Entradas

  • El verano es el periodo del año con mayor número de rehabilitaciones de inmuebles. UCI, a través de su división Green, especializada en financiación sostenible y rehabilitación, ha elaborado una guía de 10 recomendaciones para sacar el máximo partido a las reformas de edificios de viviendas y hogares particulares en este periodo.
  • Entre las reformas más habituales de las comunidades de propietarios se encuentran obras para mejorar la accesibilidad, sistemas de calefacción, jardinería, garajes o piscinas comunitarias.
  • En cuanto a las propiedades particulares, destacan las renovaciones de puertas y ventanas, fontanería, aislamientos, pintura o instalación de sistemas de seguridad.

El verano es uno de los periodos marcados tradicionalmente en el calendario para la rehabilitación de viviendas particulares y de espacios comunes de inmuebles. Sobre todo en este 2020, tras el parón del sector durante buena parte de los meses de marzo, abril y mayo debido al confinamiento y medidas de seguridad por la Covid-19.

Según datos del sector, este verano, un mayor porcentaje de españoles acometerá obras de rehabilitación en sus hogares ya que al pasar más tiempo en casa se han incrementado las necesidades de mejora.

A esta mayor demanda de reformas en la vivienda habitual, se suma la situación de envejecimiento y falta de eficiencia del parque inmobiliario español, con más de la mitad de inmuebles construidos antes de 1980 y con un 17% de viviendas de los años 60.

Así, según los expertos de UCI, Unión de Créditos Inmobiliarios, entidad experta en financiación de la vivienda, la mitad de compraventas de viviendas en España durante este año tendrán que pasar por la rehabilitación. El sector estima que 2020 se cerrará con alrededor de 450.000 compraventas de vivienda, de las que alrededor de un 80% será de segunda mano.

Por tanto,  si el año cierra con una media de 400.000 compraventas, 320.000 serán viviendas de segunda mano, de las que unas 160.000 (la mitad) necesitarían reformas y no serán viviendas eficientes por su construcción anterior a 1980.

La elección de la etapa estival para la realización de reformas no es fortuita, responde principalmente al factor clima y al mayor tiempo libre de los propietarios, que necesitan en menor medida una total disponibilidad de su inmueble.

¿Qué factores hay que tener en cuenta para acometer estas obras de rehabilitación con éxito? ¿Cuáles son las más habituales? ¿Y las más rentables? UCI, a través de su división Green, especializada en financiación sostenible y rehabilitación, ha elaborado una guía de 10 recomendaciones para sacar el máximo partido a las reformas de edificios de viviendas y hogares particulares durante este periodo estival para disfrutar del hogar con un mayor confort e invertir en ahorro a medio-largo plazo gracias a las mejoras en el ámbito energético.

 

Reformas en edificios de viviendas

  1. Sistema de calefacción central: aprovechando las altas temperaturas, es común en estas fechas, el cambio de radiadores, sobre todo en edificios con calefacción central. La renovación más habitual es sustituir los antiguos sistemas de calefacción de carbón o gasoil por uno de gas o bomba de calor (aerotermia), que contribuyen a mejorar la eficiencia energética de las viviendas y un ahorro de hasta un 35% en las facturas.
  2. Mejoras en jardinería: entre las reformas más habituales, destaca la colocación de nuevas plantas y setos con sistemas de riego eficientes en urbanizaciones con zonas ajardinadas o piscinas, junto a reformas de vallados en estas áreas. De hecho, cada vez es más común la apuesta por el cuidado paisajístico del exterior del inmueble, ya que supone un aumento de entre un 10-30% del valor de una propiedad.
  1. Acondicionamiento en piscinas comunitarias: la antesala del verano o el fin de este periodo está también marcado en el calendario para la rehabilitación de piscinas, con mejoras que van desde la pintura o alicatados, al acondicionamiento de los bordillos, la instalación de nuevas duchas o depuradoras y la limpieza y buen mantenimiento del agua para evitar el derroche energético. Para estos acondicionamientos, lo recomendable es que la temperatura del agua no sobrepase los 11 – 15º, por lo que es aconsejable hacerlo antes de que el termómetro comience a subir.
  2. Reparación de garajes: el verano sí es un buen momento para reparar el pavimiento de garajes comunitarios e instalar sistema de impermeabilización de sus cubiertas. El precio medio de la impermeabilización ronda los 1.700 euros, pero dependerá en gran medida de la extensión y tipología.
  3. Accesibilidad: todavía sigue siendo difícil encontrar edificios de viviendas libres de barreras arquitectónicas. En España, solo un 0,6% de inmuebles es plenamente accesible. La ausencia de rampas, pasamanos o ascensores, entre otros, es común en los inmuebles españoles y muchas comunidades de vecinos aprovechan el periodo estival para su instalación. Según el informe ‘Movilidad reducida y accesibilidad del edificio’, 100.000 personas con movilidad reducida nunca salen de casa en España por la falta de accesibilidad de su edificio, no en vano un 18% de inmuebles habitados con personas con movilidad reducida no dispone de ascensor.

