Entradas

  • Los medios para conseguir vivienda se multiplican abarcando ahora las redes sociales y los servicios de mensajería instantánea.
  • Para conseguir “la vivienda ideal” en un mercado ocupado se necesita tiempo, paciencia,
    previsión económica, un contrato de trabajo o aval y cumplir con los requisitos de los
    propietarios y de los inquilinos en caso de pisos compartidos.

Los precios del alquiler han tocado techo y con el nuevo año se cree que habrá una estabilización de las rentas. No obstante, la oferta de viviendas sigue siendo limitada, – en parte debido a la escasez de nuevas construcciones- al menos en el centro de las grandes ciudades como Barcelona o Madrid, zonas con alta demanda por ser ubicaciones estratégicas con más oferta de empleo o de carreras universitarias.

Concretamente los jóvenes que se desplazan hacia las ciudades principales del país para cursar sus estudios universitarios, por ejemplo, se encuentran ante un panorama muy difícil a la hora de encontrar una vivienda que cumpla con sus necesidades, que esté ubicada en su zona de preferencia y que, además, sea asequible. Si a esto le añadimos que en la gran parte de los casos los interesados deben pagar una comisión de agencia, algunas cuotas en concepto de fianza, y otros gastos iniciales, el proceso de encontrar “la casa ideal” se complica aún más. Ante este panorama, y para hacer más fácil este proceso, los expertos de la plataforma inmobiliaria Vitrio, explican algunos factores a tener en cuenta para emprender la búsqueda de un piso en un mercado ocupado.

  •  En las RRSS se pueden encontrar ofertas atractivas. Hoy en día la oferta inmobiliaria se reparte entre diversos medios: portales inmobiliarios online, agencias inmobiliarias, apps de venta de artículos de segunda mano, etc., y como canal protagonista entre los jóvenes están las redes sociales. Ya no sorprende ver un post en Instagram de alguien ofreciendo una habitación en su piso, pasar mensajes masivos por Whatsapp informando que se busca vivienda o estar en grupos de Facebook donde se publican ofertas de viviendas. Los medios son múltiples y la experiencia puede resultar frustrante. Por eso, para conseguir la vivienda ideal, se recomienda controlar todas estas plataformas, actualizando constantemente la búsqueda.
  • Ser previsor con los gastos que conlleva el alquiler. Al momento de firmar un contrato de alquiler no basta solo con tener ahorrada la primera cuota mensual. Generalmente el primer pago incluye dos o incluso tres mensualidades, según los requisitos de los propietarios y dependiendo de si la gestión se hace o no mediante una agencia inmobiliaria. Alquilar a un particular suele ser más barato: no hay comisiones de agencia y en algunos casos, al haber una relación directa entre arrendador y arrendatario, es más fácil negociar las condiciones. No obstante, si se cuenta con el presupuesto para pagar la gestión de una agencia inmobiliaria (que suele ser de una mensualidad + IVA), esta opción puede resultar mucho más cómoda y
    fiable. Además, lo más común es que para arrendar el inmueble haya que pagar -aparte del mes en  curso- una “fianza” (generalmente una cuota mensual), que el propietario deberá registrar para garantizar su cobertura en caso de que el inquilino no pague a tiempo.
  • Los arrendatarios cada vez imponen más requisitos: contrato de trabajo o aval. Ante la alta
    demanda de viviendas en alquiler que registran las principales ciudades españolas, los propietarios exigen cada vez más requisitos que les ayudan a elegir entre los candidatos interesados. Las exigencias más comunes son un contrato de trabajo y las últimas nóminas del arrendador, o en caso de que no trabaje, un aval. Sin embargo, en muchos casos se encuentran otras exigencias más “particulares” como: solo familias, no estudiantes o un salario mínimo fijado por el propietario.
  • ¿Compartir piso? Primero, un proceso de selección de los inquilinos. La edad de emancipación es cada vez mayor, teniendo en cuenta que los jóvenes se dejan de media el 91,2% de su sueldo en el pago mensual de un alquiler, según el Consejo de la Juventud. Así, una alternativa para salir del hogar familiar es compartiendo piso, pero en este caso, la búsqueda de la vivienda ideal también es un reto. Ya no es solo necesario cumplir con las exigencias del propietario de la vivienda, sino que en este caso también se debe pasar el filtro de los inquilinos. En gran parte de los casos, para entrar a vivir en un piso compartido, los ya residentes tienen que dar el aprobado al nuevo compañero. Para esto generalmente se hacen entrevistas, ya sea en la propia vivienda o en algún punto social como bares, que permita a los inquilinos actuales conocer los gustos, hábitos y comportamientos del nuevo compañero.
  • Para los extranjeros, aún más obstáculos. El primer reto al que se enfrentan los extranjeros que buscan vivienda desde fuera del país es la rapidez del mercado. En ciudades como Madrid, un piso que se anuncia por la mañana probablemente por la tarde ya no esté disponible y, si no se está físicamente en la ubicación en cuestión, el visitar la vivienda se hace más difícil. Más allá de este factor, los extranjeros deben tener todos sus papeles en regla a la hora de alquilar un inmueble: residencia legal, con su respectivo permiso o visa, y un documento de identidad oficial. Además, por lo general, también deberán poder demostrar que tienen solvencia económica para costear los gastos del alquiler.
  • Cuidado con la letra pequeña de los contratos. Una vez que se haya conseguido el inmueble deseado, llega la hora de firmar el contrato. Para ello, la recomendación es revisar dicho documento con un profesional y aclarar desde el principio algunos factores como qué parte será el responsable de gastos fijos como la comunidad, el IBI, o el impuesto de basura, si se deberá hacer traspaso en los contratos de servicios de luz y agua, etc.
  •  Lo más importante, tiempo y paciencia. Para buscar una vivienda en alquiler se debe estar mentalizado de que es un proceso que lleva tiempo -aproximadamente entre 2,5 y 4 meses y estar dispuesto para ver gran cantidad de pisos e invertir muchas horas para encontrar opción adecuada. Una alternativa para reducir este tiempo es utilizar los portales inmobiliarios más innovadores como por ejemplo Vitrio, que, gracias a la realidad virtual, permite visitar casas en 360º de forma inmersiva desde cualquier dispositivo y en cualquier momento y lugar, sin necesidad de desplazamientos.
  • Las casas se reforman con algunos objetivos definidos: atender invitados, ser respetuosos con el ambiente u obtener la mayor cantidad de luz posible.
  • Toman protagonismo conceptos como Smart Homes (casas inteligentes) u Open
    Spaces (espacios abiertos).

