Entradas

El precio de la vivienda modera la subida interanual al 2,5% en junio

El índice de vivienda terminada (nueva y usada) se encareció en junio un 2,5% interanual, hasta 1.505 puntos, según refleja la estadística Tinsa IMIE General y Grandes Mercados publicada hoy. En este mes, el ritmo de crecimiento del precio medio se redujo más de un punto porcentual desde el 3,6% interanual registrado en mayo. El valor medio de la vivienda terminada se ha recuperado un 14,9% desde febrero de 2015, cuando el índice general marcó su nivel más bajo en la crisis. Todavía se mantiene un 34,1% por debajo de los valores máximos de 2007.

El subíndice que representa a las islas (Baleares y Canarias) es el que muestra un encarecimiento más notorio respecto a junio de 2018: un 7,4%. También las áreas metropolitanas, con un incremento del 5,7% interanual, registran una tasa de crecimiento superior a la media nacional.

Tanto la costa mediterránea como las capitales y grandes ciudades se han encarecido por debajo del 2% en los últimos 12 meses, concretamente un 1,5% y un 1,3%, respectivamente. En las localidades más pequeñas de interior (agrupadas en el subíndice Resto de municipios) el precio se ha mantenido en los niveles similares a los de junio de 2018, al registrar una ligera subida del 0,4%.

La recuperación progresiva y moderada del mercado residencial eleva hasta el 14,9% el incremento del precio medio de la vivienda terminada en España desde el nivel más bajo alcanzado en la crisis. Las islas (Baleares y Canarias) destacan como el grupo donde más se ha recuperado la vivienda desde los mínimos que tocó esta zona en la última década., con una subida del 24,1%.

El índice correspondiente a las capitales y grandes ciudades, que confirma las señales de estabilización de los últimos meses, ha recuperado un 22,9% desde su mínimo en mayo de 2015, por encima del 16,9% que se ha incrementado el valor medio en la costa mediterránea, desde que tocara su suelo en febrero de 2015. En las áreas metropolitanas, la recuperación del valor medio también supera la media española, con un 15,1%, mientras que los precios todavía se muestran constantes en las localidades agrupadas en ‘Resto de municipios’, con un modesto crecimiento del 4% desde su mínimo, que se produjo en junio de 2017.

Pese a la recuperación paulatina experimentada, el precio medio de la vivienda terminada arrastra una caída acumulada desde máximos pre-crisis del 34,1%, con cifras muy similares en las capitales y grandes ciudades (-34,3%). En las áreas metropolitanas y en la costa mediterránea, la brecha respecto a máximos del ciclo anterior es superior: un 38,4% y un 42,8%, respectivamente. En las islas (Baleares y Canarias) la diferencia respecto a máximos se reduce al 18,7%.

Otros indicadores

El índice Tinsa IMIE General y Grandes Mercados incluye una selección de otros indicadores inmobiliarios y económicos relevantes para analizar la evolución y perspectivas del sector residencial. Este es el Flash de Mercado con los últimos datos disponibles hasta el día de hoy.

Los datos absolutos de cada indicador y su variación están disponibles en la ficha IMIE General y Grandes Mercados en la siguiente dirección:
https://www.tinsa.es/wp-content/uploads/informes/2019/1-ficha-imie-junio-2019.pdf

5.0
01

La mejoría se extiende en el mercado de costa, que muestra señales de una próxima estabilización

  • La mejoría en la costa se extiende por más zonas y se absorbe progresivamente el stock pendiente de venta. La previsión apunta a incrementos más contenidos de la demanda y a una moderación de los precios.
  • El 57% de las zonas de costa analizadas registra construcción de nuevos proyectos de vivienda vacacional, frente al 50% del año pasado. Excluyendo las capitales de provincia, Torrevieja, Orihuela y Mijas fueron las ubicaciones con mayor número de visados aprobados en 2018.
  • La compraventa de viviendas en la costa se incrementó un 3,5% en 2018.

