Entradas

Tras el éxito del pasado año, los organizadores del Tour INMOFORUM, SIMAPRO, el evento profesional de referencia del inmobiliario español, y Prensa Ibérica, el grupo de comunicación líder en prensa regional, han decidido ampliar a seis, dos más que el 2020, el número de ciudades en que se celebrará. De esta manera, la segunda edición del Tour INMOFORUM tendrá lugar en Palma de Mallorca, Alicante, Zaragoza, Málaga, Murcia y Valencia.

Las razones de esta ampliación no están únicamente en el éxito de convocatoria y de repercusión mediática de los cuatro encuentros organizados en 2020. Como explica Eloy Bohúa, director general de Planner Exhibitions, “el inmobiliario español es tan diverso en sus peculiaridades que una aproximación al mismo solo es efectiva desde un enfoque local pero con una perspectiva nacional. Este es el verdadero valor añadido del Tour INMOFORUM: su capacidad para integrar las tendencias generales del sector en el microcosmos de cada territorio”.

Además de facilitar los conocimientos necesarios para lograr esta visión glocal, otro de los objetivos del Tour INMOFORUM es poner el foco en mercados diferentes de los de Madrid y Barcelona, evitando así las conclusiones reduccionistas en las que con tanta frecuencia caen los análisis generales sobre el inmobiliario español. “Por desgracia, y debido a este reduccionismo, hay una tendencia a extrapolar al conjunto del país lo que ocurre en estas dos ciudades, con lo que se pierden muchos detalles que pueden ser esenciales. Lo hemos podido comprobar de primera mano con la COVID-19, A pesar de tratarse de una pandemia que, desde el punto de vista sanitario, ha afectado por igual a todas las comunidades autónomas, su impacto en el negocio inmobiliario de cada uno de los mercados territoriales ha sido muy desigual”, concluye Bohúa.

La primera ciudad que acogerá el Tour INMOFORUM será Palma de Mallorca el próximo 23 de marzo. A continuación, vendrán Alicante, el 21 de abril, Zaragoza, el 5 de mayo, Málaga, el 16 de septiembre, y Murcia, el 6 de octubre. El Tour INMOFORUM concluirá el 11 de noviembre en Valencia.

 

El Tour INMOFORUM de 2020 contó con el patrocinio de Tinsa (Patrocinador principal), Aedas Homes, CaixaBank, Engel & Völkers, Metrovacesa, Provía, Sandín Abogados, Savills Aguirre Newman y TM Grupo Inmobiliario.

  • La séptima sesión de SIMAPRO 2020 ha comenzado hoy con una mesa redonda en la que Enrique Barrasa, Socio Director de KIPLAI, Alicia Coronil, Economista Jefe, SINGULAR BANK, y José Antonio Granero, Arquitecto socio-fundador de ENTREABIERTO, moderados por Iñaki Ortega, Director de DEUSTO BUSINESS SCHOOL, han debatido sobre el envejecimiento de la población como una oportunidad para el sector

Los seniors son una oportunidad para el inmobiliario. Como ha recordado Iñaki Ortega en la presentación del panel, la mayoría de los hogares españoles de más de 55 años tiene al menos dos ingresos y más de la mitad del consumo y del patrimonio de nuestro país está en sus manos. Todo esto constituye una oportunidad para el inmobiliario, pero también, como ha destacado Alicia Coronil, un reto por las implicaciones que tiene el progresivo aumento de la longevidad. De acuerdo con los datos que ha facilitado, en 2040 el 30% de la población española tendrá más de 55 años, lo que supondrá una perdida de cerca del 4% de masa laboral y un coste en pensiones cercano al 13% del PIB nacional.

“Las nuevas pensiones son un 16% superiores al salario más habitual en nuestro país. Además, los seniors actuales demandan soluciones específicas no solo en salud, ocio o bienestar, sino también en productos inmobiliarios”, ha afirmado la Economista Jefe de Singular Bank, quien también ha insistido en la necesidad de encontrar fórmulas, “mediante reformas económicas y estructurales”, que posibiliten la presencia del talento senior en el mercado laboral durante más tiempo.

Para José Antonio Granero, “la vejez debe tener cabida en nuestra sociedad”. En su opinión, hay que integrarla dignamente y para eso es preciso una ciudad para todas las generaciones, por lo que ha abogado por el diseño de ciudades intergeneracionales. “Evidentemente, esto tendrá muchas implicaciones en nuestro modelo de ciudad mediterránea, que es muy densa, masificada y cuyas distancias no son las más adecuadas para los seniors, cuyo radio de acción no suele superar los tres kilómetros”.

Según el socio-fundador del estudio de arquitectura Entreabierto, el futuro residencial de los seniors pasa por modelos habitacionales como el coliving o el cohousing, una vivienda que también integre servicios de alto valor añadido para sus ocupantes mayores. “Pensemos que en España, dos de cada tres viviendas no son accesibles, no están preparadas para atender las necesidades intergeneracionales. Para revertir esta situación tiene que haber cambios regulatorios, pero también cambios en la manera cómo nos relacionamos las diferentes generaciones”, ha afirmado.

Por su parte, Enrique Barrasa ha puesto el foco en la financiación de estos nuevos conceptos residenciales para los seniors, “que no tienen que mejorar la calidad de vida de sus propietarios, sino también asegurar su sostenibilidad financiera, tanto para quien invierte como para quien va a pagarla”. En su intervención, el Socio Director de Kiplai ha recordado que en la actualidad la oferta residencial para seniors de nuestro país se concentra en las residencias de mayores, con un parque de 380.000 plazas, lo que supone una ratio de plazas por cada 100 habitantes de 2.3%, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja cinco plazas.

“Solo para 2030, y si queremos mantener la anterior ratio, deberíamos invertir un total de 6.000 millones de euros, a un ritmo de 100 millones anuales. O lo que es lo mismo, cien millones menos que toda la inversión anual de Europa en este sector el pasado año. Este dato nos indica la magnitud del reto que tenemos por delante y que, en todo caso, es mucho menor que el que supondría llegar al objetivo fijado por la OMS, ya que este supondría una inversión acumulada en los próximos diez años de 13.000 millones de euros”. En este sentido, Alicia Coronil ha insistido en que el nicho residencial senior “debería ser uno de los vectores de la recuperación económica de España financiados por los fondos europeos”.

Todos los ponentes han coincidido en que los seniors ya están demandando tanto un nuevo concepto de vivienda como de ciudad que esté preparada para sus expectativas. Y esto exige no solo calidad, sino también espacio, por lo que las diferentes Administraciones tendrán que jugar un papel muy relevante. En este sentido, los cuatro intervinientes en el panel han insistido en la necesidad de cambios regulatorios que favorezcan el desarrollo de este nuevo mercado residencial y de una mayor seguridad jurídica que evite la modificación de las reglas “a mitad del partido”, como podría ser los ajustes en la fiscalidad de las socimis, “que pueden jugar en el desarrollo de este mercado senior un papel tan relevante como el que jugaron en la recuperación del sector en la anterior crisis inmobiliaria”

ESG, un MUST

En la siguiente mesa redonda, con el título Inversión responsable y criterios ESG: cómo generar valor de forma sostenible, han participado como ponentes José Manuel Castellano, Director de Valoración de Empresas y Sostenibilidad de ST SOCIEDAD DE TASACIÓN, Fátima Sáez del Cano, Managing Director Spain de GROSVENOR EUROPE, y Teresa González Barreda, ESG Lead de ARCANO PARTNERS, moderados por Alberto Valls, Socio de Financial Advisory de DELOITTE.

Las intervenciones del panel han confirmado la creciente importancia que los criterios ESG tienne no solo en la valoración de los activos sino también en las decisiones de inversión. Es por ello por lo que Alberto Valls ha insistido en que “los criterios ESG tienen que ser uno de los ejes vertebradores de la comunicación de todas las compañías inmobiliarias, porque esto ayudará a mejorar su reputación y a acceder en mejores condiciones a la financiación”.

José Manuel Castellano ha llamado la atención sobre el hecho de que en la actualidad no esté generalizada la integración del vector sostenibilidad en la valoración de los activos inmobiliarios. La razón de esta ausencia se debe, en opinión del directivo de ST Sociedad de Valoración, a que “carecemos sistemas de medición rigurosos que evalúen su impacto”. No obstante, Castellano cree que hay “una creciente necesidad por evaluar y certificar la sostenibilidad de las carteras de inmuebles, pero todavía falta regulación y hay incertidumbre en cómo certificar esta sostenibilidad, lo que lastra su implantación”.

