Entradas

  • Se acercan las fiestas, y este tipo de viviendas, que suelen ubicarse en zonas menos pobladas y enclaves naturales, se presentan como una opción ideal tanto para las vacaciones como para largas temporadas, gracias al auge del teletrabajo, una tendencia que parece haber venido para quedarse.
  • La tendencia del Euríbor a la baja, oportunidades para la compra y viviendas más adaptadas a la demanda actual, entre los factores claves.

 Las Navidades ya están aquí, pero las restricciones de horarios, movilidad geográfica, así como el confinamiento por zonas sanitarias, siguen condicionando el día a día. Ante esta coyuntura, el mercado inmobiliario se ha ido adaptando a las nuevas necesidades y demandas, que apuntan como nuevas tendencias en el sector. Los posibles compradores acuden al mercado buscando espacios amplios, zonas al aire libre y otras comodidades que no son fáciles de encontrar en las viviendas de las grandes ciudades, al menos a precios asequibles.

Este panorama ha hecho que muchas personas comiencen a pensar en escenarios alternativos donde vivir o pasar su tiempo libre, valorando las ventajas que podría ofrecerles una segunda residencia frente a su hogar habitual en las grandes ciudades, ya no solo en el corto-medio plazo sino también como inversión a largo plazo. Entre ellas, una mayor amplitud, espacios exteriores, o su ubicación en zonas menos pobladas, lo que convierte este tipo de viviendas en una opción ideal tanto para las vacaciones como para pasar temporadas largas, gracias a la implementación del trabajo a distancia. Y es que, en España, el tener una segunda residencia es algo que atrae a gran parte de la población. Así lo demuestran los datos de la Estimación del Parque de Viviendas del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, según los cuales, en 2019, casi una cuarta parte del parque de viviendas a nivel nacional correspondía a viviendas no principales.

Los expertos de Instituto de Valoraciones exponen algunas razones por las que apostar por una segunda vivienda antes de que acabe el 2020 puede ser una buena opción de inversión:

  • Las fiestas de este año, en entornos privados. Menos viajes, limitaciones de aforo en las cenas navideñas o toque de queda, son algunas de las tendencias que marcarán las fechas festivas de este año. Ante este panorama, las segundas residencias se posicionan como una opción interesante tanto para las navidades, como para las próximas vacaciones. Una vivienda que ofrezca un espacio cómodo donde descansar o, incluso, teletrabajar, en la que no haya zonas comunes que compartir con otros huéspedes y que estén ubicadas en emplazamientos más tranquilos que las zonas urbanas, podría presentarse como una buena opción de inversión para antes de que acabe el año.
  • Posibilidades de rentabilidad a medio-largo plazo. Teniendo en cuenta las limitaciones vigentes para viajar a destinos internacionales, el poder disfrutar de una vivienda en zonas rurales o costeras dentro del país es algo que genera gran interés actualmente. Esto podría suponer una buena opción de rentabilidad para las segundas residencias, en especial aquellas ubicadas en entornos de montaña o costeros, cuya demanda de alquiler podría verse elevada, sobre todo en épocas especiales como vacaciones de invierno o verano. En las provincias de Toledo, Lérida y Valencia, las rentabilidades brutas pueden oscilar entre el 6-7%, según los datos analizados por Instituto de Valoraciones en el último trimestre.
  • Una alternativa tanto para las vacaciones como para el día a día. Las circunstancias que se han vivido en los últimos meses han hecho que el trabajo a distancia se consolide como una alternativa al trabajo presencial, una nueva forma de trabajo que parece haber venido para quedarse. Este cambio de tendencia permite aprovechar más las segundas residencias, ya que ahora se pueden utilizar tanto para las vacaciones, como para pasar largas temporadas. Esto sería así teniendo en cuenta que la vivienda en cuestión se encuentre en una zona con buen acceso a Internet y con servicios básicos cercanos.
  • Más oportunidades para la compra. En la situación actual, algunos propietarios han optado por poner a la venta sus viviendas con el objetivo de obtener mayor liquidez de una forma más rápida. A este factor se le añade el descenso de compraventa de vivienda por parte de extranjeros, que en el primer semestre de 2020 decreció un 37,4% interanual, según el Consejo General del Notariado. Ante este escenario, podría pensarse que la oferta es mayor para los interesados en adquirir segundas residencias.
  • Vía de escape de las grandes ciudades, cambio de aires y ocio al aire libre. Por la situación actual, las recomendaciones incluyen más espacios abiertos, menos aglomeraciones y el menor contacto social posible. Y, en este sentido, las segundas residencias, que suelen ubicarse en zonas con estas características de menos población y más naturaleza, se posicionan, más si cabe, como una alternativa ideal para cambiar de aires y disfrutar de entornos al aire libre para el deporte y el ocio.
  • Viviendas más adaptadas a los nuevos hábitos de vida. Se priorizan espacios exteriores como terrazas o jardines, habitaciones extra o espacios luminosos. De hecho, a raíz de la pandemia, en el País Vasco, por ejemplo, se está trabajando una nueva ordenanza de construcción de vivienda que favorezca el diseño de los nuevos edificios con terraza.
  • Hipotecas favorables por la bajada del euríbor. El principal indicador que referencia las hipotecas ha marcado un nuevo mínimo histórico en el mes de noviembre, con una media del -0,481%. Esta tendencia a la baja que ha venido registrando el Euribor en los últimos meses, y que parece que seguirá así, por lo menos en el corto-medio plazo, podría beneficiar a los compradores a la hora de solicitar una hipoteca para la compra de vivienda.