La mejoría en los mercados residenciales de costa se ha extendido a más zonas del país durante el último año, al tiempo que ha continuado la absorción progresiva del stock de obra pendiente de venta. El informe Vivienda en Costa 2019, elaborado por la empresa de valoración inmobiliaria Tinsa, destaca que ubicaciones donde el mercado evolucionaba más lentamente debido a una demanda más débil comienzan a presentar síntomas de recuperación, que se traducen en incrementos de los precios y una reactivación o aumento de la actividad promotora. Así, el 78% de los 159 municipios del litoral español analizados en el informe registró incrementos en su precio medio entre el primer trimestre de 2018 y el de 2019.  El número global de visados de obra nueva aprobados el año pasado en estas ubicaciones se incrementó un 27% respecto al año anterior.

El informe Vivienda en Costa 2019 es una radiografía de la situación del mercado de vivienda vacacional en España, a partir de información estadística y de la experiencia local de Tinsa en las 63 zonas en la que el estudio divide el litoral peninsular e islas. La información sobre oferta, demanda y actividad en los diferentes segmentos de la costa española aportada por los técnicos de la compañía se complementa con datos de precios medios, compraventas y visados de obra nueva.

“Durante el último año ha proseguido el buen ritmo en la actividad de los mercados residenciales costeros, haciéndose extensible la mejoría, así como incrementos adicionales de precio. En términos generales, ha continuado la absorción de buena parte del excedente acumulado en el ciclo anterior, no sólo en las áreas tradicionales más consolidadas”, afirma Rafael Gil, director del Servicio de Estudios de Tinsa.

 

Muestra de esta mejora en la situación es que las zonas de costa donde la situación es calificada por los técnicos de Tinsa como de “en vías de recuperación” han aumentado respecto al año pasado (del 46% al 51%), al tiempo que se reducen del 6% al 5% las zonas de litoral donde la situación está aún en fase de ajuste.

Precios

En un 63% de las franjas de litoral analizadas en el informe los precios de la vivienda vacacional muestran indicios de recuperación, y en otro 30% de las zonas la evolución se define como de “claro ascenso”. Entre estas últimas destacan la costa catalana cercana a la capital (Badalona, Lloret de Mar, Tossa de Mar, etc.) y las islas de Mallorca e Ibiza. Además, se ha producido una reactivación de los precios en zonas en las que años atrás presentaban cierto estancamiento, a causa de una demanda menos sólida.

Según la estadística de precios de vivienda terminada (nueva y usada) de Tinsa, un 78% de los 159 municipios de costa que se analizan en el informe registraron en el primer trimestre de 2019 incrementos interanuales de precios, liderados por Baiona (Pontevedra), con una subida del 24,4% entre el primer trimestre de 2018 y el de 2019; Mataró (Barcelona), con un 23,3%, y Antigua (Fuerteventura), con una subida en el precio medio del 23,2% en el último año.

Otros 42 municipios, localizados principalmente en las islas, Comunidad Valenciana y las provincias de Málaga y Barcelona, muestran incrementos de precio superiores al 10%. Entre ellos destacan Ciutadella de Menorca (+19,5%), las tinerfeñas Granadilla de Abona (+19,4%) y Adeje (+18,3%), y Casares, en la provincia de Málaga, con un incremento del 17,6%.

Aunque con menor intensidad que en años anteriores, también se ven ajustes de precios en el mercado de costa. Entre los 36 municipios que abarataron su precio medio en el último año, el descenso fue inferior al 3% en un 59% de ellos Las mayores caídas en el último año se localizan en San Bartolomé de Tirajana, en Gran Canaria, donde el precio medio se redujo un 12,7%, seguido de la onubense Cartaya (-9,1%), de Capdepera (-8,2%) y Sant Lluís (-7,3%), ambas en Islas Baleares, y de Lepe, en Huelva, que registró una caída interanual del 5,7% en el 1T 2019.

El informe completo (con descripción y datos por zonas concretas) se puede descargar aquí.

 

5.0
01