Entradas

Salamanca es una ciudad pequeña si la comparamos con otros territorios de España como Madrid, León o Burgos. Sin embargo, esta pequeña ciudad cuenta con 46 barrios con personalidad propia. Cada barrio tiene su propia historia y sus propias características. Si quieres descubrir las peculiaridades de los diferentes barrios de Salamanca, ¡Sigue leyendo!

Empecemos a descubrir estos barrios agrupándolos por zonas, empezando por la zona centro hasta llegar a los barrios periféricos de la ciudad.

Salamanca Centro

Barrio del Centro, Barrio de las Universidades, Barrio de San Vicente, Barrio de Sancti Spíritus, Barrio de San Juan, Barrio de Tenerías, Barrio Úrsulas, Barrio de San Marcos, Barrio de San Cristóbal y Barrio de San Esteban.

Estos barrios se localizan en el corazón de la ciudad y son llamados popularmente el Centro de Salamanca aunque tienen otros nombre como la Ciudad vieja de Salamanca o el Barrio Viejo. Es el territorio central de Salamanca, donde podemos encontrar la plaza mayor, el río o las catedrales. Esta zona es la más antigua de la ciudad y la más deseada para vivir por su comodidad y gran belleza. Estos barrios cuenta con un total de 15.197 personas viviendo actualmente en ellos.

Esta zona surgió a través de los primeros asentamientos en el río tormes que posteriormente, crearían la ciudad de Salamanca. La historia de Salamanca nace en el Barrio de San Vicente con un pequeño pueblo que poco a poco se iría expandiendo y creando, sucesivamente, el resto de barrios.

A pesar de ser el barrio de San Vicente y las orillas del río Tormes el lugar de nacimiento de la ciudad, la zona más popular y con mayor patrimonio se encuentra en el Barrio Centro y Universidades. Estos dos barrios cuentan con el mayor patrimonio arquitectónico de la ciudad: Las dos catedrales, la Clerecía, el edificio de la universidad de Salamanca, la casa de las conchas, la cueva de Salamanca, etc. Son las zonas más representativas de la ciudad y donde se concentra principalmente la actividad turística, actividad de ocio y estudiantil.

Salamanca Norte

Barrio Labradores, Barrio Salesas, Barrio Garrido Sur, Barrio de la Estación Barrio Garrido Norte, Barrio Chinchibarra y Barrio Glorieta.

La zona Norte de Salamanca está delimitada por la Avenida de Mirat, Torres Villarroel y las vías del tren. En ésta viven 42.042 personas, siendo la zona con mayor número de habitantes de la ciudad. Éstos barrios se pueden agrupar en tres zonas diferentes, según van cambiando de zonas más urbanas del centro hasta barrios residenciales más humildes.

En primer lugar encontramos, los tres barrios más cercanos al centro de Salamanca; Labradores, Salesas y Garrido Sur, los cuales son zonas de transición. Podemos encontrar grandes centros de ocio y compras de la ciudad de Salamanca como El Corte Inglés, cines o la calle Van Dyck. El Barrio de Labradores es el que conecta directamente con el centro de la ciudad y se extiende desde la plaza españa y la avenida de Mirat hasta la Avenida Portugal. Nació como uno de los primeros ensanches del casco histórico de la ciudad. El barrio se articuló alrededor de la plaza de Gabriel y Galán donde se asentaron las familias que trajeron la industria de abonos y fertilizantes a Salamanca. Estas familias con los beneficios de la fábrica construyeron varias manzanas de casas. Poco a poco, la zona se fue construyendo y llenando de vida, hasta crear el barrio alegre que es hoy en día. Antiguamente, era la zona de ocio y fiesta de la ciudad. De este legado, aún quedan multitud de locales pero ya no es la zona de fiesta de la ciudad por excelencia, únicamente es una zona de bares y restaurantes.

Salesas y Garrido Sur son las zonas resultantes de la expansión de Salamanca. Salesas es un barrio más moderno y con un estilo de vida enfocado al ocio. En este encontramos cines, El Corte Inglés y la mayor calle de pinchos de la ciudad, Van Dyck. Siempre ha sido una zona muy enfocada al ocio, la cultura y las relaciones interpersonales. El barrio de Garrido Sur, sin embargo, fue enfocado como un barrio obrero para alojar a trabajadores del ferrocarril. Actualmente, es un oasis residencial entre tanto ocio. Sus calles son más parecidas a un barrio. En éllas se encuentran personas que buscan una zona próxima al centro con un estilo de vida tranquilo.

En segundo lugar, encontramos los Barrios de la Estación, Garrido Norte y la Chinchibarra. Estos tres barrios son barrios humildes donde viven familias y trabajadores. En el Barrio de la Estación podemos encontrar la Estación de tren de Salamanca. Este barrio está muy unido a el Barrio de Garrido Norte. El Barrio de la Estación nació como un barrio destinado a trabajadores de la industria ferroviaria. El barrio fue cambiando al mismo tiempo que la estación de tren. Cuando se modernizó la estación, el barrio pasó a tener una fuente de ocio que le dio más popularidad a la zona. Aunque hoy en día, no quede rastro de las grandes edificaciones palaciegas de la zona, anteriormente podíamos encontrar muchas, debido al establecimiento de familias adineradas y organizaciones sociales. En la actualidad, es un barrio que se identifica directamente con Garrido Sur en la zona sur del barrio y con Garrido Norte en su zona más al norte.

Garrido Norte es el barrio con mayor concentración de personas de todas la capital con más de 12.000 habitantes en todo el barrio. Este barrio fue consecuencia, como el resto de la zona, de la necesidad de expandir la ciudad y la necesidad de hogares para los trabajadores del ferrocarril y otros obreros de otras industrias de Salamanca. El barrio creció y se fueron creando casas y edificios. Dentro de este, barrio podemos encontrar varias zonas. La zona central y sur del barrio es la zona tradicional que se caracteriza por su alta unión como barrio. Es otra zona que funciona como si fuera un pueblo dentro la propia ciudad por su cultura y atmósfera. La zona norte está compuesta por pisos unifamiliares de nueva construcción. Es una zona nueva todavía en expansión y donde se está creando una zona nueva y diferente dentro del barrio de Garrido Norte.

Como podéis imaginar Garrido Norte es una zona residencial totalmente alejada del estilo del centro de la ciudad. Es tranquila, viven multitud de familias y es uno de los barrio más multiculturales de Salamanca.

La Chinchibarra es una zona de nueva construcción con unas características parecidas a Garrido Norte. Es un barrio que nace de la creciente necesidad de expansión de la zona, por la gran cantidad de personas que deciden vivir en este lugar. Sí Garrido nace por la influencia del ferrocarril, la Chinchibarra nace de los depósitos de agua que levantaron en la zona. Eran zonas pobres y deshabitadas, que vieron su oportunidad de mejora a través del depósito y de la necesidad de espacio de la capital. La creación de este barrio ha sido lenta y aún hay zonas en construcción. Uno de los elementos más representativos de la zona es el parque Würzburg, uno de los mayores parques de Salamanca. Es un barrio que mezcla zonas de nueva construcción alrededor del parque y zonas más consolidadas como barrios tradicionales más sur.

Por último, encontramos la última zona de Salamanca Norte, que se corresponde con una de las zonas más nuevas de la ciudad. Solo encontramos un barrio, El Barrio de la Glorieta. Es una zona nueva que todavía se encuentra en construcción pero podemos encontrar elementos icónicos de las ciudades como la Plaza de Toros, otro Campus universitario y el Estadio de Salamanca. Gran parte del barrio está sin urbanizar y son tierras, sin embargo, en la zona sur podemos encontrar construcciones y viviendas. La Glorieta es un barrio en construcción que está enfocado a familias y estudiantes.

Salamanca Este

Barrio Alamedilla, Barrio Delicias, Barrio San Isidro, Barrio La Prosperidad, Barrio del Rollo-Las pajas, Barrio Fontana, Barrio Santo Tomás y el Barrio de Puente Ladrillo

La zona Este de Salamanca está delimitada por el río Tormes, el paseo de Canalejas y las vías del tren. En ella viven 29.275 personas, una de las zonas con mayor número habitantes. Antiguamente, era una zona donde se juntaban fábricas, trabajadores y gente pobre. Se la conocía como una mala zona de la ciudad, sin embargo, los barrios han ido desarrollándose y convirtiéndose en barrios dedicados a familias y personas mayores e incluso, s son barrios dormitorio.

Dentro de esta zona podemos encontrar tres grandes barrios con dos pequeños barrios que son como los hermanos menores: Barrio de la Prosperidad, Barrio del Rollo-Las Pajas y Barrio Puente Ladrillo y sus hermanos, El Barrio de San Isidro y El Barrio de las Delicias.

El Barrio de la Prosperidad muestra a la perfección la diversidad que podemos encontrar en la Zona Este de la ciudad. Es un barrio que nació de la llegada de personas de pueblos de la provincia en busca de una oportunidad en las fábricas, las cuales se encontraban en la parte este del barrio, junto al río Tormes. Esta zona del barrio sigue siendo una zona industrial aunque con menos actividad que antiguamente. Las personas que llegaban a buscar un futuro más próspero, se concentraban en lo que ahora llamamos la zona tradicional del barrio, que se extendía desde lo que es ahora el museo del comercio hasta la mitad del actual Camino de la aguas. Esta zona debido a este legado histórico es tranquila y familiar. Para dar respuesta a la necesidad de espacio en la capital, el espacio libre de la zona baja del barrio y la más cercana a las fábricas ha sido edificada e incluso, siguen en construcción. Quieren crear una nueva zona en el barrio, que poco a poco va consolidándose. Y para darle más vida colocaron La Junta de Castilla Y León en frente del supermercado Mercadona, la policía y museos, lo que conllevó la apertura más negocios y que barrio creciera.

El Barrio del Rollo-Las Pajas es una zona tradicional como la que podemos encontrar en el Barrio de la Prosperidad, aunque esta zona ha pasado de ser una zona religiosa, a ser la zona de la droga, para finalmente, ser una zona residencial y un barrio dormitorio de la ciudad. Antiguamente, era otro barrio a donde llegaron trabajadores de las fábricas de los Barrios de la Prosperidad y Puente Ladrillo. La vida social del Barrio siempre fue muy importante puesto que junto a la zona tradicional de la Prosperidad formaban un barrio con esencia de pueblo.

Otro barrio que nace de la industria, aunque está vez de la industria ferroviaria, es el Barrio de Puente Ladrillo. Los primeros asentamientos fueron de trabajadores del ferrocarril, los cuales formaron una colonia (más parecida a un pueblo) donde vivir. También se crearon otro tipo de industrias que potenciaron la llegada de más trabajadores. El “pueblo” al encontrarse tan lejos del resto de asentamientos y ser tan independiente se fue desarrollando más lentamente. Es un barrio que siempre ha tenido que luchar para seguir creciendo y evolucionando. Actualmente, es una zona que sigue en proceso de crecimiento y donde está naciendo un entorno residencial para familias y dejando, poco a poco, atrás la imagen de subdesarrollo.

Los barrios de San Isidro y Las Delicias decimos que son los barrios hermanos pues se han ido desarrollando a costa de las industrias de los tres grandes anteriores y se han ido desarrollando a la par. Ambos nacieron por la necesidad de espacio y la ambición de una mejor vida en las fábricas. Eran zonas humildes y obreras que con el “boom” de la construcción y la necesidad de optimizar el espacio, dejaron las casa bajas para crear edificios. Son barrios tranquilos donde se respira una atmósfera residencial familiar y anciana.

Por otro lado, encontramos los tres barrios más desconectados del origen de la Zona Este de Salamanca. Son una fusión entre la Zona Centro, la Zona Este y la Zona sur de la ciudad.

El Barrio de la Alamedilla surge alrededor del parque que le da el nombre al Barrio. Dicho parque nace de la necesidad de más zonas verdes en la zona centro de la capital. Se celebraban Ferias y algunas de las actividades de las Fiestas Patronales de Salamanca para intentar atraer personas y convertirlo en una zona habitual para los salmantinos. En sus orígenes no se podía denominar barrio hasta que la ciudad necesitó espacio y se expandió alrededor del parque. Actualmente es una zona con mucha vida pues conecta con el centro de la ciudad y mantiene el ambiente de barrio de la Zona Este. Es una zona de transición entre el ambiente residencial y céntrico de la ciudad. Lo mismo le ocurre al Barrio de Santo Tomás que se extiende desde la alamedilla hasta casi el río. Es una zona nacida de la expansión del centro de Salamanca y que fusiona eses ambiente residencial y centrico.

