Entradas

  • En España ya hay propietarios que están sacando sus viviendas en alquiler del mercado, según Eduardo Molet

Hace unas horas se hacían públicas las primeras cifras sobre cómo está afectando al mercado inmobiliario de Berlín la reciente entrada en vigor de la regulación del precio del alquiler: han aumentado las ventas de viviendas y, al mismo tiempo, la oferta de inmuebles en alquiler ha caído. Son datos de la plataforma inmobiliaria alemana ImmoScout24.

Esto es una foto fija de cómo afectará una posible regulación similar a la de Berlín en las principales ciudades españolas, como Madrid o Barcelona”, sentencia Eduardo Molet, consultor inmobiliario de entidades financieras españolas y extranjeras y fundador de Red Expertos Inmobiliarios.

Molet cree que el conjunto del mercado inmobiliario, tanto el de venta como el de alquiler, se deteriorará si se pone techo al precio de los alquileres. “Pasaría lo mismo que en Berlín: no solo se reducirá lo oferta de viviendas en alquiler, sino que también se deteriorará lo que quede, porque nadie querrá hacer reformas en un piso o en una casa sin saber si va a recuperar la inversión, y con alquileres regulados, eso es imposible. Actualmente ya hay propietarios de pisos en alquiler que están dejando de sacar el producto al mercado en previsión de que entre en vigor una ley parecida a la de Berlín”.

Según el consultor, muchos de estos propietarios intentarán deshacerse de las viviendas que tengan en alquiler poniéndolas a la venta. El aumento de la oferta de vivienda de segunda mano en venta tendrá otra consecuencia que perjudicará al sector: los precios caerán considerablemente.

  • Los precios son similares a los de hace dos años mientras que el tamaño de los pisos ha variado ya que cada vez se alquilan pisos más pequeños por habitaciones: de 4 o 5 habitaciones, que solía ser lo más común, ahora ya son desde tres
  • Los pisos compartidos son generalmente alquilados por gente joven por debajo de los 30 años, siendo en su mayoría estudiantes, jóvenes y expatriados
  • Uno de cada tres alquileres de habitaciones de larga duración se produce durante los meses de verano, con el objetivo de comenzar a vivir en septiembre

En los últimos años ha crecido exponencialmente el número de viviendas alquiladas por habitaciones, frente al alquiler del total de la propiedad, ya que es una modalidad que reporta más y mejores beneficios al arrendador. De hecho, según un análisis de Spotahome, alquilar una propiedad por habitaciones reporta un 17% más de ingresos que alquilarla al completo.

En estos momentos, el precio medio de alquilar una habitación se sitúa entre los 250 y los 500€, cifras similares a las de hace 2 años, que estaban entre los 200 y 550€. Sin embargo, destaca que los pisos que se alquilan por habitaciones son ahora más pequeños. En concreto, mientras hace dos años los pisos alquilados por habitaciones eran grandes, de 4 y 5 habitaciones, en estos momentos, hay un mayor número de pisos de 3 habitaciones, con un tamaño de unos 115m2.

En lo que respecta al tipo de público que prefiere alquilar por habitaciones, siguen siendo los más jóvenes, de en torno a 25 años, los que se decantan por esta modalidad, sobre todo, estudiantes, jóvenes y expatriados. De hecho, con respecto a los expatriados, destaca la gran cantidad de nacionalidades que alquilan pisos compartidos; desde franceses, italianos o alemanes, hasta norteamericanos y sudamericanos.

Con este perfil, no es de extrañar que el tiempo medio de alquiler se sitúe próximo al medio año, ya que un alto porcentaje de inquilinos de pisos compartidos son estudiantes Erasmus o de máster. De igual manera los barrios con mayor número de alquileres de este tipo son los más céntricos; Salamanca, Malasaña y Chamberí, en Madrid; Paseo de Gracia y La Barceloneta, en Barcelona; Ciutat Vella, el Eixample y Campanar, en Valencia. Por último, hay que destacar que los meses con mayor número de solicitudes de alquiler son los de verano, que concentran el 37% de los alquileres de habitaciones, con el objetivo de adelantarse y no quedarse sin sitio para el mes de septiembre, a la vuelta del verano.

El alquiler por habitaciones está al alza entre los propietarios gracias a ventajas clave como: recuperar la vivienda con mayor facilidad en caso de necesidad, una menor tasa de morosidad en este tipo de inquilinos que, generalmente, se ponen de acuerdo entre ellos para pagar el alquiler o dependen de sus progenitores, y la involucración de los propios inquilinos a la hora de encontrar sustituto cuando una habitación queda libre”, afirma Alejandro Artacho, CEO y cofundador de Spotahome.