La primera sesión del encuentro digital INMOFORUM ALICANTE, que organizan SIMAPRO, Prensa Ibérica y el diario Información, se ha centrado en analizar el impacto de la actual pandemia en el ritmo de ventas de la segunda residencia en Costa Blanca y las expectativas futuras. En el encuentro celebrado hoy han participado como ponentes Pedro Soria, Director Comercial de Tinsa; Miguel Ángel Quiles, Director Comercial y Marketing de TM Grupo Inmobiliario; Ángel de la Cueva, Gerente de la Delegación de Levante en Metrovacesa; y Juan López, Director Territorial de Levante y Baleares de AEDAS Homes. Toni Cabot, Director del Club Información, moderó el encuentro. INMOFORUM Alicante cuenta el patrocinio de Tinsa y Aedas Homes, la colaboración de Metrovacesa, Provía y TM Grupo Inmobiliario, y el apoyo de Aimo, Rankia, Byzness, APCEspaña y Tucasa.com.

Previamente al inicio del coloquio, tomó la palabra Antonio González-Noaín, presidente de Planner Exhibitions, empresa organizadora de SIMAPRO, que destacó la importante contribución de INMOFORUM para analizar el momento actual del sector residencial de nuestro país, tanto desde una perspectiva nacional como regional. A continuación intervino Carlos Mazón, Presidente de la Diputación de Alicante, que apeló al carácter especialmente simbólico que tiene el sector inmobiliario en Alicante, “en la medida en que está íntimamente ligado a la realidad social de la provincia” y a su verdadera fortaleza, el turista de calidad, “que no es el que más dinero gasta, sino el que repite estancia y el que prescribe la provincia: esta es la verdadera fortaleza del turismo de Alicante y de su sector residencial” afirmó.

Ya en el coloquio, todos los ponentes del encuentro hicieron especial hincapié en recalcar la excelente salud del mercado de primera vivienda en estos momentos y en lamentar que se extrapolen a este la mayoría de los datos negativos sobre el sector, que hacen referencia, sobre todo, a la vivienda usada. Y para confirmarlo, los representantes de las tres promotoras presentes en la primera de las dos sesiones de INMOFORUM Alicante no dudaron en recurrir a su propia experiencia.

