Entradas

  • Un 18% está pensando cambiar de localidad de residencia y casi el 50% ha realizado algún tipo de reforma para crear un espacio específico para el teletrabajo.
  • Un 14% de los españoles que tenía previsto comprar una vivienda a principios de 2020 ha aplazado esta decisión por la crisis de la COVID-19 y un 28% está a la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos.
  • Uno de cada cuatro españoles tiene pagada su vivienda. El 37% destina menos del 25% de sus ingresos mensuales al pago de la vivienda mientras que un 31% tiene que dedicar entre un 25% y el 50%.

Tres de cada diez españoles han cambiado o tienen previsto cambiar de vivienda a raíz de la crisis de la COVID-19 y el 18% está pensando cambiar de localidad de residencia (si no lo ha hecho ya). Por otro lado, casi la mitad de los españoles (47%) ha realizado algún tipo de reforma en su vivienda durante los últimos meses para crear un espacio específico para el teletrabajo y el 16% ha creado o incrementado el espacio dedicado para hacer deporte o disfrutar del tiempo de ocio en su vivienda.

Esta es una de las principales conclusiones del I Estudio Housers sobre hábitos de vivienda e inversión en el sector inmobiliario elaborado por la plataforma de financiación participativa Housers, líder en el sur de Europa.

Tres de cada diez consultados por Housers creen que en los próximos años se incrementará la vivienda en alquiler, afianzándose una tendencia mucho más integrada en otros países europeos. En 2018, según datos de Eurostat, el 23,9% de los españoles vivía en régimen de alquiler, frente al 35% de Reino Unido y Francia o casi el 50% en el caso de Alemania. Por el contrario, un 19% de los encuestados considera que será la vivienda en propiedad la que se verá favorecida de este escenario de crisis mundial. Para más de un tercio, esta situación coyuntural no alterará los hábitos de los españoles sobre el consumo de vivienda, aunque existe un significativo 16% que cree que este escenario propiciará que se fomenten otros modelos alternativos como el coliving (vivienda en comunidad).

Por otro lado, de entre los españoles que se estaban planteando la compra de una vivienda a inicios de 2020, un 14% ha aplazado la decisión de comprar una vivienda por la crisis de la COVID-19 y un 28% está a la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos, antes de tomar una decisión, frente a un 6% que ha acelerado este proceso ante la explosión de la pandemia.

El estudio elaborado por Housers permite extraer otros datos relevantes con respecto a los aspectos que tienen en cuenta los españoles a la hora de comprar una vivienda. Casi la mitad (44%) tiene claro que la ubicación es el factor más importante, valorando en primer lugar la cercanía al centro de trabajo y a la familia, el 21% evalúa como primera opción los servicios públicos, culturales y comerciales que ofrece la zona, mientras que dos de cada diez muestran un mayor interés por que la vivienda cuente con elementos exteriores como terraza, jardín o piscina. Solo el 14% valora como primera opción la calidad de los materiales y zonas comunes como clave para decantarse por una propiedad u otra.

Pero, ¿cuánto destinan los españoles a su vivienda habitual, ya sea vía alquiler o vía pago de hipoteca? Uno de cada cuatro españoles tiene pagada su casa, el 37% destina menos del 25% de sus ingresos mensuales y un 31% tiene que dedicar entre un 25% y el 50%. Solo un 5% emplea más de la mitad de su renta mensual al pago de su vivienda habitual.

Álvaro Luna, fundador y director Real Estate de Housers, explica que “la pandemia mundial como consecuencia de la crisis de la COVID-19 ha provocado que muchos españoles se planteen un cambio en su vivienda para adaptarse a las nuevas circunstancias e incluso que se fomenten nuevos hábitos con los que los españoles no están tan familiarizados, como normalizar el hecho de vivir de alquiler o explorar otras nuevas formas como el coliving”.

El sector inmobiliario, clave para diversificar las carteras de inversión

El 49% de los inversores en inmobiliario elige esta tipología de inversión para diversificar su cartera frente a uno de cada cuatro que apunta al hecho de que ofrezca mejores rentabilidades esperadas que otros productos financieros y un 18% que se decanta por la inversión en Real Estate por las distintas oportunidades que ofrece (vivienda, garaje, local comercial, oficina), adaptadas a todo tipo de inversores, según su poder adquisitivo. La mayoría de los consultados (75%) cuenta con menos de una cuarta parte de sus ahorros invertidos en inmobiliario, aunque uno de cada diez concentra más de la mitad de sus inversiones en Real Estate. Para el 18% de los españoles, el mercado inmobiliario en España es sólido y ofrece grandes garantías a la hora de invertir, mientras que seis de cada diez lo ven interesante, pero reconocen que les genera una cierta inseguridad.

Además del inmobiliario, la mitad de los inversores apuesta por los fondos o la inversión directa en Bolsa, el 18% en planes de pensiones u otros productos de ahorro para la jubilación, mientras que otras opciones planteadas son los depósitos y cuentas corrientes, o las criptomonedas y otras inversiones alternativas, 16% y 13%, respectivamente.

