Entradas

  • La proptech líder en cuota de mercado ha recopilado y analizado datos internos de la plataforma relativos a los precios, la oferta y la demanda de los últimos meses a nivel nacional, para conocer cómo está afrontando el sector la crisis provocada por el coronavirus
  • El ajuste de oferta y precios durante este periodo o la dificultad para vender pisos fuera del precio del mercado son algunas de las principales conclusiones que la proptech destaca
  • Aunque, según señalan, los propietarios siguen resistiéndose, algunos empiezan a ser conscientes de la necesidad de hacerlo para poder vender

En el contexto de nueva normalidad en el que nos encontramos, son muchas las dudas que se plantean en el sector inmobiliario: ¿cuáles son las principales consecuencias de la crisis que vivimos? ¿Cómo está afectando la Covid-19 a la compraventa de casas? ¿Cómo evolucionará el sector en los próximos meses? Ante esta situación, desde Housell, la proptech líder en cuota de mercado en España, han decidido responder a algunas de esas preguntas aportando algunos de sus datos internos más interesantes.

Las conclusiones obtenidas del análisis son las siguientes:

1- El volumen de ofertas se recupera tras el fin del confinamiento

De acuerdo a los datos de ofertas de compra realizadas por semana, hubo un valle pronunciado entre mediados de marzo y principios de mayo, coincidentes con los momentos más duros de confinamiento a causa de la pandemia del coronavirus.

A finales de mayo el número de ofertas presentadas por parte de los compradores empezaron a subir otra vez, hasta alcanzar niveles propios de antes de la pandemia.

Además, destacar que durante esos meses el número reducido de ofertas que se presentaron fueron altamente agresivas, una tendencia que a día de hoy se mantiene.

2- Las viviendas fuera de precio de mercado no encuentran comprador

Tal y como han demostrado los datos, aquellas viviendas que se ponen a la venta con precios similares a los de antes de la pandemia, tardan más en encontrar un comprador. Ante esta situación, aunque algunos vendedores se resistan, ya empiezan a ser conscientes de la situación, algo que, según la proptech, se empezará a ver de manera más clara en el mes de septiembre.

En palabras de Guillermo Llibre, CEO de la compañía “es muy probable que haya más demanda porque todo apuntaba a que los precios iban a bajar. Sin embargo, si los precios continúan sin reducirse como hemos visto hasta ahora, es probable que la demanda sí que lo haga, lo que podría significar que los precios bajarán más a medio-largo plazo y que se produzcan menos transacciones en el corto plazo.” En la actualidad, la realidad refleja que, ante esta situación, todas las viviendas fuera de precio de mercado no están encontrando un comprador fácilmente.

3- El descuento medio sobre el precio de venta en las viviendas que se venden sigue en los mismos valores que antes del Covid (4%)

Las cifras reflejan que los propietarios continúan rechazando aquellas ofertas que, en promedio, se encuentran a más de un 4,2% por debajo del precio publicado. Se refleja asimismo un aumento del número de compradores que intentan hacerse con un inmueble por debajo de su valor inicial, aprovechándose del posible temor de los vendedores. Según el análisis de la proptech, por su parte, los vendedores se resisten ante la situación: tanto antes como después de la pandemia, el descuento promedio es del 4% sobre el precio inicial.

En contra de lo que hacían pensar muchos análisis catastrofistas, parece que el vendedor es consciente de que esta es una crisis circunstancial, y que la contracción de la demanda en el sector no debería prolongarse demasiado en el tiempo” afirma Llibre. “Según las cifras, los vendedores se resisten por el momento a bajar los precios de sus inmuebles, algo que podrían estar empezando a replantearse. Desde Housell ofrecemos un análisis pormenorizado tanto del inmueble como de las demás ventas de la zona en la que se encuentra el mismo, para asegurar al vendedor que el precio que le ponga a su inmueble sea el óptimo para su venta. Además, también ofrecemos un nuevo servicio de hipotecas para ayudar a la hora de negociar las mejores condiciones posibles.

El índice de vivienda terminada (nueva y usada) se encareció en junio un 2,5% interanual, hasta 1.505 puntos, según refleja la estadística Tinsa IMIE General y Grandes Mercados publicada hoy. En este mes, el ritmo de crecimiento del precio medio se redujo más de un punto porcentual desde el 3,6% interanual registrado en mayo. El valor medio de la vivienda terminada se ha recuperado un 14,9% desde febrero de 2015, cuando el índice general marcó su nivel más bajo en la crisis. Todavía se mantiene un 34,1% por debajo de los valores máximos de 2007.

El subíndice que representa a las islas (Baleares y Canarias) es el que muestra un encarecimiento más notorio respecto a junio de 2018: un 7,4%. También las áreas metropolitanas, con un incremento del 5,7% interanual, registran una tasa de crecimiento superior a la media nacional.

Tanto la costa mediterránea como las capitales y grandes ciudades se han encarecido por debajo del 2% en los últimos 12 meses, concretamente un 1,5% y un 1,3%, respectivamente. En las localidades más pequeñas de interior (agrupadas en el subíndice Resto de municipios) el precio se ha mantenido en los niveles similares a los de junio de 2018, al registrar una ligera subida del 0,4%.

La recuperación progresiva y moderada del mercado residencial eleva hasta el 14,9% el incremento del precio medio de la vivienda terminada en España desde el nivel más bajo alcanzado en la crisis. Las islas (Baleares y Canarias) destacan como el grupo donde más se ha recuperado la vivienda desde los mínimos que tocó esta zona en la última década., con una subida del 24,1%.

El índice correspondiente a las capitales y grandes ciudades, que confirma las señales de estabilización de los últimos meses, ha recuperado un 22,9% desde su mínimo en mayo de 2015, por encima del 16,9% que se ha incrementado el valor medio en la costa mediterránea, desde que tocara su suelo en febrero de 2015. En las áreas metropolitanas, la recuperación del valor medio también supera la media española, con un 15,1%, mientras que los precios todavía se muestran constantes en las localidades agrupadas en ‘Resto de municipios’, con un modesto crecimiento del 4% desde su mínimo, que se produjo en junio de 2017.

Pese a la recuperación paulatina experimentada, el precio medio de la vivienda terminada arrastra una caída acumulada desde máximos pre-crisis del 34,1%, con cifras muy similares en las capitales y grandes ciudades (-34,3%). En las áreas metropolitanas y en la costa mediterránea, la brecha respecto a máximos del ciclo anterior es superior: un 38,4% y un 42,8%, respectivamente. En las islas (Baleares y Canarias) la diferencia respecto a máximos se reduce al 18,7%.

Otros indicadores

El índice Tinsa IMIE General y Grandes Mercados incluye una selección de otros indicadores inmobiliarios y económicos relevantes para analizar la evolución y perspectivas del sector residencial. Este es el Flash de Mercado con los últimos datos disponibles hasta el día de hoy.

Los datos absolutos de cada indicador y su variación están disponibles en la ficha IMIE General y Grandes Mercados en la siguiente dirección:
https://www.tinsa.es/wp-content/uploads/informes/2019/1-ficha-imie-junio-2019.pdf