Por su parte, Fátima Sáez del Cano ha puesto el foco en la tensión que en cualquier inversión siempre se establece entre el largo plazo, que busca rentabilidad, y el corto, que exige beneficios inmediatos. “Hoy por hoy, el cumplimiento de criterios ESG exige mucha inversión inicial”. Una circunstancia que, según la directiva de Grosvenor Europe, es resultado de las diferentes velocidades a las que evolucionan la tecnología, mucho más rápida, y el entorno, mucho más lenta. “En este sentido, las certificaciones ayudan mucho, pero no son factores decisorios. Nadie me paga más renta por mejorar la sostenibilidad del inmueble. Las cosas son así.  Es decir, además de ser rentables, ¿cómo lo hacemos responsablemente? Esta es la pregunta que tenemos que responder”. Sáez ha resaltado el impacto positivo que las empresas con inclusión de criterios ESG tiene en las sociedades locales en las que se opera, pero se ha lamentado también de las trabas e incomprensión de la normativa vigente. “Algunas normas urbanísticas suponen un obstáculo para integrar mejoras sostenibles en los inmuebles que mejorarían su eficiencia. Este es un contrasentido que hay que resolver”.

Para Teresa González Barreda, “los criterios ESG son un must, por muchos motivos. Es el camino a seguir. Nos lo piden los inversores y las nuevas generaciones. Y porque la regulación futura así lo exigirá”. Para la directiva de Arcano Partners, los criterios ESG ya están integrados como KPIs en los comités de inversión y se les considera un indicador clave en la toma de decisiones. “Hace unos años, contestábamos dos o tres preguntas en due diligences de inversión. Hoy tenemos que responder 20 o más preguntas sobre criterios ESG. Y la tendencia irá a más”, ha concluido.

El futuro se llama data

La jornada de hoy de SIMAPRO 2020 ha concluido con un panel en el que Isaac Pernas, Head of Application Engineering – Valuation Advisory de JLL TECHNOLOGIES, Javier de la Torre, Fundador y CSO de CARTO, Manuel Suárez, CEO de DATACENTRIC (GRUPO TINSA), y Tom Selva, CEO de MAYORDOMO SMARTPOINTS, moderados por Rebeca Pérez, CEO y Fundadora de INVIERTIS, han conversado sobre el impacto del IOT, DATA e IA.

El análisis de los datos, de su transcendencia en la revolución industrial 4.0 en la que ya estamos y las cuestiones éticas derivadas de su gestión y uso han centrado los debates del último panel. Como ha señalado Rebeca Pérez en su introducción al debate, “Las empresas o son data centric o se mueren. Así que el reto también pasa por democratizar el dato”,

Para Isaac Pernas, “vivimos en el imperio del dato”, lo que ha ilustrado con tres apuntes estadísticos. “Cada día se envían 150.000 millones de correos electrónicos y cada minuto se suben 400 hora de vídeo y se venden más de 13.000 móviles”. En su opinión, esto plantea un reto no solo operativo, de gestión, sino también ético. “Se ha cortado la venta masiva de datos, pero el mayor peligro sigue siendo el uso que hacemos de las grandes plataformas tecnológicas. Estamos dejando en manos de unos pocos operadores el acceso a nuestros datos personales, que es la manera más efectiva de comercializar con nosotros y de llegar al mercado”, ha afirmado.

Javier de la Torre ha llamado la atención sobre la cotidianeidad del dato, que lo impregna todo. “La IA, a través del Machine Learning, está en nuestra vida diaria: en los sistemas de conducción autónoma o en los asistentes personales domésticos, como Alexa. Las predicciones del Machine Learning son más efectivas que las tradicionales”. Para el Fundador y CSO de Carto no existe una manera universal de relacionarse con el dato, sino que esta, llevada al terreno de la empresa, va a depender claramente del tamaño. “Para una empresa pequeña, la solución de data tiene que ser simple y estandarizada. Si eres grande, buscarás una analística personalizada, por lo que se recurrirá a fuentes de datos y tecnología punta con el objetivo de alcanzar una ventaja alfa”.

“En veinte años, las maquinas harán las tareas mejor que nosotros, las complejas y las cotidianas. Ahora mismo nos están ayudando a tomar mejores decisiones”. Así de tajante se ha mostrado Manuel Suárez, para quien los datos tiene que vincularse necesariamente a las áreas de negocio. “Si no existe esta vinculación, el dato sirve de poco y es poco rentable”, ha asegurado. En opinión de este directivo de Tinsa, el futuro pasa por la “teledemocratización” del dato, pero siempre manteniendo su propiedad. “El propio diseño de las aplicaciones debería especificar qué datos voy a coger y para qué lo quiero coger. Esto es el compliance by design”, ha puntualizado.

Por su parte, Tom Selva ha recalcado que “todas las empresas deberían tener control sobre sus datos para entender a sus usuarios finales, algo muy imprescindible en el sector inmobiliario”. Para el CEO de Mayordomo Smartpoints, “Si tratas bien al usuario y le explicas cómo vas a utilizar su data, el usuario final siempre facilita más información, con lo que la colaboración hombre-máquina mejora”. En su opinión esta es la mejor vía para que las tecnologías ganen en valor y cooperen en el diseño de un futuro mejor.

SIMAPRO 2020 está organizado por Planner Exhibitions y cuenta como partners principales con ST Sociedad de Tasación (Knowledge Partner), Servihabitat (Leading Partner), Básico Homes y Gloval (Silver Partners), Habitat y Kronos Homes (Bronze Partners) y Tinsa Digital (Data Partner). Una relación completa de los partners de SIMAPRO 2020 puede consultarse en el este enlace.

 

  • La sexta sesión de SIMAPRO 2020 ha comenzado hoy con una mesa redonda en la que Majda Labied, Directora General de KRONOS HOMES, Carlos Lamela, Socio y Presidente Ejecutivo de ESTUDIO LAMELA, David Rocha, Director Técnico de HABITAT, moderados por Fermín Vázquez, Arquitecto Socio Fundador de B-720, han debatido sobre cómo serán las viviendas de las nuevas promociones.

La vivienda del futuro será más versátil o no será. Esta ha sido la principal conclusión a la que han llegado los ponentes reunidos hoy por SIMAPRO en la sesión ¿Cómo serán las viviendas de las nuevas promociones. Unanimidad en la palabra de definirá este futuro residencial –“versatilidad”–, pero no en como darle forma. En este punto han discrepado.

Para Majda Labied, este nuevo concepto de versatilidad o “polivalencia” está inevitablemente unido a un cambio en el estilo de vida de las nuevas generaciones. Y ha puesto como ejemplo la tendencia a las cocinas abiertas. “Tienen que ver sobre todo con la necesidad de socializar de personas que pasan la mayor parte del día fuera de su hogar trabajando y que cuando llegan a su casa no quieren encerrarse a cocinar”, ha afirmado. En este sentido, la directiva de Kronos Homes se ha mostrado muy partidaria de los tabiques móviles, “que permitan reconvertir durante el día dos habitaciones continuas en un espacio de juego para los niños o para trabajar”.

En cambio, David Rocha no ha ocultado su escepticismo con el alcance de estos cambios, pues, en su opinión, la gente es reticente a los mismos implican a su vez cambios en sus hábitos. “Tenemos una cultura determinada que cuesta sustituir y la vivienda del futuro exigirá transformaciones en ese sentido. Los trabajos físicos en casa no terminan de cuajar y eso va en contra de los espacios flexibles con tabiques móviles, que hay que mover y que además encarecen el precio de las viviendas”. Para este directivo de Habitat el futuro de la vivienda tendrá menos que ver con la flexibilidad de espacios habitacionales que con la salud y el bienestar de los mismos. “A la gente le preocupará más la insonoridad, la usencia de corrientes de aire o la estanqueidad de su casa”.

Avanzando en esta línea, David Rocha se ha mostrado partidario de lo que ha denominado “microcirugía del mobiliario”. En su opinión hay que actuar a micro escala en los elementos básicos del hogar y no tanto en su diseño conceptual. “En las cocinas, por ejemplo, tendiendo a un formato americano o, por ejemplo, utilizando dos camas en los dormitorios y que una de ellas, una vez recogida, se reconvierta en una mesa de estudio”, ha defendido.

