Entradas

  • Destaca la economía colaborativa en el sector inmobiliario como la tendencia líder, pero
    también otras como softwares de gestión para profesionales inmobiliarios, marketplaces de
    inmuebles, domotización de los hogares o visitar las viviendas con realidad virtual.
  • Instituto de Valoraciones participará como Advanced Jury Member en los “Proptech Startup and Scale-Up Awards 2019” impulsados por Proptech House y la Comisión Europea.

El ecosistema Proptech en Europa está formado por 2.899 startups, según el informe “Demystifying Proptech” desarrollado por Proptech House. Cada una de estas empresas tiene la misión de impulsar el emprendimiento en el sector de la propiedad a través de soluciones tecnológicas, innovadoras y eficientes para satisfacer las demandas de los diferentes players del mercado. Entre los beneficiados se incluyen tanto los profesionales y proveedores de
servicios, como las agencias inmobiliarias, y los propios usuarios, es decir, aquellos que ofrecen o demandan una vivienda o los interesados en contratar cualquier producto o servicio relativo al Real Estate.

Las empresas Proptech están dibujando el futuro del sector inmobiliario, sobre todo, en lo que se refiere a marketing, experiencia de usuario o ventas. Startups, Scale-Ups y grandes compañías del sector trabajan en conjunto ofreciendo servicios novedosos con el objetivo de facilitar y optimizar el desarrollo de la actividad, en todos sus ámbitos mediante la transformación digital y la innovación.

Así, protagonizan las nuevas tendencias:

  • Los softwares de gestión para profesionales inmobiliarios, como los sistemas de CRM que
    permiten gestionar cantidades masivas de datos de forma fácil, visual y sencilla o los softwares de información del sector inmobiliario basados en big data e inteligencia artificial.
  • Los marketplaces de inmuebles como portales que recopilan toda la oferta y que permiten filtrar por ubicación geográfica, tipo de vivienda, tamaño y más categorías.
  • La economía colaborativa en el mundo del inmueble que trae consigo términos como el corwoking y el coliving y que, entre otras cosas, hace posible alquilar alojamientos vacacionales de particulares a distancia o conseguir compañeros de piso mediante una app.
  • La domotización de los hogares convirtiéndolos en Smart Homes gracias a diversas aplicaciones y servicios que permiten hacer un uso más inteligente y eficiente del hogar.
  • Las nuevas formas de visitar las viviendas con realidad virtual o decorarlas de forma virtual en 3D y la integración de otras tecnologías como big data, blockchain, marketing 4.0 o los simuladores para mejorar el proceso de compraventa de un inmueble.
  •  La digitalización del sector de la tasación avanza hacia la búsqueda de la inmediatez y la agilización del proceso de compra de una valoración, obteniendo en ella todo tipo de información del mercado inmobiliario con solo un clic que antes no era posible. Por ejemplo, Instituto de Valoraciones, ofrece a través de su e-commerce la posibilidad de obtener un informe de valoración certificado en menos de 48 horas, en el cual además de obtener el valor del inmueble objeto y toda la información requerida según la normativa vigente se aporta un completo estudio de mercado de la zona en la que se ubica el inmueble, sea cual sea su naturaleza, y que describe de forma clara y gráfica todo tipo de datos relacionados con la obtención del valor y sus proyecciones.
  • La tokenización de activos en Real Estate: convertir activos en tokens para realizar transacciones.
  • ConTech (Construction Tech): el futuro de la construcción, más barata, rápida y fiable.
  • La metodología BIM – Building Information Modeling: gestionar los proyectos de
    construcción de forma virtual.
  • La Inmótica: la digitalización de los edificios no destinados a la vivienda como centros comerciales u hoteles.
  • X-Tech: para gestión de espacios y optimización de ventas.
  • Plataformas digitales 2.0: para distribución de promociones.
  • Scoring de inquilinos: posible método para evitar los impagos.

No obstante, esta previsión de futuro ya es presente. El Proptech ya ha impactado en lo que se refiere al estilo de vida de la sociedad según las nuevas demandas, ofreciendo alternativas para, por ejemplo, contratar un servicio puntual para una reparación en el hogar mediante una app, o incluso, participar en crowdfunding inmobiliario.

El impulso del Proptech en Europa y el importante impacto que tienen las empresas que de una forma u otra facilitan la gestión inmobiliaria y la vida de las personas de forma innovadora, ha traído como resultado el surgimiento de los Proptech Startup & Scale-up Europe Awards 2019, una iniciativa impulsada por la Comisión Europea y Proptech House cuyo objetivo es dar visibilidad, y apoyar a las startups más prometedoras en innovación del Real Estate que trabajan por la transformación disruptiva del sector. El primer encuentro oficial de esta convocatoria de premios tendrá lugar el 4 de mayo en Bruselas, fecha en la que las 50 startups finalistas presentarán sus proyectos al jurado.