Juan López. Director Territorial de Levante y Baleares de AEDAS Homes, fue claro y contundente:. “Con respecto a los meses de julio y agosto del pasado año hemos vendido un 20% más”, confesó. Unas ventas que se han concentrado, especialmente, en los mercados de Madrid, Baleares y Alicante. Tanto Ángel de la Cueva, Gerente de la Delegación de Levante en Metrovacesa, como Miguel Ángel Quiles. Director Comercial y Marketing de TM Grupo Inmobiliario, confirmaron también incrementos en las ventas de sus empresas.

Por su parte, Pedro Soria. Director Comercial de Tinsa, puso un cierto contrapunto al optimismo de los promotores al afirmar que los efectos de la pandemia han impactado en la solvencia de compra de la demanda y en las condiciones de financiación, lo que resumió de manera muy gráfica: “Cuando la economía sufre la demanda sufre y los precios, lógicamente, sufren”. Previamente ya había adelantado que con la Covid se había roto “el ciclo alcista del sector”.

En este sentido, el Director Comercial de Tinsa apuntó que “estamos observando ajustes de precios, pero muy moderados aún, con una media nacional de entorno al 1,8%. Una situación que es más acusada en la costa, donde la caída media llega al 4%”. Una asimetría en la evolución que, en su opinión, se agudiza si se compara la vivienda nueva con la usada. “En la nueva no hay ajuste y sí, incluso, algún repunte, lo que hay que atribuir a la saneada situación financiera de las promotoras de obra nueva”. Incluso en el supuesto de que se produzcan ajustes de precio a corto plazo en este producto, estos serían “muy moderados”.

En una línea muy similar también se expresó Miguel Ángel Quiles, Director Comercial y Marketing de TM Grupo Inmobiliario, para quién, y a pesar de la situación vivida estos meses y de las restricciones de movimiento que se están dando en la actualidad, “las expectativas en nuestro sector son buenas”. Miguel Ángel Quiles justifica esta aseveración en las pérdidas que está acumulando la Bolsa, lo que impulsa las inversiones refugio en activos inmobiliarios”, y en el cambio de preferencias de los compradores, que ahora prefieren mayores espacios o zonas ajardinadas, “lo que supone una ventaja competitiva para la residencia turística”.

Poner tierra de por medio con la crisis de 2008 y marcar las profundas diferencias con la actual ha sido otro de los asuntos que más ha concitado la atención de los ponentes de esta primera sesión de INMOFORUM Alicante. Así, para Ángel de la Cueva, Gerente de la Delegación de Levante en Metrovacesa, la situación de hoy en día nada tiene que ver con la de 2008. “El sector es sólido, las promotoras son económicamente fiables y hay una gran seguridad jurídica”, detalló. Miguel Ángel Quiles, de TM Grupo Inmobiliario, también coincidió con esta opinión y destacó, como un punto de inflexión que, al revés que en la crisis de 2008, la inversión en segunda residencia se esté convirtiendo en una vía de escape, ya que muchos compradores, y ante los problemas de movilidad que esta provocando la pandemia, “empiecen a utilizar la segunda residencia no solo para pasar periodos cortos, sino también cada vez más para pasar largas temporadas”.

Para Pedro Soria, de Tinsa, la situación actual es coyuntural y no estructural como en 2008. “Es un shock puntual, con independencia de que los inversores profesionales persigan apurar el ciclo bajista”, ha afirmado. En su opinión, España sigue siendo un país atractivo y los inversores no se han ido, “a pesar de que la situación actual esté replanteando algunas inversiones”. Con todo, el Director Comercial de la primera tasadora del país por volumen de facturación, cree que esta crisis va a tener una corta duración. “En el último trimestre de este año empezaremos a ver ajustes, sobre todo en segunda mano y apenas en la obra nueva. El máximo ajuste será previsiblemente en el primer trimestre del año que viene. A partir del segundo trimestre de 2021, la recuperación ya será visible”, concluyó.