Por último, tenemos al Barrio de la Fontana. Muchos estaréis pensando, ¿pero, eso no está en Santa Marta? No, en la zona que une el centro de la ciudad con el río hacia el este encontramos este barrio. Nació de la expansión del centro de Salamanca y las industrias de la Prosperidad. No es una zona donde viven muchas personas y las que viven se concentran mayormente en la zona este del barrio, donde se crearon edificios nuevos para crear un pequeño barrio residencial. En la zona oeste del barrio encontramos avenidas, colegios y algunos edificios sociales sociales. No está muy habitado, sin embargo, están construyendo nuevos edificios para intentar avivar el espíritu de barrio y expandir el espacio de la ciudad.

 Salamanca Oeste

Barrio los Hospitales, Barrio San Bernardo, Barrio Carmelitas-Oeste, Barrio del Carmen, Barrio Vidal, Barrio Capuchinos, Barrio Blanco, Barrio Pizarrales y Barrio la Platina

La zona Oeste de Salamanca está en pleno auge debido a la actividad universitaria, los nuevos enfoques de algunos barrios y la cercanía con el centro. En este barrio viven 39.549 personas, siendo la zona con mayor afluencia de habitantes después de Salamanca Norte. Está limitado por el Río Tormes, la Carretera de la Ruta de la Plata, El Paseo Carmelitas y El Paseo de San Vicente.

En esta zona encontramos uno de los barrios de moda entre los jóvenes para vivir y pasar el tiempo. Este es el Barrio de Carmelitas-Oeste. Éste se ha posicionado como el barrio del ocio y del arte. Podemos encontrar gran variedad de bares a los que poder ir a tomar una cerveza o un vino. Hay un negocio para cada tipo de público, sin embargo, son a los jóvenes y adultos a los que van enfocados la mayoría de ellos. También, podemos encontrar negocios peculiares como de venta de ropa de segunda mano vintage o un bar-galeria. Podemos encontrar negocios diferentes a los que estamos acostumbrados a ver por Salamanca. Pero, su mayor potencial es el arte callejero que podemos encontrar sus paredes, árboles, bancos o edificios. En sí, el propio barrio es como un escaparate de arte urbano contemporáneo. Este barrio ha crecido en popularidad gracias a la alta implicación de la Asociación del Barrio ZOES.

Pero no solo este barrio es importante en la zona, cada uno juega su papel dentro del territorio. Por ejemplo, el Barrio de San Bernardo, el cual se ha convertido en un barrio universitario por la cercanía del Campus Unamuno, la Estación de Autobuses y del Centro de la ciudad. Pasó de ser un barrio de extrarradio humilde, a ser un barrio franquista y finalmente, un barrio universitario lejos de su pasado político. Desde que se traslada el Instituto de los Maristas, se quita el Estadio de Salamanca y se construye la Estación de Autobuses, se levanta el Hospital Clínico Universitario y El Campus Unamuno la zona se transformó totalmente en lo que es ahora.

El Barrio de San Bernardo está muy relacionado con el Barrio de los Hospitales pues el Barrio de San Bernardo es el barrio dormitorio universitario mientras que la zona de los hospitales es donde finalmente podemos encontrar El Campus Unamuno y los hospitales públicos de Salamanca. No está muy habitado, únicamente, 314 en la zona más cercana al Barrio de San Bernardo pues está más enfocado a las universidades y al servicio universitario.

Por otro lado, encontramos tres barrios más humildes: El barrio Vidal, Barrio Blanco y Barrio Pizarrales. No tienen un enfoque universitario ni de servicios ni son barrios de moda. Son barrios residenciales donde viven trabajadores, familias y jóvenes independientes. Son zonas cuyo estilo de vida se asemeja a los barrios de Garrido Norte. Sus orígenes son diferentes. El Barrio Blanco era un pueblo que se anexionó con la capital mientras que el Barrio Vidal, Barrio del Carmen y Barrio de Pizarrales son zonas construidas a partir de la expansión de la ciudad para acoger a la clase media trabajadora. El Barrio del Carmen es como el hermano menor de Pizarrales y están altamente relacionados entre sí. Es una zona de transición entre la zona universitaria y la zona trabajadora.

Por último, encontramos dos zonas de nueva construcción que son el Barrio de La Platina y El Barrio de Capuchinos. Son zonas residenciales de nueva creación para aumentar la capacidad de la ciudad. Principalmente viven personas jóvenes y familias.

El Barrio de Capuchinos es muy famoso por su hipermercado Carrefour, el más grande de la compañía en la ciudad. Este barrio es llamado también El Barrio Dorado pues está construido en su mayoría con piedra de villamayor que contrasta con sus amplias zonas verdes. Se ha convertido en una zona residencial con pocos comercios salvo pequeñas tiendas y el gran hipermercado. Como puedes imaginar este barrio está totalmente integrado y consolidado dentro de la ciudad. Sin embargo, su hermano El Barrio de La Platina no ha tenido tanta suerte. Éste es un barrio todavía en desarrollo. La zona de Huerta Otea, que se sitúa en la zona más cercana a los hospitales y el Campus, se ha convertido en una zona residencial como el Barrio de Capuchinos pero con aún menos comercios pero la misma esencia de barrio residencial. No obstante, el resto de zonas del barrio no ha tenido la misma suerte de considerarse como una zona residencial. Todavía está en fase de desarrollo y consolidación hasta llegar a ser ese barrio residencial que debería ser.

Salamanca Sur

Barrio Chamberí, Barrio Arrabal, Barrio Tormes, Barrio San José, Barrio La vega, Barrio Teso de Feria, Barrio Vistahermosa, Barrios Alambres-San Buenaventura, Barrio del Zurguén, Barrio Tejares y Barrio Buenos Aires.

La zona sur de Salamanca está delimitada por el Río Tormes que lo separa de la Zona Centro. En ella viven 20.228 personas siendo está a zona con menor número de habitantes. Es una zona humilde con una gran diversidad cultural.

Esta zona es muy dispar, algunos territorios han sido pueblos que se han anexionado a la capital, otros han nacido de la expansión de los barrios de los alrededores, algunos son inseguros y otros son zonas totalmente nuevas.

Vistahermosa y el Zurguen son barrios que principalmente son barrios dormitorio, en pleno crecimiento y con cada vez población más joven. Son zonas nuevas pero que aún carecen de un entorno comercial y de ocio necesario para convertirse en barrios con personalidad. Estas zonas han surgido a través de la construcción de pocas viviendas por particulares, lo que atrajo la atención de constructoras salmantinas que buscaban un nuevo espacio cerca donde edificar.

Los barrios más cercanos al río Tormes: Chamberí, Tormes y Arrabal, eran zonas destinadas a trabajadores y zonas rurales destinadas a regadíos y pequeños molinos. Era una zona más asequible para las personas que tenían que ir a trabajar al centro de Salamanca o a las industrias del Este. Es una zona humilde y trabajadora. Han sido barrios castigados y en continua tensión por las crecidas del río hasta que estas fueron controladas hace años. Actualmente, es una zona residencial donde la mayoría de población es mayor, aunque el ayuntamiento ha intentado atraer familias y jóvenes creando viviendas protegidas. Son barrios consolidados y muy ligados a los barrios cercanos más grandes como Tejares. Al final estos barrios son muy parecidos a los pueblos de la comarca pues a estos llegaban personas de toda Salamanca.

Chamberí es una zona peculiar que nace de la interacción comercial con el Arrabal. La zona más cercana al río es muy similar a los barrios del Arrabal y el Tormes, pero la zona interna está muy ligada al Barrio de las Alambres. Es una zona alejada del centro del barrio y de Salamanca Centro. Muchas personas optaron por dar sus terrenos al ayuntamiento y marcharse. Se crearon parcelas y más viviendas pero no lo suficientemente rápido para crear un barrio sólido y retener a la población que vivía en la zona. Es un zona que perdió mucha población pero poco a poco van llegando nuevos vecinos. Los cuales reclaman una mejora de las comunicaciones y el estado del barrio. Todavía es una zona en proceso de consolidación.

El Barrio de la Vega nació en 1945 cuando la zona estaba en el punto de mira para la expansión de Salamanca. Fue un proyecto de construcción de viviendas que se venía ya haciendo en otras zonas de la ciudad. Es un barrio creado como un pueblo como ocurría con los barrios cercanos al río y situado estratégicamente cerca del Barrio de Teso de Feria, que era una zona donde se realizaban la mayor parte de ferias del ganado. Era una zona principalmente dedicada al mundo rural que poco a poco fue creciendo gracias al crecimiento de la ciudad y al auge del Barrio del Arrabal. Se ha convertido en otro barrio residencial de la ciudad pero muy ligado a sus barrios vecinos.

Otro barrio fruto del interés en el siglo XX de urbanizar el otro lado del río, es el Barrio de San José que nació como consecuencia de la creación de las viviendas del Barrio de la Vega. El barrio poco a poco se fue construyendo y conectando entre sí con el resto de barrios para consolidarse. Es una zona equipada con todos los servicios necesarios y gran cantidad de servicios deportivos. Siempre ha sido un barrio obrero y muy reivindicativo.

A continuación, tenemos el Barrio de Tejares, el cual anteriormente era un pueblo pero que con la expansión de Salamanca, se convirtió en un barrio más de la ciudad. Antiguamente era una zona llena de negocios de tejas y ladrillos y donde sus aguas mineras eran tomadas como medicinales. Actualmente es un barrio totalmente conectado con los barrios vecinos: Chamberí, Buenos Aires y Los alcaldes. Hubo una época donde el barrio perdió gran población debido al éxodo rural. Sin embargo, cuando las fábricas desaparecieron, Salamanca decidió hacerlo uno de sus barrios y convencer a las personas para que volvieran a las calles del Barrio de Tejares. La promesa fue sencilla, crearía un barrio mejor para que todos pudieran vivir. Este barrio a pesar de ser uno más de la capital tiene una cultura de pueblo intrínseca en su estilo de vida. En este barrio puedes encontrar una fusión perfecta entre barrio y pueblo donde vivir es como estar en familia.

Por último, encontramos al Barrio de Buenos Aires, el cual actualmente está sufriendo de una gran problema de inseguridad. Es un barrio que lleva en lucha toda su vida por controlar los problemas con las drogas de la zona. Existen zonas con mayor riesgo y otras zonas donde viven familias y personas de mayor edad. Este barrio está en vías de desarrollo y de creación de un entorno seguro.

Salamanca cuenta con una gran cantidad de barrios diversos con diferentes características y estilos de vida pero alrededor de la ciudad encontramos multitud de pueblos que también sirven como pueblos dormitorios de la capital. Por ejemplo, Santa Marta de Tormes, Villamayor, Cabrerizos o Doñinos de Salamanca. Al final, Salamanca Capital tiene una gran influencia sobre los pueblos cercanos y a su vez, Salamanca capital está muy influenciada por los pueblos de alrededor y la región. Salamanca es una provincia muy interesante, tal y como nos muestra la peculiar historia de cada barrio de la ciudad.

Si te estás planteando donde vivir en Salamanca estudia muy bien tus necesidades y preferencias para poder escoger el barrio que mejor se adapte a ti. Busca, investiga y encuentra tu zona ideal. Si necesitas ayuda, siempre te puede poner en manos de profesionales que conocen toda la ciudad y sus barrios. Desde Iniziar Real Estate nos ponemos a su completa disposición ¡Suerte!

