Entradas

¿Cómo proteger tu casa ante intrusos físicos y digitales?

  • Vigilar tu casa desde el móvil y configurar alarmas mediante reconocimiento facial ya
    es posible.
  • Las smart homes presentan un arma de doble filo: mejoran la calidad de vida de sus
    habitantes y permiten mejor vigilancia y control a distancia, pero también abren la
    posibilidad de ser víctimas de riesgos informáticos.

Durante la época estival, los hogares son especialmente vulnerables a ser víctimas de robos. Solo en 2018 se produjeron 107.012 robos con fuerza en domicilios españoles. Según indica el Ministerio del Interior, de ellos, 26.430 se produjeron en los meses de julio, agosto y septiembre. Por este motivo, se aconseja reforzar la seguridad y la protección en las casas con herramientas que permitan vigilarlas desde la distancia.

Además de las medidas básicas como alarmas, cerraduras y puertas blindadas o ventanas protegidas, ahora, la tecnología ofrece soluciones de domótica e Internet de las cosas que se presentan como aliadas en la protección del hogar y que son las protagonistas de las Smart Homes.

A pesar de las facilidades que ofrecen estas nuevas herramientas para vigilar y proteger las casas aún estando fuera de ellas, presentan un nuevo punto de vulnerabilidad: las amenazas digitales. Los expertos de tecnologías del hub de conocimiento digital The Valley han analizado algunas de las posibilidades y obstáculos que se deben tener en cuenta para lograr hogares inteligentes, eficientes y seguros.

Sistemas de vigilancia que permitan ver tu casa en tiempo real

Para resguardar tu hogar ante ladrones que puedan violar la propiedad privada, se hacen necesarios nuevos métodos de protección. Ahora, los sistemas más novedosos permiten vigilar en tiempo real y a través del móvil las imágenes de todas las estancias del hogar simplemente instalando cámaras en las zonas que se desea vigilar. Anteriormente este sistema de protección era muy costoso y requería instalaciones complicadas, pero cada vez existen más proveedores que ofrecen sistemas de vigilancia completos, fáciles de instalar y a precios asequibles.

Engañar a los ladrones mediante el control de luz, persianas y televisión

Una razón por la cual los robos en domicilios aumentan en verano es por las largas ausencias de sus habitantes. Por eso, un factor para evitar ser víctima de robos es engañar a los posibles intrusos haciéndoles pensar que la vivienda está habitada. Algunas posibilidades que nos aporta la tecnología con este objetivo incluyen: controlar la luz desde el móvil y encenderla durante algunas horas en la noche, abrir y cerrar las persianas en momentos puntuales durante el día e, incluso, encender el televisor para originar ruido proveniente del hogar.

Sensores de movimiento y alarmas con reconocimiento facial

Los sensores de movimiento son dispositivos que se colocan generalmente en los alrededores y en el interior de las casas permitiendo identificar cualquier movimiento sospechoso. Su objetivo principal es el de asegurar las viviendas ante posibles intrusos, pero también se utilizan para funciones de iluminación automatizada o climatización de las estancias. Existen también algunos sistemas de seguridad que engloban cámaras de seguridad con detectores de movimiento y sensores de contacto que avisan si se abre una ventana o una puerta de forma inesperada, ofreciendo un control completo de la seguridad del hogar desde el móvil.

Además, las alarmas que funcionan mediante el reconocimiento facial o de la huella dactilar gracias a un terminal biométrico facial, también están ya disponibles para instalar en las casas, dificultando la entrada de los intrusos y facilitando la protección y vigilancia del hogar para los propietarios, sin necesidad de recordar largas contraseñas.