La segunda y última sesión de INMOFORUM ALICANTE se celebrará este jueves 24 de septiembre y estará centrada en el análisis del mercado de primera residencia. En él participarán como ponentes César Jiménez Doménech, Secretario Autonómico de Vivienda y Función Social, Adrián Santos Pérez Navarro, Concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Alicante, Antonio Fernández, Presidente de PROVIA, y Juan López, Director Territorial de Levante y Baleares de AEDAS Homes.

  • Septiembre de 2020 estará condicionado por una vuelta al trabajo atípica protagonizada por el aumento del teletrabajo para frenar el rebrote de la pandemia, lo que supondría un aumento de los recibos para este mes.
  • Solo el aire acondicionado podría alcanzar un gasto de 36 euros al mes si finalmente se trabaja desde casa.
  • Desenchufar electrodomésticos que no se usan a diario y vigilar el consumo energético de las segundas residencias, entre los consejos que ha elaborado UCI para ahorrar al máximo en las facturas del fin del verano.

Tras finalizar unas vacaciones de verano extrañas por la actual pandemia de COVID-19, la mayoría de los españoles regresan a sus hogares con nuevas incertidumbres que se suman a las habituales en esta época del año. ¿Cómo será este año la temida cuesta de septiembre teniendo en cuenta la actual situación? ¿Se volverá al teletrabajo? ¿Habrá un nuevo confinamiento? ¿Qué sucederá con los colegios?

Una parte importante de esta vuelta a la rutina se da a la hora de pagar todas las facturas y recibos después de dejar el hogar durante semanas sin consumo eléctrico, de agua o de Internet. Solo la factura eléctrica de septiembre de 2019 alcanzó los 56 euros de media por hogar, según el simulador de la factura de la electricidad de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Es muy probable que esta cifra aumente en septiembre de este año debido a un posible nuevo confinamiento y a la vuelta al teletrabajo que muchas empresas plantean para reducir los rebrotes del coronavirus.

Teniendo en cuenta esta situación, desde UCI, Unión de Créditos Inmobiliarios, entidad experta en financiación de la vivienda, han elaborado una serie de consejos para que los españoles puedan ahorrar al máximo en sus facturas tras el fin de las vacaciones estivales:

1. Teletrabajo: inmersos en una ola de rebrotes de COVID-19 que hace que el número de afectados aumente de forma alarmante, muchas de las empresas que pensaban volver a sus oficinas en septiembre se lo han pensado dos veces y han decidido aplicar de nuevo el teletrabajo para la vuelta de vacaciones. Esto supone un aumento del gasto energético del hogar, al pasar muchas más horas de lo normal en casa. De hecho, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) cifró un crecimiento del consumo eléctrico en las viviendas de un 28% solo el pasado abril, lo que se tradujo en un aumento de la factura mensual en 10 euros. Por ello, es aconsejable revisar todos los aparatos y electrodomésticos que consuman mucha energía y desenchufar los que no se necesiten para el trabajo.

2. El aire acondicionado, solo lo imprescindible: septiembre sigue siendo un mes de altas temperaturas en el que todavía contamos con los aparatos de aire acondicionado como grandes aliados. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estas máquinas consumen mucha energía (aproximadamente 0,15€ la hora). Además, el teletrabajo aumentará el tiempo medio que activamos el aire acondicionado al día de cinco a ocho horas, según un informe de Selectra. Esto supondría un gasto aproximado de 1,2€ por jornada de teletrabajo y de 36 euros al mes.

3. Adiós al consumo fantasma: la mayoría de los aparatos y electrodomésticos que se encuentran en una vivienda consumen electricidad mientras están enchufados y apagados, lo que permite un encendido más rápido cuando queremos utilizarlos. Este modo ‘stand-by’ es fácilmente reconocible por el pequeño piloto rojo que se encuentra en televisores y cafeteras, el cual indica que el electrodoméstico está consumiendo energía pese a estar apagado. Pero muchos otros aparatos, como los cargadores de móvil u ordenador, no cuentan con este piloto, por lo que su gasto al estar enchufado nos pasa desapercibido. Este consumo fantasma puede suponer entre un 10 y un 20% de la factura mensual de electricidad, según la Universidad de Berkeley (California), un gasto que se evita fácilmente desconectando aquellos aparatos que no se utilizan de forma continuada.