La cuantía de estas reformas depende, en gran medida, de las necesidades propias de cada comunidad de vecinos. No obstante, la instalación de un ascensor puede ir de los 12.000 a los 80.000 euros; soluciones como plataformas salvaescaleras, entre 7.000 y 15.000 euros, y construir una rampa, entre 200 y 4.000 €.

Dado que la accesibilidad se trata de un derecho fundamental, es posible optar a subvenciones de organismos públicos de carácter nacional, regional y local. En esta línea, UCI ha cerrado recientemente un acuerdo con EMVS (Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid) para apoyar a la rehabilitación de inmuebles y viviendas con préstamos a particulares y comunidades de propietarios, a través de créditos.com. Además de contar con la hipoteca SUMA, para las reformas de mejora de estética y confort; o Green, para rehabilitaciones a favor de la eficiencia energética.

Reformas en hogares particulares

  1. Renovación de puertas y ventanas: la mayor parte de las filtraciones de frío y calor se producen en los cierres de puertas y ventanas. Las condiciones climatológicas del verano permiten que sea uno de los mejores momentos para obras de renovación de carpintería exterior e interior.

También es buen momento para la instalación de ventanas dobles para aislar el hogar de la temperatura y la contaminación acústica del exterior. La instalación de ventanas con rotura de puente térmico supone un coste de alrededor de alrededor de 700 euros por ventana y evitan hasta un 30% de pérdida de calor.

  1. Seguridad: la proliferación de okupas en los últimos meses y la ausencia del hogar habitual durante el verano está llevando a muchos propietarios a la instalación de sistemas de alarma y vigilancia y a la renovación de cerraduras.
  2. Renovación de fontanería: durante el periodo estival, es habitual realizar obras de renovación de tuberías. Asimismo, en los últimos años ha aumentado la apuesta por la instalación de reductores de caudal y la sustitución de grifería de monomandos para ahorrar entre 30 y 200 euros en la factura del agua.
  3. Impermeabilizaciones y aislamientos: la opción más recomendable para aislar el suelo es instalar suelos de madera y colocar una base de aislamiento térmico. Para el aislamiento de paredes y techos se recomienda el uso de pinturas térmicas, para aislarlo hasta un 25%. Un aislamiento térmico integral tiene un coste estimado de entre 2.000 y 3.000 euros.
  4. Pintura: es, por excelencia, la renovación del verano en los hogares. Aunque no se trata de una gran reforma, el verano es el momento idóneo para la reparación de fisuras, cambio de pinturas de gotelé a lisas o reparaciones de fachada.

 

 

En cualquier caso, sin importar el tipo de reforma a realizar es importante seguir los consejos de un profesional en la materia para una buena elección de los materiales y sistemas y su correspondiente ejecución. Además, de manera previa, es recomendable fijar claramente los objetivos y necesidades de la reforma para ajustarse al presupuesto y tiempos definidos. En esta línea, es también importante valorar si es necesario solicitar un préstamo y mirar bien en qué condiciones sería. En el caso de créditos.com al realizar reformas a favor de la eficiencia energética se reduce el tipo de interés.

 

Los españoles están más dispuestos a hacer reformas que sus vecinos europeos, según la patronal de la reforma Andimac a partir del informe de USP, del que se desprende que el porcentaje de interesados en mejorar sus viviendas en nuestro país supera en 10 puntos la media comunitaria, alcanzado al 61% de los hogares de España.
Asimismo, el 91% de los encuestados afirma pasar más tiempo en casa del que pasaría en circunstancias normales. Por ello, la patronal sostiene que los españoles han podido percatarse de las deficiencias en sus viviendas y plantearse futuras mejoras, al margen de que posiblemente su uso intensivo haya deteriorado el estado de determinadas estancias. Asimismo, añade que si tradicionalmente el periodo estival es el más propicio para llevar a cabo las reformas, al coincidir con las vacaciones, este año podrían aumentar estos trabajos debido también a la pretensión de recuperar viviendas de campo o casas de familia poco utilizadas para disfrutar de las vacaciones, además de al mayor tiempo que pasaremos en casa y en segundas residencias.

Andimac advierte de que el temor a futuros rebrotes está impulsando, mayoritariamente, actuaciones relacionadas con las piscinas, los aires acondicionados y la jardinería, además de las principales reformas de interior como los baños y acondicionamientos de fachadas y ventanas. En este sentido, los resultados de un reciente informe sitúan las terrazas y los espacios abiertos y recreativos entre las principales preferencias para las viviendas españolas posconfinamiento.

Comportamiento mejor del esperado

En cualquier caso, la patronal sostiene que el sector de los materiales de construcción registró un comportamiento mejor del esperado durante el primer semestre del año, pese a sufrir una caída media del 10% como consecuencia de la temporal paralización de la actividad.

