Entradas

Partiendo de la Plaza Mayor (1) y saliendo por el arco del Corrillo hasta la Iglesia de San Martín (2), tomando la calle de la Rúa hasta la Casa de las Conchas (3) frente a la Clerecía (4). Desviándonos por la calle Compañía, estará la Iglesia de San Benito (5) y por la Calle Libreros hasta la Universidad (6) y Escuelas Menores (7). Por la Calle Calderón llegamos hasta la Catedral Nueva (8) y el Colegio de Anaya (9), o bien rodeando hasta la Catedral Vieja (10) y desde allí a la Calle Tentenecio, para ver el Puente Romano (11).

Por la Salamanca antigua, pasando por el Patio Chico y las calles San Vicente y Silencio llegamos al Convento de las Dueñas (12) y a San Esteban (13).

La ruta acaba subiendo por la calle Juan de la Fuente hasta la Plaza de Colón, donde se ubica el Palacio de Orellana (14) y más arriba el Palacio de la Salina (15), y a la derecha la Torre del Clavero (16).

Esta es la ruta más amplia y más representativa de la ciudad.

1. Plaza Mayor

Maravilloso modelo. de plaza monumental porticada, con unidad de estilo y grandeza de concepción. Es una de las más bellas de las plazas españolas. Su estilo es barroco, del siglo XVIII, con la característica decoración española de placas recortadas. Los pórticos se hallan formados por arcos de medio punto, sobre fuertes pilares. Sobre ellos se levantan las mansiones de tres pisos con severo balconaje de hierro. Los vanos llevan guarnición barroca de orejeras. Pilastras poco resaltadas suben hasta el tejado. Las enjutas de los arcos se encuentran decoradas con medallones.

Centrando el interés decorativo de este conjunto se levanta el Ayuntamiento. Los elementos ornamentales típicamente españoles, estípites, recuadros quebrados, placas, frontones. curvas partidas, etc. La entrada a la plaza de la Verdura está magnificada por el arco del Toro, en el llamado Pabellón Real comenzado en 1729.

Esta magnífica plaza fue proyectada por Alberto Churriguera. El Ayuntamiento es obra de Andrés García de Quiñones, habiendo sido terminado en 1755. En el curso de la construcción intervinieron en ella los arquitectos José de Lara, Nicolás Churriguera y Jerónimo García de Quiñones.

2. Iglesia de San Martin

Fundada en 1103 por Martín Fernández, su edificación alcanzó todo el siglo XII. En ella podemos ver el arranque del románico salmantino. Este templo encierra sepulcros de gran mérito. El exterior aparece envuelto por casas modernas. Desde el corrillo se ven restos de agujas con escamas. En esta parte se construyó en el siglo XVIII una churrigueresca ventana.

3. Casa de las Conchas

Puede considerarse esta mansión como el edificio civil más representativo del arte de la época de los Reyes Católicos. Como en la cultura de nuestro siglo XV, se funden en esta casa las sugestiones góticas, moriscas e italianas. Su fundador fue el doctor Rodrigo Arias y su motivo ornamental lo constituyen las conchas símbolo de la Orden de Santiago. de la que era canciller el fundador.

Las ventanas del piso bajo llevan rejas primorosas, a las que se ha definido como “las más bellas de la ferrería gótica española”. El patio es uno de los conjuntos más típicos de los claustros españoles. Muy interesante es la escalera, cubierta por un artesonado de tipo italiano.

4. La Clerecía

La construcción de este monumento -uno de los más bellos y grandiosos de la arquitectura barroca- ocupó los afanes de la reina Doña Margarita de Austria, mujer de Felipe III. Se colocó la primera piedra el 12 de noviembre de 1617, encargando el rey los planos al gran arquitecto Juan Gómez Mora.

La fachada, concebida con grandiosidad, no es posible verla de frente en toda su magnitud. Las torres son de las más bellas que ha creado en España el estilo barroco. En su interior destacan la iglesia y sus retablos, el patio barroco y diversas obras escultóricas.

5. Iglesia de San Benito

Iglesia famosa en la historia de Salamanca, pues dio nombre a uno de los “bandos”. Aparece ya en documentos del siglo XIII. Pero el edificio actual es obra del siglo XV, mandado construir por D. Alfonso de Fonseca. Tiene una portada de estilo gótico del último período. El interior consta de una sola nave de gran anchura y el retablo del altar mayor, de gusto neoclásico, es obra de Isidro Carnicero. El Calvario que lo corona data de 1540.

6. Universidad

Según se desprende de una real Cédula, expedida en Valladolid el 16 de Abril de 1243 por Fernando III fue Alfonso IX, rey de León, el fundador de la Escuela Salmantina. Esta Universidad, de las más antiguas de España, es en muy pocos años posterior a las de Bolonia y París.