Alquilar un piso que tienes vacío tiene muchas ventajas: le darás una nueva vida al inmueble, pagaras los gastos derivados de tenerlo sin coste y obtendrás un dinero extra a final de mes. Pero también sabemos que no todo es tan sencillo y te vas a encontrar con muchos obstáculos debido a la falta de conocimiento y experiencia a la hora de poner tu piso en alquiler. Por ello, queremos darte los siguientes consejos:

Tramita los certificados primero

Existen ciertos trámites que necesitas realizar para poder alquilar un piso. Algunos como la Cédula de Habitabilidad es necesaria para iniciar la actividad pero el resto puede pedirse más tarde. Sin embargo, si las pides más tarde podrás perder un posible inquilino y tener problemas derivados que te impidan alquilar el piso y solo hayas perdido tiempo y dinero. Asegurate de realizar todos los trámites antes de poner tus anuncios de alquiler.

Te recordamos los trámites mínimos necesarios que tienes que realizar para poner en alquiler tu piso:

  • En primer lugar, debes tener solicitar una Cédula de habitabilidad que dé el visto bueno al alquiler del piso. Este documento es obligatorio y acredita que el piso tenga las condiciones mínimas técnicas para ser habitada en cuestión de solidez de la vivienda y de salubridad. Tienes que acercarte a la oficina de Urbanismo de Salamanca o puedes realizar los trámites online.
  • En segundo lugar, saca el Certificado de Eficiencia Energética, pues es un documento obligatorio desde hace varios años en Salamanca y toda España. No es necesario sacarlo al principio pero si es recomendable. Se trata de un sello que muestra el impacto de CO2 que genera tu casa. Es una simple etiqueta con una letra de la A a la G que tiene gran importancia para el Estado y los Inquilinos. Cuando más cercana a la A esté, mucho mejor pues significa un menor gasto del piso. Esta etiqueta debe de aparecer en los anuncios de alquiler del piso. Acude a un profesional que revise tu inmueble y de pueda dar el certificado.
  • Por último, da de Alta de los suministros al principio para evitar perder al inquilino ideal cuando lo encuentres. Muchas personas no quieren esperar y quieren entrar a vivir al piso lo antes posible. Dar de alta el suministro de luz, agua y gas es obligación del propietario. Es muy simple y tomará poco tiempo. Llama a las compañías y concreta con ellos las tarifas y proporcionales los datos necesarios. Posteriormente, te recomendamos que acuerdes con el inquilino el cambio de titularidad, pues sino tendréis que hacer un esfuerzo extra pasando las facturas del uno al otro y en caso de impago, serás tú como responsable quien tenga que hacer frente la deuda.

Estos son los tramites que te recomendamos realizar antes de poner en alquiler tu piso. Los trámites son menores que en otros tipos de transacciones pero necesitan tiempo y esfuerzo. Ponte en manos de profesionales que te puedan ayudar y podrás poner en alquiler antes tu piso y venderlo más rápido.

Mejora tu piso

Si puede mejorar el piso con una pequeña inversión, hazlo. Podrás revalorizar el piso y subir la mensualidad. A veces pequeños detalles como la pintura o unos muebles en buen estado marcan la diferencia para los inquilinos. No puedes confundir mejoras del piso con responsabilidades propias. Los arreglos de desperfectos del piso son obligaciones que tienen que realizar como propietario si quieres alquilar.

A si mismo, los pisos de alquiler suelen estar amueblados, pues los inquilinos rara vez cuentan con muebles propios y si tienen que amueblar su piso de alquiler, probablemente opten por seguir buscando otro que sí los tengan incluidos. Pero ¡cuidado! no puedes poner cualquier mueble. No puedes poner muebles viejos que te sobren y que estén en malas condiciones. Tampoco te recomendamos que pongas muebles de la mayor calidad y lo más nuevo pero sí que tengan un mínimo de calidad, que estén en buen estado y sean estéticos.

Tampoco te olvides de limpiar y ordenar el piso periódicamente, sobretodo cuando tienes visitas. Recuerda que tu objetivo es hacerles sentir que ese puede ser su hogar aunque sea temporalmente. Cuida el ambiente y hazlo sentir agradable.

Mucho cuidado con en el anuncio

Tienes que pensar el anuncio ideal para el alquiler de tu piso. El anuncio perfecto será aquel que refleje perfectamente la vivienda destacando sus puntos fuertes. Es muy importante que el anuncio muestre aquello en lo que destaca tu piso y que llame la atención. No solo tienes que hablar de las características intrínsecas de tu piso como la distribución o el número de habitaciones, puedes hablar de los servicios extra alrededor del piso como el ascensor, servicios de conserje o las buenas comunicaciones del barrio.

Sin embargo, no nos podemos olvidar de los puntos débiles del piso. No podemos ocultar información, debemos poner aquella necesaria sea buena o mala. Si omitimos los puntos débiles importante puede que recibamos muchos correo y visitas al inmueble pero ninguno de ellos pasará a ser nuestro inquilino. Al final, ser honesto en las características de tu piso te ahorrará tiempo, esfuerzo y dinero.

En tu anuncio nunca te olvides de añadir la dirección exacta de la vivienda y sus servicios, el Certificado de Eficiencia Energética y el precio del alquiler. Sobre todo, hay un elemento que hay que tener en cuenta, las fotografías del piso. El uso de fotografías es fundamental para conseguir interesados pero estas deben de ser buenas. Al final las fotos serán la primera toma de contacto con el piso. Serán las que hagan que el inquilino se interese o siga buscando. No vale cualquier foto, consigue una buena cámara, juega con la luz, el ángulo y los elementos de la escena. Toma todas las fotos necesarias hasta obtener unas que logren reflejar el potencial de tu piso.

Investiga al inquilino

Haz una cuidadosa selección de inquilinos hasta lograr el inquilino ideal. Pide siempre avales de su solvencia económica. Pídele un nómina o un contrato de trabajo, consulta bases de datos de morosos e intenta recoger información de cómo ha sido su paso por otros pisos de alquiler. Investigar al inquilino es complicado y laborioso, es muy fácil ser engañado y caer con un inquilino insolvente. En este punto la ayuda profesional puede ser crucial, pues serán ellos quienes lo investiguen y lidien con los datos proporcionados. Estos profesionales tienen más experiencia y más herramientas para comprobar al inquilino.

Al final muchos propietarios por miedo piden avales para el alquiler o pagos extra que pueden echar atrás a los inquilinos, aunque sean los adecuados para tu hogar, por falta de seguridad y confianza. No decimos que sea malo y no lo debas hacer, pero siempre ten en cuenta a qué tipo de persona tienes delante y como ha sido el trato con ésta. No querríamos perder al inquilino ideal por agobiarlo demasiado poniendo en duda su integridad.

Crea un contrato sólido

Se riguroso con el contrato, pues, al final, es tu seguridad legal ante cualquier problema o inconveniente. El contrato debe de estar realizado bajo los estándares de la Ley de Arrendamientos Urbanos y deben de estar presentes todos los derechos y obligaciones de ambas partes por escrito. Debe de incluir todo lo pactado anteriormente con el inquilino desde las cuotas, la duración, los periodos de antelación antes de dejar el piso, etc. ¡No te olvides ningun detalle! Pasar por alto algún detalle puede provocar problemas futuros.

Seguro que quieres vender tu piso rápidamente pero no te olvides de estos consejos y uno último, tómate tu tiempo. Es un proceso complicado en el cual debes tener en cuenta muchos factores y hay que poner mucho esfuerzo. Si quieres un proceso rápido y más sencillo, lo mejor es ponerte en manos de profesionales que te puedan ayudar a conseguir tu meta. Nosotros, Iniziar Real Estate, no ponemos a tu servicio. Para cualquier duda escribenos, rellena este cuestionario o llámanos al 638 35 37 37.

Contacta con nosotros para alquiar tu piso en Salamanca:

    He leído y acepto el aviso legal que describe las condiciones de privacidad.

    Tanto si es tu primera vez en esta aventura de alquilar un piso como si ya lo has hecho anteriormente, hay muchos aspectos que debes de tener en cuenta a la hora de encontrar tu piso de alquiler ideal. Sabemos que el proceso no es fácil y necesitas armarte de paciencia, tiempo y los cinco sentidos para llevarlo a cabo de forma correcta, clara y transparente.

    En este artículo queremos ayudarte a que el proceso sea más sencillo y más reconfortante. Para ello, te vamos a proporcionar unos pequeños consejos que debes tener muy presente .

    Valora el piso y la zona

    La ubicación del piso es uno de los elementos que tendemos a dejar como elemento secundario pero es tan importante como el propio piso. La ubicación de la vivienda es clave. Tienes que vivir en una zona donde tengas todo lo que necesitas en tu día a día y que el rango de precios sea el adecuado para tus posibilidades económicas.

    Todos queremos vivir en las zonas céntricas por la cercanía a todos los rincones de la ciudad y la accesibilidad a cualquier servicio o producto. Pero vivir en el centro es caro y tiene sus desventajas, por lo que no te cierres a las zonas menos céntricas. Existen multitud de pisos en alquiler en zonas de Salamanca que tienen muy buena accesibilidad a todo lo que necesitas diariamente y se encuentran muy bien conectadas con el resto de la ciudad. Pero también, cuentan con menores precios de alquiler en mejores pisos.

    Analiza al milímetro el piso, visítalo cuantas veces sea necesario hasta decidirte. Analiza los detalles como los muebles, las puertas, la iluminación, el almacenaje o la disposición. Mira cada detalle y cada rinco. No te puedes olvidar de elementos como el ascensor, trasteros o servicios comunitarios que vengan incluidos en el alquiler. Tienes que estar seguro de que el piso se adapta a tus necesidades y tus gustos. Vas a tener que vivir en el piso un tiempo y no querrás que un futuro deje de ser tu hogar para ser un lugar desagradable.

    No te puede olvidar de analizar el vecindario pues van a ser tus compañeros de vida por el tiempo que estés alquilando el piso. Habla con tus vecinos, pregúntales cómo es vivir en el bloque, lo que les gusta y lo que menos les gusta y qué tipo de personas componen el vecindario. Es desagradable tener que aguantar fiestas interminables o actividades ilegales. Habla con los vecinos, con las personas del barrio y con tu casero sobre el vecindario. La mayor parte es suerte pero se puede reducir la incertidumbre, informándote.

    Lo mejor es encontrar un equilibrio entre la zona a vivir, el vecindario y el piso que vas a alquilar. Recuerda que si hay uno de los elementos que no te convence, sigue buscando hasta que encuentras tu piso, tu vecindario y tu barrio ideal.

    No cometas estos errores con tu contrato

    Existen tres errores muy comunes entre las personas que se disponen a alquilar una vivienda.

    • No realizar un contrato por escrito: Muchos arrendatarios que alquilan su piso por sí mismos prefieren realizar contratos de palabra. Como dice el refrán: Las palabra se las lleva el viento. Y así es, sin un contrato físico legal y legítimo estás totalmente desprotegido. Las condiciones que te puede haber prometido se pueden quedar en el aire y tus derechos como inquilino pueden no existir. Que no te engañen porque hoy en día existen multitud de modelos de contrato al alcance de todos. Si no quiere firmar, desconfía.
    • Firmar sin comprobar al arrendador: Hay que cerciorarse que el arrendador es realmente el propietario del piso que vas a alquilar. No es raro caer en estafas de particulares intentando venderte pisos que no son propios, por lo que acabas pagando y nunca pisaras el inmueble. Comprobar el propietario te llevará poco tiempo y es muy sencillo. También puedes apoyarte en pisos de inmobiliarias legales donde comprueban que cada inmueble pertenece al propietario que les ha contactado.
    • Firmar sin haber negociado las condiciones y sin haber leído el contrato: Este es un grave error que muchas personas cometen. Hay que tener muy claro cuánto se va a pagar, cuánto dura el contrato, los gastos de los que como inquilino tienes que asumir,. Consulta cuales son tus derechos y obligaciones como inquilino para poder negociar las condiciones del contrato. Además, siempre antes de firmar el contrato tomate un rato y confirma que lo pactado se encuentra reflejado en el contrato.

    Elabora una lista de desperfectos e inventario

    Cuando entres al piso a vivir realiza una lista con los desperfectos y elementos desgastados de la vivienda, así como un inventario de todos los elementos que el piso tenia para poder evitar problemas futuros con el arrendatario a la hora de reclamar la fianza. Si se puede realizar junto al arrendatario y añadiendo fotografías sería lo ideal. Es la mejor forma de probar al final de tu estancia tu buen trato hacia la vivienda y poder recuperar dinero ya sea para mudarse otra vez en alquiler o para comprar un piso.