Prueba de ello es que si en pleno confinamiento la intención de hacer reformas en mayo escaló 9 puntos, llegados a este mes se incrementó en 10 puntos la previsión para junio. Un mes en el que el volumen de negocio del mercado alcanzó los niveles de años anteriores, incluso superándolo en algunas categorías. Esta mayor disposición a llevar a cabo obras de mejora y mantenimiento contrasta con los datos registrados en el trimestre anterior, en el que el sector sufrió abultadas caídas continuadas del 35% en marzo y del 75% en abril, que se suavizaron hasta el 10% en mayo.

De cara al futuro, la patronal supedita el comportamiento del mercado a la evolución de la pandemia, al control de los rebrotes y a la situación del mercado laboral una vez finalizada la prórroga de los ERTE. Sea como fuese, para avivar el sector, Andimac considera importante agilizar la concesión de licencias de obra nueva y rehabilitación a nivel municipal con medidas limitadas en el tiempo, respetando siempre las medidas de prevención, y a impulsar y fomentar los programas de rehabilitación y reforma: sectores que representan más del 40% del valor de los materiales del conjunto de la construcción.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “esta tendencia pone sobre la mesa la importancia de generar instrumentos prácticos como el implementado por la Comunidad Valenciana bajo el denominado Plan Renhata”.

Alianzas para lograr los objetivos de desarrollo sostenible. Este es el título del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 17, con el que la Agenda 2030 anima a crear acuerdos de colaboración entre instituciones, empresas y administraciones para solucionar problemas relacionados con el desarrollo sostenible, mediante el intercambio de conocimientos, especialización, tecnología y recursos.

Esta necesidad de buscar partners especializados para profundizar en los ODS, ha llevado a habitissimo a asociarse a Green Building Council España (GBCe) para incluir la edificación sostenible y la rehabilitación energética entre los principales servicios, consejos y contenidos que ofrecen a sus clientes a través de su plataforma digital.

La asociación de habitissimo a GBCe coincide, además, con un momento en el que la ciudadanía es más consciente que nunca de las carencias de sus hogares, detectadas durante el confinamiento vivido por la llegada de la COVID-19 a nuestras vidas. Ruidos de vecinos molestos, falta de confort térmico, humedades persistentes, falta de iluminación natural, mala calidad del aire interior… son solo algunos de los problemas que padecen un gran número de hogares en España y que los ciudadanos quieren solventar. De hecho, según un reciente estudio realizado por la plataforma, el 62 % de las personas que habían solicitado realizar una reforma o reparación antes de la COVID-19, se han reafirmado en su intención de llevarla a cabo tras este periodo e introducir nuevas intervenciones para solventar los problemas detectados durante el confinamiento.

“En un momento en el que prevemos que nuestros clientes quieran dar solución a los problemas detectados en sus hogares durante el confinamiento, nos gustaría que todas estas reformas y reparaciones no se realicen con criterios meramente estéticos y que incluyan también un componente de sostenibilidad que, en el medio plazo, mejore el comportamiento energético y la producción de emisiones contaminantes de nuestro parque edificado” asegura Sarah Harmon, CEO de habitissimo.“Para profundizar en cómo nuestro negocio puede mejorar su oferta en sostenibilidad y transmitirlo a nuestros clientes no se me ocurre mejor partner que la asociación de referencia en edificación sostenible, Green Building Council España”, afirma.

Para Bruno Sauer, director general de GBCe “la entrada de habitissimo en nuestra asociación beneficia a las dos partes, ya que nos permitirá compartir conocimientos, actividades y experiencias para avanzar en la transformación del sector hacia la sostenibilidad. Por otro lado, la larga trayectoria que tiene esta plataforma en la digitalización del sector de la construcción, nos va a servir también de ayuda y ejemplo”.

habitissimo pone todo su foco en sus clientes, “queremos que el usuario que accede a nuestra plataforma lo haga con la confianza de que el trabajo que se llevará a cabo, se hará con profesionalidad, siguiendo todos los estándares de calidad e informado de la posibilidad de introducir elementos sostenibles que le permitan mejorar su confort y la eficiencia de su vivienda. Todo esto será justamente valorado por el cliente que lo contrata. Cerrando así la brecha de confianza entre cliente y profesional que tradicionalmente ha existido en este sector”, manifiesta Sarah Harmon.

La compañía, que se encuentra completamente alineada con los objetivos fundacionales de GBCe y su estrategia de trabajo, nacional e internacional, estudiará las posibles vías de colaboración dentro del calendario de actividades de la asociación. Ambas partes ya estudian la posible colaboración de habitissimo en comités de trabajo, webinarios y otras actividades de Green Building Council España.

La patronal de la reforma, Andimac, revela que la intención de hacer obras de mejora y mantenimiento en los hogares ha escalado 9 puntos en el último mes, situándose este porcentaje en el 28%, después de que el pasado 23 de mayo se levantaran las prohibiciones impuestas en viviendas habitadas.