La reforma de un inmueble hacia una apariencia más actualizada y moderna puede traer beneficios como la revalorización del inmueble y el llamamiento de posibles compradores. Aunque la reforma integral de una vivienda de 90m2 cuesta aproximadamente 26.000€, según estima la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Material de Construcción (Andimac), esta inversión puede aumentar su precio hasta un 20%, siempre variable según la inversión y la transformación que se haga.

Existen diversos tipos de reforma en función del capital con el que se cuente, el estado original en el que esté la casa, el trabajo que se esté dispuesto a hacer y el concepto de vivienda que se quiera conseguir en función del estilo de vida, género y edad de sus habitantes. Los expertos del portal inmobiliario Vitrio recomiendan 10 reformas sencillas y asequibles para revalorizar una vivienda transformándola en un entorno más cómodo, eficiente y atractivo:

  1. Ventanas aislantes para ahorrar en electricidad y reducir ruidos. Contar con ventanas aislantes es un factor que aporta mucho valor pues cumple triple función: ahorro energético, reducción de ruidos y mejora de estética. El ahorro de electricidad y un certificado energético de mayor puntuación, ayudará a la hora de poner una vivienda en el mercado. Integrar persianas de aluminio es un factor que, en verano, permitirá mantener las viviendas más frescas y reducir costes en sistemas de ventilación.
  2. Baños tipo suite y adaptados al número de estancias. Se debe contemplar la adaptación de baños al número de habitaciones, lo que traerá una gran revalorización, sobre todo, en el mercado del alquiler de pisos compartidos. Una buena opción es instalar baños tipo suite en las propias habitaciones, o en caso de que no se disponga de tanto presupuesto o espacio, se podrían instalar aseos según el número de estancias
    como valor añadido y diferencial de la vivienda.
  3. Ubicar las zonas comunes hacia la orientación sur para disfrutar de más luz solar. Cualquier reforma que se haga con el objetivo de aportar más luz natural aumentará el atractivo de la vivienda. Los más jóvenes son muy propensos a reformar sus inmuebles al instalarse en las zonas del centro de las ciudades donde las viviendas suelen ser antiguas y dan especial valor a las zonas comunes y de ocio de sus casas. El comedor, el salón y la cocina son las áreas que, a la hora de distribuir la vivienda, se ubicarán hacia la orientación que más luz solar reciba. En Madrid, por ejemplo, la orientación sur recibe sol durante todo el día, por lo cual es perfecta para mantener buena temperatura en las estancias, aunque en verano, será necesario proteger la entrada solar para controlar el calor.
  4. Nuevos suelos, nuevo hogar. Los suelos de una vivienda entran por los ojos del visitante y definen el aspecto general del inmueble. Suelos claros y frescos como el parquet o las tarimas laminadas son perfectos para las habitaciones mientras que materiales como cerámicas o azulejos son más convenientes para baños y cocina. El suelo de vinilo se presenta como una nueva alternativa a la madera pues es un material resistente, hipoalergénico y aislante de ruidos.
  5. El comedor ahora se ubica en la cocina camuflada. Las cocinas han ido quitando protagonismo a otras áreas de la casa y la tendencia se dirige hacia espacios abiertos y conectados. Es común integrar barras o islas a estos espacios para hacer más fácil el entretenimiento de invitados; al igual que esconder los electrodomésticos integrándoles dentro del propio mobiliario, camuflando así el concepto cocina como espacio de ocio. Aunque esta reforma suele implicar un importante desembolso económico, es un factor