    Asegúrate que tu arrendatario deposita la fianza

    Como te contábamos antes tiene que cerciorarte que tu arrendatario es realmente el propietario del inmueble para evitar disgustos pero no solo tienes que asegurarte antes de firmar, sino que también a posteriori. Cuando se firma el contrato, la ley obliga al arrendatario a depositar la fianza dada por la vivienda en el organismo encargado de su custodia y devolución. En Salamanca el arrendatario tiene que darla a la Cámara de la Propiedad Urbana en el plazo de un mes.

    Esta acción hará que el dinero no se lo quede el arrendatario y realmente cumpla su función de seguro. Cuando se abandone el piso, el inquilino recuperará el dinero sin temer que el arrendatario se lo haya quedado. Por supuesto, el dinero será devuelto si el piso ha quedado en buenas condiciones.

    Depositar la fianza y cumplir los requisitos legales tiene beneficios fiscales para el inquilino pues podrá desgravar el alquiler en la declaración de la renta. Cada comunidad es diferente y tiene sus propias condiciones. Como inquilino te recomendamos informarte para poder beneficiarte de ello.

    Para cualquier duda o necesidad en el proceso de alquiler de un piso en Salamanca puedes contactar con nostros y te ayudaremos encantados a encontrar tu piso ideal. En Iniziar Real Estate tenemos una amplia experiencia en el alquiler de pisos en Salamanca y una gran cartera de clientes que pueden hacer más fácil el proceso. Realizarás el alquiler de forma segura, legal y sin estrés ¡Nos vemos pronto!

    Contacta con nosotros para alquilar un piso en Salamanca:

      He leído y acepto el aviso legal que describe las condiciones de privacidad.

       

      Alquilar un piso puede ser un proceso difícil si nunca antes lo has realizado el proceso de alquiler. Es un proceso largo, con mil horas de búsqueda, anuncios reales y falsos, precios desorbitados y contratos que no sabes ni por donde empezar a leer. Buscar un piso puede ser complicado y muy estresante.

      Salamanca es una zona con una gran cultura de alquiler. En la ciudad, los alquileres también han subido de precios como en la gran parte de España. Sin embargo, esa subida ha sido menor. Debido a la crisis sanitaria actual, se espera que los alquileres bajen en la ciudad debido a la falta de estudiantes y turismo que tienden a ocupar las viviendas en estas épocas del año, lo que hará que gran parte de los pisos los pongan en alquiler rápidamente para intentar sacarle una rentabilidad. Habrá más pisos en alquiler y por precios menores. Por lo tanto, se abre un mercado del alquiler lleno de oportunidades en Salamanca. Si estás pensando en alquilar te queremos ayudar presentandote los pasos que debes seguir para encontrar tu piso ideal.

      Estudia tu presupuesto

      Un primer error que se suele cometer a la hora de lanzarse a la búsqueda de un piso para el alquiler es no tener claro cual es tu presupuesto. Puedes caer en alquileres más caros de los que puedes hacer frente y verte obligado a dejar el piso teniendo que volver a comenzar el proceso de búsqueda perdiendo así dinero con mudanzas y entradas extra. Por otro lado, puedes caer en alquileres muy baratos y verte en un piso que no se adapta a lo que necesitas.

      Te recomendamos que te tomes unos minutos para pensar en tu presupuesto para el alquiler. La tasa mensual no debería superar al 30% de tus ingresos. En una ciudad como Salamanca esta cifra es suficiente para encontrar un buen piso en alquiler y vivir. A parte de este 30% tienes que tener en cuenta que vas a tener otros gastos como la fianza y quizás algún contratiempo más. El lado bueno del alquiler es que siempre puedes intentar negociar el precio y las condiciones con el arrendatario.

      ¿Qué tipos de arrendadores puedes encontrar?

      En Salamanca puedes encontrar del lado del arrendatario de un piso a varios tipos de figuras. Normalmente te encontrarás una persona particular o una inmobiliaria. Sin embargo, te vamos a presentar las diferentes figuras de arrendatario con las que te vas a encontrar:

      • Particular: Una parte de los arrendatarios son personas particulares que tienen un inmueble y deciden alquilar su piso por sí mismos. Cuando tratas con este tipo de arrendatario es más sencillo negociar el precio y las condiciones del alquiler. También corres el riesgo de ser engañado dentro de un proceso que han denominado legal y libre. Hay que tener mucho cuidado porque puedes verte involucrado en un proceso fraudulento de alquiler sin darte cuenta.
      • Inmobiliarias: Estas empresas pueden tener pisos propios en alquiler o ser intermediarios entre arrendatario e inquilino. Tendrás la seguridad de que todo se realiza bajo la más estricta legalidad y el proceso será limpio. Estos se encargan de todos los trámites, ahorrandote tiempo. Con este tipo de intermediario suele requerirse una comisión cuando alquilas la vivienda por sus servicios.
      • Promotoras y Constructoras: En algunos casos, los inmuebles que las promotoras inmobiliarias o constructoras no han conseguido vender los ponen en alquiler para rentabilizar la inversión. Son viviendas nuevas con precios menores y una gran calidad y estado de la vivienda. Estos agente suelen ser inflexibles en cuanto a precio y condiciones. Las negociaciones son muy complicadas. Olvídate de bajar el precio o pedir mejoras en las condiciones del alquiler.
      • Bancos: Estas empresas cada vez tienen más inmuebles que deciden poner en alquiler a precios más competitivos, aunque suelen localizarse en zonas menos atractivas. Dan buenas condiciones de alquiler pero suelen actuar según su parecer en decisiones sobre el piso sin consultar al inquilino. El trato al cliente será menos satisfactorio. Además, si alguna vez has intentado negociar con un banco, ya habrás descubierto lo inflexibles que son y autoritarios en cada decisión y norma establecida.

      Cuando busques tienes que tener muy presente con qué tipo de arrendatario estás tratando para sopesar las ventajas e inconvenientes que vas a tener que sortear con éste. Al final, el arrendatario siempre va a estar ahí hasta que tu estancia en el piso finalice.

      Analiza el precio medio de alquiler en Salamanca

      Una vez reunes la información necesaria sobre tu presupuesto y las posibilidades de arrendatarios con los que puedes toparte para alquilar en Salamanca, toca investigar el precio que nos podemos encontrar en el mercado. Necesitas estudiar el precio medio de alquiler general en Salamanca y en las zonas que te interesen. Descarta aquellas zonas que no se adapten a tus necesidades o gustos.

      El precio medio del alquiler en Salamanca en abril de 2020 giraba entorno a 743€ al mes. En Salamanca tenemos la zona más cara de Castilla y León que es la Plaza mayor. Hay zonas más baratas y más caras. La zona céntrica siempre será más cara que el resto. Sin embargo, en Salamanca puedes encontrar gran cantidad de barrios con mucho encanto como La prosperidad o el Barrio del Oeste. También puedes encontrarte zonas cercanas a Salamanca como Santa Marta, Villamayor o Doñinos de Salamanca donde puedes encontrar pisos y casa de alquiler más baratos y con buenas comunicaciones con el centro.

      El precio varia por zona pero también por los metros cuadrados del piso, la antigüedad, su estado o la calidad general del inmueble. Cuanta más información logres recopilar más oportunidades tendrás de encontrar un buen piso donde tu deseas y más fácil será la negociación.

      Buscar y visitar ¡No queda otra!

      Tienes que tener claro que necesitas y que te gusta antes de lanzarte a buscar tu piso ideal. Tienes que pensar sobre las características que necesita tener el inmueble, la zona, la antigüedad del piso o en qué tipo de piso quieres.

      Una vez tengas claro qué quieres, llega el momento de la búsqueda. Buscar por internet, date un paseo, pregunta a tus amigos o ayúdate de una inmobiliaria. Esta última opción es la más sencilla y efectiva. Sí te pones en contacto con una inmobiliaria podrán asesorarte sobre los pisos del mercado y cual se podría adaptar mejor a tus intereses y necesidades. Además, ahorrarás tiempo y estrés.

      Te recomendamos que cuando veas un piso que, a priori, pueda cubrir tus necesidades no dudes en visitarlo. No vas a encontrar tu piso si no visitas las diferentes opciones compatibles que se te presentan. Busca, busca, visita y sigue buscando hasta que encuentres el piso para alquilar indicado para ti.

      Infórmate y examina la vivienda minuciosamente

      Vas a vivir mucho tiempo en este piso por lo que te recomendamos que lo analices muy bien para comprobar que encaja contigo. Visita el piso las veces que lo necesites para comprobar su estado y sus características. Analiza cómo está distribuido, que muebles trae, la iluminación, que ventanas y balcones tienes, las puertas, los armarios,… mira cada rincón del piso.

      También te recomendamos que pidas toda la información de la vivienda, necesitas estar seguro de que el proceso sea totalmente transparente para llevar a buen puerto el alquiler. No te reprimas y pregunta todas las dudas que tengas: metros cuadrados, suministros que incluye y no incluye en el precios, tipo de calefacción, las condiciones de alquiler,. Es importante que lo sepas todo para poder tomar una decisión correcta y duradera en el tiempo. No te olvides de estudiar la situación legal del piso como las cargas económicas, certificados o quienes son sus propietarios reales.

      Firma el contrato de alquiler

      En algunas ocasiones algunos propietarios te presentarán la opción de no realizar ningún contrato de alquiler. En todo caso, rechazalo. Puede parecer interesante por el ahorro de las dos partes pero realmente sin contrato te encuentras desprotegido y sin ningún tipo de derechos frente al piso que estás alquilando. Asegurate siempre de firmar un contrato y este sea legal, válido y estés conforme con lo que en él se refleja. Firma, recoge tus llaves y empieza tu nueva etapa en el piso.

      Como puedes ver, alquilar es un proceso largo que requiere mucho tiempo y esfuerzo y en el que tienes que poner los cinco sentidos para no ser estafado. Si todo sale bien, es un proceso muy bonito donde llegarás a descubrir el que será tu hogar por un tiempo. Para asegurar que llegas a encontrar ese hogar te proponemos que te dejes ayudar por profesionales. Estos conocen cada rincón de la ciudad y podrán hacerlo todo más fácil. En Iniziar Real Estate queremos ayudarte a encontrar tu piso en Salamanca. Ponte en contacto con nosotros y empezamos la búsqueda juntos.

      Contacta con nosotros para alquilar un piso en Salamanca:

        He leído y acepto el aviso legal que describe las condiciones de privacidad.

        Si estás pensando vender tu piso en Salamanca te estarás haciendo varias preguntas ¿Cómo puedo vender mi piso? ¿Qué necesito saber del mercado de Salamanca? ¿Cuál es la mejor forma de vender mi piso? El inicio es complicado y confuso, es el momento donde empiezas a tomar decisiones sobre cuáles van a ser los pasos a seguir. En Iniziar Real Estate queremos ayudarte dándote varios consejos para vender piso en Salamanca lo más rápido y fácil posible.

        Establece un precio de venta óptimo

        El precio es uno de los elementos más importantes a la hora de vender tu piso. Por lo tanto, determinar el valor óptimo es crucial. Te preguntarás ¿Cómo puedo hacerlo? Investigando. El valor de tu piso vendrá dado por el mercado, por las características de tu vivienda y sobretodo, por los compradores. Al final, tu piso vale lo que los compradores están dispuestos a pagar por el. Éstos comparan las ofertas que tienen y los precios y eligen aquella que tiene el precio más adecuado para el valor que consideran del piso.

        Hay tres errores que se cometen comúnmente a la hora de fijar un precio.

        1. Fijar el precio según opiniones: No puedes fijar un precio teniendo en cuenta opiniones de terceras personas como vecinos o familiares. La fijación de precio óptimo es compleja y diferente en cada uno de los casos. Las personas de tu alrededor pueden estar intentando ayudarte pero sin querer te están perjudicando.
        2. No tener en cuenta el tiempo. Pones anuncios en portales inmobiliarios online, pones tu anuncio en escaparates de inmobiliaria o pones tu cartel de en venta en la ventana. Si pasa mucho tiempo los compradores empezaran a desconfiar y el piso acabará perdiendo valor sin darte cuenta. Cada vez será más difícil venderlo y obtendrás precios menores. Como decimos nosotros no puedes dejar que “tu piso se queme”.
        3. Sobrevalorar el piso. Si fijamos un precio muy alto su venta será más difícil y más lenta con más posibilidades de que tu piso se queme en el mercado. Sin embargo, fijar un precio demasiado bajo es otro error igual de importante pues perderás dinero y no maximizarás tus recursos.