Hombre, millennial y residente en una gran ciudad

La mayoría de los españoles que invierte en plataformas online (financiación participativa) concentra menos del 20% de sus ahorros en este tipo de activos, frente a un 10% que apuesta por canalizar más de la mitad a través de estas plataformas. Las facilidades a la hora de invertir desde pequeñas cantidades son fundamentales para un tercio de los inversores en plataformas online y la mitad suele diversificar sus inversiones en diversos sectores.

El perfil del inversor en plataformas de financiación participativa corresponde a un hombre, de la generación Millennial (entre 26 y 39 años), que vive en una ciudad de más de 500.000 habitantes e invierte más de 1.500 euros. Cuenta con unos ingresos anuales de entre 20.000€ y 50.000€ y principalmente valora las facilidades a la hora de invertir desde pequeñas cantidades y en diferentes proyectos.

Álvaro Luna explica que “resulta muy relevante que los inversores en plataformas de financiación participativa apuesten por la diversificación en muchos proyectos, una de las claves para aspirar a obtener rentabilidades en el corto y largo plazo. No obstante, esta tipología de inversión tiene que marcarse un reto de cara al futuro más cercano: penetrar en el ámbito rural y de las ciudades pequeñas, así como en el inversor femenino, puesto que todavía existe un gap muy elevado por género”.

  • Pese a las bajas cifras de emancipación en España, hay jóvenes con ingresos estables y ahorros que les permiten pensar en adquirir una vivienda en propiedad en vez de vivir de alquiler.
  • Preocupación por la sostenibilidad, búsqueda de viviendas adaptadas a los nuevos hábitos, estabilidad familiar y condiciones de financiación atractivas, entre las tendencias protagonistas.

Adquirir una vivienda es una de las prioridades más comunes entre la población española. Concretamente, casi el 82% de los ciudadanos en España prefiere comprar una vivienda propia que optar por la opción del alquiler, según indican los datos del Barómetro de junio 2019 del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Además, en los últimos meses, el interés por la compra de vivienda ha ido aumentando. Y es que el tercer trimestre del año registró 102.197 compraventas de vivienda, lo que supone un incremento del 33,51% de las transacciones registradas en el segundo trimestre del año, según los datos ofrecidos por el Colegio de Registradores de la Propiedad, Bienes Muebles y Mercantiles de España. Este mayor interés por la adquisición de vivienda en el corto-medio plazo lo han percibido también los principales players del sector como portales inmobiliarios y agentes comerciales.

 

Sin embargo, a pesar del interés, no todos pueden permitirse acceder a la vivienda en propiedad, algo que resulta incluso más difícil para los jóvenes españoles, teniendo en cuenta que, en el primer semestre del 2019, tan solo el 18,5% de la población entre 16 y 29 años se había emancipado, según los datos del Consejo de la Juventud de España. Entre los jóvenes emancipados, están los que han optado por el alquiler o aquellos que, en cambio, prefieren apostar por la vivienda en propiedad para dar un paso más en su proceso de independencia y estabilidad. En la situación actual, lo lógico sería pensar que aquellos que tienen un trabajo estable, buenos ingresos y ahorros, preferirán acceder a la vivienda mediante la compra, aprovechando las oportunidades del mercado y las atractivas condiciones de financiación que ofrecen los bancos hoy en día para jóvenes.

Los expertos de Instituto de Valoraciones han analizado la actividad de este grupo poblacional en el ámbito inmobiliario, arrojando luz sobre las tendencias que están marcando el acceso de los jóvenes a la vivienda en propiedad:

  • Interés por viviendas sostenibles y eficientes. Según los datos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, en agosto de este año se concedieron 5.249 visados de dirección de obra nueva para viviendas, casi un 3% más que en el mismo mes del año pasado. Teniendo en cuenta que actualmente para realizar transacciones de compraventa o alquiler de vivienda, los edificios de nueva construcción deben contar con un certificado que garantice su eficiencia energética, esto podría suponer una auténtica oportunidad para los jóvenes que buscan viviendas de alta eficiencia energética. Y es que las viviendas nuevas suelen cumplir en mayor medida con estos parámetros, sobre todo teniendo en cuenta que, según una directiva de la Comisión Europea, todos los edificios nuevos deben ser de consumo de energía casi nulo para finales de 2020. Así, se podría pensar que este grupo poblacional, que se caracteriza por su preocupación por la sostenibilidad y el medio ambiente, podría sentirse más atraído por las viviendas nuevas que cuenten, por ejemplo, con paneles solares o ventanas de PVC o aluminio que favorezcan el ahorro energético.
  • Compra de vivienda para la estabilidad familiar. Adquirir un inmueble suele ser sinónimo de estabilidad de cara al futuro, algo cada vez más deseado entre las parejas jóvenes. Y es que el tener una vivienda en propiedad es para muchos un factor imprescindible o determinante para empezar una familia. En España, son muchas las parejas jóvenes que conviven con hijos, de hecho, más de dos millones de personas de entre 25 y 34 años conviven con al menos un hijo, según los datos de 2019 de la Encuesta Continua de Hogares del INE. Así, se podría pensar que aquellas parejas que se encuentren en una situación personal favorable para realizar una inversión inmobiliaria lo harán de cara a tener mayor estabilidad a futuro para empezar una familia.
  • Búsqueda de viviendas adaptadas a los nuevos hábitos. Tras el período de confinamiento, muchas personas se han dado cuenta de que sus actuales viviendas no poseen las comodidades necesarias para la nueva normalidad, como espacios exteriores y luminosos o estancias extra para teletrabajar. Así, ahora el interés se dirige a viviendas más espaciosas, como por ejemplo las viviendas unifamiliares, que suelen tener todas las facilidades para satisfacer estas demandas. De hecho, en el tercer trimestre del año, la compraventa de viviendas unifamiliares ocupó un 20,43% del total de transacciones, marcando el máximo de la serie histórica, según el Colegio de Registradores de la Propiedad, Bienes Muebles y Mercantiles de España. Estos hogares, más amplios, luminosos y con extras que raramente se encuentran en los inmuebles residenciales en bloque, se presentan como una buena inversión a largo plazo.
  • Condiciones de financiación favorables para jóvenes. A la hora de adquirir una vivienda, una de las principales limitaciones con las que se encuentran los jóvenes es el alto importe que supone costear la entrada para la misma. Lo habitual es que se requiera pagar alrededor del 20% del valor del inmueble a la entrada, más gastos de notaría, registros, IVA… La buena noticia es que se están estudiando alternativas que puedan facilitar el acceso a la vivienda en propiedad, como, por ejemplo, la colaboración público-privada. Además, en algunos casos, los bancos ofrecen condiciones especiales para los jóvenes, como podría ser, la financiación de un valor superior al 80% de la vivienda, la eliminación de comisiones de apertura, tipos de intereses atractivos o plazos de amortización de hasta 40 años.
  • Las ayudas del estado, claves para este grupo. Con el objetivo de reducir la alta edad de emancipación en España, tanto las administraciones nacionales como las autonómicas están ofreciendo ayudas a los jóvenes españoles para que puedan adquirir una vivienda propia. Es el ejemplo del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 desarrollado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que ofrece una ayuda directa a los menores de 35 años para la adquisición de viviendas en municipios de menos de 5.000 habitantes. Por otra parte, la Comunidad de Madrid lanzó en septiembre el programa Primera Vivienda por el que se destinarán 12 millones de euros para avalar al menos 5 mil hipotecas de jóvenes madrileños de hasta 35 años.

 

 

  • El precio medio en España se deprecia un 1,6 % respecto al primer trimestre, cuando se inició la crisis sanitaria, y un 0,4 % en el último año. Se trata del primer descenso interanual desde el tercer trimestre de 2015.
  • Todas las comunidades autónomas muestran valores inferiores a los del primer trimestre. Extremadura es la región que cae en mayor medida respecto a la situación pre-covid (-9,0 %).

La estadística Tinsa IMIE Mercados Locales muestra en el tercer trimestre del año un ajuste generalizado de valores, después de un segundo trimestre del año en el que el confinamiento alteró la dinámica del mercado y la obtención de valores medios representativos. Según las tasaciones de vivienda nueva y usada realizadas por Tinsa, el precio medio en España ha experimentado un descenso del 1,6 % durante la crisis sanitaria, entre el primer y el tercer trimestre de 2020, hasta situarse en 1.361 €/m2.

El valor supone un descenso del 0,4 % respecto al mismo periodo del año anterior y la primera caída interanual en el precio de la vivienda en España en los últimos cinco años, desde el tercer trimestre de 2015. ”Las distintas cifras regionales comparten el signo negativo en sus tasas de variación respecto al primer trimestre del año y son mayoritarios los descensos interanuales. El hecho de que estos descensos sean la tónica actual, más allá de las distintas cifras registradas, apunta al comienzo de una nueva tendencia que, en los próximos meses, podrá evidenciar la intensidad del ajuste y la posible heterogeneidad geográfica que se produzca”, apunta Rafael Gil, director del Servicio de Estudios de Tinsa.

Mercados del interior peninsular son los que más han acusado el ajuste de valores durante en estos seis meses de crisis sanitaria. Septiembre se caracterizó por una tendencia de ajuste de precios, tras un agosto relativamente estable. Pese a ello, todavía 13 provincias y 18 capitales mantienen precios superiores a los que tenían hace un año.

El precio medio en España es un 13,7 % superior al mínimo registrado en la crisis anterior y se mantiene un 33,6% por debajo del nivel máximo alcanzado durante el boom inmobiliario, en 2007.

COMUNIDADES AUTÓNOMAS

En todas las comunidades autónomas el precio medio de la vivienda es inferior al que registraban al cierre del primer trimestre, cuando se decretó el estado de alarma. Los mayores ajustes durante la crisis, por encima del 8 %, se han registrado en Extremadura, Aragón y Castilla y León.

En tasa interanual, Baleares y Canarias (+0,4%) y el Principado de Asturias (+3,0 %) son las únicas regiones que mantienen incrementos en tasa interanual. Los mayores descensos en los últimos 12 meses se localizan en La Rioja, Extremadura y Andalucía, con caídas superiores al 5 %.

El ajuste sufrido en los últimos meses sitúa el precio medio en Castilla y León, Extremadura y Galicia en su nivel mínimo desde que estallara la crisis financiera en 2008. En el extremo contrario, la Comunidad de Madrid mantiene un valor medio un 36,5 % superior al mínimo que marcó durante la crisis financiera. En Cataluña, el aumento desde su mínimo alcanza el 28 % y el 24,7 % en Navarra.