    que aporta mucho a la apariencia y la utilidad de la vivienda.
  6. Open concept, la tendencia americana que llega a Europa. Los open spaces son la clave para hacer que, en viviendas pequeñas, los espacios parezcan más amplios. El modelo de construcción de pasillos con puertas que desembocan en un salón se ha quedado obsoleto. Ahora, los espacios como el “open kitchen”, que implica juntar el salón-comedor en la misma área que la cocina, se convierte en tendencia en las viviendas más nuevas. A veces implica una reforma de distribución complicada, pero en otros casos solo es necesario quitar paredes de yeso.
  7. El gotelé es cosa del pasado. Una reforma sencilla y de bajo presupuesto que aporta valor a la estética de la vivienda es eliminar cualquier tipo de acabado rugoso que pueda haber en las paredes, dejando paredes lisas y con colores neutros. Se pueden agregar elementos diferenciadores como un papel pintado o detalles con ladrillo o piedra de la estructura original, que pueden transmitir un aire contemporáneo y moderno.
  8. Las instalaciones eléctricas y bajantes también necesitan actualización. Aunque sean elementos que no se ven a simple vista, es muy importante rehabilitar los sistemas eléctricos y de agua para lograr mayor eficiencia energética y evitar posibles problemas que pueda traer como consecuencia la falta de mantenimiento.
  9. ¿Espacio libre? Úsalo para almacenamiento. El espacio nunca sobra, y esto lo aprecian especialmente las familias que necesitan almacenamiento adicional para guardar los enseres de sus hijos u objetos de ocio estacional. Los armarios empotrados son la mejor solución para crear espacios de almacenamiento utilizando la menor proporción de espacio útil de la vivienda. Lo ideal es aprovechar las esquinas, pasillos, techos altos y otros espacios para almacenamiento de sábanas, toallas, herramientas y cualquier otro elemento que no se use a diario.
  10. Smart homes, el elemento diferencial. Aunque no es una de las prioridades a la hora de hacer una reforma, equipar una casa con elementos de domótica, así sean básicos, es un valor añadido muy apreciado por los interesados en la vivienda, sobre todo, entre los millennials (jóvenes alrededor de 25-35 años) y los fanáticos de la tecnología. Se puede comenzar por montar un sistema eléctrico que permita regular la intensidad de la luz y programar la calefacción o instalar persianas eléctricas. Estos pequeños gadgets harán
    que la vivienda sea más atractiva.
  • Como nativos digitales, las nuevas generaciones utilizan los portales de vivienda online a la hora de buscar inmuebles.
  • Tecnológicos, inconformistas, con bajas tasas de ahorro y más atraídos por las experiencias que por lo material. Así son los jóvenes que están cambiando el mercado inmobiliario.
  • Las zonas de la periferia y los barrios adyacentes de las grandes ciudades se presentan como zonas viables para inversión de viviendas de calidad a precios más asequibles que el centro.

Los jóvenes son el motor de la economía. Aquellos con edades comprendidas entre 25 y 35 años han entrado al mundo laboral con y tras la crisis de 2008, por lo cual, se han encontrado con muchos más obstáculos para ahorrar dinero y, en consecuencia, están más limitados a la hora de realizar inversiones inmobiliarias.