        Necesitas un buen estudio del mercado inmobiliario de Salamanca y la zona donde se encuentre el piso, un buen estudio de los compradores y una buena valoración de la vivienda. Está tarea es compleja y te recomendamos que lo dejes en manos de expertos del sector inmobiliario los cuales tienen la experiencia, el conocimiento y mayor acceso a los datos.

        Acondiciona la casa para la venta

        Las primeras impresiones son cruciales para que el comprador se interese por tu piso o por el contrario que pierda el interés. La primera impresión se crea en apenas unos segundos por lo que hay que tratar el mínimo detalle. Tienes que hacer una evaluación de los puntos fuertes de tu casa para poder potenciarlo y de los puntos débiles para intentar mejorarlos. El comprador va a analizar que le estas ofreciendo y cuál es el trabajo que va a tener posteriormente para poder tener el piso listo para mudarse.

        Todos aquellos detalles fáciles de resolver con pequeñas inversiones pueden ayudar no solo a atraer al cliente sino a revalorizar tu piso. Por lo tanto, quizás pequeños detalles como pintar las paredes, darle más iluminación o quitar muebles para hacerla más espaciosa visualmente pueden marcar la diferencia entre una compra y un comprador perdido.

        A su vez a la hora de promocionar tu piso tienes que prestar mucha atención a los pequeños detalles como las fotografías realizadas o los planos de la vivienda. Todo ello hará que el comprador de el paso de conocer tu piso o buscar otro que le llame más la atención ¡Cuidado, todo cuenta!

        No te olvides de conocer a tus compradores

        No no referimos a crear un vínculo de amistad con cada uno de tus posibles compradores, sino conocer sus motivaciones y sus características para poder saber hacia dónde dirigir los esfuerzos y recursos que utilizaremos para llegar a ellos de forma adecuada.

        Conocer a los compradores es otro de los puntos más importantes para la venta de un piso. Hay que tener en cuenta que no todos los compradores son iguales y que no todos se comportan igual ni necesitan lo mismo.

        Planifica tu promoción

        Tener un buen plan de promoción es necesario para llegar a los compradores y vender más rápido. Encontrar compradores es una tarea complicada que va más allá de colgar carteles o publicar en portales de compra y venta de inmuebles. Dentro de tu plan necesitas tener en cuenta dos elementos fundamentales: Herramientas y mensaje.

        Existen multitud de herramientas para la promoción. Desde hace años la opción favorita para la promoción son los portales inmobiliarios online sin embargo, suele ser los menos eficientes si no eres una inmobiliaria. Estas páginas están más enfocadas a agencias inmobiliarias promocionando sus pisos en las primeras posiciones. Por lo tanto, el resto de anuncios caen a los puestos más bajos recibiendo menos visitas y menos probabilidades de contacto. Existen otras herramientas que pueden ser útiles para la promoción como reportajes fotográficos profesionales, elaboración de planos del piso o la promoción en los portales inmobiliarios más grandes.

        No estamos diciendo que internet no sea un buen lugar para la promoción, todo lo contrario, es uno de los principales canales. Las herramientas digitales nos pueden ayudar mucho y facilitar mucho la venta del piso en Salamanca. Son las más efectivas para llegar al mayor número de compradores posibles. La costumbre de salir a pasear para buscar casas se ha perdido gracias a internet, los compradores cada vez más buscan pisos online pues pueden encontrar la mayoría de ofertas y pueden obtener toda la información necesaria para crearse una primera impresión al instante sin necesidades de llamadas. Dentro del mundo digital, lo más adecuado es tener ayuda de inmobiliarias, ya que pueden ofrecerte herramienta digitales fuera de tu alcance y proporcionarte medios propios de la inmobiliaria.

        No nos podemos olvidar del mensaje, el cual tiene que ser el óptimo para nuestros tipos de compradores potenciales. Hay que diseñar los mensajes más adecuados para atraer así la atención del comprador. Si lanzamos mensajes al azar probablemente estos no acaben llegan al comprador pues no tienen los elementos necesarios para llamar su atención. Estos elementos serán diferentes según el comprador. Por lo tanto, ten mucho cuidado con la forma en la que te comunicas con los compradores o acabarás perdiendo tiempo y recursos.

        Ayúdate de una inmobiliaria en Salamanca

        El mayor consejo que podemos darte es que te pongas en manos de profesionales en sector inmobiliario ellos podrás ayudarte a vender tu piso en Salamanca más rápidamente y más fácilmente y obtendrás el beneficio máximo que puedas obtener de tu inmueble. Puede parecer que este punto es meramente promocional pero no lo es. Los profesionales inmobiliarios cuentan con una mayor preparación, más información y con más recursos y herramientas.

        Una vez te pones en manos de una inmobiliaria los dos perseguís el mismo objetivo: Vender el piso. Si no se vende los dos habeis perdido tiempo y dinero. Por lo tanto, siempre van a esforzarse hasta conseguir el comprador perfecto para tu piso.

        La mejor forma de trabajar junto con una inmobiliaria es trabajar en exclusividad, es decir, trabajar con una sola pues la propia empresa se esforzará más y pondrá todos sus esfuerzas en vender el piso. Crearán un plan de marketing personalizado para conseguir su venta lo antes posible. Si depositas la confianza en una única empresa obtendrás mayores resultados pues el compromiso será mayor pues no hay riesgo de trabajar para que otros se lleven la venta y así, perder tiempo y dinero.

        Sabemos que es difícil confiar pues la imagen del sector no es favorable por la actuación anterior de muchas empresas pero esto ha cambiado. Las empresas que tienen esta mentalidad enfocada únicamente en sus cobros han sido poco a poco expulsadas del mercado. Al final, la mentalidad en las inmobiliarias del dinero primero ha sido sustituida por el cliente primero.

        Para poder escoger bien la agencia con la que trabajar fijate en los siguientes detalles:

        • Atención rápida. Las inmobiliarias enfocadas al cliente y con cierta calidad tienden a responder más rápido a llamadas o correos, son amables y te proporcionarán toda la información sin compromiso. Te darán todas las facilidades y te proporcionarán toda la información que necesites. Para ellas, los vendedores y los compradores son la piedra angular de su negocio.
        • Cartera de compradores y vendedores cuidada. Las inmobiliarias buenas van a coger la ofertas de pisos que ellos crean capaces de vender con sus posibilidades. Si se sale de su rango tenderán a rechazar la oferta y pasarla a algún compañero capaz de venderla. Es un sinónimo de que se preocupa por sus clientes.

        Si te aceptan el proyecto sabes que recibirás un buen trato. Te explicarán todo muy claramente desde el proceso a seguir hasta cada paso que van a dar. Te hablarán sin rodeos de precios, te informaran de su plan de acción, te explicaran la publicidad que van a hacer y cómo la van a hacer para que llegue al comprador adecuado y sobretodo, contaran con tu opinión en todo momento. La agencia inmobiliaria se implicará tanto como el vendedor en la venta.

        • Se encuentra en el mundo digital. Esto es sinónimo de que sabe ver oportunidades, pues actualmente las ventas comienzan siempre en el entorno digital. Ofrecerán sus servicios en internet, contaran con herramientas para la actuación dentro del entorno digital y sabrán llegar al cliente adecuado en este nuevo entorno.

        Esperamos que estos consejos te sean de ayuda para vender tu casa en Salamanca. Si quieres conocer más de cómo vender tu piso en Salamanca visita otras entradas de nuestro blog sobre la venta de pisos. Iniziar Real Estate siempre estará a tu disposición para ayudarte a conseguir tu objetivo. Para más información contacta con nosotros rellenando el formulario sin compromiso.

        Contacta con nosotros para vender tu piso en Salamanca:

          He leído y acepto el aviso legal que describe las condiciones de privacidad.

          La mayor parte de la población se ha tenido que enfrentar a la gran decisión de comprar un piso. Salamanca es una de las zonas más tranquilas de España y con una buena calidad de vida. Por ello, son muchas las personas que se deciden a adquirir un piso en la ciudad. La compra de un piso siempre trae consigo dudas e inseguridades. Por lo que desde Iniziar Real Estate queremos ayudaros a aclarar esas dudas y disipar esas inseguridades con los siguientes consejos para comprar piso en Salamanca.

          ¿Qué es lo que necesitas?

          Lo primero que debes tener presente antes de comprar un piso es saber cuáles son tus necesidades actualmente y futuras. Piensa qué características debe tener el piso que buscas para satisfacer esas necesidades, siempre siendo realistas. Posteriormente, tendrás que adaptarlo a tu presupuesto y las opciones disponibles en el mercado mobiliario de Salamanca.

          Infórmate sobre los tipos de vivienda y precios en Salamanca

          Necesitarás buscar información sobre precios. Hacer un pequeño rastreo previo por las web o pasarte por el escaparate de alguna inmobiliaria puede ayudarte a descubrir que precios medios hay en el mercado salmantino y qué zonas tienen un mayor valor. Para hacerte una idea de las zonas más asequibles y el rango de precios que tienen las zonas que más te interesan. Puede que te asustes si ves que la zona donde desearías vivir tiene precios de compra superiores, busca bien por la zona los pisos pues a veces hay gangas pero también te recomendamos que abras tu rango de búsqueda. Las zonas son diferentes, un piso en la Plaza Mayor o en la Calle Rúa es mucho más caro que un piso en La Prosperidad o El Campus de Salamanca.

          Necesitarás conocer los tipos de vivienda que hay en el mercado para saber que opciones mantienes abiertas y cuáles se adaptan mejor a tus posibilidad y necesidades de compra. Tendrás que tomar dos decisiones sobre la vivienda.

          • ¿Viviendas Libres o Viviendas de Protección Oficial (VPO)?

          Esta elección es importante pues tienen métodos de compra diferente. La vivienda libre es una vivienda sin ayudas oficiales que las vende un particular con ayuda de una agente inmobiliaria o por si mismo. No tienen limitaciones, son muy diferentes y no tienen requisitos especiales para su compra. Su precio depende del mercado. Sin embargo, la VPO con viviendas financiadas por el estado. Son mucho más baratas pero tienes que cumplir unos requisitos mínimos para poder comprarlas. Es un proceso más largo. Necesitas cumplir unos requisitos minimos y esperar a que te asignen una vivienda. Elige bien por cual camino quieres introducirte para comprar tu piso.

          • ¿Vivienda de segunda mano o Vivienda de nueva construcción?

          Para decantarse por una opción u otra tendrás que analizar a tu necesidades y preferencias. Las viviendas de nueva construcción son más caras pero no suelen tener necesidades de reformas. Suelen tener una mayor calidad y el estado será mejor. Sin embargo, Las viviendas de segunda mano son mucho más baratas pero suelen necesitar invertir en reformas. Por lo tanto, revisa muy bien el piso para comprobar su estado y las reformas que necesite. Estudia muy bien los gastos pues puede sobrepasar tus posibilidades económicas. Si te lo puedes permitir, podrás reformar el piso a tu gusto.

          Estudia tus posibilidades de pago

          Estudia tus ingresos para poder conocer cual es tu presupuesto máximo. Para determinar tu presupuesto te recomendamos que pienses en el valor máximo de las mensualidades que puedes afrontar con tu renta. Estas mensualidades no deben pasar del 30% de tus ingresos aunque lo ideal sería que no sobrepasará el 25%.

          También hay que tener en cuenta a la hora de hacer el presupuesto que debes guardar un porcentaje de al menos el 20% para afrontar los gastos de gestión o de entrada, pues aunque pidas una hipoteca está será de máximo un 80% del valor total del piso. No te cubre ese 20% inicial ni los gastos de gestión de la compra.