De alguna manera, la anterior ha sido también la línea argumental seguida por el arquitecto Carlos Lamela, si bien con muchos más matices. En su opinión, en los últimos años la vivienda se ha reducido a cuatro piezas básicas: el salón, el dormitorio, la cocina y el baño. “Con el COVID hemos redescubierto el antiguo cuarto de estudio, el gabinete de trabajo”. Esta tendencia hacia una vivienda más polivalente, en la que se pueda vivir y trabajar, y que no ha dudado en calificar de “burguesa”, va a necesitar inevitablemente de la implicación de las Administraciones y de numerosos y profundos cambios normativos. “¿Por qué los edificios no tienen espacios comunes para teletrabajar?”, se ha preguntado. “Porque computan. ¿Por qué los portales son ahora más pequeños? Porque computan. También la dificultad para reconvertir una vivienda en oficina porque las normativas son diferentes, lo va en contra de esta tendencia hacia la polivalencia de los espacios habitacionales”, ha concluido”.

Un argumento que, desde diferentes puntos de vista, han comprado Majda Labied y David Rocha. Para Labied, “las administraciones deberían reflexionar sobre las nuevas tendencias culturales, como el sharing, y dar una respuesta práctica a los promotores. ¿De verdad son necesarias tantas plazas de parking en las nuevas promociones?”. Para Rocha, “Si las terrazas no computaran podríamos tener terrazas más grandes y ganar hasta cuatro metros cuadrados para un cuarto de estudio o para agrandar el dormitorio principal”.

SIMAPRO 2020 está organizado por Planner Exhibitions y cuenta como partners principales con ST Sociedad de Tasación (Knowledge Partner), Servihabitat (Leading Partner), Básico Homes y Gloval (Silver Partners), Habitat y Kronos Homes (Bronze Partners) y Tinsa Digital (Data Partner). Una relación completa de los partners de SIMAPRO 2020 puede consultarse en el este enlace.

  • La quinta sesión de SIMAPRO 2020 ha comenzado hoy con una mesa redonda en la que Juan Carlos Álvarez, Director General de Negocio de Gestión Patrimonial de SERVIHABITAT, Roberto Rey, Presidente y CEO de GLOVAL, Rafael Valderrábano, CEO de BÁSICO HOMES, moderados por Daniel Cuervo, Director Gerente de ASPRIMA, han debatido sobre el build to rent como estrategia de largo plazo o táctica cortoplacista.

El build to rent no ha hecho más que empezar y su futuro es más que esperanzador. Así de firmes se han manifestado en la valoración de este nuevo modelo de negocio los expertos reunidos por SIMAPRO en su quinta jornada. “Estamos alumbrando una nueva industria que va a generar muchas oportunidades en toda la cadena de valor del inmobiliario”, ha dicho Rafael Valderrábano, que también ha insistido en que tarde o temprano el build to rent saltará desde la primera vivienda a la residencia turística por amplias temporadas. Para Juan Carlos Álvarez, “el build to rent es una estrategia a largo plazo que tiene que ayudar a corregir el déficit de viviendas en alquiler que hay en España y es, por tanto, un mercado que se va desarrollar muchísimo en los próximos años”. Por su parte, Roberto Rey ha insistido en que el futuro del build to rent pasa por especializarse “y no imitar simplemente lo que ha funcionado en otros segmentos del inmobiliario”.

La sesión ha comenzado con una radiografía del build to rent en nuestro país, que, en opinión de los ponentes, todavía está en una fase muy inicial, con una cartera de proyectos que supera por poco las 20.000 viviendas y de las que tan solo se han ejecutado 7.000, la mayoría de ellas en Madrid, y que además se ha visto afectada por el parón del COVID y de medidas limitativas del precio del alquiler como las aprobadas en Cataluña. Con todo, y como ha apuntado Rafael Valderrábano, “es una industria que se esta creando, que irá creciendo y al tiempo cambiando sus patrones”. El fundador de Básico Homes no duda de que este crecimiento también impulsará un cambio en la mentalidad de los promotores, que empezarán a tener dos líneas de negocio claramente diferenciadas: por una parte, el build to sell y por otra, para el build to rent.

Para Roberto Rey, la clave de este crecimiento va ser el operador, que es quien tendrá que tomar la decisión de invertir. “El build to rent tiene que ajustarse a sus necesidades reales de su futuro operador y esto implicará muchos cambios en la manera de concebir un proyecto por parte del promotor”. Entre otros, el directivo de Gloval señala la presencia de un equipo que sepa escoger el suelo exacto para cada proyecto y no un suelo cualquiera donde se puede edificar. En cambio, para Juan Carlos Álvarez la clave estará “en la gestión de un activo que suma una serie de servicios de valor añadido que es lo que realmente define al build to rent”. Álvarez coincide con Rey en que el build to rent conllevará un cambio de enfoque del producto por el promotor.

La financiación de un producto que, hoy por hoy, sigue siendo muy novedoso ha sido otro de los temas tratados por los expertos del panel, quienes después de reconocer las reticencias que aún persiste en la banca tradicional para financiar proyectos build to rent se han mostrado razonablemente optimistas con un cambio de mentalidad en ella. Según Roberto Rey, la banca está al inicio de entender este producto. Comienza a entenderlo, pero tiene dar con la tecla para saber cómo financiar el build to rent. Aquí no hay preventas, sino un proyecto. Así que la banca primará la localización, cuanto más prime sea, menor será el coste de la financiación”. Roberto Rey prevé una cobertura inicial del 50% del coste del proyecto, “por lo que el resto tendrá de venir de equity o de Family Office, que mas tarde cederán el paso a fondos de inversión mayores”. Rafael Valderrábano, por su parte, cree que la financiación inicial de la banca podrá llegar hasta el 60%, pero el punto de inflexión estará cuando “la refinanciación incluya un portfolio de activos, lo que permitirá la entrada de los grandes players y de los grandes operadores de viviendas, como la compañía alemana Vonovia Se”. Para Juan Carlos Álvarez, serán los grandes fondos de inversión y las compañías de seguros los que financien el build to rent en el largo plazo, “puesto que buscan rentabilidades conservadoras aunque muy estables, sin correlación con los mercados de renta variable pero muy líquidas”.

Los ponentes de la primera mesa redonda de la quinta jornada de SIMAPRO han sido muy críticos con las medidas limitativas de las rentas del alquiler recientemente aprobadas por la Generalitat catalana y que, en su opinión, ya están suponiendo un foco de distorsión que está impulsando al alza los precios y expulsando a muchos propietarios del mercado. Para Juan Carlos Álvarez, estas medidas “crean inseguridad, lo que ya ha provocado la paralización de algunos proyectos. Se trata de una medida que no va a incrementar la oferta y que seguirá dejando a la misma gente que supuestamente quiere ayudar fuera del mercado”. Para Rafael Valderrábano, “estas medidas son fuegos de artificio de la Administración, que no hace sus deberes generando un parque de viviendas de alquiler social. Solo espero que no haya un efecto contagio en otras autonomías”, ha concluido.

SIMAPRO 2020 está organizado por Planner Exhibitions y cuenta como partners principales con ST Sociedad de Tasación (Knowledge Partner), Servihabitat (Leading Partner), Básico Homes y Gloval (Silver Partners), Habitat y Kronos Homes (Bronze Partners) y Tinsa Digital (Data Partner). Una relación completa de los partners de SIMAPRO 2020 puede consultarse en el este enlace.

  • Diferentes expertos han debatido el futuro de tres componentes clave del inmobiliario de nuestro país.

La tercera sesión de SIMAPRO 2020 ha comenzado con una mesa redonda en la que Walid Moussa, Presidente Mundial 2019-2020 de FIABCI INTERNATIONAL, Javier M. Prieto, Director General de QUABIT INMOBILIARIA, y Ángeles Serna, Presidenta de TM GRUPO INMOBILIARIO, moderados por Pedro Soria, CCO de TINSA, han debatido sobre el impacto de la pandemia en la demanda internacional del producto residencial de costa.

Pedro Soria ha introducido el tema central de la mesa redonda recordando el principal efecto del COVID ha consistido en acelerar el cambio de ciclo que se venía advirtiendo, haciéndolo además de forma abrupta. “Es evidente que se está notando una falta de solvencia en la demanda y un endurecimiento en las condiciones de financiación, algo que está afectando menos a la vivienda nueva en los grandes núcleos urbanos que aquella situada en mercados sujetos a la presión turística”.