4. Buen uso del ordenador: según datos de IDAE, (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), hay que prestar especial atención a los ordenadores porque suponen un 7,4% del consumo de energía en los hogares, que podría elevarse considerablemente si todos los miembros de una familia trabajan o estudian desde casa en las próximas semanas. Para reducir este gasto, es recomendable seguir trucos fáciles como bajar la iluminación de la pantalla, no utilizar salvapantallas, evitar el modo standby y apagar dispositivos conectados como el escáner, impresora o altavoces si no se están utilizando.

5. Cuidado con las segundas residencias: tener una segunda residencia para pasar el verano es casi una tradición en España. Según el V Estudio Casaktua, un 25% de los propietarios españoles de vivienda cuenta con al menos un segundo hogar dentro de nuestro país. Dentro de este porcentaje, el 51% destina este inmueble para su propio disfrute en las épocas de vacaciones, lo que no suele ser más de un par de veces al año. Pero ¿qué pasa el resto del año? Normalmente la casa se queda vacía, pero consumiendo energía, lo que a fin de cuentas supone una segunda factura de la luz que pagar cada mes. Lo mejor para ahorrar en este sentido es buscar tarifas en el mercado que se adapten al perfil de consumo de las segundas residencias o cortar el suministro eléctrico, siempre y cuando compense el precio de volver a darse de alta.

6. Ahorra en tu factura del agua: un español consume al día unos 132 litros de agua, de acuerdo con los datos de la última Encuesta sobre el Suministro y Saneamiento del Agua del INE. Puede parecer una cantidad exagerada, pero las cuentas salen si se suman las veces que nos duchamos (de 35 a 70 litros) o tiramos de la cadena (10 litros), entre otras acciones. Además, se trata de un consumo que puede aumentar en septiembre, al tratarse todavía de un mes caluroso en el que necesitamos hidratarnos más. Ante esta situación lo ideal son los pequeños gestos: cargar al máximo la lavadora y el lavavajillas, usar economizadores de agua para la salida de los grifos, ducharse en vez de bañarse…

  • El evento permitió conocer a los asistentes todas las características de la futura vivienda, así como conocer el proceso constructivo de TM.
  • Con este nuevo proyecto, TM una vez más, apuesta por la Costa del Sol y refuerza su presencia en la zona.

TM Grupo Inmobiliario, compañía alicantina de referencia en el sector del turismo residencial, especialista en la construcción y promoción de segunda residencia a lo largo de la costa mediterránea, inauguró el pasado 25 de agosto, la villa piloto de Banus Bay, su nuevo y exclusivo espacio residencial en la Costa del Sol.

La presentación consistió en un evento de inauguración para clientes y potenciales clientes. Una noche muy especial donde todos ellos pudieron disfrutar de un cóctel, conocer la vivienda y poder deleitarse con la presencia y el arte culinario del cocinero Estrella Michelín del caviar, Diego Gallegos. Además, en la velada, también participaron grandes marcas como Tourbillon y BMW, esta última exponiendo dos de sus coches durante la misma. En el evento, los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer de primera mano cómo serán las futuras viviendas; siempre cumpliendo las estrictas normas de seguridad debido a la situación sanitaria actual.

Banus Bay es un proyecto muy especial, tanto para la compañía alicantina como para Puerto Banus. Por un lado, para TM Grupo Inmobiliario, estamos ante uno de sus proyectos más especiales de la zona debido a sus exclusivas características y, por otro, para Marbella, se trata de unas nuevas viviendas lujosas y sofisticadas, cuyos diseños y características las diferencian del resto.