          Un mal cálculo te podría hacer perder tu piso a medio o largo plazo. Hay que realizar los cálculos de forma minuciosa, no queremos que pierdas lo que será tu hogar en un futuro por no planificar en la actualidad.

          Debes estudiar también tu forma de pago adecuada. Existen muchas formas de pago como la donación entre particulares firmada ante notario, la donación, el pago aplazado o la permuta pero los métodos de pago más comunes son al contado o a través de una hipoteca bancaria.

          • Pago al contado

          Este método supone pagar la totalidad del precio del piso al vendedor a través de cheques o transferencias bancarias. Con este método te ahorras comisiones, intereses y gastos extra. Pagas el valor real pactado pero no siempre es fácil tener la cantidad íntegra. Si dispones de la cantidad monetaria total en el momento de la compra es la mejor forma de pago. A largo plazo, habrás ahorrado.

          Si te decides por pagar al contado asegúrate de que el banco sea el testigo de pago y que el notario plasme el número de cheque o en el caso de la transferencia, guarda el resguardo como respaldo a tu pago. Asegúrate muy bien de que queda constancia de tu pago.

          • Hipoteca

          El préstamo hipotecario es un producto que ofrecen los bancos por el cual te prestan una cantidad de hasta el 80% del valor total del piso. Ese 20% que no te proporcionan debes de tenerlo planificado desde el principio. La cantidad prestada más interés debe ser devuelta en 40 años máximo. Para asegurar el pago, el piso será tomado por el banco. Así que hasta que no devuelvas la totalidad del prestamos el piso no será realmente tuyo a nivel legal.

          Te recomendamos que negocies con el banco las condiciones, tiempos de devolución e intereses. Ten en cuenta que cuanto mayor sea el plazo de devolución mayores intereses tendrás que pagar. Cierra todos los detalles del préstamo para evitar contratiempos o disgustos futuros.

          Antes de decantarse por una hipoteca en un banco concreto, te recomendamos que preguntes en las diferentes entidades bancarias de Salamanca para ver que te pueden ofrecen. Escoge los que mejores condiciones te den ya no solo económicamente sino los requerimiento que te exigen para concederte la hipoteca.

          ¿Lo harás solo?

          Es muy complicado estudiar por ti mismo todas las oportunidades que el mercado ofrece. Tu búsqueda acabará siendo limitada y tendrá menos probabilidades de encontrar tu piso perfecto al mejor precio. El contacto será más directo pero menos efectivo. Cuenta con la ayuda de profesionales para poder tener un mayor abanico de posibilidades y poder encontrar una casa más adaptada a tus necesidades. Los profesionales cuentan con una gran experiencia, un amplio conocimiento del mercado y una formación superior para lograr las mejores condiciones y precios. El trato será más personalizado, contarás con gran cantidad de recursos inmobiliarios y una gran base de datos de inmuebles en venta. Ponte en manos de profesionales y pronto estarás en tu piso ideal.

          Calcula los gastos del piso

          El piso puede traer un mayor coste que el precio de venta por que hay que revisar los gastos comunitarios, las cargas o las deudas que pueda traer consigo el piso antes de lanzarte a la compra. Puede que te encuentres con pagos inesperado que desajusten tu planificación económica.

          Recuerda que al ser propietario de un inmueble cada año tendrás que pagar el IBI que varía según la localidad y el valor catastral del piso. ¡Ten en cuenta todos los gastos sin excepción!

          Visita el piso y los alrededores

          No compres sin haber valorado antes el piso en cuestión de adaptación propia al espacio y en cuestiones técnicas sobre el estado real del piso. Puedes ayudarte de un profesional para la parte técnica pidiendo un certificado de Inspección Profesional de Vivienda para estar tranquilo sobre el estado del piso. Para valorar tu adaptabilidad únicamente tienes que pensar si te ves a ti mismo viviendo en esta vivienda a largo plazo.

          Es muy importante estudiar el ambiente donde se encuentra el piso tanto el mismo bloque hablando con los vecinos como los alrededores. Así podrás hacerte una idea de que supone vivir en el vecindario y si tienes todos los recursos que necesitas en tu día a día.

          Si existe alguno de los elementos de los que dudes te recomendamos que sigas buscando y no desesperes. Comprar un piso es un evento importante que debes realizar seguro de tu decisión.

          Estos son algunos consejos básicos que debes tener en cuenta para la compra de un piso. Puede ser un proceso difícil y que requiere mucho tiempo. Nosotros te recomendamos que recurras a un especialista en el sector inmobiliario para encontrar tu piso en Salamanca. Ellos sabrán encontrar aquello que buscas. Estarás apoyado desde principio a fin en este proceso. En Iniziar Real Estate tenemos un amplia experiencia en el sector, contamos con una amplia cartera de vendedores y el mejor equipo para encontrar el piso más adecuado para cada uno de nuestros clientes. Si necesitas más información no dudes en contactar con nosotros ¡Estaremos encantados de emprender este camino junto a ti!

          Contacta con nosotros para comprar piso en Salamanca:

            He leído y acepto el aviso legal que describe las condiciones de privacidad.

            Comprar la primera casa es una situación que no nos planteamos hasta que llega el momento de hacerlo. Una vez que nos decidimos a dar el paso de comprar una casa nos pueden surgir multitud de dudas sobre qué es lo que debemos hacer y qué debemos tener en cuenta. Para todos aquellos que tengáis este tipo de dudas vamos a intentar ayudaros a aclararlas para que podáis encontrar el hogar perfecto para vosotros.

            Haz números

            Ya te has decidido a dar el paso, tienes ahorros y es el momento de hacer cuentas. Lo primero que debemos hacer antes de ponernos a buscar casa: es tener claro cuál es el presupuesto máximo que tenemos para destinar a la compra. Siempre teniendo en cuenta los gastos de las gestiones y sobre todo, que debes contar con el 20% de este presupuesto para la entrada en el momento que encontremos la vivienda adecua. Si no tenemos disponible ese 20% cuando encontremos nuestra casa ideal podríamos perderla por no poder pagar la cuota inicial.

            Además, se recomienda que para poder hacernos cargo de los gastos que conlleva poseer un piso, miremos antes nuestros ingresos. La mensualidad ideal a pagar no debe superar el 30% del total de los ingresos, aunque nosotros te recomendamos que sea menor al 25% pues con el tiempo la cuota va a subir. Si no realizas estos cálculos puede que en un futuro no puedas hacer frentes del pago del que ya sería tu hogar.

            Tipo de vivienda a elegir

            Una vez tenemos claro nuestro presupuesto, ya si podemos comenzar con la búsqueda de nuestro piso. En este momento se nos plantea otro interrogante, ¿Qué tipo de vivienda quiero? Te explicamos las más comunes:

            • Vivienda nueva: Son viviendas donde no ha vivido nunca nadie y están listas para ser estrenadas. Podrás instalarte directamente en el piso sin necesidad de obras o reformas. La calidad y el estado serán mayores pues no han sido utilizadas nunca antes. Su tributación en compra será grabada con un IVA del 10% y los gastos asociados como comunidad suelen ser más elevados.
            • Viviendas de segunda mano: Son viviendas que ya han sido habitadas, por lo que hay que tener en cuenta este factor a la hora de comprobar el estado en el que están y las posibles reformas que puedan necesitar. La calidad y el estado del piso serán menores pero a cambio podrás reformarlo a tu gusto. El precio de venta suele ser mucho menor aunque posiblemente necesites invertir en reformas. Respecto al precio, también debes de tener en cuenta que existen pisos de bancos y de particulares que muchas veces realmente no se han habitado y se encuentran a un buen precio de mercado. Por lo tanto, un precio más bajo no tiene que significar que la vivienda sea antigua o de segunda mano.
            • VPO (Viviendas de Protección Oficial): Son viviendas generalmente nuevas que están financiadas por el Estado. Al pertenecer al Estado los precios son más asequibles a los que hay en el mercado. Estas viviendas tienen un tamaño entre 70-90 m2. Principalmente, se destinan a los sectores de la población que presentan más dificultades para poder acceder a un hogar. Este tipo de inmuebles cuenta con ventajas económicas y fiscales. Para poder acceder a las mismas, hay que cumplir una serie de requisitos económicos y personales.

            Pago de la vivienda

            Ya sabemos qué presupuesto tenemos y también nos hacemos una idea del tipo de piso que queremos y buscamos, así que ahora tenemos que ver cuáles son nuestras posibilidades de pago. Las dos formas más habituales son pagando al contado o pidiendo una hipoteca al banco.

            • Pago al contado: Supone el desembolso total del precio pactado por el piso con el vendedor. El medio de pago más popular es el cheque pues el propio banco garantizará el cobro de este. Así cuando se vaya a realizar la escritura ante notario habrá pruebas de la venta. Es importante que el comprador guarde una copia de los cheques entregados. También se puede pagar por transferencia bancaria y en el mismo caso, se deben guardar los resguardos de los pagos. Pagando al contado te ahorras los gastos e intereses derivados de abrir una hipoteca o de otros métodos de pago.
            • Hipoteca: El préstamo hipotecario es un producto bancario el cual te permite recibir una cantidad de dinero para la compra de la vivienda. No suelen cubrir el 100% del coste, sino un máximo del 80% así que ese 20% del que hablábamos en el primer punto puede entrar en juego en este momento. La cantidad prestada deberá ser devuelta en cuotas al banco junto a interés en un máximo de 40 años. Para asegurar el pago, el propio banco toma la casa como aval. A la hora de solicitar una hipoteca, es importante que negocias con tu banco para acordar los plazos de devolución del préstamo pues cuanto mayor sea el plazo de devolución los intereses más se incrementaran.

            Antes de decidir, te recomendamos que preguntes en diferentes entidades bancarias para ver que te ofrecen y así poder valorar las condiciones económicas y los productos vinculados que en algunos casos solicitan.

            Existen otros métodos legales como la donación entre particulares firmada ante notario, la donación, el pago aplazado o la permuta. Elige el que mejor se adapte a tu situación.

            Elige el método de compra de la vivienda

            Llegados a este punto del proceso es importante tener en cuenta que la negociación y facilidades a la hora de la compra vienen condicionadas por el modo de compra por el que optemos.

            • Si optas por que tu mismo seas quien realice todo el proceso podrás tener un contacto más directo en la venta.
            • Si optas por apoyarte en una inmobiliaria, estás obteniendo un mejor asesoramiento durante el proceso de compra y podrán enseñarte los piso que mejor se adapten a tus necesidades. Es un trato más personalizado y directo, te ahorrará tiempo y esfuerzo.
            • Si optas por las promotoras, éstas te garantizan vivir en una casa nueva aunque muchas veces la elección de la vivienda se hará sobre plano. Es un riesgo que suele crear mucha incertidumbre por la falta de confianza.
            • Finalmente, puedes optar por la compra de viviendas a entidades bancarias las cuales gestionan inmuebles propios a precios más competitivos y en ocasiones, con condiciones especiales de financiación.

            Por su profesionalidad, recomendamos siempre la intermediación inmobiliaria. Pueden darte un trato más personalizado ya que buscarán un piso acorde a tus necesidades. Además, cuentan con gran cantidad de recursos inmobiliarios y una gran base de datos de inmuebles en venta. Por ejemplo, como la que ofrecemos nosotros con asesoramiento y acompañándote desde el primer momento hasta que encuentres tu hogar.

            Visita la vivienda

            Cuando hayas elegido la vivienda es importante que la visites. En la visita tendrás que valorar la adecuación de ésta para ti. Observa cada detalle del piso: la distribución de las habitaciones, la ventilación, la iluminación, el espacio, el baño, los acabados, etc. Cada detalle es importante. Tienes poco tiempo, así que pon los cinco sentidos. Al final de la visita tienes que responderte a ti mismo una pregunta ¿Me imagino viviendo en este piso? Si tu respuesta es positiva el siguiente paso es investigar la zona. Pasea por el barrio para comprobar si tienes en los alrededores todo lo que necesitas en tu día a día: colegios, supermercados, parques, gimnasios. Despues preguntate, ¿Me imagino viviendo en este barrio? Si tu respuesta es positiva y estás ilusionado, has encontrado tu piso.