Esta mayor disposición a hacer reformas contrasta con los datos registrados en el trimestre anterior, en el que el sector sufrió abultadas caídas continuadas del 35% en marzo y del 75% en abril, que se suavizaron hasta el 10% en mayo como consecuencia de la apertura de la demanda retenida. No obstante, en estos tres meses las pérdidas acumuladas por culpa de la pandemia ascenderían hasta los 1.700 millones de euros, aproximadamente, en el mercado de materiales para reforma.

De cara al futuro más inminente, Andimac estima que más del 70% de los hogares realizarán algún tipo de reparación a lo largo del verano. Y es que si tradicionalmente el periodo comprendido entre junio y septiembre es el más propicio para llevar a cabo este tipo de actuaciones, al coincidir con las vacaciones de verano, este año se podrían incrementar estos trabajos.

La patronal atribuye este auge estival de la reforma a los tres meses de confinamiento a los que se han visto sometidos los españoles, quienes han pasado más tiempo que nunca dentro de sus viviendas, pudiéndose percatar de deficiencias y posibilidades de mejora, también con vistas a una nueva reclusión en el otoño si hubiera un rebrote.

De hecho, Andimac informa de que casi se ha multiplicado por cuatro el número de personas que se han interesado en conocer el estado de mantenimiento de sus casas y que han participado en el estudio Quiero Vivir Mejor, puesto en marcha por Cuida Tu Casa -una iniciativa de la patronal para saber cómo viven los españoles dentro de sus hogares-.

Por otra parte, si bien es cierto que las obras más frecuentes son las que se acometen en cocinas y baños, la patronal augura un importante número de actuaciones para acondicionar los hogares -sobre todo las segundas residencias- para pasar las vacaciones y, por supuesto, para teletrabajar, una tendencia con visos de asentarse en todas aquellas compañías que hayan seguido totalmente operativas a lo largo de la pandemia.

Envejecimiento del parque

Pero a los problemas relacionados con las condiciones de las viviendas para teletrabajar, el exceso de ruidos, las humedades o las pérdidas de temperatura; se añade el derroche de energía por el que hasta un 40% de las emisiones que se registran en las ciudades proceden del consumo en hogares y edificios. Y ello se debe, fundamentalmente, a que el parque de edificios envejece a un ritmo anual del 1,8%, mientras la rehabilitación edificatoria afecta únicamente al 0,15% del mismo.

Por ello, la patronal va a remitir a las vocalías de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica de España que ponga en marcha un Fondo de Garantías -asociado a las propuestas por la Comisión Europea- con líneas para comunidades de propietarios vía ICO que financien el 80% de las obras que impulsen la eficiencia energética, aseguren el acceso a las ayudas del Plan Estatal para la Rehabilitación y minimicen el riesgo que asumen los bancos al costear las reformas de las zonas comunes, lo que serviría para rejuvenecer el parque, evitar un deterioro de los ahorros de los hogares españoles y lograr un modelo de negocio más sano para el sector de la construcción.

Máxime teniendo en cuenta que entre los seis pactos de reconstrucción que expuso recientemente en el Congreso la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, se encuentra uno para la transición ecológica.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero,tras pasar tanto tiempo encerrados en casa, muchos españoles que se lo puedan permitir decidirán reformar sus viviendas para mejorar su calidad de vida dentro del hogar. Nuestra casa se ha convertido en el espacio de cuidado de las familias en los momentos más difíciles, y merece la pena invertir para vivir mejor en ellas, porque es posible. Y ello provocará un efecto tractor sobre otras industrias determinantes para la recuperación económica, por lo que convendría estimular el sector de la reforma y la rehabilitación desde las administraciones públicas después de la parálisis de los últimos meses”.

  • El sector prevé un lento crecimiento de la actividad derivada de la crisis sanitaria, pero teme que las pérdidas económicas y la destrucción de empleo continúe a causa del parón de estos meses y del modelo de desescalada que plantea el gobierno

 A diferencia de la construcción, el sector de las reformas en el interior de un espacio laboral encara una lenta normalización de la actividad tras estos meses de parón. La destrucción de empleo, que ha sido una constante, y las pérdidas económicas de muchas empresas, así lo demuestran. Y es que, el sector prevé que, una vez se vuelva a la normalidad, la recuperación podrá ser algo más rápida pero haciendo hincapié especialmente en aquellas empresas que hayan tenido más capacidad para soportar este frenazo.

En palabras de Jose Antonio Marta, CEO de Splacing, “desde las administraciones se está gestionando sin falta de previsión; lanzamientos de protocolos y órdenes en el BOE a horas de la apertura de locales y espacios laborales, y falta de información o protocolos específicos en ámbitos de limpieza e higiene. Hay una sensación muy generalizada en el tejido industrial de dejar en manos de las empresas, y su consenso con los trabajadores, una serie de procedimientos que deberían venir marcados y prefijados con antelación para evitar y mantener el mejor clima laboral posible en estos momentos de incertidumbre por parte de todos.  Los empresarios y empleados quieren tener bien definida la manera de actuar ante esta nueva situación que aparece desde la óptica de la nueva convivencia en nuestros espacios de trabajo”.