Sin duda, esta apuesta de TM Grupo Inmobiliario se convierte en una muy buena oportunidad para aquellos clientes de la zona que busquen la exclusividad, el diseño y las últimas novedades en el sector.

  • La actividad del mercado inmobiliario ha ido mostrando una reactivación positiva, aunque las cifras se sitúan lejos en la variación interanual.
  • Entre las tendencias que marcarán la búsqueda de vivienda: búsquedas claramente diferenciadas según el target, interés por las segundas residencias, aumento del interés inversor por mejores condiciones de financiación, mayor tiempo de negociación y toma de decisiones, más espacio por el teletrabajo, etc.

Tras el parón que vivió el sector inmobiliario durante la época de confinamiento, la actividad se ha ido recuperando poco a poco. Si se compara, por ejemplo, el mes de abril del 2020, en el que la compraventa de vivienda se situó en 14.459 transacciones, según los datos ofrecidos por el Consejo General del Notariado, con los datos de mayo (25.483) o junio (36.319), se ve de forma evidente una reactivación positiva del mercado con cifras más moderadas en los últimos meses. Si bien es cierto que desde inicios del 2020 las cifras de compraventa de vivienda registradas han sido inferiores a las del año pasado, en variación interanual, es importante destacar que los datos que se registran desde el comienzo de la desescalada se dirigen hacia la recuperación.

Pero ¿cómo será la demanda del mercado inmobiliario tras el verano? Los expertos de Instituto de Valoraciones han analizado la actividad del sector arrojando algunas pistas sobre cómo podría presentarse el comportamiento de la demanda de vivienda tras el verano y los factores que podrían impactar en la actividad del sector:

· Nuevas tendencias en las búsquedas según el target. Los jóvenes posiblemente seguirán prefiriendo el centro de las grandes urbes por facilidades de comunicación, de ocio y cercanía con su entorno. Por el contrario, las familias se decantarán por las viviendas unifamiliares en el extrarradio de las ciudades debido a su oferta de estancias más amplias, con espacios exteriores y entornos naturales.

· El interés inversor podría aumentar para evitar posibles subidas de impuestos y beneficiarse de la mejora en las condiciones de financiación. Ante una posible futura subida de impuestos que pueda perjudicar la rentabilidad de las inversiones, se podría pensar que aquellos que tengan la capacidad económica para invertir ahora, lo harán de cara a evitar pagar más impuestos en el futuro. Otro motivo sería el de beneficiarse de unas condiciones de financiación más atractivas marcadas por la tendencia negativa del Euribor y el interés del sector financiero por aumentar el número de operaciones y la mejora de sus márgenes.

· Interés por las segundas residencias en zonas costeras y rurales que garanticen un lugar de “escape” y con actividades de ocio durante todo el año. Durante esta temporada estival, un 27,8% de las personas que tienen pensado irse de vacaciones, piensan utilizar su segunda vivienda, así lo reflejan los datos ofrecidos por el Barómetro de junio 2020 del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Estas residencias se presentan como la opción ideal para disfrutar de las vacaciones o del tiempo libre en una vivienda propia y cómoda que ofrezca espacios amplios y exteriores, garantizando el lugar perfecto donde relajarse, o incluso, teletrabajar. Prueba de ello es lo ocurrido en los municipios de Jaca y La Taha en las provincias de Huesca y Granada. En el primero de ellos, según fuentes municipales, aseguran que desde que terminó el estado de alarma muchos propietarios de segundas residencias han vuelto, mientras que La Taha, un pequeño municipio de 900 habitantes empadronados y 500 residentes, se ha llegado a multiplicar por cinco, superando cifras de años anteriores, según han informado fuentes municipales al diario ahora Granada.

· Necesidad de más habitaciones en la vivienda habitual por el teletrabajo a largo plazo. Muchas empresas han anunciado sus planes de permitir teletrabajar a los profesionales de forma permanente o parcial, y con ello, ha surgido la necesidad de contar en las viviendas con habitaciones o zonas especiales que se puedan habilitar como oficina o estudio. Tras varios meses trabajando en casa, cobra auge la importancia de separar la vida laboral con la personal y para ello, una solución es separar, en el hogar, el lugar de trabajo con el lugar de descanso. Así, las habitaciones “extra” se presentan también como una nueva demanda entre los que buscan vivienda tras el confinamiento.