PROVINCIAS

Únicamente las provincias de Lleida y Lugo registran valores superiores a los de hace seis meses cuando comenzó la emergencia sanitaria: un 3,5 % y un 2,9 % por encima, respectivamente. Por el contrario, los mayores ajustes desde el primer trimestre de 2020 se registraron en las provincias de Cuenca, Teruel, Valladolid y Ávila, con caídas que superan el 10%.

Pese a los recientes ajustes, 13 provincias todavía muestran crecimientos en tasa interanual, destacando Huelva (+4,5 % anual), Lleida (+4,4 %) y Burgos (+4,3 %). Los mayores descensos en el último año, por encima del 8%, se localizan en las provincias de Soria, Cuenca, Ávila, Teruel, Almería y Granada.

Los valores medios de vivienda nueva y usada más elevados se dan en Guipúzcoa (2.427 €/m2), Madrid (2.235 €/m2), Baleares (2.212 €/m2) y Barcelona (2.073 €/m2). Los menores, en Cuenca (606 €/m2), Ciudad Real (628 €/m2), y Teruel (638 €/m2).

Hasta en ocho provincias (Cuenca, Toledo, Ávila, Guadalajara, Tarragona, Zaragoza, Almería y La Rioja) el precio medio acumula un descenso superior al 50% desde los máximos alcanzados en 2007.

CAPITALES

La mayoría de las capitales (34 ciudades) muestra en este tercer trimestre variaciones interanuales negativas. Junto a descensos de marcada intensidad, como en Ourense, Zamora o Teruel, en la estadística se observan también incrementos significativos de valores en tasa interanual, por encima de los dos dígitos, en ciudades como Lleida o Badajoz.

“Cuanto más se desciende geográficamente, los mercados son más susceptibles de mostrar acusadas variaciones puntuales de habitual corrección en trimestres sucesivos, hasta consolidar la tendencia. Este efecto se acentúa en contextos como el actual, de menor actividad y, por tanto, con menor muestra de operaciones”, explica Rafael Gil.

Las capitales del interior peninsular concentran los descensos más significativos durante la crisis sanitaria. Nueve ciudades muestran descensos superiores al 10% desde el primer trimestre de 2020, destacando Ourense, Zamora y Valladolid con los ajustes más intensos.

Entre las cinco mayores capitales españolas, Zaragoza es la que más ha visto reducido su valor medio desde el primer trimestre del año (-7,9 %). En Barcelona, el ajuste desde el inicio de la crisis sanitaria es del 4,3 % (-4,7 % interanual), mientras que en Madrid el valor se ha reducido un 5,8 % desde el primer trimestre del año y un 3,6 % en tasa interanual. Madrid no registraba caídas interanuales en el precio medio de la vivienda nueva y usada desde el primer trimestre de 2015. En Barcelona, por su parte, los descensos interanuales comenzaron hace ya un año, en el tercer trimestre de 2019.

Siete capitales (Cuenca, Segovia, Teruel, Zamora, Palencia, Lugo y Ourense) registran actualmente el menor precio medio desde que comenzara la crisis financiera en 2008. En Barcelona y Madrid, el encarecimiento de la vivienda desde sus mínimos supera el 40 % y el 30 % en el caso de San Sebastián, Málaga y Palma.

Desde los máximos del ciclo anterior (2007), la caída acumulada supera el 50% en nueve capitales: Albacete, Ávila, Cuenca, Guadalajara, Ciudad Real, Castellón, Logroño, Segovia y Zaragoza.

Los valores medios por metro cuadrado más elevados de vivienda nueva y usada en el tercer trimestre del año se encuentran en San Sebastián (3.511 €/m2), Barcelona (3.190 €/m2) y Madrid (2.856 €/m2), seguidos de Bilbao, Palma de Mallorca y Cádiz (por encima de 2.000 €/m2). En el extremo opuesto y por debajo de 900 €/m2 aparecen Lugo, Ávila, Zamora, Teruel, Cuenca, Ourense y Castellón

Esfuerzo financiero neto y cuota mensual

Los españoles destinan de media el 20,5 % de sus ingresos familiares disponibles a afrontar el primer año de hipoteca. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, la hipoteca media en España se situó en 128.169 euros en el segundo trimestre de 2020 (último dato disponible). Cada mes, el pago de la cuota hipotecaria supone un desembolso medio de 589 euros.

De acuerdo con las cifras provinciales de hipoteca media publicadas por el INE para el primer segundo trimestre del año, Baleares y Málaga serían las dos provincias con un esfuerzo financiero medio más elevado (alrededor del 25 %). En el lado opuesto, Soria, Castellón, Huelva, Ciudad Real, Palencia y Lleida quedarían por debajo del 15 %.

En las dos capitales principales, Madrid y Barcelona, el esfuerzo financiero neto alcanza un 19,2 % y 23,0 %, respectivamente. En Madrid el distrito de Salamanca supera la tasa del 25 %, algo que en Barcelona sucede en los distritos de Sarriá-Sant Gervasi y Ciutat Vella.