De hecho, tal y como explican desde la buildtech Splacing, el Marketplace con proveedores de confianza para la realización de reformas en cualquier espacio laboral, el sector industrial y residencial son los más afectados.

El industrial, obra nueva interior y reforma, entendido como no promoción de obra nueva, se ha visto resentido especialmente por los sectores con los que trabaja el marketplace.

  • Los hoteles. Cerca del 80% del sector ha visto parada su actividad por la pandemia por ser zonas de pública concurrencia. Se prevé un año complicado con aforo de los espacios en porcentajes progresivos en función de la desescalada que propone el gobierno, y por el impacto a causa del turismo exterior que estará limitado por vuelos y cancelaciones por los gobiernos, como es el caso de Alemania.
  • Industrial. Caída del 50-60% del sector, como automoción, o maquinaria entre otros. Más enfocado y expuesto a servicios que durante la pandemia se han congelado. Sin embargo, un 40-50% del sector químico, alimentación o logística está creciendo por un incremento de la demanda. Se prevé una salida de cada actividad progresiva y la expectativa de la demanda industrial.
  • Oficina. El 75% del sector se ha visto afectado por el movimiento del personal en modo teletrabajo. Asimismo, se estima una salida progresiva y se reforzará el “espacio flexible” tipo bussiness center, o coworking, por poner un ejemplo.
  • REtail/comercial. Un 80% del sector que no sea bien de primera necesidad está afectado y la vuelta se presiente complicada por el modelo de desescalada que plantea el gobierno en cuanto a las fases y aforo de los espacios.

El sector residencial. También ha sufrido la huella de esta crisis según explican desde Splacing. La vuelta será volátil a la expectativa del mercado de empleo para activar o retomar la demanda. ERTE y desempleo. Un gran número de reformas e intervenciones en viviendas se han paralizado esperando evolución. Esto impide llevar a cabo reformas por la complejidad de conciliar obra y familia, sin olvidar la falta de recursos para gestionar la propia reforma (contenedores, compra de material, o logística en general).

“Es por ello, que en estos momentos la digitalización está cobrando especial protagonismo. Y es que, ya sea en nuestro caso, a través de nuestra plataforma, así como otras herramientas que existen en el mercado, han tomado una posición mucha más relevante puesto que facilitan el teletrabajo. En nuestro caso Splacing permite captar nuevos proyectos y clientes sin necesidad de salir de casa, y esto permite mantener una actividad constante a la hora de encontrar nuevas oportunidades de negocio de una forma fácil, ágil además de evitar desplazamientos y posibles contagios”, explica Marta.

  • La patronal advierte de que en estas semanas se están poniendo de manifiesto las debilidades de nuestras viviendas
  • Andimac lanza la nueva “Guía de la Reforma” para aprovechar el confinamiento y mejorar la calidad de vida dentro del hogar

La Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) ha lanzado una nueva edición de su “Guía de la Reforma”. Con este manual los españoles pueden aprovechar el confinamiento para detectar las deficiencias más habituales de sus hogares y concienciarse de que se puede vivir mejor en el interior, ahora que pasamos mucho más tiempo en casa en la lucha contra el COVID-19.

Esta guía ayuda a descubrir sencillas obras con las que mejorar sustancialmente las condiciones de las que se disfrutan dentro del hogar y, a través de fáciles preguntas que se formulan en la encuesta Quiero Vivir Mejor, carencias relacionadas con el confort térmico, acústico y lumínico; con la accesibilidad y la seguridad; con el bienestar y la salud; con el ahorro energético o el rediseño de espacios.

De esta manera, la patronal muestra las principales obras que se pueden llevar a cabo y que se incluyen en el programa de ayudas del vigente Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, que por primera vez incluía fondos para las reformas en el interior de los inmuebles, no sólo para actuaciones en el exterior de los edificios.

El relanzamiento de la “Guía de la Reforma” en mitad del confinamiento forma parte de la estrategia que está siguiendo la patronal para reforzar la apuesta online del sector y animar a los almacenes de materiales de construcción a fortalecer sus canales digitales para comunicarse y ofrecer servicio a su entorno, después de que el reciente acuerdo alcanzado con AliExpress pueda marcar un punto de inflexión para impulsar la presencia en la red del comercio especializado.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “estamos ofreciendo a las tiendas de materiales de construcción diversos recursos que les ayuden a trabajar, a acercarse a sus clientes, a descubrir las carencias más habituales que presentan sus viviendas y a recomendarles objetivamente soluciones a medida para mejorar su calidad de vida; como una aplicación específica para valorar las casas y tener línea directa con asesores que puedan orientarles en lo que precisen”.