· Mayor tiempo de negociación y en la toma de decisión a la hora de adquirir una vivienda. Debido a los meses de confinamiento, muchos de los potenciales compradores de vivienda se han dado cuenta de que su hogar actual no es tan cómodo o agradable como pensaban y han detectado necesidades que antes no tenían. Ello ha condicionado su proceso de búsqueda y ha dado lugar a una demanda más exigente, en la que los compradores cuentan con una definición del producto buscado más sólida y rígida. Esto, sumado a una incertidumbre económica y laboral, prolonga en el tiempo el período de búsqueda y cierre de la operación.

· Más alquiler tradicional frente al alquiler turístico. En los últimos meses se ha visto ya como muchos de los pisos que originalmente se dedicaban al alquiler turístico se han pasado al alquiler tradicional, buscando, sus propietarios, alternativas para generar rentabilidad. Según el portal inmobiliario Vitrio, desde que se decretó el estado de alarma hasta la actualidad, en torno al 20% del total de los alojamientos turísticos en alquiler se ha trasladado al alquiler tradicional, donde la rentabilidad bruta en el último trimestre de 2020 en el conjunto del territorio nacional ha sido de 3,7% según los datos publicados por el Banco de España.

  • Según datos de la última edición del Barómetro Inmobiliario – El sentimiento de mercado de los profesionales inmobiliarios, realizado por UCI y SIRA, en una escala de 10 puntos, los profesionales inmobiliarios especializados en compraventa de segunda residencia puntúan con un 6,7 su grado de optimismo actual.
  • Más de la mitad de profesionales inmobiliarios apunta a la estabilidad y crecimiento moderado en el cierre de operaciones de compraventa de segunda residencia, un 29% más que tras el periodo de confinamiento.
  • El precio de la segunda residencia se mantiene estable o desciende entre un 5-10%, según sostienen 8 de cada 10 profesionales inmobiliarios.

España es, tradicionalmente, uno de los países con mayor porcentaje de segundas viviendas, como un activo de inversión o para su disfrute en el periodo vacacional, una tendencia no exenta de altibajos a consecuencia de la Covid-19, como muestran las diferentes oleadas del Barómetro Inmobiliario – ‘El sentimiento de mercado de los profesionales inmobiliarios’, liderado por UCI y SIRA.

Este informe analiza la percepción y evolución del sector de la compraventa de inmuebles desde el periodo de confinamiento hasta el momento actual, en base a una muestra representativa de profesionales inmobiliarios de toda España (2.200).

En cuanto a la evolución de la compraventa de segunda vivienda en los últimos meses, los profesionales inmobiliarios se muestran optimistas. Así, en una escala sobre 10 puntos, estos profesionales puntúan con un 6,7 su grado de optimismo actual.

Al analizar el cierre de operaciones de compraventa de segunda residencia en España, más de la mitad de profesionales inmobiliarios apunta a la estabilidad y un crecimiento moderado en este último mes, un 29% más que tras el periodo de confinamiento, cuando la misma cifra apuntaba a descensos radicales.

Respecto a las ofertas tramitadas, en esta última oleada del Barómetro Inmobiliario, un 53% de profesionales apunta a una situación estable y de crecimiento moderado, con una evolución también en clave positiva, pasando de -27% tras el confinamiento a un -4% actualmente.

Los clientes compradores de segunda residencia también representan una tendencia al alza si comparamos los últimos meses; concretamente un 20% más. Así, mientras en el periodo de confinamiento casi 4 de cada 10 profesionales inmobiliarios observaron un descenso radical de estos compradores, actualmente la misma cifra asegura una situación estable y de cierto crecimiento.