Según el censo del INE, en España son más de 5 millones de personas las que actualmente entran dentro de esta franja de edad y que presentan ciertas peculiaridades. Son nativos digitales, pues han crecido a la vez que el desarrollo tecnológico; son inconformistas y no tienen miedo a los cambios; prefieren invertir en experiencias que en bienes materiales y suelen tener tasas de ahorro muy bajas pues, entre otras cosas, siguen la filosofía “YOLO”, You Only Live Once, lo que se traduce en “solo se vive una vez”.

Ante este panorama y tomando en cuenta las características de la población joven, Vitrio, la plataforma que se está imponiendo entre los profesionales inmobiliarios como gestor integral de inmuebles, ha analizado las tendencias de comportamiento de este grupo nuevo en el mercado inmobiliario. Qué buscan, cómo lo buscan y cuánto están dispuestos a pagar por ello.

El extrarradio de las grandes ciudades atrae a los más jóvenes

Parte de esta población se ubica en las grandes ciudades del país por ser centros de alto desarrollo económico y por sus posibilidades de empleo y crecimiento profesional. Sin embargo, los elevados precios que presentan los inmuebles en estas urbes han hecho que este grupo de personas que buscan una primera propiedad para emanciparse o para formar una familia, se inclinen hacia las opciones más asequibles que ofrece el extrarradio, viviendas de mayor tamaño y obras nuevas en buen estado.

En el caso de Madrid capital, por ejemplo, el precio del suelo en el primer trimestre del 2019 se situó en 3.239,6€/m2, registrando una variación interanual del 10,8%, según el Ministerio de Fomento; lo que ha hecho que las viviendas en el centro puedan estar perdiendo atractivo frente a otros municipios periféricos o zonas adyacentes a la capital.

Más allá de las zonas donde buscan vivienda, otro de los aspectos que atraen la atención de esta nueva generación dependiente de las tecnologías es el aspecto “Smart” de las propiedades. Las viviendas inteligentes y equipadas con domótica podrían atraer más su atención pues cumplen con la necesidad de rapidez, inmediatez y agilidad de los jóvenes.

Las agencias inmobiliarias deben modernizarse ante el dominio online

Las tendencias de uso de Internet de los más jóvenes, que según Emarketer pasan más de 50 horas a la semana conectados, junto al auge de las Proptech están revolucionando el sector inmobiliario. Como nativos digitales, los jóvenes utilizan sus dispositivos electrónicos para buscar casas, tanto para alquiler como para compra, siendo el móvil el dispositivo que hoy en día genera más tráfico en la búsqueda de viviendas, gracias a las diversas apps disponibles para esta labor. Las plataformas inmobiliarias online les permiten explorar todas sus opciones desde la comodidad de su casa y contactar simplemente con aquellos propietarios o vendedores cuyas ofertas realmente les interesen.

Además, con las nuevas tecnologías de realidad virtual, como la que ofrece Vitrio, en muchos casos pueden ver exactamente cómo es la propiedad mediante un recorrido virtual sin tener que desplazarse a hacer una visita presencial de la vivienda, lo cual les facilita el proceso de búsqueda y les permite dedicar su tiempo a otras actividades de ocio.

Los jóvenes quieren rapidez en sus transacciones. En Internet la oferta es casi infinita, y es que con la constante actualización que permite esta herramienta, los que buscan una vivienda están expuestos a una gran cantidad de opciones. Ante esta amplia oferta, deberán filtrar cuáles son las opciones que realmente les interesan basándose en si cumplen con sus necesidades y el valor añadido y la facilidad de gestión que les ofrezcan.

Pagar el menor precio por la mejor opción disponible, ¿es posible?

Actualmente, los precios del alquiler están en constante aumento y no es sorpresa para nadie. Esta situación, junto con las facilidades hipotecarias que ofrecen los bancos actualmente, especialmente para jóvenes menores de 35 años, han hecho que algunos jóvenes, cansados de pagar alquiler y de las constantes subidas de precios en cada renovación, se decanten por la compra de viviendas, habiendo un 26,5% de aquellos entre 16 y 29 años en régimen de propiedad de vivienda, según datos de 2017 del INE. Sin embargo, con un salario de entre 16.000 y 20.000 euros al año, según la misma fuente, los jóvenes tienen cada vez más difícil el ahorrar para poder pagar la inicial de una propiedad y su consiguiente hipoteca.