  • Solo el 25% de las pymes encuentran profesionales especialistas en reformas de espacios
  • Desde Splacing, el Marketplace con proveedores de confianza para la realización de reformas en cualquier espacio laboral, han desarrollado el método Rubik, mediante parámetros y algoritmos, que permite conseguir el mejor profesional para realizar cada proyecto de reforma.
  • La plataforma, que prevé facturar este 2020 cerca de 350.000 euros, cerrará una ronda de inversión en los próximos meses.

El sector de la arquitectura y de las reformas a distancia, son una opción posible en esta época de cuarentena. Tanto es así, que la buildtech Splacing es un claro ejemplo de startup que ha sido capaz de adaptarse a este nuevo escenario, convirtiéndose hace ya unos meses en la primera plataforma B2B desarrollada por expertos de la arquitectura e ingeniería para pymes y profesionales.

Y es que, en estos tiempos de dureza empresarial, encontrar a profesionales especialistas en espacios que ofrezcan garantías es casi imposible. De hecho, según datos publicados y recogidos por la buildtech, solo el 25% de las pymes encuentran profesionales especialistas en reformas de espacios.

Si utilizamos el porcentaje inverso, es decir a un 75% de pymes, les cuesta encontrar un profesional o empresa adecuada para una intervención en su negocio. Efectivamente, toda reforma acaba siendo ejecutada pero el tiempo de búsqueda mediante los diferentes sistemas tradicionales, o bien canales online, acaban haciendo una búsqueda de perfil bajo de confianza dónde se ha empleado un enorme tiempo y el resultado final muchas veces acaba siendo una especie de “lotería” hasta ver el resulto final”, añade Jose Antonio Marta CEO de Splacing y con más de 16 años de experiencia en el sector.

Para hacer frente a esta situación, desde la plataforma han desarrollado el método Rubik, para ofrecer una solución y alternativa a ese “rompecabezas” que implica la búsqueda y captación de profesionales para la realización de una reforma o un proyecto.

Según explican desde el equipo de Splacing, decidieron crear esta técnica única que permite a las pymes encontrar al profesional más adecuado para que su reforma sea un éxito, además de poder hacerlo diez veces más rápido que si tuvieran que gestionarlo por su cuenta.

De este modo, nace el método que consta de tres fases:

  • Selección. Se lleva a cabo una exhaustiva selección de profesionales del sector para formar parte del sistema Splacing, teniendo en cuenta que cumplen los siguientes parámetros fundamentales, como nivel de facturación (para analizar la capacidad de la reforma y solvencia del profesional), dimensión del equipo de los profesionales (para confirmar que el proyecto cuente con los recursos necesarios) y la ubicación del profesional (para optimizar costes logísticos y ofrecer una respuesta más rápida).
  • Evaluación. Se evalúa a los profesionales, solicitándoles referencias de proyectos realizados para analizar la experiencia que han tenido con sus clientes. De esta manera, es posible garantizar el mejor resultado.
  • Especialización. En esta fase se procede a encasillar a estos profesionales con el servicio que han de desempeñar, teniendo en cuenta sus especialidades. Con la información que ofrece el cliente sobre el proyecto, la plataforma encuentra a los cuatro mejores profesionales que encajan con la especialidad de la reforma para poner en marcha el proyecto.

Gracias a este nuevo método, mediante parámetros y algoritmos, es posible conseguir el mejor profesional para cada reforma.

  • Andimac asegura que el sector de la construcción debe ser un motor para el arranque de la recuperación económica
  • Lamenta que la cuantía de los avales sea insuficiente y propone mecanismos para garantizar los contratos ejecutados e impagados
  • La patronal estima que paralizar el mercado de la reforma dos meses provocará unas pérdidas de 3.000 millones de euro

La patronal de la reforma, Andimac, estima que la parálisis de este sector durante los dos meses que está previsto que se alargue el estado de alarma provocará unas pérdidas próximas a los 3.000 millones de euros en el ámbito de reforma y rehabilitación, después de la puesta en marcha del Real Decreto que obliga a detener la actividad constructora de acuerdo a las restricciones de movilidad para hacer frente a la crisis del coronavirus y frenar la propagación de los contagios.

La patronal sostiene que este segmento representa el 75% del valor de los materiales en edificación residencial -construcción nueva más reforma en edificios y viviendas- y más del 40% del sector en general. E indican que si bien es responsabilidad de todos luchar contra la crisis sanitaria, corresponde a la Administración velar por la Ley de Morosidad, cuyo incumplimiento implica una necesidad de liquidez para el sector de unos 7.000 millones de euros. En este sentido, Andimac señala que el cierre de actividad junto a los impagos de buena parte del material suministrado durante los últimos 90 días suponen cinco meses de pérdida de liquidez. Y advierte de que miles de empresas no podrán soportarlo debido fundamentalmente a su pequeño tamaño.