La cuota mensual hipotecaria más elevada se registra en la provincia de Barcelona (853 euros), seguida de Baleares (842 euros) y Madrid (745 euros), muy por encima del pago promedio que se realiza en Cáceres (336 euros), Cuenca (346 euros), Ciudad Real (348 euros) y Ávila (353 euros).

Ratios de compraventas y visados de obra nueva

Las provincias de Málaga, Alicante y Almería se mantenían al cierre del primer trimestre (escenario pre-covid) como las más activas en compraventas en proporción al tamaño de su mercado. En el año comprendido entre el segundo trimestre de 2019 y el primero de 2020, se transaccionaron en Málaga un total de 32,8 viviendas por cada 1.000 existentes en la provincia, frente a la ratio media en España de 21,2 viviendas para ese mismo periodo. En la provincia de Alicante, la proporción fue de 31,6 viviendas y en Almería 28,6 compraventas por cada 1.000 viviendas que componen el parque de la provincia.

Por lo que se refiere a la actividad promotora, la provincia de Guadalajara superaba al cierre del primer trimestre a la Comunidad de Madrid en número de visados de obra nueva por cada 1.000 viviendas existentes, con una ratio de 6,7 visados frente a los 6,6 visados de Madrid, según datos del Ministerio de Transportes. Como provincias con mayor actividad se mantenían Málaga, con una ratio de 9,3 visados, y Navarra, con 8,7, ambas muy por encima de la media nacional: 4 visados por cada 1.000 viviendas de parque existente.

  • Con este acuerdo, la proptech completa la colaboración con todos los principales portales inmobiliarios de España: Idealista, Pisos.com, Habitaclia, ThinkSpain, Misoficinas.es o Trovimap

La proptech Realisti.co ha cerrado esta semana un acuerdo con Fotocasa para integrar las visitas virtuales a inmuebles creadas autónomamente por sus más de 2.500 usuarios: agentes y agencias inmobiliarias de toda  España.

De esta manera, completa su colaboración con todos los principales portales inmobiliarios de España: Idealista, Pisos.com, Habitaclia, Misoficinas.es o Trovimap. Además, también posibilita la integración de sus tours en plataformas de otros países como la inglesa Rigthmove o los italianos Inmobiliare.it, Wikicasa, Casavo.com o GateAway.

Con la aplicación de esta tecnología, basada en contenido inmersivo, las inmobiliarias pueden facilitar y acelerar el proceso de comercialización, mostrando las viviendas de una forma más atractiva y real. De esta manera, se mejora la experiencia del posible interesado en adquirir o alquilar un inmueble, logrando un mayor realismo en la disposición de la vivienda, aportando mayor trasparencia e información. Además, pueden ofrecer una experiencia diferente, por la facilidad de uso y navegación de la visita, manteniendo el interés por más tiempo, diferenciados de los tradicionales anuncios basados en fotografías.

Esta tecnología, permite que los agentes inmobiliarios creen tours virtuales de forma autónoma utilizando cámaras 360 desde el propio inmueble, además de la posibilidad de que Realisti.co pueda renderizar los inmuebles a partir de un plano de la vivienda (Plano360) lo que permite transformarlo en un contenido inmersivo sin necesidad de desplazamientos por parte de los agentes: los ambientes 360 renderizados se generan desde el plano acotado incluyendo las medidas reales de las estancias.

Una vez generado el tour virtual, el agente inmobiliario puede “integrarlo” directamente en los portales que tengan un acuerdo con Realisti.co. Además, “pueden compartirlo a través de redes sociales y realizar con el cliente interesado una visita remota controlando su pantalla para explicarle las características de la vivienda sin tener que desplazarse.  Teniendo en cuenta la situación actual de la crisis provocada por el coronavirus, así como las distintas fases postCovid-19, reducir el número de visitas físicas y tratar de filtrar el interés del comprador es vital”, apunta el Country Manager de Realisti.co, Carlos Carrión.

  • El informe detecta la posibilidad de lograr ahorros en intereses entre 20.000 y 50.000 euros para una hipoteca tipo de 230.000 euros. El estudio se realizó entre enero y abril, apunta a que lo habitual es rebajar un punto porcentual, en ocasiones la rebaja podría llegar incluso a 1,50% sobre el tipo de interés sin vinculaciones.
  • Un tercio de los consumidores se inclinan inicialmente por no solicitar ninguna vinculación. De los dos tercios restantes, la domiciliación de la nómina (32 %), seguro de vida (24 %) y seguro de hogar (18 %), siguen siendo de lejos, las tres vinculaciones más solicitadas a la hora de cerrar su hipoteca
  • La plataforma de “hipotech” detecta un aumento de solicitudes subrogaciones entre enero y abril del 46 %

Los descuentos de los productos vinculados a las hipotecas pueden ser fuente de ahorro importante que beneficie a los consumidores. Un ahorro medio de unos 35.000 euros en intereses, y por tanto en la cuota hipotecaria, si se aplican descuentos de vinculaciones y/o se eligen determinados productos vinculados a la hipoteca, según cálculos de un estudio propio realizado por la fintech, Hipoo. Un ahorro que se sitúa en una horquilla entre 20.000 y 50.000 euros para una hipoteca media tipo de 230.000 euros, eligiendo el paquete óptimo de vinculaciones en comparación con no hacerlo.

