optimismo.

Más de la mitad de los profesionales inmobiliarios realiza menos del 25% de su actividad en teletrabajo

El teletrabajo ha adquirido una importancia inédita para muchos sectores debido a las restricciones de movilidad durante la pandemia. Sin embargo, el IV barómetro ha puesto de manifiesto que las formas de trabajo en las agencias inmobiliarias no han cambiado demasiado.

Según manifiestan los profesionales inmobiliarios, el teletrabajo es una fórmula asentada pero el componente presencial sigue pesando mucho: 4 de cada 10 agentes inmobiliarios aseguran que el trabajo en remoto representa actualmente menos del 10% del global.

No es de extrañar, por tanto, que las visitas físicas a los inmuebles sigan teniendo un componente muy importante. El 40% de los profesionales inmobiliarios asegura tener un nivel estable o de aumento moderado de estas visitas, que esperan mantener e incluso aumentar en los próximos meses. Ante estas perspectivas, la situación laboral en las agencias inmobiliarias se mantiene muy estable y casi 7 de cada 10 profesionales del sector prevén que siga siendo así. Incluso 2 de cada 10 encuestados apunta al crecimiento de la plantilla en su agencia.

Para José Manuel Fernández, subdirector general de UCI, “este Barómetro Inmobiliario demuestra que la crisis del Coronavirus supuso un golpe muy fuerte en el sector inmobiliario en los meses anteriores, pero parece que la recuperación de la actividad a nivel general ha devuelto también oxígeno al mercado de compraventa de inmuebles, con pronósticos de futuro en clave positiva”. 

  • El Índice General alcanza los 1.515 puntos, un 4,5% más que hace un año. El valor medio en España acumula un aumento del 15,6% desde su mínimo en la crisis.
  • Las islas (Baleares y Canarias) y Capitales y grandes ciudades muestran en julio el mayor incremento interanual de precios.
  • El precio medio de la vivienda terminada es un 33,7% inferior al máximo alcanzado en 2007.

El índice de vivienda terminada (nueva y usada) alcanzó en julio un 4,5% de variación interanual hasta 1.515 puntos, según refleja la estadística Tinsa IMIE General y Grandes Mercados publicada hoy. El dato supuso un repunte en la tendencia de estabilización observada en los últimos tres meses; el incremento mensual de valor respecto a junio fue de un 0,6%, cifra similar a los meses previos (0,7% en mayo y 0,4% en junio). El valor medio de la vivienda terminada se ha apreciado un 15,6% desde febrero de 2015, cuando el índice general marcó su nivel más bajo en la crisis. Todavía se mantiene un 33,7% por debajo de los valores máximos de 2007.

El subíndice que representa a las islas (Baleares y Canarias) sigue mostrando el encarecimiento más notorio dentro del índice respecto a julio de 2018: un 7,1%. Por encima de la media destacan las capitales y grandes ciudades, con una subida interanual del 5,1%, y los municipios más pequeños, agrupados en el subíndice “Resto de Municipios”, con un incremento del 4,3% en el último año. “La apreciación puntual de capitales y grandes municipios en julio, así como la del resto de municipios del interior peninsular, supera la de los últimos meses, constituyendo una excepción a la estable evolución creciente”, afirma Rafael Gil, director de Servicio de Estudios de Tinsa.

Las áreas metropolitanas registraron en julio un aumento del 3,4% en su precio medio respecto a un año antes. Por su parte, la costa mediterránea mantiene la tendencia de los últimos meses y muestra un modesto crecimiento interanual del 1,2%

Variación relativa interanual

La recuperación progresiva y moderada del mercado residencial eleva hasta el 15,6% el incremento del precio medio de la vivienda terminada en España desde el nivel más bajo alcanzado en la crisis. Las capitales y grandes ciudades destacan como el grupo donde más se ha recuperado la vivienda desde que este subíndice tocó suelo en mayo de 2015, con una subida del 24,8%, seguidas muy de cerca por islas (Baleares y Canarias), que anotan un 22,8% desde su nivel más bajo.

Por debajo de la media, el precio medio en la costa mediterránea se ha incrementado un 14,6% desde el mínimo, algo por encima del 13,5% de las áreas metropolitanas. Las localidades más pequeñas (“Resto de municipios”) muestran una evolución más moderada, con un modesto crecimiento del 6,6% desde su mínimo, que se alcanzó más tarde que en otras zonas (en junio de 2017).

Pese a la recuperación paulatina experimentada, el precio medio de la vivienda terminada arrastra una caída acumulada desde máximos pre-crisis del 33,7%, con cifras muy similares en las capitales y grandes ciudades (-33,3%). En las áreas metropolitanas y en la costa mediterránea la brecha respecto a máximos del ciclo anterior es superior: un 39,3% y un 43,9%, respectivamente. En las islas (Baleares y Canarias) la diferencia respecto a máximos se reduce al 19,6%.

Variacion precio vivienda 2019

Otros indicadores

El índice Tinsa IMIE General y Grandes Mercados incluye una selección de otros indicadores inmobiliarios y económicos relevantes para analizar la evolución y perspectivas del sector residencial. Este es el Flash de Mercado con los últimos datos disponibles hasta el día de hoy.

*Evolución interanual, excepto en la oferta neta en portales inmobiliarios (trimestral), Euríbor y tasa de dudosidad.

Los datos absolutos de cada indicador y su variación están disponibles en la ficha IMIE General y Grandes Mercados en la siguiente dirección:

https://www.tinsa.es/wp-content/uploads/informes/2019/1-ficha-imie-julio-2019.pdf