            Realiza una oferta al propietario de la vivienda

            Ha llegado el momento. Ya puedes denominarte comprador del piso. Es el momento de hacer una oferta al vendedor. Se inicia el momento de la negociación. Un proceso donde lo más importante es ponerse de acuerdo con el vendedor en el precio y condiciones de compra del piso. La ayuda de un profesional para guiarte y aconsejarte en este momento puede ser clave para conseguir un buen precio y unas buenas condiciones de venta.

            Firma el contrato de arras

            El contrato de arras es un acuerdo privado que puede introducirse en el futuro contrato de compraventa como cláusula. El contrato de arras podría tomarse como un pre-contrato privado. Las partes pactan la reserva de la compraventa de la vivienda, entregándose como prueba una cantidad de dinero en concepto de señal. En este contrato, se recoge la obligatoriedad de firmar un contrato en el futuro, normalmente en torno a unos 30 días a contar desde la firma.

            Firma la escritura

            Finalmente, llegó el momento de firmar la escritura. El comprador y el vendedor declaran ante notario su voluntad de comprar y vender respectivamente, así como todas las condiciones de la venta. En este acto de firma, el notario comprueba la legitimidad de ambas partes. En la escritura debe aparecer también la descripción de la vivienda, su estado de cargas, el precio pactado, la forma de pago y el reparto de los gastos de la compra (IVA, ITP, gastos notariales, gastos de inscripción de la vivienda en el registro de la propiedad, etc.).

            Desde Iniziar Real Estate te recomendamos que te pongas en manos de profesionales para la compra de tu piso. Es un proceso delicado donde hay que tener en cuenta muchos detalles y donde es muy fácil ser engañado. De la mano de un profesional será mucho más fácil conseguir tu hogar de forma rápida y sin preocupaciones. Puedes contar con nosotros para cualquier gestión inmobiliaria. No dudes en ponerte en contacto sin compromiso ¡Podemos conseguir ese piso que tanto deseas llamar hogar juntos!

            Contacta con nosotros para comprar piso en Salamanca:

              He leído y acepto el aviso legal que describe las condiciones de privacidad.

              A la hora de vender una casa hay que tener en cuenta multitud de factores de la propia vivienda como el precio, el tamaño, la ubicación o el estado. Así como otros factores que no dependen tanto de ella, pero influyen como el plan de comercialización y venta que se haya realizado para vender la casa.

              Muchas veces pensamos que la localización lo es todo a la hora de venta así como las excelentes condiciones y precio de la misma, pero al final si no hay un buen plan de promoción y venta tus clientes potenciales no sabrán de la existencia sus condiciones o del precio. Por lo tanto la venta será más difícil, más costosa y más lenta.

              Este problema puede solucionarse con un agente inmobiliario especialista que pueda crear un plan adaptado a las necesidades de tu casa, el mercado y los clientes. Así eliminarás preocupaciones y conseguirás vender tu casa más rápido al comprador ideal. Desde Iniziar Real Estate te presentamos alguno de los elementos que consideramos necesarios en tu plan de promoción para vender tu casa en Salamanca.

              Analizar el mercado inmobiliario, los clientes y la vivienda

              Por un lado, necesitarás reunir una serie de datos e información para poder conocer el mercado y cómo adaptar tu propuesta a éste. Datos como el rango de precios por el que se mueven en el mercado las casas en tu zona, casas en venta cercanas, cuánto es el precio medio que suelen pagar los compradores, etc. Además deberás recopilar toda la información del mercado para poder crear una imagen global del sector inmobiliario en Salamanca. Tendrás que buscar información relevante como tiempo medio de venta, técnicas de comercialización utilizadas por otros vendedores, precios del suelo, la economía, la sociedad, cultura de la ciudad o cuotas hipotecarias. Siempre hay que tener presente que no vale cualquier dato, éstos tienen que ser válidos, útiles y relevantes para posteriormente poder jugar con ellos y tomar decisiones correctamente.

              Conocer a los compradores es uno de los puntos más importantes para poder optimizar los recursos disponibles y crear un plan de promoción adecuado. No todos los compradores serán iguales. Un cliente que desea comprar una casa en Salamanca capital no será igual a uno que desea comprar una casa en Santa Marta o en Villamayor. Así como no es lo mismo una persona que busca una casa en una urbanización de Salamanca como los Almendros o Valdelagua como una que busca una casa con parcela en un pueblo de Salamanca como Alba de Tormes o Aldeadávila.

              Conocer cuales son las motivaciones y características de los clientes potenciales hará que sepamos hacia dónde dirigir los esfuerzos y recursos que utilizaremos para llegar a ellos de forma adecuada.

              Por otro lado, encontramos la propia casa. Lo primero que debes tener en mente para vender tu casa en Salamanca es que tu casa vale lo que el comprador está dispuesto pagar por ella. El mercado es muy complejo y es cierto que fijar un precio es complicado, pero no nos podemos dejar llevar por opiniones de familiares, amigo o vecinos. Si fijamos un precio muy alto aunque tengamos un buen plan de promoción será más complicado vender tu casa y habrás perdido mucho tiempo. Si por el contrario presentas un precio muy bajo estarás perdiendo dinero, dañar la imagen de tu inmueble y no estarás maximizando tus recursos promocionales. Lo mejor es optar por la ayuda de profesionales para establecer un precio justo y correcto, pues no solo habrá que estudiar el mercado también hay que tener en cuenta gastos asociados.

              El precio es importante pero conocer los puntos fuertes y puntos débiles para vender tu casa también lo es, pues se podrán crear mensajes enfocados a realzar las fortalezas. Así pues habrá que mejorar los puntos débiles, realizando todas aquellas mejoras que se puedan antes de vender la casa cómo arreglar desperfectos. Sin embargo, también se puede invertir una pequeña cantidad para aumentar el valor y conseguir más beneficio. Con pequeños elementos como la iluminación, sistemas de calefacción o aire acondicionado, añadir o quitar objetos o instalar sistemas de protección. Los pequeños detalles pueden ser clave para vender tu casa. Pero, ¡cuidado!, si no identificamos aquello que más valoran los clientes puede que estés perdiendo dinero al invertir en el aumento de valor de tu casa.

              Los profesionales inmobiliarios tienen un gran conocimiento del mercado y los clientes, además conocen cuales son los elementos más atractivos de una casa para los clientes. Estos profesionales podrán ayudarte a conocer el mercado, valorar tu vivienda para que posteriormente se pueda adaptar, revalorizar o mejorar y crear el mejor plan de promoción acorde a sus características.

              Escoger la estrategia y canales de comunicación adecuados

              Una vez contamos con toda la información ya podemos comenzar a hacernos una idea de cómo podemos vender la cara y conocer cómo dirigir el plan de promoción. Habrá que establecer el tipo de mensaje que vamos a transmitir, los medios que vamos a emplear y cómo vamos a llamar la atención de nuestros clientes. Herramientas como reportajes fotográficos, creación de planos de la vivienda, la creamos de anuncios profesionales y la promoción en los principales portales inmobiliarios pueden ser buenas herramientas para tu plan de promoción.

              Actualmente Internet es uno de los canales más importantes donde realizar tu plan de promoción. Las herramientas digitales son las más efectivas para llegar al mayor número de compradores posibles, pues los compradores cada vez más buscan casa online. Existen inmobiliarias en las que poder apoyarte, ya que pueden ofrecerte estas herramientas digitales y proporcionar tu vivienda en medios propios que te abran oportunidades con tus clientes potenciales.

              Las inmobiliarias además, pueden ayudarte en el proceso de venta con las llamadas, filtrando los compradores y asesorándote en cada paso que des en el proceso. Podrán ofrecerte servicios de venta donde pueden estar más cualificados como las visitas a la casa, la negociación o llamadas comerciales con compradores interesados. Así mismo, los profesionales te podrán ayudar con toda la documentación necesaria para vender la casa y gestionarla de la forma más beneficiosa para ti.

              Tú quieres vender tu casa de Salamanca y te será más fácil con un buen plan de promoción asesorado por profesionales del ámbito inmobiliario. Ahora necesita encontrar a esos profesionales. Póngase en contacto con nosotros, le informaremos y ayudaremos a crear el mejor plan de promoción para poder vender tu casa. Pondremos a su disposición nuestra amplia cartera de clientes, nuestra experiencia y amplio conocimiento. En Iniziar Real Estate le acompañaremos en todo el proceso hasta que logre su objetivo ¡Juntos lo lograremos!

              Contacta con nosotros para vender tu casa en Salamanca:

                He leído y acepto el aviso legal que describe las condiciones de privacidad.

                • La Junta Directiva del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), compuesta por las Patronales Nacionales del sector turístico, la Secretaría de Estado de Turismo, las Comunidades Autónomas y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha aprobado por unanimidad la creación de un sello del ICTE, Safe Tourism Certified, -un sello turístico transversal, al abarcar 21 subsectores- y al que voluntariamente podrán optar las empresas, organizaciones y recursos turísticos, como marca de garantía y certificación de implantación del Sistema de Prevención de Riesgos para la Salud frente a la COVID-19, marca que se alcanzaría después de haber superado una auditoría realizada por empresas independientes.

                La Junta Directiva del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) ha aprobado en la reunión celebrada en el día de hoy el esquema en el que se va a desarrollar la implantación de los protocolos elaborados desde el ICTE en colaboración con la Secretaría de Estado de Turismo (SET), y que afectan a 21 ámbitos diferentes de la cadena de valor del turismo español.

                En la reunión han participado la Secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, quien ha podido vivir en primera persona, así como la Consejera de Turismo de Murcia, María Cristina Sánchez, quien participa en la Junta Directiva como representante rotatoria de las Comunidades Autónomas y la FEMP, la aprobación por unanimidad de todas las patronales turísticas y hosteleras de la propuesta lanzada desde el ICTE. En concreto, han estado presentes, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), la Confederación Empresarial de Hostelería de España (CEHE), la Federación Española de Campings España (FEEC), la Asociación para la Calidad del Turismo Rural (ACTR), la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), la Confederación Española de Transporte en Autobús (CONFEBUS), la Asociación Nacional de Balnearios (ANBAL), los empresarios de Ocio Nocturno (Noche Madrid), la Asociación Nacional de Estaciones Náuticas y la Asociación Nacional de Empresas de Turismo Activo (ANETA) y la Real Federación Española de Golf (RFEG).

                El presidente del ICTE, Miguel Mirones, hizo un detallado informe de todo el trabajo desarrollado por el Instituto desde el pasado día 15 de abril en que se celebró la Junta Directiva que aprobó la propuesta de desarrollar desde el Instituto los protocolos para la reapertura del sector turístico español incorporando medidas para la reducción de riesgos higiénico-sanitarios frente a la COVID- 19, así como la aprobación por consenso por parte de la Conferencia Sectorial (en la que están presentes el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y todas las Comunidades Autónomas) celebrada el día siguiente, de la encomienda al ICTE de la elaboración de los protocolos para todo el sector turístico español coordinadamente con la Secretaría de Estado de Turismo.

                El presidente ha informado de que, a día de hoy, ya se han culminado los protocolos -consensuados en los grupos sectoriales, los sindicatos UGT y CCOO, y con la supervisión de la Asociación Española de Servicios de Prevención laboral (AESPLA) y de PRLInnovación- de los subsectores de Balnearios, Agencias de Viaje, Campings y Ciudades de Vacaciones, Servicios de Restauración, Hoteles y Apartamentos Turísticos, Albergues/Hostels, Alojamientos Rurales, Guías de Turismo, Campos de Golf, Turismo Activo, Museos y Sitios Patrimoniales y Oficinas de Información Turística. Asimismo, en la próxima semana se espera finalizar el resto de protocolos, que son Parques de Atracciones y de Ocio, Actividades Náuticas, Espacios Naturales Protegidos, Transporte por Carretera, Ocio Nocturno, Turismo MICE, Playas, Espacios Públicos Singulares y Visitas de turismo industrial, lugares culturales, naturales e históricos.

                De esta forma, la Junta Directiva ha aprobado por unanimidad iniciar el proceso para la internacionalización de estos protocolos en el ámbito normativo internacional que representa ISO, para lo cual, previamente, se convertirán en especificaciones técnicas públicas en el seno de UNE, organización que ya ha mostrado su disposición a colaborar para favorecer esa transición de forma inmediata.