Es este uno de los monumentos más representativos del plateresco español. La fachada es la expresión más bella de este estilo. Predominan los temas florales y en las esculturas domina la nota italianizante. Las arquivoltas y los paneles se organizan con máscaras, capas, bucranios, frutos, cordas, niños, cestos, etc.

El centro se encuentra decorado con un medallón que copia una moneda con los bustos de los Reyes Católicos. En la zona siguiente campea el escudo de Carlos V, y a los lados el águila bicéfala imperial y el águila de San Juan de los Reyes Católicos. El tercer piso presenta menor complicación, hay niños desnudos, mujeres, hipogrifos, volutas y dragones. En el último cuerpo la fortaleza desnuda con medallones. En el templete central, un papa exhorta a cardenales y clérigos con hábitos italianos. Corre por toda ella un gentil aire de paganía, además de una decoración absolutamente civil.

En el interior de la Universidad destacan la capilla, figurando, en el cuadro central el juramento hecho por el claustro de profesores del misterio de la Inmaculada Concepción.

La escalera de la Universidad es una de las joyas artísticas de España, cuenta con varios tramos representando decoraciones de “picante” primor medieval, la felicidad de la vida conyugal y escenas de juegos, torneos y rejoneos de toros. En cuanto a su fecha, sabemos que en 1512 se acuerda el derribo de la antigua. Y el comienzo de ésta.

La biblioteca aparece cercada por una bellísima verja de hierro del siglo XVI. La biblioteca antigua se hundió en 1664 y fue rehecha en 1749 por el gran arquitecto D. Manuel de Lara Churriguera. Es asimismo de este artista la rica estantería barroca llena de raros v exquisitos libros de todas las facultades y un armario barroco donde se guardan los manuscritos.

Merece visitarse el aula de Fray Luis de León, donde se conservan los bancos donde descansaban los estudiantes, la tribuna corrida para los graduados y la cátedra con el pupitre destinada al lector. El Paraninfo muestra unos tapices barrocos de arte bruselés y un Carlos IV, de Goya.

7. Escuelas Menores

Terminadas en 1533, forman un monumento de sabor típico salmantino. La fachada, de estilo plateresco, más tosco que la Universidad y el patio análogo a otros de esta ciudad. En una de las aulas se ha instalado el soberbio techo pintado por Fernando Gallego representando el zócalo y un retablo de Terradillos.

En el patio de Escuelas Mayores se alza, notablemente la estatua de Fray Luis de León, hecha en Roma en 1869 por el escultor Nicasio Sevilla.

8. Catedral Nueva

Construida durante los siglos XVI, XVII y XVIII, junto con la de Segovia, es de las últimas manifestaciones del gótico. La luminosa altitud en la que se desvanece la mirada hace de esta Catedral uno de sus ejemplos más ilustres.

Su maestro mayor fue Juan Gil de Hontañón, sustituyéndole en 1526 su hijo, en 1577 Pedro de Gamboa y durante el siglo XVII fueron varios los maestros que trabajaron en la catedral, nombrando en 1714 a Joaquín Benito Churriguera y en 1741 a Manuel de Larra Churriguera.

Exteriormente presenta este templo la vistosa organización del gótico final, la impresión de conjunto es grandiosa por su elevación y sentido arborescente y ascensional con frondosos adornos destacando la fachada principal y las puertas del Obispo y San Clemente y en el lado norte la puerta de Ramos y la del Crucero.

En el interior la decoración es rica y elegante. La bóveda correspondiente al altar mayor está suntuosamente dorada y policromada, la pintura es obra de Juan Montejo. El coro situado en la nave mayor, de Alberto Churriguera. El órgano plateresco fue construido en 1568 por Damián Luis y el órgano Churrigueresco data de 1745. Destacan el Altar Mayor y diversas capillas, como la Capilla dorada, la Capilla del Sudario, la capilla de San Roque o la Capilla de la Virgen de la Soledad, entre otras.

9. Colegio De Anaya

Se le llama “el viejo”. por la antigüedad de su fundación que data de 1411. Fundado por D. Diego de Anaya. El patio es de impresionante grandeza. Pocas veces el neoclasicismo ha creado una obra tan armoniosa y pura de unas proporciones tan lógicas y encalmadas. Adosados a este edificio se encuentran por un lado la capilla y por otro la hospedería.

10. Catedral Vieja

Es la Catedral Vieja uno de los monumentos eminentes del arte románico. Planteada y comenzada con arreglo a los cánones más puros de este estilo, representa la extrema gracilidad del pilar románico. Obra del siglo XII. Remata el conjunto la Torre del Gallo con sus dobles ventanas y sus fuertes nervios. Destacan, en escultura, los sepulcros de los siglos XIV y XV y en la pintura, las decoraciones de los sepulcros y de la capilla de San Martín son un ejemplo muy puro del estilo del siglo XIII, de influencia francesa. El patio Chico forma uno de los rincones más acogedores de Salamanca formado por ábsides semicirculares y con el cimborrio, llamado por la forma de su veleta “Torre del Gallo”, derivada de influencias bizantinas y aquitanas.