Posteriormente, a finales de junio, se anunciarán los ganadores de cada categoría y división durante el MIPIM Proptech Europe en Paris, un encuentro de referencia que reúne a los players internacionales más importantes del sector Real Estate y tecnología.

  • Vigilar tu casa desde el móvil y configurar alarmas mediante reconocimiento facial ya
    es posible.
  • Las smart homes presentan un arma de doble filo: mejoran la calidad de vida de sus
    habitantes y permiten mejor vigilancia y control a distancia, pero también abren la
    posibilidad de ser víctimas de riesgos informáticos.

Durante la época estival, los hogares son especialmente vulnerables a ser víctimas de robos. Solo en 2018 se produjeron 107.012 robos con fuerza en domicilios españoles. Según indica el Ministerio del Interior, de ellos, 26.430 se produjeron en los meses de julio, agosto y septiembre. Por este motivo, se aconseja reforzar la seguridad y la protección en las casas con herramientas que permitan vigilarlas desde la distancia.

Además de las medidas básicas como alarmas, cerraduras y puertas blindadas o ventanas protegidas, ahora, la tecnología ofrece soluciones de domótica e Internet de las cosas que se presentan como aliadas en la protección del hogar y que son las protagonistas de las Smart Homes.

A pesar de las facilidades que ofrecen estas nuevas herramientas para vigilar y proteger las casas aún estando fuera de ellas, presentan un nuevo punto de vulnerabilidad: las amenazas digitales. Los expertos de tecnologías del hub de conocimiento digital The Valley han analizado algunas de las posibilidades y obstáculos que se deben tener en cuenta para lograr hogares inteligentes, eficientes y seguros.

Sistemas de vigilancia que permitan ver tu casa en tiempo real

Para resguardar tu hogar ante ladrones que puedan violar la propiedad privada, se hacen necesarios nuevos métodos de protección. Ahora, los sistemas más novedosos permiten vigilar en tiempo real y a través del móvil las imágenes de todas las estancias del hogar simplemente instalando cámaras en las zonas que se desea vigilar. Anteriormente este sistema de protección era muy costoso y requería instalaciones complicadas, pero cada vez existen más proveedores que ofrecen sistemas de vigilancia completos, fáciles de instalar y a precios asequibles.

Engañar a los ladrones mediante el control de luz, persianas y televisión

Una razón por la cual los robos en domicilios aumentan en verano es por las largas ausencias de sus habitantes. Por eso, un factor para evitar ser víctima de robos es engañar a los posibles intrusos haciéndoles pensar que la vivienda está habitada. Algunas posibilidades que nos aporta la tecnología con este objetivo incluyen: controlar la luz desde el móvil y encenderla durante algunas horas en la noche, abrir y cerrar las persianas en momentos puntuales durante el día e, incluso, encender el televisor para originar ruido proveniente del hogar.

Sensores de movimiento y alarmas con reconocimiento facial

Los sensores de movimiento son dispositivos que se colocan generalmente en los alrededores y en el interior de las casas permitiendo identificar cualquier movimiento sospechoso. Su objetivo principal es el de asegurar las viviendas ante posibles intrusos, pero también se utilizan para funciones de iluminación automatizada o climatización de las estancias. Existen también algunos sistemas de seguridad que engloban cámaras de seguridad con detectores de movimiento y sensores de contacto que avisan si se abre una ventana o una puerta de forma inesperada, ofreciendo un control completo de la seguridad del hogar desde el móvil.

Además, las alarmas que funcionan mediante el reconocimiento facial o de la huella dactilar gracias a un terminal biométrico facial, también están ya disponibles para instalar en las casas, dificultando la entrada de los intrusos y facilitando la protección y vigilancia del hogar para los propietarios, sin necesidad de recordar largas contraseñas.

Las smart homes también son víctimas de los ciberdelincuentes

A pesar de todas las herramientas tecnológicas que existen para proteger las casas ante ataques físicos, también se debe tener en cuenta que la domotización expone a los hogares ante riesgos tecnológicos que podrían facilitar a los atacantes el control de los distintos dispositivos conectados y el acceso tanto a las instalaciones físicas como a los servidores online de los hogares. Por eso, existen algunas medidas que se pueden tomar para proteger las smart homes ante posibles ataques: mantener los dispositivos actualizados con los sistemas operativos más recientes; instalar software antivirus en los diferentes dispositivos conectados; configurar un firewall en la red para protegerse ante amenazas; utilizar el factor de doble autentificación en las cuentas online, entre otras. Además, es importante asegurarse de que la red de wifi de tu casa es privada y de que la contraseña es lo suficientemente fuerte.

Lo ideal sería establecer una red de conexión de invitados en el router evitando compartir la red privada con invitados. Igualmente, es recomendable configurar las opciones de seguridad de los dispositivos antes de conectarlos para comprobar que están activadas todas las opciones posibles para su protección.