La patronal informa de que la caída de actividad en la construcción entre marzo y mayo rondará el 80%, de acuerdo con una encuesta de estimación realizada sobre 370 empresas. Y la reforma, alertan, será el segmento más afectado mientras dure el confinamiento.

Contra la morosidad

En este contexto, lamenta que la cuantía de los avales aprobados recientemente por el Gobierno y que arrancan hoy sea insuficiente para facilitar la liquidez de las empresas, sobre todo teniendo en cuenta el incumplimiento sistemático de la Ley de Morosidad que sufre, en especial, este sector de actividad.

Por ello, Andimac propone implementar procedimientos para garantizar los contratos suscritos y debidamente ejecutados y no cobrados por saltarse la Ley, así como habilitar líneas de liquidez que permitan adelantar el cobro de los compromisos comerciales formulados y satisfechos que, como mínimo, vulneran esta Ley.

Paralelamente, la patronal sugiere crear un fondo de garantía de documentación comercial para asumir los compromisos de pago que exceden la Ley de Morosidad a 15 de marzo y dentro de los vencimientos acordados por las partes en sus contratos comerciales.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “hay que generar mecanismos de financiación europeos que salvaguarden las constantes vitales de pequeñas empresas y autónomos saneados y solventes. En España, más de 350.000 trabajadores son autónomos de la construcción y la reforma, en este momento técnicamente parada. Y es que la construcción debe ser el principal motor para el arranque de la recuperación económica de España”.

  • La patronal advierte de que la morosidad lastra el crecimiento del comercio de materiales de construcción y lo debilita frente a las grandes superficies
  • Andimac estima que la falta de confianza y la mala reputación provocan unas pérdidas de 5.400 millones de euros en el mercado de la reforma

La Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) estima que la falta de confianza y la mala reputación que tiene en la sociedad el mundo de la reforma provocan unas pérdidas directas de 5.400 millones de euros en este mercado, según ha informado esta mañana en Cevisama, la feria de referencia para el sector de la cerámica; por lo que el volumen total del mercado de materiales podría escalar por encima de los 23.000 millones de euros, frente a los 18.000 millones actuales.

La patronal lo achaca a que cerca de un 30% de las obras se acaban posponiendo y en torno a un 40% de las mismas se inician con, al menos, tres meses de retraso. Y ello se debe, principalmente, a las dudas de los ciudadanos a la hora de plantearse llevar a cabo una reforma.

Pues bien, en el marco de Cevisama y coincidiendo con la celebración del Día del Distribuidor, Andimac destaca la importancia de fomentar el buen hacer de los profesionales para que el sector en su conjunto mejore sus cifras de negocio, puesto que actualmente las tiendas especializadas crecen la mitad que las grandes superficies, cuya oferta está más asociada al “háztelo tú mismo” que a la calidad basada en el empleo de materiales de mayores prestaciones.

Y es que, tal y como demuestran los cálculos realizados por Arthursen para Andimac, el comercio de materiales de construcción cada año pierde medio punto porcentual de cuota de mercado con respecto a los gigantes de la distribución. En este sentido, la patronal advierte de que el problema que tienen las pymes es que su palanca para crecer está en el segmento de obra nueva, donde la morosidad lastra el potencial de crecimiento.

Desde Andimac señalan que este problema afecta al conjunto de la industria y remarcan que el futuro del sector pasa por la rehabilitación y la reforma. Por este motivo, plantea acciones conjuntas dirigidas a romper las inercias históricas y crear un círculo virtuoso en torno a la reforma y sus profesionales que revierta en servicios de más calidad y garantías tanto para reformistas como para usuarios finales, permitiendo asimismo un culto hacia el estado de las viviendas.

Primer análisis en España

Para ello, Andimac ha presentado el I Informe “El Bueno, El Feo y El Malo: una radiografía del mercado profesional”. Se trata del primer análisis publicado en España sobre la relación que existe entre los distribuidores de materiales y los reformistas, fundamental para que el canal profesional ofrezca su valor añadido con respecto a otros competidores, que basan sus estrategias de venta en una agresiva política de precios, y los gigantes tecnológicos como Amazon, que ya amenazan a tres de cada diez comercios y ofrecen a los compradores online incluso la posibilidad de realizar obras y reformas.

Igualmente, este diagnóstico concluye que el intrusismo y la falta de mano joven cualificada son otras de las principales amenazas para el sector, provocando incrementos de los precios de las obras y retrasos en los plazos de ejecución, que ya están teniendo consecuencias muy negativas en las empresas. Por este motivo, la patronal reclama el apoyo de la Administración para fomentar más y mejores profesionales, lo que contribuiría a crear empleos más estables y a lograr un modelo de negocio basado en el ‘ladrillo sano’ que garantice la sostenibilidad de la industria de la construcción. Una industria en la que se incluye la reforma y que, según Andimac, nunca ha llevado a cabo políticas activas orientadas hacia la creación de mercado y el fomento de una demanda cualificada. Y éste es un reto muy importante, relacionado con el gasto por hogar en materiales, con mucho potencial para crecer en España.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “la mala reputación social afecta al valor percibido del sector y, por tanto, provoca mayor sensibilidad al precio. Un gran problema de fondo, a menudo invisible porque lo tenemos normalizado, es el escaso valor añadido de la cesta de productos para la construcción respecto a otros. Estamos ante un mercado de consumo, y el mayor enemigo del consumo es la falta de confianza”.