Este templo encierra una de las empresas pictóricas grandiosas del arte anterior al Renacimiento. Es el admirable retablo del Altar Mayor, obra realizada en 1445 por Nicolás Florentino. Muestra típica del arte italiano de la primera mitad del siglo XV. Consta este retablo de 53 cuadros pintados al temple, siendo uno de los conjuntos más completos. Acoge a la Virgen de la Vega, patrona de la Ciudad, de estilo románico.

La capilla de San Martín, colocada debajo de la torre tiene un magnífico sepulcro policromado del obispo Rodrigo Díaz y sus paredes presentan bellas muestras de la pintura mural gótica.

La entrada al claustro se realiza a través de una magnífica puerta románica con bellos capiteles. El claustro da acceso a cuatro capillas: la capilla de Talavera, en ella fundó Rodrigo Arias, llamado el doctor Talavera, unas capellanías para celebrar oficios según el rito mozárabe, la capilla de Santa Bárbara, fundada por Juan Lucero, Obispo de Salamanca en 1344, donde se realizaban los severos exámenes para conseguir el grado de doctor por la Universidad de Salamanca, conservando el sillón en que se sentaba el graduado y la tribuna de los jueces; el Museo Diocesano, donde destaca el gran tríptico firmado por Fernando Gallego y el retablo de Santa Catalina, con las escenas de la vida y martirio de la Santa. En el muro de enfrente se encuentran el órgano, llamado del maestro Salinas, cuya música inspiró a Fray Luis de León su más armoniosa y genial poesía.

En la capilla de Santa Catalina se celebraron Cortes y Concilios. Por último, la capilla de San Bartolomé fue fundada en 1422 por D. Diego de Anaya y Maldonado. Son memorables los sepulcros aquí encerrados, el más suntuoso de todos el del fundador, de alabastro, situado en el centro de la capilla. Rodea y aísla este sepulcro una bellísima verja de hierro, acaso la más notable que en este género hay en España. El órgano, de la segunda mitad del siglo XV, tiene una repisa con trazado morisco de lazo.

11. Puente Romano

Formaba parte de la Calzada de la plata, que unía Mérida con Astorga. Se supone de tiempos de Vespasiano y únicamente son romanos los quince arcos inmediatos a la ciudad, los otros once han sufrido varias reconstrucciones, la actual fue hecha en 1677. En él se encuentra un verraco ibérico, representante del arte prerrománico salmantino, de origen celta.

12. Convento de las Dueñas

Fundado en 1419 por Doña Juana Rodríguez Maldonado. En su interior se conserva una bella puerta morisca de arco apuntado con zócalo, su iglesia fue edificada en 1533, en el más fino Plateresco. El templo está cubierto por siete bóvedas de terceletes y una absidal. El altar central es de un barroco elegantísimo. En el coro y, en clausura se guardan retablos pictóricos del siglo XVI. El patio es una de las joyas del Renacimiento español.

13. San Esteban

5e comenzó en 1524, siendo el arquitecto y director de la obra el maestro Juan de Álava. Su mayor interés artístico radica en la fachada, cuyos detalles ornamentales centellean y vibran al ser heridos por el sol.

El Pórtico es uno de los más puros templos de la arquitectura del Renacimiento del último tercio del siglo XVI. La iglesia es una repetición del tipo de templo creado en tiempos de los Reyes Católicos. Su altar mayor es obra de José Churriguera. El bellísimo claustro es de estructura gótica, pero lo decoran formas renacentistas. Entre las puertas del claustro, la más bella de Rodrigo Gil de Hontañón, que da acceso a la escalera. Las otras puertas, de finales del XVI, imitan a ésta y en ellas trabajó Sardiña.

Cuenta la tradición que Cristóbal Colón disputó con los dominicos sus teorías sobre la ruta de las Indias. Sabida es la acogida favorable que obtuvo y los alientos para no cesar en su empresa sobre todo por parte del prior, Fray Diego de Deza, por ello se atribuyen el comentario que las Indias se debían a Fray Diego de Deza y a los dominicos de Salamanca.

14. Palacio de Orellana

Constituye un bello ejemplo de la arquitectura civil en el período que media entre el plateresco y el barroco. Fundado por Francisco Pereira de Anaya.

15. Palacio de Fonseca o La Salina

Fundado en 1538 por D. Alfonso de Fonseca y Acebedo, presenta una estructura original. Hoy día acoge la sede de la Diputación de Salamanca.

16. Torre del Clavero

Es una muestra de la belicosidad salmantina de la baja Edad Media. Presenta base cuadrada, que luego se transforma en un octógono. Probablemente fue construida por D. Francisco Sotomayor.

Visita también la Ruta 2 por lugares de interés de Salamanca.