En su primera intervención, Javier M. Prieto ha confirmado, con datos de Quabit, el análisis del CCO de Tinsa. “En primera vivienda, las bajadas en las ventas están en torno al 40% y en segunda residencia, mucho mayor. El impacto de la COVID en la vivienda turístico residencial es muy importante. Si el cliente no puede venir es difícil vender las casas, a pesar del uso intensivo que estamos haciendo de las herramientas digitales”. El descenso en el caso de TM Grupo Inmobiliario no ha sido tan acusado. “Es cierto que tras un primer trimestre excelente, incluso superando los objetivos, las ventas se redujeron notablemente en el segundo para recuperarse de manera importante en julio y agosto. Ahora, en esta segunda ola, se están volviendo a reducir las cifras”, ha afirmado Ángeles Serna.

La nota de optimismo la ha puesto Walid Moussa, para quien el problema de la demanda internacional se debe a la persistencia del virus. “Personalmente, soy optimista de cara al futuro por la consistencia que está mostrando el sector en esta crisis”. En su opinión, “España sigue siendo un país muy atractivo para los inversores internacionales, especialmente para los árabes. España siempre interesará a los compradores árabes de lujo, no solo por motivos de inversión sino también por su estilo de vida. Además, la inestabilidad de los mercados residenciales de Latinoamérica y Miami refuerza el atractivo del producto español”.

Los tres ponentes han coincidido en que la principal fortaleza del producto turístico residencial de nuestro país radica en la Marca España. En palabras de Ángeles Serna: “Somos líderes en turismo residencial, del que somos los inventores. Los clientes no nos compran viviendas por el componente inversor, sino para disfrutar de sus vacaciones, con independencia de que este componente mixto haya repuntado en los últimos años. En todo caso, es evidente que los datos macros de nuestra economía inciden menos en su decisión de comprar que el estilo de vida español”. Un argumento que ha comprado Javier M. Prieto, que incluso ha ido un poco más lejos al sostener que “los precios no van a bajar tanto como la gente cree”. En su opinión hay que ser prudentes en este asunto. “No estamos en 2008, las promotoras tienen caja, son solventes y pueden aguantar este bache. En cuanto a los inversores, es evidente que están esperando el momento adecuado para entrar. Esperando tanto para invertir como para visitar su futura compra. Tenemos que esperar la llegada de una nueva normalidad”.

Respecto a la fecha para “una posible recuperación del mercado turístico residencial”, los ponentes de la primera sesión de hoy de SIMAPRO han coincidido en que ya no está lejos, si bien cada uno ha adelantado un momento diferente en el calendario. Para Ángeles Serna está llegará en el “segundo trimestre de 2021, si bien “dependerá de la recuperación de la normalidad en la movilidad”. Para Javier M. Prieto la recuperación será un hecho en “el segundo semestre de 2021”. Y para Walid Moussa, “en el mes de abril del año que viene”.

Oficinas: hacia la nueva normalidad

En la siguiente mesa redonda, con el título Generar nueva demanda: clave para el futuro del mercado de oficinas, han participado como ponentes Ignacio Fonseca, General Manager de RIVOLI ASSET MANAGEMENT, Noelia Sanz, Gerente de Gestión de Inversión Inmobiliaria de MUTUA MADRILEÑA, y José Miguel Setién, Director Leasing Oficinas de MERLIN PROPERTIES, moderados por José María Álvarez, Presidente de ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE OFICINAS – AEO.

El coloquio ha girado en torno al momento actual del mercado de oficinas y su futuro inmediato. Todos lo ponentes han coincidido en que el momento actual se caracteriza por un estado de impasse. Para Noelia Sanz es evidente que los clientes están a la espera de replantearse sus estrategias, sobre la base de “una aceleración de tendencias que antes de la llegada de la pandemia solo apuntaban, como el teletrabajo, la flexibilidad de los espacios de oficinas y un nuevo ecosistema de trabajo”. No obstante, como ha indicado José Miguel Setién, “habrá que esperar a la solución sanitaria para saber cuáles van a ser las necesidades reales de las compañías”. Necesidades que ha adelantado a grosso modo en su intervención: “Hay que ofrecer diferentes grados de servicios a los clientes y no limitarnos al modelo actual. En el futuro, el trabajo será cada vez más colaborativo”. Es por ello, por lo que las oficinas del futuro tendrán que estar preparadas tecnológicamente para enfrentarse a nuevos brotes pandémicos o a cualquier otra clase de contingencia. “Solo serán verdaderamente competitivas las oficinas que estén preparadas para estos imprevistos”, ha dicho Ignacio Fonseca.

En opinión de los tres expertos reunidos en la segunda sesión de hoy de SIMAPRO 2020, son estos servicios los que van a marcar el futuro del mercado de oficinas. En este sentido, Noelia Sanz ha señalado que, ante acontecimientos imprevisibles como la actual pandemia, los clientes van a exigir más flexibilidad. “Tenemos que empezar a considerar al cliente como un partner y no solo como el usuario de nuestro activo”, ha afirmado. Cambios que incluso afectarán a los modelos actuales que definen la relación entre el propietario y el inquilino de los espacios de oficinas, influenciados por la importancia que en la nueva normalidad adquirirá la flexibilidad, tanto de los entornos del trabajo como del trabajo mismo. “Tendremos que empezar a ponderar la ocupación continua por diferentes empresas, con contratos más cortos, como resultado de tendencia a flexibilizar los espacios de trabajo”, ha asegurado José Miguel Setién. “Los edificios que estén a la vanguardia del reto tecnológico que va a suponer esta pandemia serán los que salgan antes de la crisis”, ha matizado Noelia Sanz.

Otro de los temas abordados en la mesa redonda ha sido la interrelación, cada vez más estrecha, entre los parques de oficinas y las ciudades que los acogen. “Las empresas comienzan a desplazar sus cuarteles generales a ciudades con una importante imagen de marca y competitivas por sus excelentes servicios, por lo que es imprescindible la existencia de un proyecto ciudad”, ha afirmado Ignacio Fonseca, que se ha mostrado partidario de ambiciosos proyectos de usos mixtos como Madrid Nuevo Norte, donde la gente puede vivir, trabajar y divertirse es un mismo lugar. “Si aislamos las oficinas en entornos específicos, estas pierden atractivo”, ha concluido.

Proptech, mito y realidad

La tercera jornada de SIMAPRO 2020 ha concluido con un panel en el que Steven Aitkenhead, Founder & CEO de LUCAS, Carlos Gómez de Castro, Director de GLOVAL ANALYTICS y Javier Picón, Socio de AZORA, moderados por Guillermo Estévez de Cominges, Profesor Creación, Organización y Dirección de Empresas de la UNIVERSIDAD PONTIFICIA DE COMILLAS ICAI-ICADE.

El coloquio se ha iniciado reconociendo la relevancia que en apenas unos años ha alcanzado el proptech, que hoy en día es un verdadero mercado que va mucho más allá de las start up. Para Steven Aitkenhead, “el proptech es cualquier cosa que pueda mejorar la eficiencia y calidad de uso de un activo inmobiliario”, mientras que para Javier Picón es “cualquier innovación en el ámbito inmobiliario basada en la tecnología”.

La colaboración entre ambos mundos, el inmobiliario clásico y los tecnológicos recién llegados, ha sido otro de los temas debatidos en la sesión. Para Javier Picón la clave está en “modelos mixtos” que, por una parte, “agreguen el conocimiento del sector” y, por otra, “la innovación basada en tecnologías disruptivas”. El directivo de Azora también ha señalado que esto solo es posible si “la tecnología satisface necesidades reales, si no de nada sirve”. Steven Aitkenhead ha dibujado otros requisitos de esta colaboración al remarcar que “el desarrollo tecnológico tiene su tempo y la burocracia corporativa puede resultar un obstáculo insalvable, de ahí la necesidad de buscar alianzas externas, de extender el ecosistema”.

Respecto a las posibilidades reales que la revolución tecnológica está impulsando en el sector, los expertos de la última mesa redonda del día se han mostrado muy optimistas, a pesar incluso de los obstáculos. “Hay tecnologías que nos pueden aportar mucho valor, como el blockchain o la Inteligencia Artificial, pero que todavía no tienen una utilidad muy práctica”, se ha lamentado Steven Aitkenhead, que ha coincido con Javier Picón en que buena parte de este impulso tecnológico se debe “al gran cambio en la manera como los usuarios utilizan los espacios habitacionales y se interrelacionan con las empresas. “El arrendatario clásico se está convirtiendo en algo del pasado. Los propietarios tenemos que volcarnos en cómo dar una nueva forma y un nuevo valor a la gestión de nuestros activos”, ha puntualizado.