Según datos del 2015 de Urban Institute, en el periodo de edades comprendido entre los 25 y 34 años, solo un 37% de los jóvenes de hoy en día poseen una vivienda, mientras que, de las generaciones anteriores, como los Baby Boomers o la Generación X, el porcentaje de propiedad de vivienda en ese periodo de edad era de 8 puntos más. Las preferencias de los más jóvenes por vivir en el centro de las grandes urbes, que son zonas más caras, es uno de los factores que influye en el retraso de este grupo de personas en dar el paso hacia la compra, según el informe.

Los jóvenes menores de 30 años destinan entre un 30% y 33% de sus sueldos al pago de la vivienda y gastos asociados, según indica un estudio de Habits Big Data. Ante este panorama, y frente a un mercado de altos precios, buscan opciones para vivir en el centro de la ciudad y en pisos en buenas condiciones a un precio asequible, ante lo que surge la solución de compartir piso. Con sus parejas, con amigos o incluso con desconocidos, el alquiler por habitaciones es cada vez más común y, para ello, han surgido diversas plataformas innovadoras que contribuyen a la economía colaborativa del sector inmobiliario, facilitando la conexión entre aquellos que buscan compañeros de piso y los que necesitan una habitación para vivir.

Los más afectados por las subidas del alquiler son los jóvenes de Cataluña, Madrid (9,3 €/m2.mes), País Vasco y Baleares (6,8 €/m2.mes), zonas que presentan rentas de alquiler más elevadas, según el “Observatorio de Vivienda y Suelo. Alquiler residencial 2018” del Ministerio de Fomento. Mientras que, por otro lado, las comunidades autónomas como Extremadura, Castilla La Mancha, Castilla y León y Galicia están entre las menores rentas de alquiler en España, con cifras medias iguales o inferiores a los 5€/m2.mes.

  • El portal inmobiliario Vitrio presenta en SIMA, Agency CRM by Vitrio, una
    solución para que las empresas del sector puedan mejorar su gestión
    de carteras y su relación con los clientes.

La transformación digital, el big data, la gestión de grandes cantidades de información y la atención personalizada al cliente son los principales retos a los que se enfrentan los profesionales del sector inmobiliario. Si a esto le unes que tanto compradores como arrendatarios han cambiado sus formas y hábitos de búsqueda y consumo, es importante que las empresas tengan a su alcance soluciones que permitan mayor personalización y una gestión más eficiente.

Según las conclusiones del encuentro Proptech 2018, evento en el que Vitrio tuvo presencia, el futuro del sector del Real Estate está en la integración de tecnologías, y aquellas empresas que innoven serán las que tengan éxito en el mercado. En España, el número de empresas Proptech ha crecido en gran medida, gracias a los beneficios que ofrecen las nuevas herramientas como el Blockchain, la inteligencia artificial y los CRM que permiten una interacción más directa entre las partes y transacciones más rápidas, seguras y eficientes.

Ante esta situación, el portal inmobiliario Vitrio ha identificado las principales necesidades del sector inmobiliario y ha creado Agency CRM by Vitrio, una nueva herramienta de gestión de anuncios para profesionales del sector inmobiliario. Basado en el Customer Relationship Management (CRM), este sistema permite dar de alta a agentes inmobiliarios, asignarles las propiedades, hacer su seguimiento, adjuntar y archivar documentos como memorias de calidades, contratos y más, así como ver a tiempo real el estado de las
propiedades, leads o estadísticas, entre otras muchas funcionalidades.

Agency CRM by Vitrio ofrece además a los agentes inmobiliarios información actualizada sobre visitas, reservas o ventas de inmuebles, así como la evolución y estadísticas de cualquier cartera o propiedad, permitiéndoles, entre otras cosas, realizar sus tours virtuales y compartirlos en sus propias páginas webs o redes sociales.

Con el objetivo de demostrar cómo integrar la innovación en la gestión de inmuebles, Vitrio presentará el Agency CRM en SIMA 2019, del 29 de mayo al 2 de junio.

El portal inmobiliario Vitrio, empresa que ha desarrollado este CRM, ofrece realizar fotografías y tours en 360°, además de la nueva posibilidad de publicar anuncios con fotografías en 2D. Los visitantes de esta edición del SIMA tendrán la posibilidad de probar las gafas de realidad virtual y participar en diversos concursos y actividades.