 

  • La mayoría de las veces se piensa que el estrés solo puede venir del ritmo de vida, el trabajo o las cargas familiares. Sin embargo, muchos profesionales y empresas sienten estrés cuando llega el momento de reformar los espacios de trabajo. Desde Splacing analizan lo que puede generar ese estado en la oficina y cómo combatirlo

La relación entre la realización de reformas u obras dentro de cualquier espacio laboral, ya sea hotel, oficina, industrial o retail y el estrés y ansiedad que pueden generar siempre han ido muy de la mano en el sector de la construcción. Y es que, existen muchos factores que generan esta sensación y desde la buildtech Splacing, la primera plataforma B2B desarrollada por expertos de la arquitectura e ingeniería para pymes y profesionales, ponen la atención en este foco de generación de estrés y detallan cómo trabajarlos para minimizarlos o incluso en algunos casos poder llegar evitarlos.

La gente no es consciente de los múltiples factores que hacen que la reforma o redecoración de un espacio de trabajo pueda generar estrés. Sin embargo, es más habitual de lo que se piensa que un profesional sufra ese estado derivado de buscar profesionales, comparar presupuestos y quedarse con el mejor que se adapte a sus necesidades”, afirman desde la enseña.

En este contexto, desde Splacing analizan los problemas más frecuentes y cómo enfrentarse a ellos.

  • Experiencia/especialización. Muchas veces las personas encargadas de llevar a cabo la gestión o dirección de una obra, sea cual fuera su alcance no son las personas más adecuadas por su perfil técnico. Este desconocimiento inicia una etapa “pre-estrés” en muchos casos antes incluso de la fase de ejecución.
  • Definición del proyecto. Definir un proyecto de reforma es un proceso lento y que requiere de profesionales en función del alcance de la intervención a realizar, (arquitectos, decorador, técnicos de obra…). Y es que cerca del 60% de los proyectos que sus profesionales llevan a cabo están faltos de definición en parámetros tan importantes como acabados, distribución del espacio o incluso factores más relevantes como los materiales a trabajar o incluso presupuesto económico. Estos “vacíos” son elementos altamente peligrosos puesto que no ayudan al buen desarrollo ni finalización de los proyectos.
  • Expectativas. Presentación de 3D, proyecciones, gafas virtuales, hay muchos elementos que nos muestran cómo va a quedar nuestro espacio laboral acabado generando en los usuarios una alta expectativa de finalización en cuanto acabados, o estética, por ejemplo. Sin embargo, a veces el resultado final dista de esa proyección inicial y por tanto a medida que el proceso de la reforma avanza y no es lo que inicialmente habíamos previsto nos genera una sensación de ansiedad y falta de control que acaba provocando ciertos cuadros de tensión en las obras.
  • Tolerancia al cambio: No todas las personas tienen la capacidad de realizar una cambio en su proyecto que implique tener que explicar a sus responsables o equipo de trabajo precisamente ese cambio de ruta, bien fuera en la creación de una nueva sala, eliminación de cierto espacios como zona común o simplemente reducción de una sala de archivo. Muchas veces la falta de comunicación entre equipos internos y la capacidad de explicar y entender por parte de los usuarios y los profesionales esta situaciones resultan siendo una escalada de tensión durante la obra con generalmente un momento de explosión. Siempre es recomendable entender por parte de los usuarios propuestas lanzadas por los profesionales y transmitiéndolas al equipo o responsables de una forma abierta, positiva evitando ocultar o posponer decisiones que posteriormente una vez finalizado el proyecto serán 100% visibles.
  • Tomar conciencia/aceptar. La rutina y el orden de nuestro espacio van a alterarse. Esto significa que por un tiempo vamos a tener que convivir con estresores ambientales que van a afectar nuestros hábitos cotidianos.
  • Conflictividad/negociación. Es necesario intentar en todo momento huir de algo tan frecuente como son los conflictos derivados de diferentes situaciones; cambio de cualquier situación preestablecida, ralentización de la reforma, o errores en la ejecución del proyecto. Antes de generar un ambiente nocivo y tensionado hay que volver a redefinir el proyecto, poner los nuevos límites dejando claro cuáles son y  asumiendo en algunos casos que el 100% de lo previsto no se podrá llevar a cabo.

 

Todos estos son algunos puntos que mejorarán y ayudarán a una correcta definición, dirección y ejecución de cualquier proyecto que cualquier persona tenga que llevar a cabo.