Una situación que se replica por el lado de los vendedores: la mitad de inmobiliarios ve estabilidad y crecimiento en este último mes, aunque 3 de cada 10 profesionales no observaron importantes descenso de vendedores durante el confinamiento. Por tanto, el stock de inmuebles para segunda residencia no se ha visto gravemente afectado durante el conjunto del periodo analizado.

En cuanto al precio de estos inmuebles de segunda residencia, 8 de cada 10 profesionales inmobiliarios aseguran que se mantiene estable o ha descendido entre un 5 y un 10%. Este descenso moderado será la constante que marcará los próximos meses, según sostiene un 44% de estos profesionales.

  • El gasto medio de los españoles en gasolina es de 221€ al mes, una cantidad similar a la cuota hipotecaria media de las viviendas seleccionadas por el portal inmobiliario.
  • La adquisición de vivienda en la costa vuelve a ser un gran atractivo: la última ‘Estadística Registral Inmobiliaria’ (ERI) indica que, durante el 1er trimestre de 2019, el mayor número de compraventas corresponde a las provincias del mediterráneo.

CasaktuaEl coche es uno de los gastos más importantes en los hogares. Según el estudio ‘Las cuentas ecológicas del transporte en España’, los españoles recorren en su vehículo, de media, un total de 45,5 kilómetros al día, lo que se traduce en 1.365 kilómetros al mes. Teniendo en cuenta la capacidad habitual de un depósito de coche (50l) y el consumo de un vehículo de gasolina por ciudad (12l/100km), el coste medio mensual del uso de este tipo de transporte asciende a 221€. A esta cantidad hay que sumar otros gastos complementarios como el seguro, la plaza de garaje o el parking, las revisiones, las reparaciones, etc.

Por el coste que supone contar con un coche propio, Casaktua.com ofrece 1.500 viviendas cerca de la playa. Disminuir el uso del vehículo personal y apostar por desplazarse a pie, en bicicleta o en transporte público (metro, cercanías o autobús), permitiría a muchos hogares españoles ahorrar lo suficiente como para adquirir una segunda vivienda en la costa. Esta opción está volviendo a ser un gran atractivo, sobre todo, en la zona del Mediterráneo. La última ‘Estadística Registral Inmobiliaria’ (ERI) publicada por el Colegio de Registradores, correspondiente al primer trimestre de 2019, ha confirmado que las transacciones de inmuebles residenciales en provincias ubicadas cerca del mar siguen aumentando. El informe recoge que el mayor número de compraventas de vivienda por cada mil habitantes durante los tres primeros meses de 2019 se ha registrado en las regiones de Alicante (5,12%), Málaga (4,89%), Castellón (4,24%), Almería (4,02%) y Girona (3,85%).

Para facilitar la compra de este tipo de viviendas de cara al inicio del verano, Casaktua.com ha seleccionado una cartera de pisos y chalés ubicados en provincias de costa con un precio medio hipotecario de 200€/mes, menos de lo que cuesta llenar el depósito del coche.

Las viviendas seleccionadas por el portal inmobiliario poseen un precio medio de 60.000€ y una superficie media de 84 m2. Además, se ubican, principalmente, en Almería (220), Valencia (160), Castellón (130), Cádiz (130), Tarragona (130), Granada (110), Alicante (100), Barcelona (70) y Málaga (50).

Las comunidades autónomas con más viviendas enmarcadas en la promoción son Andalucía (550), Comunidad Valenciana (400), Cataluña (220), Región de Murcia (110), Principado de Asturias (70), Galicia (70), Canarias (60) y Cantabria (40).

Por precio, Región de Murcia, Principado de Asturias, Andalucía y Comunidad Valenciana se corresponden con las regiones más económicas de la promoción, con unos precios medios de 55.900 €, 56.300€, 60.300€ y 60.900 €, respectivamente. Cádiz (54.900 €), Alicante (59.300 €), Almería (59.500€) y Tarragona (60.500€) son las provincias con los precios medios más bajos.