El estudio fue realizado entre enero y abril de este año entre 7.000 usuarios de la plataforma de tecnología hipotecaria, residentes en su mayoría en las principales capitales de España y con un nivel económico medio alto, además ha analizado el producto hipotecario de 20 banco españoles.

Lo habitual es rebajar un punto porcentual, pero en ocasiones podría llegar incluso a 1,50% de rebaja sobre el tipo de interés sin vinculaciones, apunta el estudio.

Un tercio de los consumidores se inclinan inicialmente por no solicitar ninguna vinculación. De los dos tercios restantes, dentro de la gran variedad de vinculaciones hipotecarias existentes, la domiciliación de la nómina (32%), seguro de hogar (18%) y seguro de vida (24 %) son las tres vinculaciones más solicitadas por los consumidores a la hora de cerrar su hipoteca. La domiciliación de recibos (12 %), y la tarjeta de crédito (8 %) son otras destacadas. Por último, el 6% apostaría por otras como: plan de pensiones, seguro de coche o vivienda sostenible.

Y es que, existe un ecosistema complejo, según Juan Ferrer, ceo de HIPOO “cada banco configura sus productos hipotecarios con las vinculaciones de manera distinta. Por lo que conocer bien las distintas ofertas y estructuras de bonificaciones de todo el sector bancario permite al consumidor final tener mayor claridad y más información. Así como optimizar al máximo el ahorro, al saber en tiempo real a través de un Marketplace el impacto que puede tener sobre la cuota hipotecaria un paquete de vinculaciones u otro. En lo que llevamos de año, hemos comprobado un aumento del 46 % de consultas relacionadas con la subrogación de hipotecas”.

La estructura de bonificaciones es compleja y dispar, el estudio refleja como los seguros de hogar y nómina van íntimamente unidos, uno por obligatoriedad y otro por coste. En última instancia el seguro de vida, sobre todo en aquellas familias que tienen hijos. También se desprende de este análisis, que de los consumidores que buscan ahorrar apoyándose en una estructura de vinculaciones, el 53 % prefiere el paquete completo de domiciliación de la nómina, el seguro de hogar y el seguro de vida.

Marketplace y algoritmos para ahorrar

Parte del informe se ha confeccionado gracias al nuevo desarrollo integrado en la plataforma de “hipotech”, Hipoo, que permite conocer y adaptar en tiempo real la cuantía de la hipoteca según a los productos vinculados ofrecidos por distintas entidades bancarias. Esta nueva tecnología, basada en algoritmos, permite al usuario puede configurar la estructura de vinculaciones en todo momento y ver el impacto que tienen estos cambios en la cuota e intereses totales, además de aplicar comparativas por entidades bancarias, desde el sofá de su casa a golpe de clic, hasta ahora algo inédito en nuestro país.

El algoritmo desarrollado permite además que los usuarios puedan recibir ofertas personalizadas adaptadas a cada cliente y configurar así las hipotecas con la estructura de vinculaciones según las preferencias y necesidades de cada persona. En este proceso, “se combina el desarrollo tecnológico con la participación de expertos hipotecarios para guiar al usuario, simplificando y centralizando al máximo todo el proceso, así como permitiendo diseccionar todos los productos lo máximo posible mirando las primas de los seguros, y siempre buscamos ir más allá de una mera tecnología de comparación, con asesoramiento transparente, imparcial y realizado por un experto”, apunta el CEO de Hipoo, Juan Ferrer.

  • Los ponentes destacaron la inexistencia de suelo asequible como la causa principal que impide a jóvenes y clase media acceder a una vivienda en condiciones financieras asumibles.

La falta de una oferta real de vivienda para jóvenes y clase media ha centrado los debates del primer INMOFORUM celebrado en Palma. Organizados por SIMAPRO, el evento profesional que se celebra en paralelo a SIMA (Salón Inmobiliario), y el grupo mediático Prensa Ibérica, editor del Diario de Mallorca, los encuentros INMOFORUM tienen por objetivo principal impulsar el debate sobre la situación actual y las tendencias futuras del sector a nivel nacional, pero aportando también una perspectiva local en su análisis. Hasta la fecha están programados otros tres INMOFORUM en Alicante, Barcelona y Málaga.

Este primer encuentro en Palma se ha estructurado en torno a dos mesas redondas. La primera, dedicada al reto del acceso a una vivienda asequible, ha contado como ponentes con Marc Pons, Conseller de Mobilitat i Habitatge, Luis Martín, Presidente de PROINBA, y Juan Antonio Gómez-Pintado, Presidente de APCEspaña. El análisis del perfil del comprador internacional fue el tema de la segunda, con la participación de Pedro Soria, Director comercial de Tinsa, Antxon Iriondo Moral, Director Territorial de la Delegación de Cataluña y Baleares de Metrovacesa, y Birgit Süßmilch, Directora del Shop Santa Ponsa de Engel & Völkers.

En su intervención, Juan Antonio Gómez-Pintado remarcó que existe un conflicto generacional de acceso a la vivienda ante la falta de suelos en los que edificar con un precio asequible. Tras lamentar la incapacidad mostrada hasta la fecha para resolver este problema, Gómez-Pintado se remitió a cómo otros países de nuestro entorno han enfrentado este problema, como Francia, donde el estado permite que las compañías de seguros avalen al comprador. El presidente de APCEspaña también señaló que para que el sector privado invierta capital tiene que obtener un beneficio, pues en caso contrario los concursos públicos para la construcción de vivienda asequible quedarán desiertos.