En este sentido, Carlos Gómez ha afirmado que únicamente las tecnologías que eficienten los procesos internos de las compañías serán las que tengan más posibilidades de un desarrollo inmediato, “en especial aquellas ligadas a cómo el usuario consume la información, lo que necesariamente será muy relevante en un sector tradicionalmente opaco como el inmobiliario. Lamentablemente, la legislación siempre va por detrás de los cambios tecnológicos y esto es un lastre para implantaciones tecnológicas que, como el blockchain, serán esenciales un sector en que se comparte tanta información como el inmobiliario”.

El panel ha concluido resaltando y minimizando a la vez el efecto que el COVID va tener en el desarrollo del ecosistema proptech. “Por el momento no podemos saber el calado real de los cambios que va a provocar esta pandemia. Todavía estamos en shock”, ha dicho Carlos Gómez. En cambio, para Javier Picón “el COVID nos ha facilitado el campo de juego en el que ahora se desarrollan los cambios tecnológicos, pero sin grandes transformaciones en el corto plazo”.

  • Los ponentes de la primera mesa de hoy de SIMAPRO se han mostrado optimistas con una pronta recuperación de la demanda internacional.

La tercera sesión de SIMAPRO 2020 ha comenzado con una mesa redonda en la que Walid Moussa, Presidente Mundial 2019-2020 de FIABCI INTERNATIONAL, Javier M. Prieto, Director General de QUABIT INMOBILIARIA, y Ángeles Serna, Presidenta de TM GRUPO INMOBILIARIO, moderados por Pedro Soria, CCO de TINSA, han debatido sobre el impacto de la pandemia en la demanda internacional del producto residencial de costa.

Pedro Soria ha introducido el tema central de la mesa redonda recordando el principal efecto del COVID ha consistido en acelerar el cambio de ciclo que se venía advirtiendo, haciéndolo además de forma abrupta. “Es evidente que se está notando una falta de solvencia en la demanda y un endurecimiento en las condiciones de financiación, algo que está afectando menos a la vivienda nueva en los grandes núcleos urbanos que aquella situada en mercados sujetos a la presión turística”.

En su primera intervención, Javier M. Prieto ha confirmado, con datos de Quabit, el análisis del CCO de Tinsa. “En primera vivienda, las bajadas en las ventas están en torno al 40% y en segunda residencia, mucho mayor. El impacto de la COVID en la vivienda turístico residencial es muy importante. Si el cliente no puede venir es difícil vender las casas, a pesar del uso intensivo que estamos haciendo de las herramientas digitales”. El descenso en el caso de TM Grupo Inmobiliario no ha sido tan acusado. “Es cierto que tras un primer trimestre excelente, incluso superando los objetivos, las ventas se redujeron notablemente en el segundo para recuperarse de manera importante en julio y agosto. Ahora, en esta segunda ola, se están volviendo a reducir las cifras”, ha afirmado Ángeles Serna.

La nota de optimismo la ha puesto Walid Moussa, para quien el problema de la demanda internacional se debe a la persistencia del virus. “Personalmente, soy optimista de cara al futuro por la consistencia que está mostrando el sector en esta crisis”. En su opinión, “España sigue siendo un país muy atractivo para los inversores internacionales, especialmente para los árabes. España siempre interesará a los compradores árabes de lujo, no solo por motivos de inversión sino también por su estilo de vida. Además, la inestabilidad de los mercados residenciales de Latinoamérica y Miami refuerza el atractivo del producto español”.

Los tres ponentes han coincidido en que la principal fortaleza de l producto turístico residencial de nuestro país radica en la Marca España. En palabras de Ángeles Serna: “Somos líderes en turismo residencial, del que somos los inventores. Los clientes no nos compran viviendas por el componente inversor, sino para disfrutar de sus vacaciones, con independencia de que este componente mixto haya repuntado en los últimos años. En todo caso, es evidente que los datos macros de nuestra economía inciden menos en su decisión de comprar que el estilo de vida español”. Un argumento que ha comprado Javier M. Prieto, que incluso ha ido un poco más lejos al sostener que “los precios no van a bajar tanto como la gente cree”. En su opinión hay que ser prudentes en este asunto. “No estamos en 2008, las promotoras tienen caja, son solventes y pueden aguantar este bache. En cuanto a los inversores, es evidente que están esperando el momento adecuado para entrar. Esperando tanto para invertir como para visitar su futura compra. Tenemos que esperar la llegada de una nueva normalidad”.

Respecto a la fecha para “una posible recuperación del mercado turístico residencial”, los ponentes de la primera sesión de hoy de SIMAPRO han coincidido en que ya no está lejos, si bien cada uno ha adelantado un momento diferente en el calendario. Para Ángeles Serna está llegará en el “segundo trimestre de 2021, si bien “dependerá de la recuperación de la normalidad en la movilidad”. Para Javier M. Prieto la recuperación será un hecho en “el segundo semestre de 2021”. Y para Walid Moussa, “en el mes de abril del año que viene”.

La segunda sesión de SIMAPRO 2020 ha comenzado con una mesa en la que Vanessa Gelado, Senior Managing Director de HINES, Francisco Rivas, Director de MERLIN PROPERTIES, y Ernesto Tarazona, Director Ejecutivo Desarrollo de REOs y Venta Mayorista de SERVIHABITAT, moderados por Leticia Ponz, Head Representative Office Spain de UNION INVESTMENT, sobre las estrategias más eficaces para seguir generando valor en el negocio patrimonialista.

La conversación se ha centrado inicialmente en las palancas que han permitido gestionar esta pandemia. Los tres ponentes han destacado una sobre las demás. En palabras de Vanessa Gelado, “lo fundamental es el usuario, pues si no traemos valor al inquilino no hay futuro ni a corto, ni a medio, ni a medio plazo”. Los tres ponentes han coinciddo también en que los bajos niveles de apalancamiento y la calidad de la deuda son otras de las palancas que explican el éxito de la gestión de la crisis. Es lo que ha permitido, en opinión de todos ellos, la implementación en estos meses de incertidumbre de fórmulas imaginativas y flexibles, para lo que han contado “con la buena predisposición de las entidades financieras”.

Con todo, la actual crisis ha obligado a repensar los planes estratégicos, que con la irrupción de una situación imprevista quedaron caducos casi antes de nacer. “La situación actual es un shock que hay que mirar con perspectiva. Estoy seguro que con el tiempo accederemos de nuevo a la normalidad”, ha afirmado Francisco Rivas. La prioridad en estos meses de pandemia ha pasado por seguir manteniendo el ciclo de vida del activo inmobiliario y valorar si lo más adecuado, de cara al futuro, era apostar por una estrategia de especialización o de diversificación, con matices en las respectivas valoraciones.

Para Vanessa Gelado, “Hines ha apostado por la diversificación multisectorial, con una huella global, y esto es resultado de la anterior crisis económica”. Para la Senior Managing Director de esta compañía, “la diversificación permite dar una respuesta positiva a nuestros inversores en términos de servicio y calidad muy importantes”. En cambio, Merlin Properties “se ha centrado en segmentos concretos, con una diversificación controlada, una estrategia que ha demostrado su acierto en esta crisis. La especialización ha descubierto sus limitaciones durante esta pandemia”, ha puntualizado Francisco Rivas. Por su parte, Ernesto Tarazona ha dicho que en Servihabitat “estamos abocados a una especialización y en nuestro caso la diversificación se centra en el residencial, con un claro enfoque hacia el added value de nuestras inversiones”.

La primera mesa redonda de la jornada ha concluido con el repaso de los cambios más importantes que dejará esta pandemia, como la aceleración de la digitalización y la sostenibilidad en un sentido amplio (Ernesto Tarazona), la redefinición de los espacios de trabajo, con una reducción de la densidad ocupación por metro cuadrado (Francisco Rivas), y las tendencias wellness, como la calidad del aire o el tipo de luz, que, de cara al futuro, serán vitales en los activos de oficinas y de living.

En la siguiente mesa redonda, con el título Financiación: Adquisiciones, Rehabilitación, Nuevos Proyectos, Reestructuraciones… ¿Liquidez o escasez?, han participado como ponentes Jordi Argemí, Consejero Delegado Adjunto y CFO de NEINOR HOMES, Mario Fernández, Director Centro de Empresas Negocio Inmobiliario de CAIXABANK, y Consuelo Villanueva, Directora de Instituciones y Grandes Cuentas de ST SOCIEDAD DE TASACIÓN, moderados por José Luis Suárez, Profesor de Dirección Financiera de IESE.