Las smart homes también son víctimas de los ciberdelincuentes

A pesar de todas las herramientas tecnológicas que existen para proteger las casas ante ataques físicos, también se debe tener en cuenta que la domotización expone a los hogares ante riesgos tecnológicos que podrían facilitar a los atacantes el control de los distintos dispositivos conectados y el acceso tanto a las instalaciones físicas como a los servidores online de los hogares. Por eso, existen algunas medidas que se pueden tomar para proteger las smart homes ante posibles ataques: mantener los dispositivos actualizados con los sistemas operativos más recientes; instalar software antivirus en los diferentes dispositivos conectados; configurar un firewall en la red para protegerse ante amenazas; utilizar el factor de doble autentificación en las cuentas online, entre otras. Además, es importante asegurarse de que la red de wifi de tu casa es privada y de que la contraseña es lo suficientemente fuerte.

Lo ideal sería establecer una red de conexión de invitados en el router evitando compartir la red privada con invitados. Igualmente, es recomendable configurar las opciones de seguridad de los dispositivos antes de conectarlos para comprobar que están activadas todas las opciones posibles para su protección.

Andimac estima que 8 de cada 10 españoles temen sufrir robos en sus viviendas

  • La patronal recuerda que los hurtos y asaltos durante las vacaciones de verano se incrementan casi un 7%

Casi 8 de cada 10 españoles (el 77,3%) tienen miedo de sufrir robos en sus viviendas, según el estudio Quiero Vivir Mejor, realizado por ANDIMAC, la patronal de las reformas. Un temor que aumenta durante los meses de verano, cuando muchos abandonan su lugar de residencia habitual para disfrutar de sus vacaciones.

De hecho, algunos informes señalan que entre junio y septiembre los robos en domicilios se incrementan un 6,7%, lo que se debe a que muchas viviendas, además de quedarse deshabitadas, están desprovistas de medidas de seguridad y prevención que eviten estos altercados.

Por ello, ANDIMAC recomienda fijarse bien en la fachada, en la puerta o la pared contigua a la entrada de casa antes de salir de vacaciones, puesto que los posibles ladrones suelen dejar “marcas” cuando van a ver los edificios de las viviendas “sencillas de robar porque no hay gente en casa…”. En caso de que haya alguna marca, cruz, rayón o rozón de algún tipo, la patronal sugiere intentar repararlo para que no identifiquen esa vivienda como una de las opciones para entrar. Asimismo, conviene hablar con los vecinos para ver si alguno más tiene una marca parecida y, si es así, avisar a la policía.

Engañar a los ladrones

Otra de las alternativas que puede evitar alguno de los más de 100.000 robos que se producen en los hogares españoles al cabo del año es simular que los inquilinos siguen en casa. Para ello, ANDIMAC recuerda que existen sistemas inteligentes que se colocan en las ventanas y con los que se puede programar a distancia cuándo y cuánto queremos que se abran o se cierren las mismas. También es posible programar una subida o bajada de los estores y las persianas, algo que hace ver que sigue habiendo movimiento en el interior de la vivienda, al margen de contribuir al ahorro energético.

La patronal sostiene que el control remoto también permite encender y apagar las luces cuando se desee, e incluso modificar su intensidad, aunque se esté lejos de casa, lo que contribuye a ahuyentar a los cacos.

En este sentido, la iluminación puede alertar, mediante los detectores de presencia, en caso de que haya alguien en casa a algún vecino al que hayamos puesto sobre aviso para que pueda llamar a la policía y actuar rápidamente.

Por último, la medida más básica pero que muchos todavía no utilizan de manera adecuada tiene que ver con la cerradura de la puerta. Y es que no sólo es importante cerrarla, sino que es recomendable darle varias vueltas, puesto que si se echa únicamente el resbalón, pasando una simple tarjeta la puerta puede abrirse fácilmente desde fuera.

Según la directora técnica de Cuida Tu Casa, Sandra Barañano, “las cerraduras del tipo Antibumping dificultan uno de los métodos más comunes de apertura de puertas y pueden reforzarse colocando un Fac en la parte superior de la cerradura, muy sencillo de instalar, para aumentar la seguridad. Tomando estas medidas, podremos irnos de vacaciones con la tranquilidad de que dejamos nuestra casa preparada para cualquier altercado y preocuparnos únicamente de disfrutar de unos días de desconexión”.