En la misma línea del presidente de APCEspaña, Luis Martín recalcó que únicamente si hay suelo asequible habrá vivienda asequible. Y apuntó una conclusión que, aunque referida a la idiosincrasia balear, se puede extender también al conjunto del estado español: la escasez de oferta residencial para la clase media y las dificultades de ésta para financiar su compra. “Nuestro problema es la clase media”, remachó.

Por su parte, el conseller Marc Pons confrontó las palabras de Martín con el hecho de que en la actualidad en Baleares haya suelo urbanizable para 134.000 viviendas más. «Es decir, que podemos crecer en población un 33% más«. Además, recordó experiencias en otros territorios estatales en que la liberación del suelo supuso, en contra de lo planeado, un aumento del precio de la vivienda. «Estamos en un territorio limitado y el precio no lo marca la población autóctona, sino la gente que viene de fuera, que está dispuesta a pagar más por la misma vivienda”.

Los condicionantes de la demanda nacional e internacional en el mercado residencial del archipiélago balear fueron el hilo conductor de las intervenciones en la segunda mesa redonda de INMOFORUM. Pedro Soria explicó que la sostenibilidad ha llegado para quedarse y, no obstante, aunque constituye un ahorro para los propietarios de una vivienda, todavía está en una fase incipiente. Antxon Iriondo Moral, director territorial en Cataluña y Baleares de Metrovacesa, comentó que Metrovacesa apuesta por Mallorca, especialmente por Nou Llevant, con una inversión de 150 millones de euros que se transformarán en 550 viviendas.

Por último, Birgit Sübmilch, directora del Shop Santa Ponça de Engel & Völkers, afirmó que «muchos inversores ya no ven posibilidades en sus propios países, y deciden venir a Baleares combinando una inversión y el disfrute con su familia

  • En el segundo trimestre del 2019 los británicos lideraron la clasificación por nacionalidad, pero registraron la cifra más baja de la serie histórica. 
  • Los marroquíes y rumanos avanzan entre las nacionalidades con más peso en la compraventa de viviendas por parte de extranjeros y los residentes compran más que los no residentes.

 Los compradores extranjeros son un fuerte motor de impulso del mercado inmobiliario en España. Tanto residentes como no residentes que invierten en inmuebles en el país protagonizan gran parte de la actividad inmobiliaria. Según reflejan los datos del Ministerio de Fomento, los extranjeros residentes ocupan el 16,2% de las compraventas en España. En concreto, en el primer semestre del 2019 se realizaron cerca de 288.000 transacciones de compraventa en el país, de las cuales más de 46.000 fueron efectuadas por parte de extranjeros. Esto demuestra la relevancia que tiene la inversión foránea en la economía del país.

Entre todas las nacionalidades que invierten en el mercado español, los británicos suelen estar entre los más interesados, y, en el último año, esta tendencia no ha cambiado. Durante el primer semestre del 2019 los ciudadanos del Reino Unido lideraron la clasificación por nacionalidad, según el Consejo General del Notariado, acaparando el 12,9% de las transacciones hechas por extranjeros en España. Sin embargo, el dato registrado por este grupo en el segundo trimestre del 2019 (13,31%) ha sido el más bajo de la serie histórica, lo que podría estar indicando un retroceso progresivo de la demanda extranjera en el mercado residencial español. Esta tendencia se refuerza aún más teniendo en cuenta que, en el contexto general, la compraventa de vivienda libre por parte de extranjeros se redujo en el primer semestre del 2019 tras siete años y medio de crecimiento ininterrumpido (-3,2%).

Los expertos de la plataforma inmobiliaria Vitrio han analizado el comportamiento de la inversión inmobiliaria por parte de los extranjeros:

  • Los británicos van perdiendo cuota de mercado. El desenlace del Brexit y el comportamiento de la libra son hitos claves en la implicación de los británicos en el mercado inmobiliario español. En el segundo trimestre del 2019 los británicos registraron un 13,31% de las compras formalizadas por extranjeros, según los datos del Colegio de Registradores, una cifra que representa su mínimo histórico.
  • Marroquíes y rumanos, entre los inversores potentes. Más allá de la inversión de “sol y playa” característica de británicos, franceses o alemanes, toman protagonismo en la inversión de inmuebles en España otras nacionalidades que adquieren viviendas alineadas con sus objetivos laborales en España, gracias en parte a la evolución del empleo en el país. Los marroquíes y rumanos destacan en el 2019 por el aumento de peso en cuanto a compraventa de vivienda registradas por extranjeros. Los marroquíes, por ejemplo, han pasado de la octava posición a la cuarta, habiendo registrado el 6,14% del total de compras de viviendas por extranjeros en el primer trimestre del 2019, un aumento importante en comparación con la cifra que cerró el 2018, 4,67%.
  • Los extranjeros residentes compraron más este último año. Durante la primera mitad de 2019, el 59% de las compraventas de vivienda libres por extranjeros correspondieron a residentes, mostrando un incremento moderado del 1,9% interanual. Por su parte, las transacciones de no residentes supusieron el 41%. De este último grupo, las operaciones cayeron un 9,7% interanual, registrando así su tercera caída consecutiva. Entre las razones de la caída en las transacciones de los no residentes se podrían plantear la normalización del ‘boom’ inversor en torno al alquiler turístico, el aumento de compra de extranjeros residentes con fines laborales o el incremento del precio promedio por metro cuadrado que para los no residentes fue del 5,8% en este período, en comparación con el 1,3% que aumentó para los residentes, según el Consejo General del Notariado.
  • El interés por los archipiélagos disminuye. Como de costumbre, en el primer semestre del 2019, la compraventa por parte de extranjeros registró resultados muy dispares entre CC.AA. La Comunidad Valenciana, las Canarias, las Baleares y Murcia concentraron gran parte de las operaciones. No obstante, es interesante destacar que los archipiélagos, a pesar de seguir estando entre las ubicaciones preferidas por los extranjeros, han registrado un gran retroceso: -20,1% en Canarias y -13,7% en Baleares, efecto que quizás podría ir en línea con la pérdida de cuota de mercado de los británicos. Por su parte, otras comunidades como Cantabria, Asturias o Galicia presentaron cifras de alza.