                Por lo tanto, a lo largo del mes de mayo se producirá la transición a especificaciones técnicas UNE y, durante la primera quincena de junio, se elevarán los documentos a ISO para su debate en los diferentes grupos de trabajo internacionales. Hay que señalar que el ICTE, en colaboración con UNE, lidera a nivel mundial estos procesos de normalización en el sector turístico, al presidir España y tener la Secretaría Técnica de ISO/ TC228 de Turismo y Servicios Relacionados, así como de los grupos de trabajo específicos de Hoteles, Balnearios y Turismo Médico, Puertos Deportivos y, próximamente, el de Visitas a Instalaciones Industriales y Bodegas; y esto, después de haber liderado grupos ya cerrados al haberse ya editado la norma ISO correspondiente en Playas, Oficinas de Información Turística, Espacios Naturales Protegidos, etc.

                Para cerrar el círculo habitual en los procesos de normalización, se ha aprobado también crear el sello del ICTE, “Safe Tourism Certified”, al que voluntariamente podrán optar las empresas, organizaciones y recursos turísticos, como marca de garantía y certificación de estos protocolos, marca que se alcanzaría después de haber superado una auditoría realizada por empresas independientes.

                Cabe destacar que, a lo largo del día de ayer, el ICTE cerró también los acuerdos con las principales empresas auditoras presentes en España que, homologadas por el Instituto, vienen realizando las auditorías del Sistema de Calidad Turística Española, representando por la Marca “Q”. Estos acuerdos recogen que serán estas empresas las únicas reconocidas para auditar esta Marca turística transversal, al abarcar 21 subsectores y un ámbito geográfico estatal, reconociendo este sello como el que representa al sector turístico español en su conjunto en materia de implantación del Sistema de Prevención de Riesgos para la Salud frente a la COVID-19. Las empresas auditoras son Adok Certificación, AENOR, APPLUS, Bureau Veritas, OCA Global, SGS y Tüv Rheinland.

                En este contexto, todas las empresas podrán disponer gratuitamente de los protocolos que finalmente avale el Ministerio de Sanidad, y tras su implantación, podrán optar voluntariamente a la certificación del proceso de implantación del Sistema de Prevención de Riesgos para la Salud frente al COVID-19 y conseguir el sello “Safe Tourism Certified” para generar confianza en los clientes y operadores turísticos nacionales e internacionales.

                Tal y como subraya Miguel Mirones, presidente del ICTE, “el respaldo de todo el sector turístico al esquema presentado por el Instituto para, primero, elaborar los protocolos de 21 subsectores en colaboración con la Secretaría de Estado de Turismo para su posterior validación por parte del Ministerio de Sanidad, y ahora
                crear un sello único y transversal para todo el sector al que voluntariamente podrán optar las empresas y gestores de destinos, sitúa a España de nuevo como pionera y líder mundial en materia de normalización y certificación en el ámbito turístico”.

                El presidente ha añadido que “Safe Tourism Certified quiere transmitir el concepto de turismo seguro certificado, recogiendo en el propio sello que lo que se está certificando es la implantación de un sistema de prevención de riesgos para la salud frente a la COVID-19”.

                La provincia de Salamanca se halla situada al suroeste de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, sobre las primeras estribaciones del Sistema Central, que separa la submeseta norte de la submeseta sur. Posee una superficie de más de 12.000 km2, siendo la tercerá en extensión de nuestra Autonomía, después de las provincias de León y Burgos.

                La altitud media sobre el nivel del mar es de 830 m, por lo que se trata, en general, de tierras altas, como todas las mesetarias, si bien inferiores a sus vecinas abulenses. Por el lado oeste, hace frontera con Portugal.

                La provincia se halla atravesada por el río Tormes (que cruza también la misma capital salmantina), el cual tiene su nacimiento al sureste, en la Sierra de Gredos, ya en tierras abulenses. Otros ríos salmantinos, también afluentes del Duero, son, de norte a sur, el Huebra y el Yeltes y el Águeda, que forma la frontera nacional hispano-portuguesa en su unión Duero.

                La provincia se encuentra poblada por de 310.000 personas, según el último padrón realizado en 1986. El número total de municipios en que se halla dividida Salamanca es 362, el segundo más alto de España, después de otra provincia de nuestra Comunidad, la de Burgos, que, como ya señalamos antes, cuenta con 10 más, 372. La densidad de población es superior a las 26 habitantes por kilómetro cuadrado, más alta, por tanto, que la media regional.

                La historia de Salamanca se pierde en los tiempos prehistóricos. Se sabe ya de un primitivo núcleo de pobladores, a orillas del río Tormes, a los cuales sucedieron pueblos célticos, de cuyo tiempo se conserva uno de los verracos (el llamado “toro del puente”), tan abundantes por toda la meseta, que es actualmente símbolo de la ciudad y forma parte del escudo de la misma.

                Correspondiente al siglo III a.C. se mantiene en buen estado la llamada Puerta de Aníbal, que nos habla de las luchas que tuvieron lugar entre romanos y cartagineses dentro de nuestro propio suelo.

                Después de la invasión musulmana, que tuvo lugar en el año 711, Salamanca será reconquistada en el siglo XI y repoblada por el Conde don Raimundo de Borgoña, esposo de Doña Urraca, hija del rey Alfonso VI. Comienzan, de este modo, a nacer los esplendores, especialmente culturales, que ya no abandonarán Salamanca jamás. Se construye la Catedral Románica y, en 1218, se crea la Universidad, hoy día, más antigua de España y, también, de las primeras de Europa.

                Pasados los tiempos medievales, la edad moderna, con el renacimiento y el barroco, será todavía más próspera para Salamanca, por lo que son numerosos los testimonios monumentales de entonces.

                El alborear del siglo XIX, con las guerras napoleónicas, fue negativo para toda la provincia y la ciudad, que sufrió grandes destrozos en los enfrentamientos que le tocó vivir. Posteriormente, Salamanca logra ir recuperándose poco a poco, apoyándose especialmente en el resurgimiento de la Universidad, que le ha proporcionado un gran prestigio cultural en el mundo entero. Hasta tal punto, que se declaró Capital Cultural Europea en el año 1992, dentro de los actos conmemorativos del V Centenario del Descubrimiento de América.

                Salamanca capital

                Dentro del gran acervo monumental que posee la ciudad de Salamanca, comenzaremos nuestra visita por sus dos catedrales, la vieja y la nueva.

                La Catedral Vieja se construyó en el siglo XII, sobre el mismo lugar que ocupara otro templo más antiguo. De un primer estilo románico, la construcción fue derivando hacia el gótico-francés, típico del siglo XIII. Destaca especialmente, la llamada Torre del Gallo (1163), cubierta por cúpula de influencia bizantina. En la bóveda del ábside central se encuentran los frescos con escenas del Juicio Final, obra de Nicolás Florentino, de quien es también el retablo mayor, compuesto por 53 tablas pictóricas (siglo XV).

                El Museo Diocesano contiene obras de Fernando Gallego y Juan de Flandes.

                La Catedral Nueva fue comenzada a fines del siglo XV, bajo la dirección de Juan Gil de Hontañón, a quien le sucedieron su hijo Rodrigo y Juan de Álava. En el siglo XVIII intervinieron también Churriguera, Pedro de Rivera y García de Quiñones. En el exterior, destacan las fachadas sur (con doseletes flamígeros y arquivoltas conopiales) y principal (tímpano de la Epifanía). En el interior destaca la bóveda estrellada y la cúpula sobre pechinas del crucero. El coro y trascoro son obra churrigueresca. En el Altar Mayor hay una imagen de Gregorio Fernández.

                La iglesia de San Esteban, posee fachada plateresca, obra de Juan de Álava. El Altar Mayor fue realizado por José de Churriguera (1693).

                La iglesia de la Purísima es obra de Juan Gómez de Mora. En su altar mayor se halla la pintura de la Asunción, de la última etapa de José de Ribera.

                La fachada de la Universidad de Salamanca es una muestra ejemplar del plateresco. Entre su profusa ornamentación, típica del estilo, destaca un medallón central con la efigie de los Reyes Católicos y en el cuerpo superior el escudo del Emperador Carlos V. Destacan también el patio y el aula de Fray Luis de León, en su estado primitivo.

                El patio de las Escuelas Menores pertenece al siglo XVI.

                El Colegio del Arzobispo Fonseca es de fines del siglo XVI, obra de Diego de Siloé, Juan de Álava y Pedro de lbarra.

                El antiguo Colegio de la Compañía de Jesús fue trazado por Juan Gómez de Mora. En el interior hay varios retablos barrocos y una Piedad de Luis Salvador Carmona.

                El Palacio de Monterrey, de mediados del siglo XVI, es obra de Rodrigo Gil de Hontañón y responde a la estructura típica de este maestro, con cuatro torres flanqueando los ángulos y un piso superior de arquillos.

                La Casa de las Conchas, con curiosa fachada cubierta de veneras (de donde procede el nombre), fue construida hacia 1600.

                La Plaza Mayor salmantina es quizá de las más hermosas de España. Fue construida en el primer tercio del siglo XVII por Alberto Churriguera y continuada por García de Quiñones, quien es también autor del edificio del Ayuntamiento, en el ala norte del recinto.

                La provincia de Salamanca

                Salamanca forma una extensa provincia, en la cual no es difícil encontrar, recorriendo sus numerosos pueblos, importantes recuerdos artísticos del pasado, junto a bellos paisajes que cualquier turista admirará impresionado.

                En Alba de Tormes se encuentra el Convento de Carmelitas Descalzas, fundado por Santa Teresa, en 1571. En su interior existe una imagen de la Dolorosa, original de Pedro de Mena. Destaca también, en la localidad, la iglesia de Santiago, perteneciente al mudéjar del siglo XII (o románico de ladrillo). De este mismo estilo son también las iglesias de San Juan y San Miguel. Señalemos, así mismo, el antiguo palacio-castillo de los duques de Alba, del siglo XVI, del cual sólo se conserva el torreón de la Armería. Igualmente hay que mencionar la artesanía de la localidad, famosa por sus cerámicas.

                En Béjar, hallamos la iglesia parroquial de San Juan, obra del siglo XIII, con coro y galería en el interior del XVII. La iglesia de Santa María es del siglo XIII. La de San Salvador es del siglo XVI, al igual que el Palacio Ducal. Mencionemos también, el llamado Parque de El Bosque, como muestra de la jardinería del siglo XVI.

                En las tierras de los alrededores destaca el pueblo de Candeleda, especialmente por su conjunto urbano, de típica arquitectura rural.

                Ciudad Rodrigo cuenta con una importante Catedral, comenzada en el siglo XII y continuada en épocas siguientes, por lo que muestra también elementos góticos y renacentistas. Señalemos el conjunto amurallado del siglo XII y el antiguo Castillo de Enrique de Trastamara, hoy Parador de Turismo. El Ayuntamiento es obra renacentista, del siglo XVI. Terminemos mencionando, junto a otras diversas iglesias y palacios de los siglos XV y XVI, las tres columnas romanas, símbolo de la ciudad. Son famosos, igualmente, sus encierros taurinos.

                La Alberca es una población de gran tipismo rural, que conserva, prácticamente intacto, su conjunto urbano de típicas casas y plazas con angostas callejuelas. Ha sido declarada Monumento Nacional. Los trajes típicos son también muy vistosos en esta localidad. En sus alrededores, el valle de Batuecas, el santuario de la Peña de Francia, Miranda del Castañar -con murallas y castillo del siglo XV-, son dignos de visitar.

                No lejos se halla San Martín del Castañar, cuya iglesia parroquial, es del siglo XIII, reformada en el XVII. Posee también un castillo del siglo XV.

                Otras poblaciones conservan también monumentos significativos, como Ledesma, con la iglesia de Santa María (siglo XII), y San Felices de Gallegos, con iglesia románica y castillo del siglo XV.

                No olvidemos en nuestro repaso de la provincia salmantina hacer una alusión, aunque rápida, al conocido Campo Charro, que se extiende al sur y al oeste provincial. Aquí se hallan grandes dehesas de toros de lidia, que se crían para las mejores faenas en las grandes plazas taurinas de toda España.