El segundo pánel de la jornada ha comenzado abordando uno de los temas mas sensibles para el sector, como es la posible contracción del crédito derivada de la actual concentración bancaria. Un peligro que Mario Fernández ha despejado de inmediato afirmando que “necesitamos al sector tanto como él nos necesita. Estamos y seguiremos estando a su lado, porque nos sentimos muy cómodos, ya que ha aprendido todas las lecciones de la crisis anterior. Hoy en día, el inmobiliario es más moderno, sólido y sostenible”. Para Jordi Argemí, “la financiación actual es más cautelosa que antes de la pandemia y esta circunstancia tendrá que afectar necesariamente a algún proyecto fututo”.

La financiación alternativa y su futuro en un contexto de concentración bancaria ha sido otro de las cuestiones debatidas por los ponentes, que se han mostrado unánimes en su valoración. “Estoy convencido de que la banca alternativa, que ahora es residual, será mas significativa en los años venideros, sobre todo para tipos de activos concretos, como el built to rent, donde la banca tradicional no se siente tan cómoda”, ha dicho Jordi Argemí. Por su parte, Consuelo Villanueva cree que este tipo de financiación viene a compensar los huecos que está dejando la tradicional por una simple ecuación de beneficio-riesgo. “Creo que va ser muy significativa en operaciones de compraventa de suelo y solo una vez que se hayan cumplidos ciertos hitos en el desarrollo del proyecto la financiación tradicional ocupará su lugar”.

Respecto al futuro inmediato del sector, se han mostrado cautos. “Los promotores vamos a lanzar menos producto, como lo confirma el dato de que los visados han caído un 30%”, ha adelantado Jordi Argemí. “Este sector no va ser inmune a la crisis de empleo que se avecina, que inevitablemente tendrá un impacto en la demanda en 2021. ¿En qué porcentaje? Ya veremos. Sin embargo, esta reducción de producto compensará la caída de la demanda”, ha concluido. Para Consuelo Villanueva, “el mercado está expectante y esto es común a toda la geografía española. La crisis ha acelerado las tendencias que ya se registraba antes de la pandemia. El COVID simplemente está imponiendo un paréntesis y lo que vemos ahora es que esas tendencias siguen ahí, a la espera de confirmar un cambio de ciclo cuando esta pandemia haya pasado”.

En la tercera mesa del día, Marta Cladera de Codina, Managing Director y Head of Iberia de NUVEEN, Esther Escapa, Directora de Transacciones y Desarrollos de AXA INVESTMENT MANAGERS, y Juan Pepa, Partner de STONESHIELD CAPITAL, moderados por Roger Cooke, Presidente de RICS SPAIN, han debatido sobre la nueva normalidad de los inversores, con especial atención tanto a sus perfiles como a las localizaciones y los activos preferidos.

Una coincidencia de partida en los tres ponentes: el capital dedicado a la inversión sigue igual. Y una discrepancia de matiz. Para Marta Cladera de Codina y Esther Escapa los criterios de inversión han variado, mientras que para Juan Pepa ahora son confusos. “No estamos en un momento para sacar conclusiones generales. Este es un momento para capear. Y el inversor de valor añadido va a esperar a la caída de precios, que se va a producir por la llegada de operaciones distress. Los fondos de valor añadido están esperando una caída del valor para actuar”, ha apuntado Esther Escapa. Juan Pepa se ha mostrado más escéptico con esta caída de los precios. “No estoy convencido de que vaya a haber un repricing. El momento de invertir en España es ahora. Es obvio que el mercado va a sufrir. ¿Nos bajarán los ritmos de ventas? Sí. Pero no veo ninguna quiebra del sistema a la vista. No hay ningún problema en el mercado. Simplemente hay que tener una visión de largo alcance e industrial para no tener frustraciones en el futuro”, ha afirmado. Por su parte, Marta Cladera de Codina ha dicho que ahora es el momento de los fondos de deuda. Estoy segura de que el año que viene tendrán un gran protagonismo. A nosotros ya nos han financiado alguna operación a un interés del 1%. Ningún banco puede batir esto”.

En estos tiempos de incertidumbre los tres ponentes han confirmado la importancia del Asset Management como palanca para conservar y aumentar el valor de los activos. “El reposicionamiento de los activos forma parte de nuestra actividad. Es lo que impulsa un momento como el actual, que contribuye a acelerar tendencias que ya apuntaban, como es el reposicionamiento entendido como palanca para mantener el valor de los activos”, ha dicho Esther Escapa. Po su parte, Marta Cladera de Codina ha puesto el foco en la sostenibilidad como elemento diferencial de una gestión de valor de los activos. “Es fundamental esta parte del Asset Management, como es el caso de la sostenibilidad. Un activo sostenible puede mejorar su rentabilidad hasta en 50 puntos básicos. Esta es una prioridad para los fondos core”.

La segunda jornada de SIMAPRO 2020 ha concluido con un panel en el que Gonzalo García Andrés, Director de Economía de AFI, Ignacio de la Torre, Economista Jefe de ARCANO ECONOMIC RESEARCH, y Raymond Torres, Director de Coyuntura y Análisis Internacional de FUNCAS, moderados por Carolina Roca Castillo. Directora General de GRUPO ROCA, han pasado revistas a los posibles escenarios en los que puede registrase la recuperación de la economía española.

¿Cómo será la recuperación de la economía española? Cada ponente ha dado una respuesta diferente. Para Raymond Torres esta tendrá la forma de una raíz cuadrada. “Una bajada pronunciada seguida de una subida también pronunciada, pero sin alcanzar el nivel previo a la crisis, por lo que podremos hablar de una recuperación incompleta debido al cierre de empresas que se espera y sobre lo que la política debería actuar para impedirlo”. Para Ignacio de la Torre tendrá la forma del logo de Nike. “Una contracción inicial importante seguida de una recuperación importante en el tercer trimestre y algo menor en el cuarto. Alcanzaremos los niveles pre crisis en el segundo trimestre de 2022”. Para Gonzalo García tendrá forma de W. “Una W continua, en la que los baches serán cada vez más pequeños, como ya estamos viendo en esta segunda ola”.

Respecto al comportamiento de la economía el año que viene, cada ponente ha expresado un punto de vista y solo parcialmente coincidentes. “Creo que la actividad económica se irá normalizando y los riesgos para 2021 no cotizan al alza sino a la baja”, ha declarado Ignacio de la Torre. En términos parecidos se ha expresado Gonzalo García, para quien “2021 será un año de recuperación aunque esté condicionado por la pandemia. El principal riesgo lo veo en el peligro de la cronificación del paro de larga duración. Los fondos europeos van a ser una palanca para evitar que el potencial de crecimiento de España se resienta y podamos acelerar la transformación de la economía española”. Solo Raymond Torres se ha desmarcado de este optimismo. “Estamos ante un riesgo inminente de recesión de la economía española, con niveles de incertidumbre que están reduciendo los gastos familiares y que penaliza sectores clave”.

Respecto al impacto que esta crisis tendrá en la economía de nuestro país, Gonzalo García ha afirmado que “su impacto será geográfico y sectorial, porque es una crisis que afecta especialmente a sectores, pero creemos que la caída de precios de la vivienda va a ser significativa en aquellas zonas donde estos sectores tengan una presencia más importante, como las zonas turísticas”. Por su parte, Ignacio de la Torre ha pronosticado “una corrección de precios en el corto plazo y una rápida recuperación en forma de V. La vivienda no se esta resintiendo, sino todo lo contrario. La experiencia de otros países confirma que la vivienda sigue siendo un activo refugio que protege contra la inflación. Los tipos bajos va a forzar un desplazamiento del ahorro hacia el residencial”. Por último, Raymond Torres cree que “el precio se reducirá un poco menos de lo que caerá la economía, en torno al 8% o menos, y a medida que la economía se recuperé se producirá una reacción del mercado de la vivienda, animada por los tipos bajos. El mercado esta reaccionando en transacciones, con reducción de precios menores que en otras crisis”.