 

  • El 50% de los visitantes registrados en la web de #SIMA2019 tiene entre 36 y 55 años
  • El 18% tiene un presupuesto entre 240.000 y 360.000 euros, mientras que otro 20% cuenta con más de 360.000 euros
  • El 73% de los visitantes buscará una vivienda principal, el 8% una vivienda en costa y el 13% una vivienda como inversión

La feria inmobiliaria SIMA es una fuente de información muy útil sobre las características del potencial visitante de la feria, sobre todo en aspectos tan cruciales como su edad, el presupuesto que tiene para adquirir una vivienda, su tipología o el distrito de Madrid o la localidad de la Comunidad donde se busca. La siguiente información está actualizada a 23 de mayo de 2019.

Qué edad tienen

La mitad de los visitantes pre registrados en la web de #SIMA2019 tiene una edad comprendida entre los 36 y 55 años [un 33%, entre 36 y 45 años y un 17%, entre 46 y 55 años]. El segundo grupo en importancia lo constituyen los millennials (hasta 35 años), que ya suponen un 37% de los pre registrados. Por su parte, los mayores de 55 años suman el 14% del total de registrados en la web de la feria.

Por qué acuden a la feria

La compra de una primera vivienda es la motivación principal para acudir a la feria. Así lo manifiesta el 73% de los pre registrados a #SIMA2019. Se trata de un porcentaje 8 puntos menor que en la edición del pasado año. Por su parte, la compra de una vivienda turística es la razón para acudir a la feria del 8% de los pre registrados, 3 puntos porcentuales más que en 2018. Además, el interés por comprar como inversión sigue aumentando entre los pre registrados a #SIMA2019: en la edición de este ya son el 13%, tres puntos porcentuales más.

Qué tipología de vivienda buscan

La vivienda en altura sigue siendo la favorita de los pre registrados, el 82%, con un descenso de tres puntos porcentuales con respecto a 2018. La vivienda unifamiliar es la preferia por el 18% de los pre registrados. El objeto del deseo residencial de los potenciales visitantes registrados en la web de SIMA es una vivienda en altura, que es la tipología preferida por el 85%. El 15% restante se decanta por una vivienda unifamiliar.
En el 58% de los casos, los pre registrados busca una vivienda con 3 habitaciones. Es un porcentaje que multiplica por algo más de dos veces el siguiente, que corresponde a los pre registrados que buscan una vivienda de 2 habitaciones, el 25%, y por cuatro veces el de quienes buscan cuatro habitaciones, el 14%. Los demandantes de viviendas con una sola habitación o con más de cuatro son residuales, el 2 y el 1%, respectivamente.

Qué presupuesto tienen

El 18% de los pre registrados en #SIMA2019 afirma tener un presupuesto entre 240.000 y 360.000 euros. Además, una quinta parte de los pre registrados cuenta con un presupuesto superior a 360.000 euros: el 9% hasta 45000 euros y el 4% hasta 540.000 euros. Además, otro 27% de los pre registrados acude a #SIMA2019 con un presupuesto entre 180.000 y 240.000 euros.

Dónde están buscando casa

Madrid capital es la opción preferida para encontrar su casa por el 78% de los pre registrados en la web de la feria, doce puntos porcentuales más que el pasado año. El restante 22% se decanta por cualquier otro municipio de la Comunidad de Madrid.
Entre quienes buscan vivienda en Madrid capital, el 88% desea encontrarla en alguno de los distritos de dentro de la M-30, mientras que el 12% prefiere un distrito fuera de la M-30. Hortaleza (11% de los pre registrados), Fuencarral (9%), Chamartín (7%), Arganzuela (7%) y Vicálvaro (6%).

Fuera del municipio de Madrid, Alcobendas, con un 9% de los pre registrados, es la localidad de Madrid preferida. Le siguen, a continuación, Getafe (7%), Torrejón de Ardoz (7%), Rivas-Vaciamadrid (5%), Móstoles (5%) y Arroyomolinos (5%).