 

El undécimo encuentro de SIMAPRO HomeEdition, que organiza Planner Exhibitions, ha analizado cómo será la vivienda y el modelo de ciudad en la era post COVID-19. En la cita de hoy han intervenido como ponentes María José Aranguren. ARANGUREN+GALLEGOS ARQUITECTOS, Rafael de La-Hoz. ESTUDIO RAFAEL DE LA-HOZ, Carlos Lamela. ESTUDIO LAMELA, y Carme Pinós. ESTUDIO CARME PINÓS. José Antonio Granero. CGR ARQUITECTOS, ha moderado el coloquio.

El encuentro digital Vivienda post COVID-19: la visión de los arquitectos, que ha contado con la colaboración de AIRLITE, ha marcado un récord de audiencia en la serie de eventos programados hasta la fecha por SIMAPRO Home Edition, con más de 1.000 asistentes únicos y picos de seguimiento de hasta 670 usuarios simultáneos.

María José Aranguren, de ARANGUREN+GALLEGOS ARQUITECTOS, ha comenzado su intervención haciendo un elogio de la ciudad. “Nunca desaparecerá. Cambiaremos nuestra manera de relacionarnos, pero esta crisis en algún momento terminará. En cambio, creo que esta pandemia va a impulsar una huida hacia la periferia lejana, no al extrarradio. Y esta tendencia sí será más duradera”. En su opinión, esta situación será un foco de nuevas oportunidades no solo de negocio, sino además de nuevos esquemas urbanísticos, para lo que es necesario “dejarnos guiar por nuevas expectativas y dar la palabra a los más jóvenes, que vienen con otro concepto de ciudad y de movilidad”.

Aranguren no ha ahorrado críticas a la idea de una vivienda post COVID-19 tan en boga. “¿Qué pasa? ¿Vamos a tener que hacer un concepto de vivienda adaptado a cada nuevo virus? Pues no. Tenemos que hacer buenas viviendas, como siempre se han hecho. Tenemos que aprender mucho de la arquitectura de los años cincuenta”, En su argumentación, la arquitecta ha mencionado los ejemplos del madrileño Barrio de Salamanca, con sus casas “de portales espaciosos, sus piezas amplias y profundas y con unas azoteas pensadas para los niños”. Para Aranguren, la clave no está en inventar, sino en recuperar lo que ya está inventado y funciona. “Necesitamos que las promotoras confíen en nosotros, los arquitectos, que nos dejen avanzar un paso más allá en el concepto de vivienda”, ha dicho.

María José Aranguren también ha lamentado la obsesión de las administraciones con los códigos técnicos, que, más que ayudar, en su opinión solo ponen obstáculos. “Tenemos un código técnico de la edificación inspirado en los países nórdicos y no mediterráneos. Ellos necesitan estanqueidad y nosotros ventilar. Tenemos que dar marcha atrás y hacer una arquitectura más ecológica y eficiente. Y este es un buen momento para que los arquitectos tomemos las riendas de esta vuelta a una arquitectura racional”.

Por su parte, Carlos Lamela, de ESTUDIO LAMELA, ha insistido en el hecho de que esta pandemia es una llamada de atención a la reflexión. “Somos más vulnerables de lo que pensábamos y cualquier problema que surge, por pequeño que sea, acaba convirtiéndose en global”, ha dicho. En este sentido, Lamela ha lamentado que Madrid haya perdido “en los últimos treinta años numerosas oportunidades para hacer un modelo de ciudad viable. El último acierto fue el ensanche de la Castellana”.

Al igual que Aranguren, Carlos Lamela cree que en el mundo de la vivienda todo está inventado. “Es muy difícil innovar, pero para hacer un buen proyecto se necesita un buen arquitecto y un buen promotor”. En su opinión esta situación ha mejorado notablemente en los últimos años, no solo por la mejora en la formación de los promotores, sino también por el acceso a este gremio de “numeroso arquitectos, que aportan una visión de la vivienda completamente diferente”. Pasos hacia adelante que, sin embargo, se ven dificultados por una burocracia asfixiante. “No podemos tener un plan general de urbanismo que ni siquiera cabe en una habitación y que es el causante de nuestro desastroso modelo de ciudad. En otros países, este plan cabe en una A4. Hay que simplificar y, sobre todo, tener más sentido común”, ha exigido Lamela.

Las reflexiones de Carme Pinós, del ESTUDIO CARME PINÓS, se han centrado en la crítica de un modelo económico que, en su opinión, “es el verdadero causante de la situación a la que hemos llegado”. Para Pinós, resulta imprescindible replantearse “críticamente” este modelo. “La autorregulación del mercado es una falacia”, ha afirmado. Como todo, esta arquitecta ve aspectos positivos en la actual crisis. “Ha puesto de manifiesto que sin colaboración entre todos no hay solución. El enemigo está afuera y no es hora de mirar el ombligo”.

Pinós no ha querido dejar pasar la oportunidad para poner en valor la figura del arquitecto, en línea con lo expuesto por Aranguren. “Ahora parece que el arquitecto es mucho más cómplice del mercado, a pesar de que las ordenanzas estén basadas en una desconfianza absoluta hacia él”, ha dicho. Es esta situación, en su opinión, la que esta dificultando la realización de más vivienda social en España, ya que “la ingente normativa nos encorseta”.

Aún así, para esta arquitecta lo esencial no es solucionar el problema de la vivienda, sino el de los barrios. “Nuestro compromiso tiene que consistir en configurar los espacios públicos y no únicamente los privados”. En este sentido, Carme Pinós ha lamentado la excesiva mercantilización a la que está sometida la vivienda. “Antes, el inmueble pertenecía al promotor y era parte de su patrimonio. Sin embargo, hoy en día, el promotor se deshace inmediatamente de su producto y esta situación tiene consecuencias tanto en su diseño como en su calidad”.

Rafael de La-Hoz, del ESTUDIO RAFAEL DE LA-HOZ, ha centrado su intervención en las ciudades, para señalar una curiosa contradicción. “Admiramos todo lo que no construimos. Admiramos Barcelona, pero nuestras ciudades se construyen según el modelo urbanístico de Dallas”, ha afirmado. Este arquitecto ha sido también muy crítico con el papel que el Estado juega en la definición de las ciudades y de su renovación urbanística.

“Necesitamos menos Estado y menos regulación”, ha aseverado. No obstante, Rafael de La-Hoz cree que esta pandemia lo que nos va a traer “es más Estado, pero con menos regulación. Y esta idea me encanta. Ya estamos empezando a verlo con la eliminación de algunas licencias en Madrid”, ha apuntado, no sin ocultar ciertas reservas. “Lamentablemente, el dinero destinado a la vivienda no es rentable lectoralmente porque sus réditos tardan en ser visibles. Quizás esto explique el hecho de que todavía no haya ningún organismo dedicado a supervisar a qué se va a dedicar el dinero que la Unión Europa nos va a conceder para llevar a cabo unas políticas más activas en materia de vivienda”, ha concluido.

Contacta con nosotros para vender o alquilar tu casa:

    He leído y acepto el aviso legal que describe las condiciones de privacidad.

    • Los expertos reunidos por SIMAPRO HomeEdition coinciden en que esta crisis marcará un antes y después en la manera en que las empresas se van a relacionar con sus clientes.

    El octavo encuentro de SIMAPRO HomeEdition ha analizado cómo la comunicación puede contribuir a gestionar el post COVID-19 a partir de las experiencias aprendidas tanto por el inmobiliario como de otros sectores de actividad durante esta crisis. En el encuentro de hoy han intervenido como ponentes Susana Boyano García, Directora del Departamento de Marketing de HI! REAL ESTATE, Susana Graupera, Directora de Reputación y Comunicación Corporativa de ATREVIA, Miguel Ángel Jiménez, CEO de PERSUADIS, yJavier Navarro, Managing Director de DOUBLEYOU. Miguel Ángel Barquero, Director General de GRUPO FERROCARRIL, ha moderado el coloquio.

    La comunicación va a ser clave en la recuperación de la credibilidad de las marcas y del sector inmobiliario en su conjunto. Este ha sido el mantra repetido una y otra vez por los ponentes del coloquio celebrado hoy en el marco de SIMAPRO HomeEdition. Comunicación, sí, pero diferente a la que se venía ejecutando antes de la irrupción del coronavirus. “En adelante tendremos que ser muy flexibles, muy líquidos. Hay que estar preparados para todo y aportar mucha coherencia, sensatez y mucha comunicación, decir que seguimos aquí, y hacerlo con honestidad”, ha puntualizado Susana Graupera, Directora de Reputación y Comunicación Corporativa de ATREVIA. Javier Navarro, Managing Director de DOUBLEYOU, ha ido un paso más allá y ha insistido en el rol social que las marcas han adquirido durante este período de confinamiento. “Esta crisis está definiendo un antes y un después en la manera en que las marcas se están relacionando. Las marcas son más conscientes que nunca de su rol social y los ciudadanos esperan que las marcas sigan ayudando en el post COVID”, ha afirmado.

    Un argumento compartido por Miguel Ángel Jiménez, CEO de PERSUADIS, quien ha llamado la atención sobre el hecho de que “en el sector inmobiliario, la marca nunca ha sido un valor reconocido por el comprador de una vivienda”. En su opinión, esta crisis va a dar un vuelco de 180 grados a esta percepción. “En este período de incertidumbre, la marca va adquirir una dimensión determinante por su capacidad para generar confianza en los futuros clientes”. Esto solo será posible, según Susana Boyano García, Directora del Departamento de Marketing de HI! REAL ESTATE, “si los clientes comienzan a percibirnos como transparentes, que, hoy por hoy, como recientemente señalaba un estudio de Planner Exhibitions e Inmobiliarios Solidarios, es la asignatura pendiente del sector”. Para conseguir este vínculo empático con el cliente es necesario escucharle atentamente, para conocer sus inquietudes y expectativas. “Por eso, en estas semanas no nos hemos centrado en vender, sino en mirar al exterior y en reforzar los lazos de confianza con este cliente”, ha añadido Boyano García.

    Prefiero las marcas que dan un paso al frente y dicen algo, pero desde la honestidad y pensando lo que se dice y teniendo siempre a la gente como punto de referencia”, ha dicho Javier Navarro. No obstante, este esfuerzo comunicativo va a tener necesariamente sus límites, como se ha encargado de apuntar Susana Graupera, para quién “no todo lo que hace o dice una empresa tiene que ir a un medio de comunicación. Existen otros muchos canales y en este periodo hay que diversificar las vías de expresión corporativa”. En este sentido, Javier Navarro ha mencionado cómo algunas empresas han recurrido durante esta crisis a una comunicación “puramente emocional”, sin ocultar la dura realidad del momento, pero comprometiéndose con sus clientes. En concreto ha citado las campañas de Bankinter, TurEspaña e Ikea.

    El uso de la tecnología ha tenido un protagonismo especial en este nuevo encuentro de SIMAPRO HomeEdition. Tecnología en un sentido amplio y versátil, como herramienta de competitividad, de comunicación y también comercial. Para Miguel Ángel Jiménez, CEO de PERSUADIS, la tecnología será “esencial” no solo porque “nos va a facilitar el proceso de compra”, sino porque además nos va “a ayudar a movernos por el futuro incierto que nos espera, ya que no sabemos lo que pasará y ni tampoco si esta situación puede volver a repetirse”. Una incertidumbre que, en opinión de Susana Graupera, las marcas del sector tendrán que contrarrestar a base de confianza, “y la tecnología puede resultar muy útil en este empeño”. Un nuevo contexto para las empresas inmobiliarias que Javier Navarro, Managing Director de DOUBLEYOU, ha resumido de la siguiente manera: “Creo que el proceso de innovación tiene que ser esencial para el sector en esta nueva fase en la que entramos. Esencial en un doble sentido, tanto para vender como para comunicar”.

    • El sexto encuentro digital de SIMAPRO HomeEdition ha puesto en valor la implementación de las herramientas informáticas como garantía de supervivencia empresarial en la era post COVID-19.

    El nuevo encuentro organizado por SIMAPRO HomeEdition ha analizado la transformación tecnológica del sector y qué papel va a jugar esta en su recuperación en la era post COVID-19. En el encuentro han participado como ponentes Óscar Carbajo, Head of Customer Centric Innovation de TINSA DIGITAL, Rosario de Castro, CMO de SAREB, Tomás Sánchez Colomer, Residential Intelligence Head de CBRE ESPAÑA, y Javier de la Torre, Founder & Chief Strategy Officer (CSO) de CARTO. Carlos Álvarez Ramallo, Banking Industry Manager de GOOGLE ES y Proptech Specialist, ha moderado el coloquio.

    La empresa inmobiliaria post COVID-19 será digitalizada o no será. Esta es la contundente conclusión a la que han llegado los ponentes del sexto encuentro digital organizado por SIMAPRTO HomeEdition. No se trata solo de una necesidad derivada de las circunstancias provocadas por la pandemia, que ha impulsado el uso del teletrabajo, sino también, y sobre todo, “de la forma en que la gente percibe la tecnología y se relaciona con ella”, en palabras de Carlos Álvarez Ramallo, Banking Industry Manager de GOOGLE ES y Proptech Specialist.

    Los clientes valoran cada vez más el uso de las tecnologías y van a ser cada vez más exigentes también con la digitalización de los trámites en la compraventa de viviendas”, ha afirmado Óscar Carbajo, Head of Customer Centric Innovation de TINSA DIGITAL. En opinión de Rosario de Castro, CMO de SAREB, esta repentina irrupción de la tecnología en nuestras vidas constituye, sin duda, “uno de los aspectos positivos de esta crisis, lo que nos va a permitir consolidar el acercamiento a los clientes, hacernos más eficientes”. Una revolución copernicana que también va a transformar la experiencia de compraventa de una vivienda, que a partir de ahora será multicanal. “Los avances digitales que estaban previstos para un período de 5 años vamos a tener que implementarlos en la mitad de este tiempo. Así que el reto del sector no pasa por reinventarse, sino por replantearse tecnológicamente cómo comienza a relacionarse con sus stakeholders”, ha puntualizado Rosario de Castro.

    En este sentido, todos los ponentes han coincidido en la que tecnologización del sector es un proceso imparable. “Gracia a ella, en las empresas del sector serán más eficientes y estarán mejor preparadas para los cambios que vienen, tanto en la sociedad como en los usuarios”, ha asegurado Carlos Álvarez Ramallo. Por su parte, Óscar Carbajo ha puesto el foco en los requisitos de este crecimiento tecnológico, “que tiene que ser constante y seguro”. Tecnologización como estrategia marco, pero también operativa, como ha destacado Rosario de Castro, al afirmar que “no se me ocurre ningún área de la empresa en el que la tecnologización no vaya a ser determinante en un futuro inmediato”.

    Un aspecto esencial de esta tecnologización será el dato y el tratamiento posterior que las empresas hagan del mismo. Como ha señalado Tomás Sánchez Colomer, Residential Intelligence Head de CBRE ESPAÑA, “el dato es importante, pero de nada sirve si no sabes interpretarlo, por eso es esencial la elección de los partners adecuados”. La importancia del dato va mucho más allá de la información en bruto que facilita, convirtiéndose, además, en una herramienta de autodiagnóstico. “Los datos nos ayudan a conocer mejor a nuestros públicos, pero también a nosotros mismos como empresa, nuestras fortalezas y nuestras debilidades”, ha sostenido Óscar Carbajo. “El dato es fundamental para dar un servicio eficiente al cliente, sobre todo desde una perspectiva de futuro y prescriptiva”, ha dicho Tomás Sánchez Colomer.

    Es por esta razón por la que el dato, de acuerdo con las opiniones de los expertos convocados por SIMAPRO HomeEdition, tendrá una importancia creciente en la toma de decisiones estratégicas en contextos de alta incertidumbre como presumiblemente será la fase post COVID-19. “En los próximo dos años el análisis del riesgo va a depender mucho de las herramientas de geolocalización en tiempo real. Las empresas que lo consigan estarán mejor preparadas para afrontar los retos venideros”, ha argumentado Javier de la Torre. “El nivel de excelencia en la operación es lo que va a asegurar la supervivencia en el período de crisis que se nos avecina. La tecnologización será la clave de la competitividad empresarial”, ha afirmado Javier de la Torre,

    En este cambio de paradigma, el producto residencial no quedará al margen, de acuerdo con los expertos reunidos en el encuentro de SIMAPRO HomeEdition. “Va a cambiar y mucho. Se va a empezar a valorar más el despacho en casa, la terraza o las infraestructuras domésticas de interconexión”, ha asegurado Javier de la Torre, Founder & Chief Strategy Officer (CSO) de CARTO. Y lo mismo ocurrirá con las salas de trabajo en las zonas comunes de los residenciales, que “pasarán a ser una exigencia creciente en los compradores de una vivienda”, ha añadido Tomás Sánchez Colomer, Residential Intelligence Head de CBRE ESPAÑA.